Las 5 mejores canciones de Scanner, los “Helloween” malditos, según… Jordi Tàrrega

Entre finales de los 80 y principios de los 90 hubo una serie de bandas alemanas que impulsaron un estilo que sería conocido posteriormente como power metal o incluso como metal alemán. Pero eso vendría a posteriori, básicamente porque de esa remesa de bandas solo acabaría triunfando a lo grande Helloween. Fue un éxito breve, en parte, porque duró hasta que Kai Hansen desertó de las calabazas de Hamburgo y el rumbo se perdió sin su liderazgo. El mando quedó en manos de Michael Weikath, pero zozobraron, y se empezó a buscar a los nuevos Helloween. De hecho, hubo un sello que existió con este único propósito, y nunca lo consiguió: Limb Music.

Pero a la sombra de Helloween hubo bandas fenomenales que toca reivindicar y entre las que, por poner a las mejores, tenemos a Heavens Gate, Chroming Rose y a los que nos ocupan hoy: Scanner. Sí, se podrían poner también a Grave Digger o a Rage, pero estilísticamente no son lo mismo ni quedaron relegados tampoco al olvido. En esa época existía Noise Records, conocida como la discográfica más molona de la historia. Todas las bandas que ficharon, o triunfaron o son grupos de culto. Todo lo que lleve el sello Noise es imprescindible, creedme.

Scanner nacen después de que tres de sus músicos se unan una vez terminado el proyecto de Lions Breed, que nos brindó un solo disco en 1985: Damn the Night (existe una reedición de 2007). Comandados por Axel Julius el grupo consigue cierta repercusión en cuatro etapas.

En la primera consiguen cierta repercusión con los discos Hypertrace y Terminal Earth a finales de los años 80. Luego el grupo se separa para reaparecer a mediados de los 90 con dos discos realmente maduros y actualizados: Mental Reservation (1995) y Ball of the Damned (1997). En la tercera etapa a Axel se le va la pinza totalmente y saca un disco con una chica al frente en la labor vocal. La ostia fue monumental… No sé como podrían sacar adelante todo el material antiguo en aquellos tiempos, la verdad. ¡Y lo peor! He tenido que volver a escuchar ese disco maldito: Scantropolis (2002). La última etapa es la más estable y cuenta con un disco: The Judgement (2015), ya solo con Axel Julius como superviviente y con toda la banda sometida a cambios constantes, excepto el vocalista Efthimos Ioannidis.

“Not Alone”

Álbum: Terminal Earth (1989)
Autor: Axel “A.J.” Julius

Mi primer contacto con Scanner fue justamente con “Not Alone” en uno de los recopilatorios de la discográfica Noise. Sonaban a Helloween pero con toques más tecnológicos y futuristas, también más básicos y crudos, pero sumamente efectivos. El tema es épico y grandilocuente, con la voz agudísima de S.L. Coe y los detalles técnicos de la guitarra de Julius. Suena totalmente a la era del Walls of Jericho y se ve ya en esa canción a un grupo con un potencial enorme. Mención aparte merecen los coros, que es lo que hace que la canción sea tan épica y vaya más allá de la entonces habitual etiqueta de speed metal. No era Helloween, evidentemente, pero si te va el estilo esta banda es imprescindible.


“Ball of the Damned”

Álbum: Ball of the Damned (1996)
Autor: Axel “A.J.” Julius

Pura elegancia. “Ball of the Damned” hace que te metas de lleno en la portada del disco y pises ese elegante escenario con lámparas de araña de cristal y esas habitaciones versallescas. Entrada acústica con un excelente Haridon Lee a las voces para luego entrar en la fórmula ganadora de verso-puente-estribillo tan clásica del power metal germano. La letra versa de los juegos macabros en una fiesta en la que se cierran las puertas al segundo día. Uno de sus clásicos imprescindibles que tocarán sí o sí el próximo día 10 de noviembre. La verdad es que todo el disco merece la pena, especialmente “Puppet on a String” y “The True-Story Teller”.


“Terrion”

Álbum: Hypertrace (1988)
Autor: Axel “A.J.” Julius

Hypertrace es el disco más celebrado de Scanner y su ópera prima. Un disco afilado, directo y con grandes clásicos en su haber. Podemos quedarnos con muchos, pero “Terrion” es una de las joyas más perfectas de la obra. Hímnica y ampulosa, pero sin disfrutar de una gran producción. Es la era de los discos como Walls of Jericho, muy crudos, y con un estilo que en esos tiempos muchos llamaban speed metal. Sobresalen esos tímidos teclados para hacer efectos, algo que utilizó siempre Gamma Ray, y esos solos que beben del neoclásico, son coreables, y que alcanzarían la perfección en los Keepers de Helloween. Mención aparte merece la historia conceptual de ciencia ficción creada por el grupo, un tópico que se repetirá a partir de entonces.


“Till the Ferryman Dies”

Álbum: Scantropolis (2002)
Autor: Axel “A.J.” Julius

El tema es realmente bueno… pero… ¿Esto es Scanner? ¿De verdad? Lisa Croft entra en escena y Julius resucita el proyecto con un disco que no va más allá de este primer tema. La voz de Croft es dulce cuando toca, pero dura cuando lo necesita, y el estribillo rubrica una pieza muy meritoria y efectiva. Hay incluso adiciones de público como si de un directo se tratara. Lo que duele de verdad es pensar que el disco va bajo el nombre de Scanner cuando el proyecto iba absolutamente por otros derroteros. Puede que haya pasado a la historia como un error, pero creo que “Till the Ferryman Dies” queda como ejemplo de que algún mueble se pudo salvar.


“Break the Seal”

Álbum: Mental Reservation (1995)
Autor: Axel “A.J.” Julius

Injustamente olvidado entre los discos de sus inicios y el gran Ball of the Damned ha quedado este maravilloso Mental Reservation. Disco disfrutable de cabo a rabo, con una portada maravillosa y que supuso el regreso de Scanner como tales en 1995, unos tiempos oscuros para el metal tradicional. Aquí el grupo ganan en matices y composición y el tema que abre el disco es el mejor ejemplo de ello: “Break the Seal”. Impresionante ejemplo de cómo construir un tema que baja la velocidad de sus dos anteriores, pero gana mucho en fuerza y nos presenta en sociedad a Haridon Lee, un cantante afilado y competente que repetiría en su siguiente disco. Atención a la línea de bajo 100% Helloween y a esos solos coreables.

Escucha este TOP 5 en nuestro perfil de Spotify:

Si te ha gustado el artículo, por favor danos tu apoyo siguiéndonos en Facebook: