Science of Noise se hace cargo de la dirección del diario ABC

Tras observar con sorpresa cómo a mediados de este año 2019 la gente de The Metal Circus se hizo con los mandos de la redacción de una publicación tan histórica y relevante dentro de la escena metálica como es Metal Hammer (aprovechando así para darse a ellos mismos, de paso, el premio a mejor web de 2018), en Science of Noise nos quedamos con la sensación agridulce de que nos habían pasado la mano por la cara de mala manera, así que para no quedarnos atrás y dar el siguiente paso en el imparable crecimiento que, como fin último, contempla la dominación mundial absoluta y definitiva, creímos que se antojaba necesario formar equipo y controlar también la redacción de una cabecera de papel de prestigio para que nuestras evangelizadoras palabras llegaran lo más lejos posible.

Después de un cónclave de emergencia del núcleo duro de la revista para evaluar la gravedad de la situación y las posibilidades de las que disponíamos, y descartadas las opciones de ir a llamar a la puerta de publicaciones del mundillo como La Heavy, This is Rock o demases por tratarse a nuestro juicio de caminos demasiado previsibles (ya sabéis que en esta casa siempre hemos intentado actuar con la originalidad por bandera, y por eso, entre otras cosas, nos hemos inventado el concepto de «Top 5», causando así rabietas habituales en nuestra redacción cuando a algun otro medio se le ocurre hacer uno), empezamos a contactar con gran cantidad de publicaciones punteras del panorama periodístico estatal para así sondear y conocer de primera mano la predisposición existente por parte de todas ellas a que nos convirtiéramos en los nuevos amos y señores de su línea editorial.

Ahora que ya está todo cerrado podemos confirmar, tal y como fuertes rumores ya sugerían hace unos meses, que efectivamente estuvimos muy cerca de cerrar un acuerdo con la prestigiosa revista de caza y pesca «Jara y sedal«, pero el veto y la amenaza de dimisión irrevocable ejercida por nuestro director (vegetariano convencido y, por ello, objeto de mofa y befa habitual en cualquier conversación interna) echó para atrás la decisión tomada casi unánimemente por el resto del núcleo. Rechazada también la oferta de «¡QMD!» porque su estilo y público habitual se ajusta más a la de otras revistas de la competencia que a la nuestra, finalmente nos convencimos de que necesitábamos empoderarnos y creer de verdad en nuestro potencial, de forma que no tenía sentido ponernos impedimentos ni freno a nosotros mismos.

Por ello, observamos como el auge y la continua aparición de virulentas y numerosas publicaciones tanto en papel como en internet luchando por un espacio entre la audiencia retrógrada y derechona de este país ha hecho que algunos de los baluartes más veteranos y firmes en esta misión estén sufriendo fuertes descensos de popularidad. Por ello, el Consejo Directivo del Grupo Vocento, editor de la histórica cabecera madrileña ABC, creyó que la línea editorial notoriamente casposa del diario necesitaba una renovación después de más de 115 años sirviendo de muleta al derechismo y al conservadurismo más rancio, así que viendo que nosotros hablamos solo moderadamente sobre Barón Rojo, Obús y demás figuras históricas del rock y el metal patrio, valoraron nuestra oferta con sorprendentes buenos ojos y como una oportunidad de llegar a un público distinto.

Se dice que la recomendación y las buenas palabras de una buena amiga de Science of Noise como es Marta Ferrusola, que es bien conocido que va a misa a menudo con varios de los responsables pasados y presentes del periódico madrileño, ha sido decisiva para que este acuerdo llegara a buen puerto. En este sentido, podemos avanzar también que la ex primera dama catalana contará con una columna semanal donde desmenuzará con detalle todas las novedades del mundo del death metal, género del que es notoriamente experta.

El nuevo periódico, que como muestra de confianza en la nueva línea editorial incrementará su tirada diaria hasta los 350.000 ejemplares, ha entrado ya en circulación hoy mismo con los húngaros Malokarpatan como mediáticos protagonistas de su primera portada. A pesar de que, en general, el cambio editorial ha sido recibido con elogios y alabanzas en la mayoría de esferas periodísticas tanto estatales como en el extranjero, al poco de conocerse la noticia un nutrido grupo de señoras con abultados abrigos de piel y voluminosas permanentes teñidas se ha congregado a las puertas de la sede del diario en la Calle Juan Ignacio Luca de Tena de Madrid para protestar vigorosamente. Ante ello, y para calmar sus ánimos, la nueva dirección ha afirmado que aunque la versión web de Science of Noise mantendrá su estructura sin diferencias sustanciales, a partir de ahora se introducirán algunos elementos nuevos como la publicación de la Hoja Episcopal de cada domingo y la incorporación al staff habitual de columnistas de reconocido prestigio como son Jaime Peñafiel, Hermann Tertsch o Curri Valenzuela, que desde hoy mismo estrujarán su malabarismo argumental para aportar interesantes, valiosos y apasionados alegatos sobre múltiples temas de rabiosa actualidad en la esfera rock y metal.

Ante esta noticia, nos han llegado rumores de que los chicos de Manners of Hate han empezado negociaciones con Paco Marhuenda, director de La Razón, para establecer una colaboración en términos parecidos.

Avatar
Sobre Albert Vila 872 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.