Led Zeppelin – Led Zeppelin: 50 años del primer vuelo del zepelín

Ficha técnica

Publicado el 12 de enero de 1969
Discográfica: Atlantic Records
 
Componentes:
Robert Plant - Voz
Jimmy Page - Guitarra
John Paul Jones - Bajo, teclado
John Bonham - Batería

Temas

1. Good Times Band Times (2:46)
2. Babe I’m Gonna Leave You (6:41)
3. You Shook Me (6:28)
4. Dazed and Confused (6:26)
5. Your Time Is Gonna Come (4:35)
6. Black Mountain Side (2:13)
7. Communication Breakdown (2:30)
8. Hoy Many More Times (8:28)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Led Zeppelin – Led Zeppelin: 50 años del primer vuelo del zepelín
Todos los discos de Led Zeppelin en Amazon


Tras la prematura extinción de unos quemados Yardbirds, la voluntad y pasión de mejorar la fórmula blues rockera de unos Cream y The Jimmy Hendrix Experience que reinaban en el tramo final de la década de los 60 por parte de su líder, un jovencito alto y moreno que respondía al nombre de Jimmy Page, le llevó a reunirse con el bajista de Trent John Baldwin, posteriormente conocido como John Paul Jones. A su vez, también contactó con el cantante Robert Plant, un “tipo raro, alto y rubio conocido como el hombre salvaje del blues del país negro” y, finalmente, al cabo de una temporada sin batería oficial, reclutaron a un tipo con largas melenas, agradable y tranquilo, al que todos llamaban Bonzo (John Bonham). Así nació Led Zeppelin, cuatro jóvenes que todavía no eran conscientes de lo lejos que llegarían con el tiempo.

The New Yardbirds -ese fue el primer nombre de la banda- debutaron en directo en septiembre de 1968 en Escandinavia. Esa pequeña gira les sirvió como laboratorio de pruebas y allí se reinventó el sonido del blues rock. En el momento en el que supieron enlazar los aullidos de Robert Plant con la guitarra siempre genial de Jimmy la banda avistó que no podían seguir con ese nombre ya que no les representaba en nada. Todo ello con la energía aún no vista en 1968 que aportaba Bonzo en la batería que, junto a el bajo de John Paul Jones, impuso el fondo rítmico de la banda con una autoridad sin rival.

El zepelín de plomo arrancó el vuelo

La urgencia por cambiar el nombre de la banda llegó a los pocos días de su debut y sin aún no tener nada publicado, al principio se les ocurrió Mad Dogs y Whoope Cushion, una suerte que los descartaran rápidamente. Entonces Jimmy se acordó de una tormenta de ideas que tubo con Entwistle y Keith Moon, ambos de la célebre banda The Who, en la que se habló de un zepelín de plomo:

“Estábamos dándole vueltas a nombres para el grupo. Al final aceptamos que el nombre no era tan importante como el hecho de si la música iba a tener éxito o no. Yo me decantaba por Lead Zeppelin, parecía encajar, tenía que ver con un chiste malo sobre un globo de plomo. Y tiene algo de las connotaciones de pesado y ligero de Iron Butterfly.”

Cuando la banda regresó a Londres decidieron quitar la “a” para que los “americanos tarugos no lo pronuncien mal y digan «leed»”.

La gestación de un mito

El primer álbum de la banda se tituló Led Zeppelin I, fue grabado en octubre de 1968 en los Olympic Studios de Branes, situados al sur de Londres. Producido por el propio Jimmy Page, contó con la ayuda de Peter Grant como productor ejecutivo, un Peter que volvía a colaborar con Page tras los últimos trabajos con los Yardbirds y que pasaría a ser el manager de Led Zeppelin, considerado para muchos como el quinto miembro de la banda. En el papel de ingeniero contrataron al británico Glyn Johns, caracterizado por desarrollar un enfoque único para la grabación de la batería, un método conocido como el “Método de Glyn Johns” en el que rara vez se usan más de dos o tres micrófonos en el proceso.

Grabado cuando la banda solo tenia dos meses de vida, el disco es toda una declaración de intenciones y poder. Con tan solo unos ensayos, la citada gira Escandinava de solo diez fechas y 1.750 libras, la banda se metió en el estudio y con no más de treinta horas repartidas en dos semanas gestó un debut impecable y compacto, al escucharlo nadie diría que aquellos músicos llevaran juntos menos de 60 días, pues la compenetración existente en todo el LP es sorprendente.

Como mención importante, como Led Zeppelin aún no disponían de un contrato discográfico, todo el dinero salió de los bolsillos de Page y Grant, esto justifica que solo se necesitaran 30 horas de estudio, pues la banda apretó para no gastar más de lo necesario. No había suficiente dinero para remezclas ni rellenos, por lo que los temas se grabaron prácticamente en directo, método que Led Zeppelin emplearía durante toda su posterior carrera.

El disco fue revolucionario en la labor de Page en la producción, el artista logró crear un sonido inédito hasta entonces, un sonido multisensorial, que atizaba al oyente, podías sentir la música, la calidez, la potencia. Jimmy fue capaz de capturar la elemental y a la vez esquiva excitación de una banda de rock en su mejor momento. Todo ello gracias a la máxima “la distancia crea la profundidad”, una máxima usada por los primeros rockeros de los cincuenta en los que toda la banda interpretaba los temas frente a un solo micrófono. Jimmy decidió colocar micrófonos frente los amplificadores y también meter unos cuantos unos metros atrás, todo ello se mezclaba con la leve fracción de segundo de desfase de una nota entre un y otro extremo de la habitación, así se lograba captar el sonido ambiente, la excitación del momento.

Led Zeppelin I, el mito

El desastre del zepelín transoceánico Hinderburg que se incendió y posteriormente destruyó al intentar aterrizar en New Jersey tres días más tarde de despegar de la ciudad alemana de Frankfurt del Main es la imagen de portada del disco, una imagen cedida por la United Press International.

Arrancando con unas lineas bluesy acústicas que mutan cuando Bonzo golpea con dureza su batería mientras Jimmy arranca rugientes acordes a su guitarra, «Good Times Bad Times» da el pistoletazo de salida a su carrera con un tema que pasaría al estatus de atemporal. Un tema con una sección rítmica milimétricamente estudiada, con unas estrofas pegadizas y un Bonzo simplemente descomunal. Con un solo bombo lograba obtener mejor sonido que la mayoría de baterías del momento, que usaban el doble. El solo de Page también muestra una de las cartas mejor jugadas de la banda a lo largo de su posterior carrera. El tema arranca con la frase “In the days of my youth I was told what it means to be a man” a cual premonición, estos chicos ya se han vuelto hombres.

Con «Babe I’m Gonna Leave You» Page y Plant crean su primer tema en el que la oscuridad y la luz se funden a lo largo de seis minutos, uno de los temas más intensos y dramáticos de toda la carrera de los británicos. Siguiendo con la pesada heavy blues «You Shook Me» un tema rescatado de las jams de Page con los Yardbirds. Y cerrando la cara A del LP llega «Dazed and Confused», uno de los temas principales del disco y de la banda, un tema pirateado de un tema parecido de los Yardbirds que a su vez lo piratearon del cantautor Jake Holmes. El tema aborda morbosamente el sexo femenino y tiene como principal reclamo el momento en el que Jimmy rasguea las cuerdas de su Telecaster con un arco de violín creando unos efectos sobrenaturales.

La cara B del plástico arranca con «Your Time Is Gonna Come», con unas hermosas melodías de John Paul Jones al mando del teclado Hammond y un Jimmy tocando por primera vez la pedal steel, la Fender 800 de diez cuerdas. Acto seguido encontramos la instrumental y virtuosa «Black Mountain Side» que da entrada a otro de los temas estrella del disco, «Communication Breakdown» cual tormenta tras la calma, un tema hard rock con una composición heavy metal con Bonzo galpoando sobre su batería y un Plant cantando sinsentidos debido a la velocidad de la parte melódica, otro tema perfecto. Penúltimo corte titulado «I Can’t Quit You Baby», un tema blues lento y atmosférico con bonitos solos de Page y cerrando tenemos «How Many More Times», el tema más largo del trabajo con casi ocho minutos y medio de duración, un tema que tiene todo lo que puedas pensar y desear, Led Zeppelin en estado puro.

Créditos y curiosidades

Como Robert Plant tenia un contrato en vigor con una editorial de canciones y si creaba algo lo tenia que ceder a dicha editorial. Como la banda no quería regalar nada, Robert no firmó en ningún tema pese que su aportación en todo el LP fue enorme. Los demás temas estaban firmados siempre por Page e incluso aparecen en los créditos de tres temas Bonzo y en cuatro temas John Paul Jones.

«How Many More Times» es el único tema de Led Zeppelin que forma parte de la banda sonora de una película, concretamente del film Homer de 1971. Curiosamente, este tema tiene el honor de provocar un error, pues en la primera edición del LP su duración estaba imprimida en 3:28 cuando la duración real del corte era de 8:28.

En 1993 se publicó el tema «Baby Come On Home» que se creó para su disco debut pero no logró salir a la luz hasta pasados 24 años.

Led Zeppelin I estuvo 73 semanas seguidas en las listas del Top 40 de EE. UU. de la que alcanzó hasta la décima posición. En el Reino Unido llegó hasta la sexta posición, estando 79 semanas en las listas.

En 1986 se editó por primera vez en CD de la mano de Atlantic y en 1994 se publicó una edición remasterizada por el propio Jimmy Page.

El concierto de presentación y primer evento en el que aparecerían bajo el nombre final de Led Zeppelin ocurrió en la Universidad de Surrey el 15 de enero de 1969. La banda cobro 150 libras, una cifra muy justita incluso para esa época.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 654 Artículos
Rock en todas sus extensiones