Crónica y fotos del concierto de Watain + Rotting Christ + Profanatica - Sala Razzmatazz 2 (Barcelona), 14 de noviembre de 2018

Watain nos deleitan con su ritual de fuego y azufre en una concurrida Razz 2

Datos del Concierto

Bandas:
Watain + Rotting Christ + Profanatica
 
Fecha: 14 de noviembre de 2018
Lugar: Sala Razzmatazz 2 (Barcelona)
Promotora: Madness Live!
Asistencia aproximada: 600 personas

Fotos

Fotos por Josep M Llovera

Llegó el día en que la oscuridad se apoderó de la ciudad condal, el día en que las huestes de Watain la liaron bien con su particular imaginario casi llenando la sala Razzmatazz 2 de ansiosos metaleros, pero la noche tuvo algunos altibajos que paso a relatar a continuación.

Profanatica

La velada empezó con Profanatica, formación americana de black/death metal que se presentaron en formato trío ataviados con unos trajes de monje y pintados, una curiosa imagen. Bajo a un lado, guitarra al otro y el batería/cantante en medio. Sin mediar palabra empezaron con un sonido algo sucio al principio y sobre todo muy fuerte. A la voz le metieron una reverb brutal y además un delay que la hacia totalmente indescifrable pero que en conjunto cuajaba con la intención de su música.

Una buena mezcla de los dos géneros musicales que a pesar de ser sencillo tenían trozos bastante entretenidos pero al final me pareció todo bastante igual y me aburrieron un poco.

A los pocos que nos habíamos reunido a primera hora para verles no nos entusiasmaron demasiado aunque algunos pocos si que se les vio disfrutar con su propuesta musical con trozos lentos, otros más rápidos con un mismo nexo: la oscuridad.

Rotting Christ

Los siguientes en ocupar el escenario fueron Rotting Christ que ya nos habían visitado a principios de año como cabezas de cartel realizando un gran concierto junto a Carach Angren y pensé que nos ofrecerían algo diferente y más movido al no disponer de tanto tiempo. Pero no, se centraron un poco en los medios tiempos y a casi obligar a la gente en cada canción a hacer hey! hey! con los puños en alto o a dar palmas. Un rato bien pero, ¿todo el rato?

Empezaron con «666» y eso ya nos pudo dar una idea que su concierto iba a girar alrededor de la figura de satanás, el diablo y todas su formas posibles (algo trillado ya el tema). Tiraron de épica y, como he dicho antes, puede estar bien un rato pero cuando superas los 40 minutos con esa letanía, pues no.

Siguieron con una canción nueva del disco que verá la luz el próximo año, también algo épica y siguiendo la línea que están llevando en sus últimos discos. «Elthe Kyrie» fue mucho más agresiva pero no sé, no acabé de conectar. Eso sí, cabe destacar que gozaron de un buen sonido y la batería tenía una pegada brutal.

Más ritual tedioso con «Apage Satana» en la que solo destacó el trabajo de percusión y el vocal, vamos, lo único que suena en la canción, pero yo no creo que sea para directo con sus más de cinco minutos de duración.

Me animé un poco y a gran parte del público con «The Sign of Evil Existence» de su gran disco Thy Mighty Contract (1993) pero ni por asomo sonó con la crudeza que desprende en disco. A «The Forest of N’Gai» le ocurrió lo mismo, a pesar de ser old school, ya que data de un Ep del 91, con su sonido actual pierde esencia.

Tostonazo padre con «Societas Satanas», una versión del grupo Thou Art Lord, por muy trve cvlt que sean no me dice nada y siempre la dejan caer. Y venga va, más aburrimiento con «In Yumen-Xibalba». ¿No era un concierto de black metal esto? Parecía un concierto de doom.

Por fin terminaron con «Grandis Spiritus Diavolos» (ostras, il Diavolo otra vez), otra épica canción con mucha melodía. No recuerdo que su anterior visita fuese tan anodina y monótona pero la verdad que no acertaron mucho con el repertorio.

Setlist Rotting Christ:

666
Fire God Death
Elthe Kyrie
Apage Satana
The Sign of Evil Existence
The Forest of N’Gai
Societas Satanas (Thou Art Lord cover)
In Yumen-Xibalba
Grandis Spiritus Diavolos

Watain

Al volver a entrar a la sala se había llenado de un olor a chamusquina, cruces invertidas, cadenas y un impresionante logo forjado con hierro que coronaba la batería. También mucho humo que ocupaba parte de la sala que ya ofrecía un gran ambiente con todo el público ansioso para verles en acción.

Fueron apareciendo a escena con sus corpse paint tan característicos y su indumentaria rodeados de una mística que se echa en falta en estos días. Empezaron fuertes y a todo trapo con «Storm of the Antichrist» para seguir con «Nuclear Alchemy» de su más reciente disco, pura brutalidad. Gozaron de buen sonido pero a veces entre tanta distorsión costaba apreciar bien los detalles de las guitarras sobre todo, siendo una parte fundamental en su música.

Me gustó particularmente «The Child Must Die» (ya solo el título es brutal) recordándome a la mejor época del black metal de corte melódico. Mirada al pasado con «Agony Fires», pura liturgia negra con Erik Danielsson sosteniendo una gran antorcha ardiendo entre sus compañeros. También hubo un momento que sacó una especie de cáliz y tras una pequeña ceremonia roció a las primeras filas con vete a saber qué.

Repaso del nuevo disco con la pútrida y agresiva «Furor Diabolicus» (me gustó más su visión del Diablo) siguiendo con otra brutalidad del mismo trabajo como es «Sacred Damnation», una pasada de velocidad y mala leche. Un grupo en estado de gracia y con una puesta en escena espectacular.

Por fin cayó «The Golden Horns of Darash» de su gran disco Casus Luciferus (2003), un disco muy en la onda de Dissection que siempre me ha parecido sublime. «Malfeitor» sonó genial, una devastación melódica en todo su esplendor, una canción que dejó nuestras cervicales para el arrastre.

Nos ofrecieron «Towards the Sanctuary» para acabar de rematar la presentación de Trident Wolf Eclipse (2018) y para terminar la impresionante «The Serpent’s Chalice». Tras esta canción nos dejaron unos cinco minutos con una música muy atmosférica y una tenues luces esperando a ver si salían para un bis pero no fue así, se acabó.

La verdad que Watain hicieron que muchos de los que fuimos quedásemos más que satisfechos pero, de buen seguro, hubiésemos agradecido que el concierto durase algo más. Lo de tocar una hora y para «casa» se está volviendo algo demasiado habitual.

Setlist Watain:

Storm of the Antichrist
Nuclear Alchemy
The Child Must Die
Agony Fires
Furor Diabolicus
Sacred Damnation
The Golden Horns of Darash
Malfeitor
Towards the Sanctuary
The Serpent’s Chalice

Robert Garcia
Sobre Robert Garcia 337 Artículos
Death, thrash, djent, dark, progresivo, doom, black, experimental, jazz, clásica, electrónica... La música me mantiene vivo, es una droga que da sentido a este extraño sueño llamado vida. Músico autodidacta, guitarrista, cantante y enfermo de escuchar y escuchar música sin parar.