Los rincones favoritos de los fotógrafos confinados

Hoy os traemos algo diferente, una muestra representativa de los fotógrafos de este país que nos revelan, a través de sus objetivos, el rincón favorito de sus casas, y nos han respondido también a tres preguntas para que nos den su visión sobre el maldito coronavirus y sus consecuencias.

Aquí os dejamos las preguntas que les formulamos:

1. Esta captura, ¿qué representa para ti?
2. ¿Cómo vives la situación actual de confinamiento?
3. ¿Cómo ves el futuro y qué esperas de él?

 

Alfredo M. Geisse

Colaborador en muchas publicaciones, destaca sobre todo su labor en Metal Hammer fotografiando a infinidad de grupos, siendo su trabajo más reciente las fotos que realizó para el disco de Deldrac.

https://www.facebook.com/alfredomgeisse/

1. Este que veis es mi “laboratorio infernal”. Aquí pierdo la noción del tiempo, investigando, probando, creando. Es donde habitualmente “torturo” mis imágenes y les suelo buscar “los tres pies al gato”. Me gusta escuchar música mientras estoy aquí porque, no sé si es efecto de la cortina, pero suenan unos graves cojonudos. Al fondo, en la pared, una de las fotos de la sesión que hice con Deldrac para su Against Tyranny (2019) y que tiene un significado especial para mí. Al ladito, el primer póster que me publicaron en la Metal Hammer, Danny Filth de Cradle of Filth en la Salamandra en el año 2018.

2. Con gran incertidumbre. Nadie sabe el alcance que puede llegar a tener todo esto. Vemos amigos y conocidos caer a nuestro alrededor y temes que tarde o temprano te toque a ti o a los tuyos. Tampoco te puedes dejar llevar mucho por los medios y las redes, al final siempre acabas dedicando demasiado tiempo a contrastar noticias o informaciones y lo único que generan es desconfianza.

La música siempre está ahí, para equilibrar la mente, te lleva a donde quieras llegar… Imprescindible para sobrellevarlo todo. Aprovecho para ponerme al día con cosas que se iban quedando en el tintero, discos que escuchar, preparar al detalle trabajos que han quedado pospuestos para el verano, fotos que editar, revisiones, colecciones,…

3. Da la sensación de que esto va para largo. El gran problema es la música en directo, pues ahora parece complicado volver a ver un concierto con 4.000 o 5.000 personas en sala, y no hablemos de festivales multitudinarios. Tardaremos tiempo en volver a verlo. Nos queda la esperanza del verano, que aún falta. A ver si todo va mejor y podemos retomar un poco el pulso. También es verdad que como humanos somos capaces de adaptarnos a todo y, si algo debe cambiar, ya nos las ingeniáremos y buscaremos ideas alternativas, como poco originales, que permitan a la ya castigada industria musical seguir subsistiendo.


Enric Minguillón

Fotógrafo freelance que ha colaborado y colabora con infinidad de medios.

https://www.facebook.com/eminguillonsl

1. La situación actual en la que estamos viviendo, representa la utilidad que le podemos dar actualmente a las acreditaciones. Con varios photopasses he representado una señal de STOP, dentro de la cual he «dibujado» un coronavirus, dando a entender que lo podemos PARAR.

2. Pues para nada tengo tiempo para aburrirme. De hecho ahora dispongo de más tiempo para editar fotos, organizar carpetas de conciertos y ordenar las fotos de mis discos duros.

3. Más que cómo veo el futuro, es cómo deseo que vaya. Que acabe ya esta pesadilla y que volvamos a la normalidad en el mundo de la música y de los conciertos.


Ferran Descarrega

Freelance, lleva años fotografiando todo lo que se mueve; está en todas partes.

https://www.facebook.com/ferrandescarrega69/

1. Es un lugar donde me encuentro conmigo mismo, recordando mientras edito los mejores momentos del día y la noche, y sonriendo con las instantáneas de los colegas. La verdad es que muchas veces no me acuerdo de ciertos momentos hasta que no veo las fotos.

2. Pues la vivo como todo el mundo, con cierta angustia pensando que es lo que vendrá después de que pase todo esto. También, con cierta tristeza al pensar que mucha gente se quedará sin trabajo.

3. Soy optimista respecto al futuro, pues creo que volveremos a ser otra vez nosotros mismo, aunque al principio nos cueste mucho.


Irene Serrano

Fotógrafa top 10, ha colaborado en casi todas las revistas del país y en alguna internacional. Ha realizado trabajos fotográficos a grandes músicos como Devin Townsend, Moonspell, Wolfheart, At the Gates, Anneke, Simone Simons, Pain of Salvation, Leprous, Rotting Christ, Dark Tranquillity, Saturnus, Helevorn, Heleven, Romanthica, Erik Segel, o al productor sueco Jens Bogren.

http://ireneserranophotography.com/
Vídeo promocional

1. Bueno, desde que tengo uso de razón he tocado el piano. He estado muy vinculada con la música desde que era muy pequeña. Hice hasta grado de medio de piano en el Conservatorio de Música Victoria Eugenia de Granada que lamentablemente tuve que dejar por una grave tendinitis.¡Quién sabe! Si hubiese podido continuar igual ahora estaría tocando en alguna banda… jajaja. Lo que te puede cambiar la vida según la decisión que tomes…

Como decía, la vinculación que tengo con la música es muy grande, así que nunca ha faltado un piano allá dónde he ido. Tengo que decir que no toco en público, ni para nadie, por eso este es mi rincón especial, simplemente porque es uno de esos “espacios” dónde solo existimos la música y yo, no hay nada más, ni nadie más. Así que cuando estoy a punto de explosionar, cuándo no aguanto más, me siento ahí y empiezo a tocar, ya sea partituras de Leudovico Enaudi, Michael Nyman o los Nocturnos de Chopin, que también me apasionan, entre otras. También me gusta poder sacar algunos temas de las bandas que sigo o que son especiales para mí como Cult of Luna, Leprous, Anathema («Closer», «Are You There?»,…), o últimamente de Moon and Azure Shadow, banda que os recomiendo que escuchéis. La evasión es importante para cualquier persona. Para mí, esto y salir a correr son dos de mis evasiones diarias, aunque ahora con la Covid-19 solo puedo disfrutar de una de ellas.

2. Pues supongo que como todo el mundo. Dudo que alguien diga que está de puta madre estar encerrado en casa durante ya, 16 días que llevamos, o al menos esos son los que llevo yo.

Estoy tele-trabajando en casa de lunes a viernes, que lo quieras o no, al menos ese tiempo pasa rápido. El resto del día intento tener las horas ocupadas, así que me propuse no parar nada de lo que hacía antes. Lógicamente los conciertos están parados, aunque tenemos muchas bandas que hacen sus conciertos en streaming y al menos un poquito el “mono” te lo puedes quitar.

Yo estoy siguiendo mi rutina de entreno, no puedo salir a correr así que me hago dos horas cada día de entreno de cardio y trabajo alguna parte del cuerpo. Simplemente porque necesito cansarme, necesito llegar al final del día agotada para dormir, si no creo que estaría incluso por la noche haciendo cosas y al final petaría. También tengo mis momentos para crear, tengo una libreta dónde esbozo ideas para sesiones, que hoy justo haré una… jajajaja. Ya la veréis. Creo que aunque esté confinada no tengo por qué parar de trabajar esa parte de creatividad, es más, ahora tengo tiempo, tiempo para poder crear sin prisas, así que no solo para mí, si no para cualquier artista es bueno momento para ello.

El resto de horas aprovecho para seguir formándome, escuchar música,… lo que vaya surgiendo, pero dentro de un pequeño orden, claro está. Ahora estoy haciendo un curso de After Effects, algo que tenía pendiente y que llevaba arrastrando pues, ¿qué mejor momento que ahora? Así que animo a todo el que me lea a que aproveche para hacer aquello que nunca podía por tiempo, nos espera un largo confinamiento aún y hay que intentar sacar partido en la medida de lo posible.

3. Partiendo de la base que soy más de vivir el hoy y el ahora, bueno, creo que nos espera un futuro bastante complicado porque no solo a nivel económico, que va a ser muy heavy, si no a nivel de volver a arrancar todos los sectores. Este bicho va a ocasionar un caos tremendo. En mi opinión este año, por lo pronto, dudo que se celebre ningún festival, por lo menos hasta septiembre u octubre. Sería una irresponsabilidad meter a miles de personas en un recinto dónde las medidas de seguridad sanitarias no van a ser ni por asomo las idóneas, y arriesgarse a que se contagien miles de personas en un fin de semana. Vamos, es una locura, ¡es algo impensable!

Y no sé, la verdad. Ahora mismo lo veo todo muy caótico, miles de empresas han hecho ERTES, gente sin trabajo, los autónomos no sé cómo van a salir de esta, a no ser que fuesen previsores o el Gobierno les ayude de verdad, lo veo muy jodido… así que no soy adivina, pero vamos, dudo que alguien vea un futuro muy esperanzador a meses vista.

Pero creo que lo importante es salir de esta, y pensar también en cómo nos ha afectado, y qué hemos aprendido de todo esto. Realmente no somos nada, algo tan minúsculo e invisible ha puesto patas arriba a todo un planeta entero. Creo que más que pensar en yo, yo y yo, tendríamos que pensar en que tenemos que cambiar todos como sociedad y como personas para crear un mundo.

Así que bueno, el que me lea, ánimo que tarde o temprano saldremos de esta y aprovecha lo que tienes y piensa en qué puedes aportar para crear un mundo más sano de cara al futuro.


Irene Villalba

Directora de EME (El Metal en España), página destinada al apoyo de las bandas españolas desde junio de 2013.

https://www.facebook.com/elmetalenespana/

1. Quizás podría haber hecho una mejor fotografía, algo más elaborado, más artístico incluso, pero he querido plasmar tal cuál la sencillez de este pequeño rincón de mi casa. No sé si puede considerarse mi lugar favorito pero sí el que mejor me representa a día de hoy. En ese pequeño espacio está mi amor por la música y por la fotografía de conciertos, y a su vez una muestra de pequeños objetos/regalos que he recibido y que guardo con mucho cariño. Todas esas pequeñas cosas me representan y me acompañan de una forma u otra. La primera fotografía es de mi «carrete», de las pocas que he impreso y que lleva un escrito detrás muy importante para mí. La segunda no salió de mi cámara pero fue un regalo, también con escrito en la parte trasera, y que custodia junto a la otra mi salón. En general todo lo que puede verse son objetos que describen un poco mi vida y mi persona. Recuerdos, cariño, amor, amistad, sonrisas y grandes momentos representados en una sola fotografía de un pequeñísimo espacio de mi hogar.

2. Supongo que como la gran mayoría tengo días mejores y otros peores. Yo, por suerte, ya trabajaba desde casa y sigo haciéndolo, con la única diferencia de que debido a todo esto el trabajo ha descendido y me han tenido que reducir la jornada a la mitad con todo lo que ello conlleva. Como decía tengo días (o incluso ratos) bastante malos, esos en los que todo se te hace un mundo, te falta el aliento, se te cae la casa encima, solo echas de menos a los tuyos o simplemente necesitas salir a hacer aquellas cosas que te apetecen… supongo que es debido a la propia necesidad de «Libertad» que tenemos habitualmente y que en realidad en nuestra rutina diaria no valoramos como ahora.

Además, por desgracia, esto de la Covid-19 me ha tocado de cerca. Pero decir que tengo también muchos ratos interesantes, gracias a esto he empezado a aprender a tocar la guitarra (algo que quería hacer hace mucho y no hacía), me estoy poniendo al día en la edición de fotos, he aprendido alguna cosa nueva más y estoy acabando cosas que tenía a medias en general. También quiero hacer alguna sesión fotográfica dentro de casa, a ver qué sale.

Creo que, en definitiva, tenemos que aprovechar este tiempo para reflexionar con nosotros mismos, conocernos, hacer introspección y a su vez hacer todas esas cosas que siempre hemos querido hacer y no hacíamos por falta de tiempo. Desde aquí dar las gracias a todas esas personas, que aunque en la distancia, están pasando junto a mí toda esta cuarentena tan dura para todos, ya sabéis quienes sois.

3. Pues el futuro, en relación a todo esto que está pasando, lo veo bastante gris tirando a negro. Cuando salgamos de esto, además de la perdida personal que vamos a tener por todos los fallecimientos, la crisis económica va a ser bestial. Todo esto nos va a llevar a una especie de «hecatombe» de la que todos tenemos fe que la humanidad aprenderá, pero yo creo que no va a ser del todo así. Cuando nos recuperemos al 100% todo seguirá exactamente igual, quedarán pequeñas cicatrices, pero nada habrá dado un giro radical. Una vez todo esto pase, poco a poco retomaremos nuestras vidas, volveremos a las rutinas y nos recuperaremos. En la historia se han superado cosas muchos peores (con sus consecuencias) y nosotros no vamos a ser menos ahora, lo conseguiremos. Así que desde aquí dar un mensaje de realismo, esto está siendo duro y aún nos queda, y lo mejor es tomárselo con calma, asimilarlo, llevarlo lo mejor que podamos y saber con certeza que lo superaremos y que todo irá bien. Importante apoyaros en vuestro propio ser, en las cosas que hacéis y en los vuestros (aunque sea en la distancia).

¡Mucho ánimo y quédate en casa!


Joaquim Valls

Actualmente dirige el programa de radio La Vella Escola de forma semanal en las ondas de Ràdio Tortosa (103.3 FM) y Ràdio Joventut de Masdenverge (96.3 FM). Anteriormente dio la vuelta por todos los festivales de Europa con Metal Hammer.

https://www.facebook.com/lavellaescola/

1. Es el mi rincón de recogida, del ruido, del aprendizaje y de fuga…

2. Con calma y disfrutando casi todo el día de la música o haciendo la comida para la familia, aunque hay momentos difíciles.

3. ¿Futuro? Intento ser positivo, pero en realidad es una falsedad porque hace años pienso que todo es una hecatombe.


Josep M. Llovera

Photo Editor en http://imagomei.es/ y colaborador en Science of Noise, Ruta 66, Tiempos de Rock & Roll, The Metal Circus y Rock On Magazine.

1. Cuando me pediste la foto de un rincón, lo primero que se me pasó por la cabeza fue la esquina donde tengo los cuadros con las entradas del siglo pasado, la guitarra y el bajo colgados, literal y metafóricamente. Al buscar un significado al rincón durante esta etapa de reclusión hogareña, no he podido resistirme a hacer aparecer la máscara anti-gas que, desde hace tiempo, es un “pongo” más es nuestro reducido apartamento. Podéis buscar los significados y lecturas que queráis. Yo le veo una primera lectura muy clara que es la grave afectación que está teniendo esta crisis sanitaria en nuestra cultura.

La situación sanitaria nos ha confinado y cancelado cualquier relación social más allá de nuestras casas. Las sensaciones van cambiando con los días, pero “resignación” es quizás la palabra más adecuada para definir la actitud con la que me enfrento a esta situación que supera nuestros planes, nuestros trabajos y actos culturales. Personalmente, se me ha juntado el confinamiento por la Covid-19 con el final de un largo periodo de rehabilitación de un desafortunado accidente de moto que me ha tenido apartado de conciertos y convenciones sociales desde diciembre, con lo que me encuentro entrenado. Es un encierro colectivo que se nos va a hacer largo y tedioso pero que nos va a recargar las pilas y valorar mejor lo que tenemos.

2. El futuro se plantea tan incierto como las decisiones de nuestros gobernantes. Siendo optimista, creo que todo va a volver, poco a poco, a su cauce natural de auto-destrucción terráquea. Vamos a sufrir de nuevo la crisis económica mientras observamos atónitos como las grandes cuentas presentan sus desvergonzadas cuentas de beneficios ocultas tras palabras de contención como “déficit” o “pérdidas” por qué no han llegado a los beneficios calculados o no han superado los infamantes márgenes de años anteriores. A nivel social supongo una gran expansión inicial de la gente con ganas de salir, socializar y empatizar con el prójimo, pero como en la Navidad, todos los buenos deseos se irán diluyendo en el tiempo y el ser humano volverá a presentar su talante egoísta e impío que siempre lo ha caracterizado.

3. Mi deseo es que hayamos aprendido alguna lección y la apliquemos con respeto al prójimo, a los más necesitados y a generaciones futuras. Si todo ello lo podemos aplicar mientras disfrutamos al máximo de nuestro paso por aquí, mucho mejor.


Juanjo García del Pilar

Fotógrafo de TNT Radio.

https://www.facebook.com/tntradiorock.web/

1. Bueno, es un guiño a cómo se escribían las crónicas hace un tiempo y cómo se podrían escribir en un hipotético futuro sin electricidad.
2. La situación la vivimos casi como siempre porque tenemos la suerte de tener un poco de jardín y no notamos tanto el confinamiento.
3. El futuro a nivel musical lo veo con optimismo. Creo que artistas y público tendremos tantas ganas de música que no vamos a parar. Que se vayan preparando las salas de conciertos que cuando nos suelten las vamos a petar.

Lucas Korneyá

A quién no ha fotografiado todavía Lucas Korneyá, esa es la pregunta. Actualmente, y desde hace muchos años, fotógrafo residente de la sala Salamandra de L’Hospitalet de Llobregat.

https://www.flickr.com/photos/lucastar/

1. Mis padres son andaluces. Siendo un niño visitamos el pueblo de Jaén donde nació mi padre, Pegalajar. Me asombró el paisaje de verdes oliveras que cubrían montañas enteras con sus ordenadas líneas paralelas que se perdían en la distancia. Mi respeto por este árbol y sus frutos me llevaron a pensar, siendo un adolescente, que en cuanto tuviera un hogar con un cachito de tierra, este estaría dedicado a mi árbol preferido. En el año 1994 se dio esta circunstancia y desde entonces preside la entrada a mi casa, cada día más fuerte y feliz, ya supera con creces la centena, pues lo adquirí con una avanzada edad. Resulta gracioso ver al vecino que auguró cuando lo plantábamos que se iba a morir. De esto hace 26 años; un fiasco como profeta el susodicho.

2. Esta situación la vivo tan ricamente, pues solo preciso una conexión a Internet y un ordenador para poder ganarme las habichuelas, por lo que me considero muy afortunado. Al respecto del tema virulento prefiero omitir mi opinión dado que mi punto de vista es radicalmente diferente al de la mayoría y ya poseo una amplia colección de detractores amantes de lo políticamente correcto y de las buenas maneras. Me resultaría cómico ver a muchos de estos elencos de la bondad y de la solidaridad ante una situación de emergencia real, que es donde se ve la catadura moral de cada uno. Hasta ahí puedo leer, ya que a base de «galletas» he optado por auto-censurar mis ideas públicas por salubridad mental, higiene física y prudencia laboral.

3. No espero nada del futuro. La vida me ha enseñado a construir mi inercia en el presente. Los humanos somos muy frágiles, así que procuro no hacer planes a largo plazo; ya sabéis aquéllo de la levedad del ser…


Manuel Alférez

Director de La Hormigonera Rock y ex bajista de Decibelios.

https://www.facebook.com/LaHormigoneraRock/
https://www.facebook.com/FotoConcert/
https://lahormigonerarock.blogspot.com/

1. Ese rincón, no es que represente nada especial, simplemente son mis dos metros cuadrados exclusivos. En ellos paso muchas horas entre pitos y flautas. Tengo el bajo cerca y de vez en cuando le doy unos toques (cada vez menos, me estoy volviendo muy perro). En ocasiones oigo voces que me llaman y creo que son del bar del chino de abajo. Entones bajo y me meto el caraja, aunque ahora mismo lo tengo chungo.

2. Parece ser que estamos en el ecuador de la situación, si no se complica más, claro. Lo voy llevando… Lo cierto es que nos ha pillado a todos de sopetón, y de ser culos inquietos a quedarte sin poder salir de casa, pues bueno, es un cambio durillo. Para mí, que ya he pasado a ser un puto jubilado, lo superaré sin problemas. Más jodido lo tienen todas las personas que estaban en activo, músicos y todos lo que está alrededor (salas, managers, todo lo que gira en este mundillo, que por supuesto no es el único gremio afectado). Si bastante jodido lo tenían antes, imagínate ahora.

3. Buena pregunta… eso de ver el futuro es mas de videntes y nunca aciertan… jajaja. Solo espero que todo pase lo más rápido posible y sea lo menos traumático para todo el mundo. Que todo vuelva a la normalidad y en nuestro caso, volvamos a disfrutar de los directos, que es lo que nos da vidilla.


Marta Grimaldi

Colabora en el portal SevillaMetal y batería de Devil in You.

https://www.facebook.com/sevillametal/
https://www.facebook.com/DEVILINYOU666/

1. El rincón que me está dando la vida estos duros días junto a mis hijos y mi marido. La foto es en el rincón donde tengo la batería electrónica. Eso es lo que más estoy echando en falta, mis bandas, el desahogarme cantando o tocando en el local.

2. La vivo, para qué engañarnos, con algo de tristeza. yo no paro en casa nunca, soy una persona muy activa. El último fin de semana antes de todo esto estuve en conciertos viernes, sábado y domingo; me despedí bien de la escena. Si no fuera por mis hijos, se me caería el mundo encima. Ellos y la música es lo que hacen que la situación en casa sea más entretenida.

3. El futuro lo veo intenso, con ganas, con esperanza. Es lo que tenemos que hacer, porque si no el barco se hunde y no voy a dejar que se hunda. Retomaré todo con más fuerza y ayudaré en la medida de lo posible a los que lo necesiten. Espero que la gente apoye más la música porque es uno de los sectores mas perjudicados. Creo que veré más gente en los conciertos.


Ray Molinari

Fotógrafo, DJ y cinéfilo empedernido, colabora asiduamente en Science of Noise.

https://www.scienceofnoise.net/author/ray/
http://www.ambideraimon.cat/

1. Para mí es el sitio donde está el motivo de mi pasión por la fotografía de conciertos. Aquí está la música, están los vinilos, guardo recuerdos de conciertos, entradas, photopasses, etc.

2. Es realmente duro estar lejos de los conciertos, que es donde mejor me encuentro desde hace mucho tiempo. No solo por los grupos y las fotos, también por la gente que hace posible que la cultura siga adelante. Hay gente que ahora mismo está suspendiendo conciertos, ya sea como bandas u organización, discos que se quedarán en un baúl por no poder acabarlos para estas fechas, personal de montajes (como en mi caso) de espectáculos que no sabe cuándo volverán a poder trabajar. Es una situación crítica para un sector que siempre está en la cuerda floja.

3. El futuro, por desgracia, está en manos de los inútiles cargos políticos, que son el cáncer de nuestra sociedad. La cultura siempre está a un nivel superior del político en nuestro país, respondiendo y siendo una vía de escape para los momentos más duros de la gente. Pero ahora hay una parte de la sociedad, egoísta, que nunca compra un disco, ni va a un concierto, que exige conciertos online gratuitos para pasar el rato. A los músicos, como cualquier persona que trabaja en la cultura, exigirle que regale su trabajo es mezquino y egoísta. Esta moda actual de pedir cultura gratis por parte de gente que no la consume a lo largo de su vida, puede crear un precedente negativo para que la gente se crea que no hay que pagar por la cultura nunca más y eso sería su muerte. Espero estar equivocado, y que todos los que amamos la cultura, podamos volver a llenar salas y festivales, comprar discos en las tiendas cercanas y seguir apoyando a la cultura.


Ramon Hortoneda

Freelance.

https://www.facebook.com/Ramon.Hortoneda

1. La imagen que he seleccionado, más que representar un lugar especial, resume la paz y calidez que tengo la suerte de compartir con mi mujer en nuestro hogar, entrar en tu espacio y notar ese ambiente es fundamental para el día a día.

2. Esta situación la intento llevar lo mejor que puedo, no es fácil. En mi caso estoy trabajando y tomando todas las precauciones para evitar en lo posible verme afectado, tanto en mi entorno laboral como familiar. Esto no se lo esperaba nadie y ojalá no tardemos mucho tiempo en que se vaya esta pesadilla.

3. El futuro se ha complicado bastante para todo el mundo, en casi todos los aspectos… social, político, económico. Esta terrible pandemia nos está dejando al descubierto la fragilidad y vulnerabilidad del mundo en que vivimos; ya nada va a ser igual que antes. Que tomen buena nota todos los que gobiernan y saquen las mejores conclusiones para que, de una vez por todas, piensen primero en la gente y sus necesidades y no en la parte económica como prioridad número uno.


Raquel Calvo

Gestora Cultural y coordinadora de la sala Wolf de Barcelona.

https://vimeo.com/61976527
https://underbrain.com/books/catalogo/liveislife.html

Raquel se sale del camino establecido, retrata sin condiciones.

1. Significa la sensibilidad con sus días y sus noches.

2. Lo vivo como una experiencia. Es un camino obligado, la única opción de decisión es, cómo vivir este momento contigo mismo y qué capacidad de adaptación tienes. No se me da mal ni una ni la otra. Espero poder recuperar ciertos hábitos con la cámara y su revelado de antaño.

3. No es más rico el que más tiene, si no el que menos necesita, es decir seguir sintiendo.


Raquel Garcia

Raquel lleva en esto más de dos décadas. Por el objetivo de la catalana han pasado numerosas bandas nacionales como Redimoni, Foscor o Alien Rockin’ Explosion y algunas internacionales como Blues Pills. Su proyecto Rockin‘ Ladies, con el que trata (y logra) de dar más visibilidad a esas mujeres que se dedican a los sonidos más extremos (rock y metal), nace a mediados del 2016, fruto de su propia inquietud personal. Desde entonces no ha hecho más que crecer y crecer, hasta el punto de tener la oportunidad de llevar este proyecto más allá de nuestras fronteras.

https://www.rockinladies.es
https://www.facebook.com/raquelgarciaphoto
https://www.facebook.com/proyectorockinladies
@raquelgarciaphoto / @rockin_ladies

1. Este rincón es, forzosamente, el lugar no sé si más especial, pero sí donde más horas estoy pasando. Estoy haciendo tele-trabajo y por eso tengo dos ordenadores, uno para editar mis fotos, y otro para llevar adelante el trabajo de empresa. La verdad es que me siento muy a gusto aquí. Con mis perras siempre a mi lado, mi música, y rodeada de artilugios fotográficos, libros e instrumentos. En este rincón se han gestado muchas ideas, muchas sesiones y ahí mismo, nació el Proyecto Rockin’ Ladies.

2. No es una situación ideal y echo mucho de menos poder estar con mi familia y mis amigos, ir a conciertos o simplemente ir al gimnasio. Pero dentro de la gravedad del asunto me lo estoy tomando con mucha filosofía. Tengo comida, Internet, mucho espacio y luz natural y un jardín grande para salir a relajarme. Ocupo bien mis horas y le saco partido al día. Siento que no tengo derecho a quejarme, la verdad, y me he hecho muy a la idea que aunque me amargara eso no iba a contribuir más que para empeorar la situación. Haber aprendido hace años a aceptar las situaciones por lo que son y no por lo que yo a título personal crea que deberían ser, ayuda mucho a gestionar mejor lo que sea que la vida arroje a tu paso.

3. Sinceramente, creo que todo este confinamiento y esta pandemia es temporal, y que quizás en más tiempo de lo que se nos ha dicho, pero terminará y la vida continuará más o menos como hasta ahora. El impacto económico en la sociedad va a ser brutal, de eso no tengo duda. Pero confío en que salgamos adelante. Ojalá la gente recuerde todo esto en las próximas votaciones y castiguen a los partidos que han intentado sacar réditos políticos de los muertos y los enfermos, y los que recortaron brutalmente Sanidad dejándonos con esta incapacidad de hacer frente a la situación correctamente. Aunque es muy utópico… la masa es estúpida y lo sabemos. Esta pandemia podría ser una oportunidad de oro para aprender y evolucionar como sociedad, pero desgraciadamente…. dudo que pase, tenemos una memoria muy corta.


Vic Salda

Director de Satan Arise.

http://www.satanarise.com/
https://www.facebook.com/Satanarisemetal/

1. Este rincón representa mi remanso de paz, de trabajo, de conectar con la «antigua normalidad», de conexión con el mundo y de socialización. ¡Además de mi trabajo y mi hobby a la vez!

2. La verdad, es que la situación actual es muy difícil. No me da miedo el virus en sí, a nivel personal ni a nivel del núcleo familiar directo, pero sí me dan pánico dos cosas: el escenario económico-laboral que quedará cuando este confinamiento acabe y el hecho de que toque a un ser cercano, a un ser querido, éste falte y no haya ni siquiera la oportunidad de despedirse de él, como me consta que ha pasado ya en entornos bastante cercanos a mí.

La verdad, es que con dos niñas pequeñas, antes del confinamiento, el mismo día que cerraron los colegios, cargamos el coche hasta los topes y nos fuimos a la residencia de campo que tenemos, donde es imposible contagiarse y contagiar, puesto que no hay NADA en muchos metros a la redonda; incluso kilómetros diría. Así que estamos viviendo esto aislados del mundo, como unos ermitaños, con cierto sentimiento de culpabilidad por haber hecho esto antes de la prohibición, sintiéndome censurado por ello por bastante gente, aún a pesar de no haber incumplido ninguna de las prohibiciones que sí ha hecho la gente que marchó después del confinamiento, puesto que no circulé poniendo en peligro el colapso de hospitales, ni expando el virus a nuevos entornos comunitarios, porque como no sea a unas gallinas o unas liebres que corren por aquí… Por otra parte, el contacto social, ni que sea el producido en balcones, es algo que quizá hace algún tipo de bien al alma… no sé. Si tengo que resumir, la palabra sería, con pesimismo.

3. Cojo el hilo de la respuesta anterior y pongo con pesimismo. Va a faltar el dinero, va a faltar el trabajo y la economía caerá a niveles de postguerra y de eso, la mayor parte de la sociedad, no tenemos ni idea de qué significa. Habrá que renunciar a comodidades y posiciones y creo que no estamos preparados para ello. Además, en lugar de unir a la sociedad, esto la está distanciando, nos hace desconfiar del prójimo, tratamos a los enfermos de apestados y a nivel social, creo que tendrá también consecuencias dramáticas. Los psicólogos tendrán mucho trabajo cuando esto acabe, los infantiles en especial, y veremos qué mundo queda. Ojalá me equivoque y todo sea una pesadilla lejana que quede en mala anécdota y pésimo recuerdo. Con mis hijas intento basarme bastante en la película «La vida es bella», a la hora de plantear las cosas, porqué las hacemos y de qué modo actuar ante ellas, pero no es nada sencillo. ¡Un abrazo a todos!


Xavi Arqués

Asiduo de la escena gironina, colabora intensamente con Science of Noise.

https://inlive.xaviarques.com/

1. Preferiría tener un estudio de fotografía. Dado que no es posible por el momento, en este rincón paso horas nocturnas procesando fotos, creando y aprendiendo; últimamente incluso trabajando… Así que es mi rincón de «engorde». En realidad no es muy especial, pero es cierto que el resto de la familia NI SE ACERCA a ese rincón, así que… ¡¡es MI rincón!! 😉

2. Debo decir que es raro, y de fácil no tiene nada. Para empezar, no estamos acostumbrados a esto, ni nosotros ni los niños. No salir de casa… ¿cuántas veces hemos criticado precisamente eso? No salir… uff, se me hace complicado entender todo esto aún como adulto. Se supone que deberíamos tener más tiempo para los nuestros, y en mi caso es al revés, pues al trabajar desde casa, todo es más lento. Las comunicaciones, no teníamos las tareas preparadas para tele-trabajar así, de golpe, ahora trabajo cuatro horas más para hacer menos trabajo del habitual y dejando cosas pendientes para la vuelta… ¿La vuelta? ¿Volveremos pronto?

Joder, yo esto lo veo tan nuevo que quizás tengamos que plantearnos cambiar el sistema de vida, aunque pensándolo bien, ya lo harán ellos, los que mandan, esa pandilla de insensatos que mandan sobre médicos y científicos y que algunos ni siquiera tienen estudios. Esto me cabrea especialmente. ¿Cómo puedes llegar a pensar que eres capaz de decidir tú y tus amigos lo que es mejor para nadie ante una pu*a epidemia? Hay que ser necio… mira, no hay más que abrir los ojos… ¿Quién muere? Los abuelitos que están cobrando su más que ganada jubilación; entonces, ¿qué problema hay? ¿Por qué motivo ibas a frenar eso? Una epidemia que solo mata abuelos, joder. ¿Y aún me quedan dos deseos?… La economía por encima de las personas, salud, familia… Da igual, la pasta por encima de todo, sin filtros ¡En toda la cara!

3. Pues mal, la verdad. Si algo estoy aprendiendo con todo esto es que hay dos tipos de personas: la buena gente, que somos la mayoría de pringados, y la gentuza, que son los que barajan las cartas. Si eres buena gente no llegarás a barajar las cartas, ni las verás. Si queremos nos los cargamos, sí… ¿Queremos? Uff… no, tío, ahora mismo no me va bien, que estoy muy liado. Y así con todo y en todas partes, no es un problema de país, es un problema de especie, el ser humano es letal hasta consigo mismo; tiene el alma más fea que una nevera por detrás. Ahí lo dejo.

Por cierto, ¿habéis visto lo limpito que está quedando el planeta?

Ricard Altadill
Sobre Ricard Altadill 17 Artículos
Mamé el chupete rodeado de cartuchos de ocho pistas, cassettes, singles, discos y come discos, crecí entre en las tres tiendas de discos que tuvo mi tío (Discos Altadill - Tortosa) a los 8 años amaba tanto a Jorge Sepúlveda como a Eydie Gorme o a Mozart, lloraba desconsoladamente cada vez que estrenábamos un disco de Zeppelin, Purple, Slade, Iceberg o Lone Star y La Trinca… La primera vez que entre en el Quirófano* me propuse vivir de mi pasión el “Heavy Rock” y lo logré … o no, he hecho de todo desde dj a manager, de locutor a relaciones públicas escribí en casi todas las publicaciones del país y actualmente estoy en … joder muchos sitios, pero sobre todo en Metal Hammer…y ahora ¡¡aquí!! en con estos locos enamorados del incierto criterio musical. ¡¡Ah!! Por cierto, no me gusta entrevistar a los músicos, me gusta divertirme con ellos… ¡¡God Save Science of Noise!!