Los peores conciertos de mi vida: Megadeth en el Sonisphere – Barcelona, 1 de julio de 2013

La verdad es que soy un tipo muy conformista y entiendo que siempre se puede tener una mala noche. Si es verdad que toca la moral cuando vas ilusionado a ver un concierto y éste no llega a un mínimo aceptable. Pero al final siempre intento quedarme con lo bueno de todo ello.

Aún así, puedo rescatar del olvido el mediocre concierto que Megadeth ofreció en el difunto Sonisphere de Barcelona en verano de 2013. Ese festival nos traía un elenco de bandas top como Iron Maiden, Anthrax, Avantasia, Ghost, Red Fang… y Megadeth.

Ya por empezar, a la banda de Mustaine le tocó un mal horario. Tras Maiden y Anthrax y a las 00:30. Tocar detrás de un cabeza de cartel como Iron Maiden ya es complicado, pues habitualmente no puedes llegar a superar su show. Los rejuvenecidos Anthrax nos regalaron un concierto épico y colosal que, en este caso, si superó al de Iron Maiden. Si, no me estoy equivocando. Recuerdo como Anthrax arrasó sin piedad esa noche de verano.

Y Megadeth llegó y desapareció sin dejar nada para recordar. Si, perdonad, la nota cómica de la noche fue cuando el pelirrojo nos espoleó confundiendo Barcelona por Madrid… ¡olééé!. En cuanto al concierto… si, setlist bastante bueno aunque no entraremos a defender la calidad del disco que venían a presentar: Super Collider. El disco más mediocre de Megadeth. De él sonaron dos canciones de las que sobraron dos. El concierto arrancó tarde, inaceptable. Y arrancó con un sonido tan irregular como malo. La batería sonaba por encima del resto. Las guitarras desaparecidas y la voz de Mustaine totalmente sucia. Porqué nos sabemos las letras de las canciones, porqué sino…

El show empezó con “Trust” y “Hangar 18”. Lo que tenía que ser un arranque brutal quedó en ruido. “Kingsmaker” relajó el repertorio, que canción más mala. “She-Wolf”, temazo, nos ofreció un rayo de esperanza con cierta mejora de sonido. Pero nada, fue un espejismo. Sonido rudo y sucio hasta el final del show. Si bien las canciones épicas como “Symphony of Destruction”, “Peace Sells” y “Holy Wars… The Punishment Due” merecen todos los respetos, ese día no era el día de Megadeth.

Concierto insustancial y totalmente olvidable. Por suerte, he visto Megadeth muchas veces y no siempre lo han hecho tan mal. Aunque su última visita a Barcelona dentro del RockFest de 2018 también fue algo desastrosa, aunque mi amigo Albert Vila no comparta mi visión, nunca será como la del Sonishpere de 2013.

Setlist:

Trust
Hangar 18
Kingmaker
She-Wolf
A tout le monde
Countdown to Extinction
Sweating Bullets
Super Collider
Symphony of Destruction
Peace Sells
Holy Wars… The Punishment Due

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 518 Artículos
Rock en todas sus extensiones