5 canciones de The Rolling Stones para recordar a Charlie Watts según… Beto Lagarda

Hace unos días el mundo del rock perdió a Charlie Watts. El batería fundador de los Rolling Stones nos decía adiós a los 80 años el pasado 24 de agosto. Justo unos días después de anunciar que no iría de gira con la banda para recuperarse de un procedimiento médico posiblemente relacionado con su antiguo cáncer.

Justo ese día, yo mismo publiqué el artículo aniversario de Tattoo You. Quién me iba a decir a mi unos meses atrás cuando redactaba el artículo que ese mismo día nos llegaría el anuncio de la pérdida del gran Charlie. Quedé conmocionado. No soy un fan acérrimo de los Stones, pero si puedo considerarme un buen seguidor pese a que en sus mejores décadas yo aún ni había nacido. Me dolió su partida. Hace tiempo que comentamos que “… llegará el día que todas estas viejas glorias mueran…” y bueno, el primero de ellos es Charlie. Te echaremos de menos.

Con estas cinco piezas más bien poco conocidas rindo homenaje a uno de los más carismáticos baterías del rock.

 

“Get Off of My Cloud”

Álbum: December’s Children (And Everybody’s) (1965)
Autores: Mick Jagger y Keith Richards

Una de las canciones más queridas de la primera etapa de los Stones es “Get Off of My Cloud”. De corte rockero clásico, esta canción contiene una letra es desafiante y rebelde, algo común en los Stones de la época, donde empiezan a cultivar su imagen de «chicos malos». La canción habla de la necesidad de estar solo y de la frustración provocada por la intrusión del vecino, del policía y el vendedor que toca a su puerta que en la mayoría de los casos vienen con demandas estúpidas o extremadamente exasperantes.

La canción se caracteriza por la intro de batería de Charlie Watts y las guitarras gemelas de Brian Jones y Keith Richards. La parte de guitarra de doce cuerdas de Brian Jones sólo puede ser escuchada en la mezcla mono de la canción, pero se puede escuchar claramente en algunos remixes estéreo no oficiales. La labor de Watts tocando rock clásico aquí es tan necesaria como impoluta.


“Can’t You Hear Me Knocking”

Álbum: Sticky Fingers (1971)
Autores: Mick Jagger y Keith Richards

Con sus 7:16 minutos, “Can’t You Hear Me Knocking” es la canción más rockera del disco. La canción arranca con uno de los riffs de Keith más suculentos hasta la fecha. La canción avanza sin tregua hasta que a la mitad cambia de tercio para sonar como una especie de improvisación de blues- jazz con un fenomenal solo de saxo de Bobby Keys momentos antes de que Mick Taylor se luzca con su guitarra una vez más.

En cuanto al trabajo de Charlie Watts, fino como la seda en una de las interpretaciones más jazzisticas del batería. Sus detalles con los platos, su suave golpeo de tambores.. si queda algo deslucido en la segunda linea de sonido pero, si lo buscas, alucinarás con su labor.


“Bitch”

Álbum: Sticky Fingers (1971)
Autores: Mick Jagger y Keith Richards

“Bitch” fue concebida durante las sesiones de Sticky Fingers en octubre de 1970. Richards llegó tarde ese día, transformando una improvisación en uno de sus riffs marca registrada. Según Johns, ingeniero de sonido durante las sesiones, la canción sonaba lenta hasta que Richards se puso la guitarra. «Se puso su guitarra de Perspex transparente y aceleró el ritmo».

«La canción pasó de ser un lío lacónico a ser todo sobre el ritmo. Al instante. Tan pronto como Keith comenzó a tocar, transformó la canción en lo que debía ser.»

La labor de Charlie en “Bitch” se puede escuchar en todo momento, como sustento y llevando gran parte del ritmo por debajo de Richards y sus riffs. Una batería aparentemente simple pero llevada al extremo de la sensacionalidad de la simpleza. Muy agudo en su trabajo un Charlie que sabe siempre donde dar con su baqueta.


“Undercover of the Night”

Álbum: Undercover (1983)
Autores: Mick Jagger y Keith Richards

¿El peor disco de los Stones? Undercover es posiblemente el punto más bajo de la carrera de sus satánicas majestades. Un disco popero con influencias funk y new wave. Un híbrido algo infravalorado que contiene alguna gema oculta como esta homónima que abre el disco o “She Was Hot”.

“Undercover of the Night” es una canción muy funky con un trabajo de batería y percusión increíble. No reconozco bien las lineas firmadas por Watts y las firmadas por el equipo percusionista pero la suma de todo ello nos da una de las canciones más trabajadas de los baquetas.


“Moon Is Up”

Álbum: Voodoo Lounge (1994)
Autores: Mick Jagger y Keith Richards

Voodoo Lounge es uno de los discos menos inspirados de unos Rolling Stones que envejecían igual que su propuesta musical. Viajamos a 1994 ya sin Bill Wyman que abandonó la banda formalmente en 1991 y oficialmente en 1993.

Sin ser un disco malo, Voodoo Lounge es uno de los discos olvidados por los fans de la banda. Un disco de corte clásico con inspiración en el blues, R&B y el country. Pese a que “Love Is Strong” se lleva el honorífico título a la mejor pieza del disco, el trabajo de Charlie en “Moon Is Up” es realmente sensacional. Sin filigranas, Watts es con crecer el mejor Stone en esta notable pieza.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 467 Artículos
Rock en todas sus extensiones