Sepultura – Beneath the Remains: Hoy cumple 30 años esta maravilla del metal extremo

Ficha técnica

Publicado el 7 de abril de 1989
Discográfica: Roadrace Records
 
Componentes:
Max Cavalera - Voz, guitarra
Andreas Kisser - Guitarra
Paulo Jr. - Bajo
Igor Cavalera - Batería

Temas

1. Beneath the Remains (5:13)
2. Inner Self (5:10)
3. Stronger than Hate (5:52)
4. Mass Hypnosis (4:26)
5. Sarcasti Existence (4:45)
6. Slaves of Pain (4:03)
7. Lobotomy (4:58)
8. Hungry (4:30)
9. Primitive Future (3:09)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Sepultura – Beneath the Remains: Hoy cumple 30 años esta maravilla del metal extremo
Todos los discos de Sepultura en Amazon


Parece mentira que ya hayan pasado 30 años desde la publicación del disco que puso a Sepultura en boca de todos y con el que se dieron a conocer al mundo entero. Antes habían sacado un par de discos en los cuales ya se veía una evolución en su sonido, fueron aprendiendo a componer de una manera más madura y con este demostraron tener las ideas más frescas a la hora de crear música, una explosiva mezcla de death metal con thrash, corrosivo, agresivo y directo. Su temática dejó de lado cualquier atisbo de satanismo para centrarse en lo que afecta al mundo que les rodea y que bueno, no ha cambiado mucho en estas tres décadas.

Lo primero que conseguí de ellos fue un directo pirata del año 91 en el que interpretaban canciones del Arise (1991) y del que nos ocupa con el añadido de unas cuantas versiones y la siempre genial “Troops of Doom”. En este disco escuché por primera vez canciones del Beneath, después ya conseguí que me lo pasaran en cinta y más tarde encontré una reedición de lujo remasterizado que aún conservo y que sigue sonando tremendo.

Quien no conozca este disco o no le gusta el metal o ha estado en coma desde hace mucho tiempo y es una joya desde el momento que le das al play hasta que termina. La canción “Beneath the Remains” no requiere presentación ya que ella misma es una total declaración de intenciones, una hostia en la mesa bien dada. Esa intro acústica es puro oro y el desarrollo de la misma es sencillamente sublime.

“Inner Self” no se queda atrás y sigue partiendo cervicales a base de bien. Letra introspectiva, sencilla pero efectiva. Los riffs y los solos tienen un nivel excelente y la contundencia del conjunto muestra a un grupo en estado de gracia. Sobre todo el solo de esta canción me sigue fascinando aunque lo haya escuchado miles de veces. Velocidad y mala leche con un Max a las voces que aunque aún no tenía el nivel que mostró en Arise si que se nota que están mucho más trabajadas.

Pura adrenalina con “Stronger than Hate” con la que no puedes evitar volverte loco. No entiendo como no se le dio más protagonismo en su carrera siendo una canción muy elaborada con partes memorables. Los cambios son muy dinámicos, speedicos, directos y van a degüello. En esa época era difícil encontrar grupos que tocasen a esas velocidades (hoy en día está todo superado) y me dejaban alucinado. El disco está plagado de canciones largas cosa que no era muy habitual aunque con tantos cambios no aburren ni un segundo. El final con ese bajo hiper técnico es un genial colofón.

Otro gran clásico que encontramos en este disco es “Mass Hypnosis” con esas reconocibles guitarras de Andreas Kisser dirigiendo el cotarro. No hace falta decir mucho sobre este himno que habla de la masiva manipulación a la que somos sometidos día tras día. La parte acústica y el siguiente solo son simplemente deliciosos.

Llegamos a la segunda parte del disco que contiene las canciones, podríamos así decirlo, menos conocidas o menos mediáticas aunque no exentas de calidad ya que todo este disco en sí es una maravilla. “Sarcastic Existence” tiene un carácter vacilón y personalmente me pone a mil fascinado por esos arreglos tan fantásticos de Kisser. También cabe destacar la labor del productor Scott Burns y la mezcla realizada por parte de Tim Morris que consiguieron hacer un trabajo casi perfecto.

Desenfreno total con “Slaves of Pain”, thrash/death en vena, intenso y potente, siendo otro himno de protesta muy bien hilvanado y compuesto. “Lobotomy” sigue más o menos la línea de la anterior siendo bastante agresiva. Plagada de cambios, parones, solos y diferentes pasajes te hacen estar atento para no perderte ni un detalle de la lluvia de hostias que te está cayendo.

Más mala leche con “Hungry” y es que el hambre hace que saques tus más primitivos instintos. Y de esto precisamente habla esta canción. Gran trabajo de las guitarras que, aunque hoy en día puedan parecer sencillas con la de monstruos de las 6/7/8 cuerdas que hay, en esa época hacían gala de una técnica envidiable.

Como última canción eligieron “Primitive Future” que no baja las revoluciones para nada, aquí no hay ni un segundo de respiro, os lo aseguro. Es la más corta y más a piñón con un solo espectacular.

Aprendí muchas cosas de guitarra cuando empecé a tener nivel para tocar las canciones de este disco y lo tengo como una pieza clave para entender la evolución del metal extremo a nivel global. Su siguiente obra ya los acabó de encumbrar a lo más alto para después poco a poco ir cayendo en el abismo, pero eso lo dejaremos para otra ocasión.

Robert Garcia
Sobre Robert Garcia 230 Artículos
Death, thrash, djent, dark, progresivo, doom, black, experimental, jazz, clásica, electrónica... La música me mantiene vivo, es una droga que da sentido a este extraño sueño llamado vida. Músico autodidacta, guitarrista, cantante y enfermo de escuchar y escuchar música sin parar.