KMFDM – Nihil: 25 años del DISCAZO más infravalorado del metal industrial

Ficha técnica

Publicado el 4 de abril de 1995
Discográfica: TVT Records
 
Componentes:
Sascha Konietzko - Voces, sintetizadores, bajo, batería
Günter Schulz - Guitarra, bajo, voces

Temas

1. Ultra (4:34)
2. Juke Joint Jezebel (5:40)
3. Flesh (5:02)
4. Beast (5:07)
5. Terror (4:50)
6. Search & Destroy (3:26)
7. Disobedience (4:43)
8. Revolution (4:27)
9. Brute (4:25)
10. Trust (4:41)
11. Nihil (2:04)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: KMFDM – Nihil: 25 años del DISCAZO más infravalorado del metal industrial
Todos los discos de KMFDM en Amazon


Hoy viajamos al terreno industrial más electrónico y lo hacemos a lomos de uno de los estandartes de un género tan en auge en la Alemania post muro. Surgidos en 1984, KMFDM nunca han visto repercutido su aporte y su huella en la música como debería haber sucedido. Su prolífica carrera nunca se ha visto truncada pese a la multitud de cambios de formación. Formación en la que solamente el alemán Sascha Konietzko ha logrado mantenerse firme en su puesto.

El octavo trabajo de la banda establecida en París supuso un antes y un después en el submundo industrial. Kein Mehrheit Für Die Mitleid o más comúnmente conocidos como KMFDM labraron su carrera mezclando la música dance con el metal industrial. Hasta la fecha pocas formaciones dominaban el industrial con tanta soltura como ellos. Bandas como Skinny Puppy, NIN o Ministry empezaban a tener repercusión mundial mientras KMFDM seguían escondidos tras las sombras. Otras como Killing Joke supieron moldear su sonido post punk gótico para propagarse en el mundo industrial.

Los parisinos comandados por Sascha Konietzko ya empezaron a mutar dos años antes con el también imprescindible Angst, un disco futurista y rebelde a partes iguales. Nihil supuso una explosión metálica de agresividad para nada contenida. Sus 49 minutos resultan tan increíbles como desconocidos. Si Nihil lo hubiese firmado otra banda estaríamos comentando uno de los discos más trascendentes de los noventa, pero veinticinco años más tarde, sigue siendo el gran desconocido del electro industrial, y es una pena.

Es una pena que canciones como “Juke Joint Jezebel”,“Flesh” o “Revolution” no sean canciones de cabecera para los que admiramos esta explosiva suma de estilos. Ya desde la intro sintetizada de “Ultra” con esas subidas y bajadas de bajo y batería hacen que se te erice el bello. Una canción poco menos que sublime. Pero si hay una canción perfecta en este disco es “Juke Joint Jezebel”, tal fue el éxito de esta canción que incluso salió en las bandas sonoras de películas míticas de los 90 tales como Bad Boys (1995) o Mortal Kombat (1995), esta última en formato remix. Una canción que lo tiene todo: ritmos bailables, elementos industriales precisos, una letra adictiva y un ritmo vertiginoso y puntero.

Con “Flesh” no bajan el listón, como tampoco lo hacen con la ligera “Beast”, otra canción que te invita a moverte sin pausa en tu sillón. Cada canción logra sorprenderte por su originalidad, cuando crees que ya lo has escuchado todo te golpean con otra canción de carácter parecido pero diferente, así no sabes como encajar el golpe. Y cuando entra en estampida el riff vertiginoso de “Search & destroy” ya no sabes por donde verlas venir.

El segundo tramo del disco pierde un poco de brillo pero en él hallamos “Revolution” con esos coros femeninos tan sutiles como necesarios. “Brute” con unos registros vocales que me recuerdan y mucho a Dave Mustaine. “Trust” y su escondida -post silencio- “Nihil” son un buen cierre par un disco mayúsculo.

El tiempo no ha permitido que KMFDM logre alcanzar el sitio que merecen, tampoco lo ha permitido que varios de sus trabajos posteriores fuesen tirando a mediocres. Pero siempre nos quedará para el recuerdo y para rescatarlo cuando sea necesario este excelente disco titulado Nihil. Una obra colosal de una de las bandas más infravaloradas de la historia del metal.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 263 Artículos
Rock en todas sus extensiones