Lo mejor de Mayhem según… Beto Lagarda

Hoy toca Mayhem. Por nada en concreto. Porqué me gustan y me gusta compartir con vosotros ciertas cosas. Creo que solo hay un par de tarados como yo en nuestra redacción que gocen con los noruegos… el resto… ¡qué os voy a decir!.

Para un servidor, Mayhem simboliza la pureza del black metal. Tal y como Dead y Euronymus se jartaban en afirmar tras ese mayestático debut. Mayhem representa la maldad y la oscuridad, la muerte y la auto destrucción. Pone música al apocalipsis, al ocultismo y al satanismo.

Y ¿Cómo hacía todo esto?. Con oscuridad, con muerte, con pesimismo y con la agresividad más afilada vista hasta la fecha. Bienvenidos al sub mundo de Mayhem, The True Mayhem.

 

“Funeral Fog” de De mysteriis dom Sathanas (1994)

Autores: Euronymous, Dead, Necrobuthcer, Hellhammer, Count Grishnackh, Attila Csihar

Todo el mundo habla de “Freezing Moon” como la canción que lo cambió todo. Quizás están en lo cierto, es una canción tremenda. Pero personalmente me quedo con “Funeral Fog”. La canción que abre El Disco es el primer bofetón con la palma abierta de unos Mayhem gloriosos.

De mysteriis dom Sathanas es un disco que come a parte. Es la piedra angular de todo un concepto musical y cultural, un disco que marcó para siempre el futuro del black metal y del metal extremo. Pues a raíz de este disco se produjeron una ristra de sucesos tan inimaginables como deplorables que impactaron para siempre en el metal negro.

“Funeral Fog” inició esta leyenda, con oscuridad y frío. Con violencia contenida, con pasión y con algo de arte. Una canción con riffs avasalladores y tambores resonantes que se meten en tu cabeza de forma maléfica. Voces completamente ininteligibles gemidas con descaro y vehemencia. Una canción que quizás te oprime pero necesaria para comprender a Mayhem.


“A Time to Die” de Gran Declaration of War (2000)

Autores: Maniac, Blasphemer

Black metal progresivo o avant garde black metal. Se puede interpretar como cada cual cree conveniente. Pero lo que si es evidente es que Gran Declaration of War fue un disco rompedor en concepto y sonido. Los que esperaban una continuación fiel de De mysteriis dom Sathanas odiaron y odiarán este disco hasta el fin de los tiempos, pero sin mirar atrás, este disco es grandioso.

Un disco lleno presentaciones, interludios y spoken words para ejecutar un disco conceptual sobe el mundo de la guerra. Un trabajo experimental que cuenta con el uso de elementos muy distantes del mundo del black metal.

“A Time to Die” ejemplariza bien el disco, una canción que no llega a los dos minutos, una canción mega rápida y extrema que muestra las habilidades compositivas de Hellhammer y nos rebela el poderío de Blasphemer con sus inusuales riffs.


“Whore” de Chimera (2004)

Autores: Maniac, Blasphemer

Chimera fue el último disco de Maniac en la banda. En él encontramos unos Mayhem en estado puro, black metal frío y directo. Los noruegos ejecutan sin piedad uno de sus mejores trabajos pese a la alargada sombra de De mysteriis dom Sathanas. Las innovaciones vistas en Gran Declaration of War no tienen sentido aquí aunque si podemos ver a una banda con muchos más recursos que en su debut. Estructuras muy ambiciosas y una técnica de ejecución sin precedentes.

También podemos citar el increíble trabajo de Maniac con las voces mostrando disgusto y rabia de la forma más malévola y dramática que uno pueda imaginarse.

Para entender Chimera, os recomiendo su tema abridor titulado “Whore”. Una canción extrema, oscura, violenta. Con solo tres minutos de duración, “Whore” te deja atónito al ritmo de blastbeats infernales y los berridos más macabros de un Maniac sublime.


“Illuminate Eliminate” de Ordo ad chao (2007)

Autores: Attila Csihar, Blasphemer

La salida de Maniac propició el regreso por la puerta grande de Attila Csihar. Un Attila que además se encargará de una parte importante de la composición de Ordo ad chao. Las voces más cavernosas hasta la fecha repujadas por un black metal lo-fi dan como resultado el disco más crudo de su carrera.

Si el dolor necesitase una banda sonora, la ideal sería Ordo ad chao. Este disco transmite una sensación de desquicia brutal. Incido en el trabajo de Attila, su gama de estilos vocales se lucen en este disco mejor que en cualquier otro. Musicalmente, el disco suena con baja calidad, graves muy pesados, sonido turbio y una producción pobre.

Evidentemente todo esto era la voluntad de unos Mayhem que deseaban recrear la esencia de De mysteriis dom Sathanas pero con la capacidad técnica de unos artistas mucho mejores que antaño. Y para adornar el top, escojo “Illuminate eliminate”. La canción cuenta con 9:40 minutos de duración siendo la más larga del plástico y la segunda más larga de la banda hasta la fecha, solo superada por “Completion In Science of Agony” de Chimera que cuenta con 9:44 minutos de duración.

Esta canción resume perfectamente la esencia de Ordo ad chao. Una canción de arranque pesado y lento más cercana al doom que al black metal. Un buen riff de apertura junto a un notable trabajo de batería de Hellhammer dan la entrada a las voces más complejas del disco. Susurros inquebrantables de Attila se deslizan sobre unos angustiosos ritmos de batería y guitarra. Una canción magnánima.


“Psywar” de Esoteric Warfare (2014)

Autores: Attila Csihar, Necrobutcher, Hellhammer, Teloch, Ghul

Esoteric Warfare puso fin a el más largo período de calma en Mayhem. Siete años de silencio discográfico nos trajeron a una banda con ganas de modernizarse. El crudo black metal se actualizó al puro estilo de bandas como Deathspell Omega o Abigor.

El disco suena fresco y nítido con riffs sin complejos y nos presenta mucha más diversidad que en los anteriores trabajos. El impacto de las canciones no decae pese al nuevo estilo ejecutado. Quizás se dedican más a la efectividad que antaño, pero la banda sigue sonando malvada como ninguna.

La tríada inicial de canciones que forman el disco es brutal. Pero para mi, “Psywar” es la mejor con diferencia. Una canción mega violenta, con unos cambios de ritmo brutales. Con un ritmo más cercano al thrash que al black pero respaldado por los siempre efectivos blastbeats de Hellhammer. La canción es rápida y cuenta con un Attila super efectivo en sus labores de vocalista.


“Bad Blood” de Daemon (2019)

Autores: Attila Csihar, Necrobutcher, Hellhammer, Teloch, Ghul

El último disco de Mayhem fue un puñetazo macabro en la mandíbula de todo oyente. Con una composición ajustada, el disco ofrece una escucha suculenta y malévola, digna de los más grandes del género. La mezcla es brutal. El trabajo de guitarras sublime, la producción niquelada. Nunca antes la banda había sonado con tanta crudeza pero tan nítida.

En Daemon, la banda se despoja de tecnicismos y sonidos más progresivos y nos arremete con un disco de puro black metal con el sonido modernizado. Quizás este disco es menos esotérico que los anteriores en cuanto a densidad, pero cuando la muralla de blasbeats y riffs se pone en marcha es totalmente impenetrable.

Varias canciones son imprescindibles en este disco pero me quedo con “Bad Blood” por el dinamismo que ofrece. Una canciones llena de contrastes musicales y de canto, con una banda tocando black metal a placer. El trabajado solo de guitarra del tramo final bien merece estar en este artículo top.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 415 Artículos
Rock en todas sus extensiones