Crónica y fotos del concierto de Lord of the Lost + The Raven Age + Blitz Union - Sala Salamandra (L'Hospitalet de Llobregat), 29 de marzo de 2024

Lord of the Lost nos regalan dos horas de belleza gótica en su 15º Aniversario

Datos del Concierto

Bandas:
Lord of the Lost + The Raven Age + Blitz Union
 
Fecha: 29 de marzo de 2024
Lugar: Sala Salamandra (L'Hospitalet de Llobregat)
Promotora: Madness Live! / Extratotours Konzertbüro
Asistencia aproximada: 700 personas

Fotos

Fotos por Marta Carreras

Han vuelto los germanos góticos Lord of the Lost, pero no lo han hecho consiguiendo un rotundo sold out ni han necesitado una sala mayor que en su última visita. Esta vez celebraban sus quince años de trayectoria y se marcaron un set muy original de dos horas en orden cronológico, que fueron absolutamente estelares. El único pero a la noche es que los teloneros no fueron tan buenos como en su anterior venida, pero los disfrutamos igualmente. Chris Harms es una estrella total y su proyecto va viento en popa a pesar de que en el Sur de Europa siempre es más difícil hacerse un hueco practicando metal gótico.

Blitz Union: una promesa industrial del Este

Desde la República Checa y con una propuesta divertida y de corte industrial irrumpió este cuarteo, ya con una intro teatral y con un señor enmascarado dando ambiente. Todos vestidos de negros y con un frontmanque hablaba perfectamente el español. Cortes como “Money Crazy World” encendieron a una participativa audiencia a pesar de que llevaban mucho pregrabado, pero que en piezas como “Blitzcoin” dejaban patente su buen hacer indagando en el nu metal. “Hotel India Victoria” posee un gran estribillo y lució bajo las luces rojas de una sala que acompañó con sus palmas.

Hay temas menos lucidos como “Plastic”, pero los ritmos maquinales de su primera canción nunca grabada, “Revolution”, volvieron a elevar el listón con su líder luciendo esas faldas bajo los haces de luz blanca. El guitarrista apoyó los coros en “Deleted” en la que jugaron un par de veces a eso de que la gente se agachara y saltara cuando la canción lo requería. Buen concierto de banda telonera para un grupo que suena muy alemán y que tampoco busca las sonoridades de Rammstein. Muy auténticos y divertidos. Sorprendió que pincharan a ABBA en el intermedio.

The Raven Age cumplen sin llegar a enamorar

Sin ser especialmente fan ni entendido en este grupo de metal actual, los he podido varias veces y mi opinión sigue siendo tibia. Innegablemente este quinteto tiene muy bien ensayadas las canciones, pero no comulgo ante cortes como “Changing of the Guard”. Muy buenos solos, un baterista realmente poderoso y un show muy profesional, pero… cuando canciones como “Parasite” no te terminan de llegarte, acabas desconectando, y eso mismo le pasó a mucha gente. Les fue mejor a Blitz Union y no debería ser así.

Hay momentos bellos con acústicas, caso de “Essence of Time” y Matt James lo hace de maravilla a las voces. Afinaciones graves y momentos puramente entonados, pero siempre dentro de un estilo y parámetros algo vistos. Al grupo le toca vivir con eso de que George Harris es el hijo del líder de Iron Maiden, pero está claro que el grupo pelea con su propuesta y que eso es más un lastre más que una bendición. Musicalmente está todo muy trabajado y cortes de la talla de “Forgive & Forget” poseen alma y agallas. Hubo momentos brillantes con guitarras dobladas, pero no terminaron de convencer.

Lord of the Lost demuestran que lo de Eurovisión fue un mero traspiés en su carrera

Los germanos venían después de la sonora ostia que se dieron en Eurovisión en la que juraría que quedaron últimos. Ese traspiés es poco indicativo de lo que la banda representa y ha conseguido, por lo que fueron a lo suyo, maqueados y con un sonido pulcro ya en “Till Death Us Do Part”. Tremendo directo con la poderosísima garganta profunda de Harms y con el grupo rodado y a un nivel incluso superior al de su última venida. “Last Words”, primerizo tema con sutiles guturales y tremenda entrega. Juegos de luces en tonos fríos y juegos con las sombras de la banda. Pronto Chris presentó al grupo avisando de que su baterista estaba de baja y que su sustituto se había aprendido los más de 20 temas en un tiempo récord.

Oscuridad puramente de gótico alemán para “Seven Days of Anavrin” y esos juegos de cadencias oscuras. Gran solo de Pi Stoffers y esa sensación de comercialidad bien llevada de la que han hecho gala desde sus inicios. Su líder estuvo muy simpático y nos confesó que, siempre que toca en Barcelona, se rompe los pantalones debido a la entrega. “Live Today” tiene ese momento en el que hacemos el parabrisas con el brazo bajo las intensas luces blancas y los ritmos maquinales. El final de “Six Feet Undeground” dejó a su teclista Gared Dirge solo en el final del tema. Debo decir que estuvo mucho más comedido que en su última visita y que tampoco llevaba ese armatoste en forma de rueda.

En “We’re All Created the Evil” vimos su cara más endurecida con Harms cantando en gutural en los versos buscando el contraste absoluto con la balada “In Silence”, a ritmo marcial y bañada en tinieblas. Siguiendo con el juego de contrastes estaba después “Raining Stars”, de toques tecnológicos y con el recurso de hacer cantar a la parroquia con los “uooo, uooo” de rigor. Maestros del medio tiempo, avanzarían con dos de fundamentales: “Loreley” y “Forevermore”, de lo más aplaudido de la noche. Posiblemente de lo mejor de toda la velada… Hubo tramos generosos aquí en lo instrumental y se volvió a presentar a los músicos.

Enfilaron el tramo del disco Judas con “Be still and Know”, con esa batería tratada en uno de los discos más exigentes que nos han regalado hasta la fecha. Medio tiempo resultón seguido de una preciosa “Euphoria” en la que Chris dejó patente que vocalmente es un superdotado en lo gótico. Gran papel del bajista Class Grenayde y placer absoluto ante la brillantísima “For They Know What They Do”, un tremendo single que no disfrutamos en la anterior gira. Su última obra de estudio vino presentada por “The Future of a Past Life” en la que antes hubo un sincero y creíble discurso sobre lo que es tocar en España.

Este último disco tiene un punto comercial absoluto y la eurovisiva “Blood & Glitter” se hizo carne con todos los móviles apuntando al escenario. Si no se puede ganar Eurovisión con semejante maravilla… apaga y vámonos. “Lighthouse” dejó a nuestro protagonista solo en el escenario con pregrabados y luego atacamos el terreno de las versiones… Primero sería el “Shock to the System” de Billy Idol para disfrute de los presentes. Luego el “Unstoppable” (tremenda) de Sia, una de las que más lucen en su nuevo disco de versiones. Finalmente, la versión del “Bad Romance” de Lady Gaga, que fue otro subidón más a dos horas de bolo de enorme calidad y entrega. “One Last Song” puso el cierre y la gente se avalanzó sobre el merchandising.

Lord of the Lost es de lo mejor que le ha sucedido a la escena gótica después de Mono Inc. de los que espero ver algún día en directo más pronto que tarde. Gran noche de metal gótico en la que volvieron a demostrar que están a un nivel superlativo y que son capaces de rememorar los grandes momentos de Lacrimosa o Crematory. Chris Harms dejó lo de Eurovisión en anécdota y elevó la música del grupo a lo que se espera de ellos. Es una lástima que en nuestras tierras no hayan experimentado el crecimiento esperado, pero la cantidad de gente que se quedó a las firmas y fotos deja patente que son una banda muy especial.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 1363 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.