The Obsessed – Lunar Womb (Especial 30º Aniversario)

Ficha técnica

Publicado el 23 de septiembre de 1991
Discográfica: Hellhound Records
 
Componentes:
Scott "Wino" Weinrich - Voz, guitarra
Scott Reeder - Bajo, coros
Greg Rogers - Batería

Temas

1. Brother Blue Steel (3:25)
2. Bardo (2:19)
3. Hiding Mask (3:52)
4. Spew (3:05)
5. Kachina (3:42)
6. Jaded (3:56)
7. Back to Zero (3:55)
8. No Blame (1:24)
9. No Mas (2:49)
10. Endless Circles (4:11)
11. Lunar Womb (6:22)
12. Embryo (1:47)

Multimedia


Escucha y compra

Este disco en Amazon: The Obsessed – Lunar Womb (Especial 30º Aniversario)
Todos los discos de The Obsessed en Amazon


Saturno devorando a un hijo es una de las obras más macabras de la pintura española. Francisco de Goya creó catorce obras entre 1819 y 1823 que se han aglutinado bajo el concepto de Pinturas Negras. Éstas fueron pintadas con la técnica del óleo al secco y sirvieron para decorar los muros de su casa. Representa al titán Chronos, o Saturno en la mitología romana, en el acto de devorar a uno de sus hijos. La figura era emblema alegórico del paso del tiempo, pues Chronos se comía a los hijos recién nacidos de Rea, su mujer, por temor a ser destronado por uno de ellos.

Sirva esto como introducción al aniversario de Lunar Womb, el segundo disco de los norteamericanos The Obsessed. Más allá de el contenido musical de este disco, la imagen de portada muestra el cuadro de Francisco de Goya en todo su esplendor. Recuerdo que mi entrada en The Obsessed fue tras observar dicha imagen, pues siempre me ha parecido que Saturno devorando a un hijo es uno de los cuadros más intrigantes y emocionantes que uno puede ver en el Museo del Prado madrileño.

Entonces, en un momento casual, descubrí que esta banda de doom metal que conocía de oídas usaba el cuadro de Goya para ilustrar un disco. ¡Le damos caña! Entonces mi relación con el doom era más bien pobre. Mis conocimientos iban de Black Sabbath a Black Sabbath sin pasar por otra banda. Y bueno, todos sabemos que la banda de Iommi no es el más fiel ejemplo del doom. Escuché Lunar Womb y lo disfruté. Pero nada más.

Con el tiempo si acabé por descubrir bien el doom gracias al segmento que comprendía a las bandas de death doom como Katatonia o Paradise Lost. Finalmente caí en el género madre siendo The Obsessed y Saint Vitus las dos bandas de cabecera en mi viaje por la melodía de la apocalipsis.

The Obsessed siempre ha sido como el hermano pequeño de Saint Vitus. Pero las diferencias entre bandas son notables y a veces uno tira más hacia la banda de Scott “Wino” Weinrich y en otros momentos se inclina uno hacia la de Scott Reagers y Dave Chandler. The Obsessed vivió de cerca el nacimiento del stoner, de hecho Scott Reeder (futuro Kyuss) es el bajista en Lunar Womb y su esencia stoner se puede ver entre las lineas del disco.

Lunar Womb nace como el despegue final de Wino tras su paso por Saint Vitus. Respaldado por una sección rítmica completamente nueva con el bajista / coproductor Scott Reader y el batería Greg Rogers, Wino pareció encontrar su liberación como compositor gestando canciones memorables como «Brother Blue Steel».

Ésta es sin duda una de las mejores canciones de Wino, los versos fluyen con una fluidez impecable y el paso de la canción parece seguro y autoritario. La canción se muestra con una facilidad segura de sí misma al barajar entre un ritmo medio lento y un ritmo rápido y rugiente que muestran destreza y control, de una manera que pocos podrían lograr.

Más allá de la canción comentada, Lunar Womb cuenta con unas canciones excepcionales que brindan una experiencia abrumadora al oyente. Canciones pesadas con riffs monolíticos de fácil acorde, canciones con aroma desértico, canciones con vida propia.

Lunar Womb es un disco suculento y entretenido. Si eres novel en el mundo del doom más primitivo, este disco es una buena entrada en un mundo nuevo.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 481 Artículos
Rock en todas sus extensiones