Texas Terri: El punk al desnudo

Me sentí realmente mal al ver que mis pechos quedaban a la vista de todo el mundo, pero a la vez tuve un sentimiento de puro rock & roll al estar allí sin camiseta”. (Texas Terri)

La imagen de Texas Terri la llevamos muchas y muchos marcada a fuego: esa figura tatuada, con pelo rojo chillón, pantalones de cuero y torso semidesnudo. Es una de las divas del punk underground si bien nunca llegó al estatus de Nina Hagen, Patti Smith o Wendy O’Williams. Su derroche de directo y actitud van siempre unidos a su imagen con sus pechos tapados con cinta aislante en forma de cruz. Posiblemente esa cruz no existiría si no fuera por las leyes norteamericanas que prohíben el topless. En Europa, Terri disfruta de libertad de unas leyes más laxas y de vez en cuanto se libera completamente llegando a aparecer desnuda.

La publicación mensual decana Popular 1 jugó un papel clave a la hora de dar a conocer a Terri en estas tierras y curiosamente es aquí y en Alemania cuando su popularidad fue subiendo en la década pasada. Su creciente éxito europeo motivó incluso que Texas se instalase en Berlín. Lleva ya más de tres décadas en los escenarios si bien no es muy prolífica en lo que a discos se refiere y en esta última década no se ha prodigado mucho sobre los escenarios. Su vida es el directo y allí es donde le gusta entregarse a fondo ante su público. A pesar de que se la reconoce por su exhibicionismo, su música y entrega son más que suficientes para convencernos de su propuesta, pero cuando uno crea un personaje, suele estar encadenado a él. Ver en directo a Texas Terri sin su toque sexy sería a día de hoy impensable.

Bueno, ¿posiblemente se me considere personaje de culto porque solía tocar en topless? No lo sé. Pero si soy una “banda de culto”, no está mal serlo, siempre que vengan fans a mis shows y lo pasemos en grande juntos. Siempre que esto pase yo estaré de acuerdo con lo que la gente quiera llamarme. Supongo que Alice Cooper es una “banda de culto” también, ¡y a mí me encanta Alice!”. (Texas Terri)

Trayectoria

Terri Laird nació en 1955 en Texas y tuvo muy claro que el rock n’ roll era su vocación. Pasaba horas haciendo posturitas delante el espejo y ya en 1984 el espejo fue cambiado por los escenarios. The Killer Crows sería su primera banda en California, pero pronto formaría su propia agrupación: Terri & The Stiff Ones con Don “Demon Boy” Cilurso, guitarrista con el que compartiría tareas de composición y letras. Su disco lo encontramos años después, en 1998, titulado como Eat Shit. Las posteriores reediciones del disco han salido con varias canciones añadidas y consiguieron hacerse un nombre en ambos lados del Atlántico. Años más tarde Demon Boy abandona a Terri y esta se ve obligada a buscar un nuevo nombre para su proyecto: Texas Terri Bomb. Bajo este nombre aparece el disco Your Lips… My Ass!, con el afamado productor Jack Douglas y con la colaboración especial de Wayne Kramer de los MC5.

Soy popular en España gracias a la revista Popular 1 y a Kike Túrmix de Safety Pins Records. Ellos me ayudaron a devolverme la popularidad alrededor de 1999 y el 2000”. (Texas Terri)

Durante años estuvo Terri en busca de un sustituto para la labor de Demon Boy y le encantaría poder funcionar como banda, pero las cosas no son siempre fáciles. Su devoción por los directos hace que haya decidido buscar a músicos locales, fans de su música, y de ensayar unos días antes de los conciertos. Esa misma fórmula la utiliza la leyenda del punk Marky Ramone. Es una opción económica y que permite abaratar costes y no tener que soportar fricciones de convivencia en las giras, pero también tiene sus contras evidentes. Verla en directo es todo un espectáculo que va mucho más allá de su exhibicionismo, aunque también es verdad que en esta última década poco hemos sabido de ella. Es consciente de que posiblemente si no se hubiese llegado a desnudar posiblemente nunca habría llegado al estatus de banda de culto. ¡Pero tanto da, ella tenía calor!

En los Estados Unidos una mujer puede ser arrestada por hacer topless si no lleva nada que le cubra los pezones. Así que la primera vez que vine a Europa por primera vez me encantó el hecho de no tener que preocuparme por ello. Aunque confieso que le he cogido cariño al hecho de ponerme cinta adhesiva en los pezones. Creo que me da un look genial, así que en Europa también aparezco con cinta adhesiva cubriendo mis pezones”. (Texas Terri)

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 495 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.