Tomb – Rites of Forlorn Interment

Nuestra Nota


8.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 1 de noviembre de 2021
Discográfica: Pathologically Explicit Recordings
 
Componentes:
J - Voz
Disjorge - Guitarra, bajo
David Black - Batería

Temas

1. Prosthesis (2:06)
2. Ascend to Transcend (5:16)
3. Subject to the Will of Gods (3:59)
4. Ekphora (4:07)
5. Towers of Silence (3:33)
6. Vivus Facit (4:40)
7. Last Breath of the Decedent (6:20)
8. Peredeipnon (3:03)

Multimedia


Escucha y compra

Este disco en Amazon: Tomb – Rites of Forlorn Interment
Todos los discos de Tomb en Amazon


¡L@s fans del brutal death estáis de suerte! Si os gusta Devourment, GorgasmWormed, o semejantes, os agradará saber que a finales del año pasado (2021), Tomb sacaron su primer álbum de larga duración, Rites of Forlorn Interment, a través de Pathologically Explicit Recordings.

Si les acabáis de descubrir, sabed que Tomb es una banda internacional que combina el slam con el brutal death. Los músicos provienen tanto de Canadá como de el País Vasco, y ya os puedo asegurar de antemano que su slamming brutal death no deja ni una cabeza sin moverse de arriba a abajo. Ya en su primer EP de cuatro canciones, Entrance to Primordial Funerations (2018), demostraron que su estilo va más allá, con sonidos sacados del mismísimo infierno y riffs con el peso de 50 búfalos enormes.

El álbum arranca con «Prosthesis», un tema que sirve de introducción a la tralla que se vendrá a continuación. El riff principal que se repite al largo de la pista resulta pesado y abrumador, es posible sentir como te va consumiendo lentamente mientras te acerca a la oscuridad constante y amenazadora que ambienta el Rites of Forlorn Interment.

La segunda canción, «Ascend to Transcend» continúa con el riff que presentaba el primer tema pero se saca las entrañas directamente. Las líneas de bajo son tremendísimas y la voz de J (Hex, Virulency) al puro estilo de bandas como Defeated Sanity o Disgorge, con unos graves descomunales que parecen sonidos desde las profundidades del océano. Como era de suponer, no se entiende ni papa de lo que dice, aunque no hace falta para nada, sin necesidad de una letra definida es fácil entender que los temas de Tomb tratan sobre la muerte, los entierros, las vísceras y la desolación. El riff principal es denso, con un ritmo calculadísimo que provoca la tensión perfecta para introducir el misterio más sofocante. Sin duda es uno de los temazos a destacar de esta abominable creación musical. Hay momentos realmente buenos en esta pista, y es que los sonidos vocales ahogados de la segunda mitad del tema están extremadamente bien conseguidos, parecen hechos por una bestia alienígena gigantesca que vive escondida en las profundidades de la tierra, y cuando se empalman con la batería a todo trapo, pega un subidón loquísimo.

Para hablar de «Subject to the Will of Gods», el tercer tema, tenemos que hablar de Dave Black (Blastomycosis, Gravitational Distortion, Will of the Ancients, A Weapon of Choice), el batería que me ha puesto los pelos de punta esta vez (y no solo en este tema), sus blast beats y golpes asquerosamente técnicos son un must en las composiciones de la banda. La batería derrocha tecnicidad a la vez que lujuria, una gran evidencia del impacto que causan los músicos que componen el grupo. El tema es repugnante en el más bueno de los sentidos, y sin duda se nota la calidad de la producción. Al principio, las voces sobrepuestas son capaces de transportarnos hacia dónde la muerte conduce a sus almas más viles, que se concentran para planear una gran masacre mundial en la que solo aquellos súbditos del infierno sobrevivirán.

Pasamos a «Ekphora» y las guitarras de Disjorge (Endoparasitic, Fixation on Suffering, Fragments of ParoxysmInfertile Surrogacy, MDMA, Putreseminal ViscosityStrappado, Virulency) resuenan por doquier y se combinan con los growls vomitivos de J para completar la potente pista que tenemos el placer de escuchar en tercer lugar. Mientras avanza, se respira cada vez más miedo entre líneas, es casi como un aviso. Los breakdowns de este tema son épicos y me resuenan a Disentomb y Cerebral Effusion. Desde luego es una canción que necesita más de una escucha, llena de matices escondidos entre la atrocidad.

La enfermedad se propaga hasta «Towers of Silence», dónde los riffs de guitarra son puro brutal death tremendísimo y el slam inicial nos marca la entrada de otro gran tema, que al igual que «Vivus Facit», sigue la línea original del Rites of Forlorn Interment para someternos al puro suspense en cada fraseo. Este sexto tema, «Vivus Facit» se relaja un poco, y en comparación con el resto de pistas, tiene incluso un toque más black, con un riff lúgubre que se repite y la batería a puro blast beat atinadísimo.

Quizás mi tema favorito del álbum es «Last Breath of the Decedent», sin duda es desmesuradamente bárbaro y sanguinario, un 10/10 en todos los aspectos. Los instrumentos están afiladísimos y no dejan ni un segundo de descanso en la composición. Realmente consiguen reventarte la cabeza desde dentro mientras cada gutural es como un trueno infinito.

Llegamos a la última pista y es una pena que se termine este festival de entrañas y aniquilación. «Peredeipnon» podriamos decir que es una canción sigilosa, con ruidos tenues que exageran aún más el misterio que ya invadía la atmosfera del álbum, resaltando la imprudencia y tenebrosidad que forma el brutal Rites of Forlorn Interment.

Llegados a este punto, solo me falta recalcar que estamos hablando de un debut, o sea que vamos a flipar con sus próximos lanzamientos, vamos… ¡Esto promete! Corred a echarle un vistazo a los trepidantes Tomb, que son la mezcla perfecta entre el asolamiento y la devastación, de seguro no os defraudaran.

Avatar
Sobre Irene Vernedas 66 Artículos
Mi nombre de fotógrafa es BlackSpell Coven porque Irene era demasiado poco metal.
Normalmente hago fotos de bolos y festivales, pero si quieres una sesión o un book de tu perro, ¡te lo dejo a buen precio!