Las 5 mejores canciones de Incubus según… Rubén de Haro (I)

Incubus, por definición, puede ser tanto un demonio como una banda de rock de California, cuyas raíces se remontan a principios de los años 90. La banda se convirtió en una de las bandas de metal alternativo más populares del nuevo milenio, diferenciándose del resto gracias a una ética incansable de giras y a su amplia paleta musical… tan amplia que me he visto «obligado» a dividir este Top 5 en dos. La segunda entrega verá la luz el próximo lunes.

Formada en 1991 en el suburbio de San Fernando Valley de Calabasas, California, la formación inicial de la banda incluía a Brandon Boyd (voz, percusión), Mike Einziger (guitarra), Alex Katunich (bajo) y José Pasillas (batería). Su sonido inicial tiraba más hacia el funk metal de bandas del estilo de los Red Hot Chili Peppers, Mr. Bungle o Primus, pero se amplió en los siguientes años para incorporar elementos de rap-metal, post-grunge y de metal alternativo muy del palo de los primeros Korn o de Deftones. De hecho, la primera vez que les vi en directo fue en 1997 cuando actuaron junto a The Urge abriendo para Korn… ¡en la Sala Zeleste! Unos años más tarde, ya como cabezas de cartel, se pasearon de nuevo por Europa, esta vez con los infames Hoobastank y con mis eternamente amadísimos 311 como bandas invitadas.

Más de veinte años después de aquella primera visita, los californianos nos volverán a visitar a finales de este mes, en la que se será una de las fechas más importantes, a marcar en el calendario, de este segundo semestre del año.

Se me antoja harto difícil quedarme con solo cinco temas, aún más si tenemos en cuenta que hasta el Morning View (2001), solo publicaron auténticas joyas: Fungus Amongus (1995), Enjoy Incubus EP (1997), S.C.I.E.N.C.E. (1997) y Make Yourself (1999). Si por mí fuera, los tres primeros puestos de esta lista los ocuparían sus tres primeros trabajos discográficos así, tal cual. Pero la profesionalidad me puede, de ahí que, finalmente, os vayamos a taladrar con dos Top 5’s.

Los primeros Incubus

«You Will Be a Hot Dancer»

Álbum: Fungus Amongus (1995) / Enjoy Incubus EP (1997)
Autores: Brandon Boyd, Mike Einziger, Alex Katunich y José Pasillas

Una gran canción de apertura para el álbum. Comienza con una guitarra muy funky y con un canto suave, para después estallar en un estribillo distorsionado con un Brandon gritando «Don’t you make fun of me!». Tras el primer estribillo, se suceden algunos golpes de bajo de lo más dulce. El tema termina con unos niños gritando: «Nah, nah, nah, nah, nah! I’m a hot dancer!». Todo muy cachondo, como el tono general del álbum. 100% funk con un coro metalero realmente duro.


«Take Me To Your Leader»

Álbum: Fungus Amongus (1995) / Enjoy Incubus EP (1997)
Autores: Brandon Boyd, Mike Einziger, Alex Katunich y José Pasillas

Sin duda, uno de los momentos más destacados del disco. Un extraño efecto de voz alienígena abre las pista y, acto seguido, Pasillas nos ataca con toda una serie de tambores tribales que casan perfectamente con el tono del videoclip que podéis ver unas líneas más abajo. Pero lo que más destacaría son los riffs atonales y la voz de Boyd. La pista mejora a medida que avanza, y su momento más épico es el siguiente:

Forgot to inject my, cocaine!
Forgot to apply my, rogaine!
Forgot to remember, my pain!
I never think, I never thought
Oh, maybe I’m insane
I think I like being
Way the fuck out of my brain

La canción explota y luego se desvanece. Increíble. Es la única canción de esta época que han tocado en directo, en alguna ocasión, después de 1998. Ojalá caiga en Barna…


«A Certain Shade of Green»

Álbum: S.C.I.E.N.C.E. (1997)
Autores: Brandon Boyd, Mike Einziger, Alex Katunich, José Pasillas, Gavin Koppel y Randy Muller

S.C.I.E.N.C.E. (1997) es, con diferencia, el mejor álbum de Incubus. Representa todo lo que el nu metal de la época tenía que ser, es decir: es técnico, funky, pegadizo y, además, cuenta con unas excelentes voces. Este álbum es toda una bocanada de aire fresco.

Pesada desde el principio, gracias a un riff atronador, es una de las mejores canciones del álbum. La guitarra está distorsionada más allá de todo lo imaginable. Los versos son rítmicamente complejos y es precisamente este alocado ritmo el que provoca que la combinación de voz calmada/fuerte de Brandon suene en su punto. Los coros son mucho más pesados que los versos con algunos toques metal y unas letras más oscuras. Los platos giratorios le dan a la música un toque, por así decirlo, espeluznante. El bajo suena muy fresco a lo largo de toda la canción. El puente es una combinación de sección rítmica y voces, y sufre algunos cambios de tempo bastante drásticos. Asombroso tema.


«Redefine»

Álbum: S.C.I.E.N.C.E. (1997)
Autores: Brandon Boyd, Mike Einziger, Alex Katunich, José Pasillas y Gavin Koppel

¡Joder, qué canción más increíble! Y pensar que la hubiera pasado por alta de no ser del tirón de orejas virtual de mi compañero Sergi Vila, ya que se me pasó totalmente añadirla a mi lista inicial de más de quince temazos de los californianos.

La cosa comienza con algunos scratches acelerados a cargo de DJ Lyfe y algunos sonidos raros. Cuando la guitarra entra se vuelve bastante pesada, centrando aún más el foco en Lyfe. Brandon llega junto con Dirk y José tocando un ritmo de lo más funky. El bajo va y viene mientras Brandon rima a ritmo de hip hop. Los coros son bastante pesados gracias a la guitarra. Después del segundo estribillo, el ritmo cambia y la batería se acelera notablemente. Luego vuelve a los versos y al coro. Este es, fácilmente, uno de los mejores temas del álbum.


«When It Comes»

Álbum: Make Yourself (1999)
Autores: Brandon Boyd, Mike Einziger, Alex Katunich, José Pasillas y Chris Kilmore

Durante los últimos años de la década de los 90 y principios de 2000 vieron la luz muchos álbumes que se han subestimado enormemente. Uno de esos álbumes es este Make Yourself (1999).

Dejando un poco atrás el funk metal de sus inicios, este álbum llevó a la banda a volar aún más alto gracias a recurrir a un enfoque más melódico a la hora de componer. No solo todos los miembros suenan genial, cada uno en su rol asignado, sino que lo que cada uno de ellos toca, acomoda lo que el otro miembro está haciendo. Esto se nota especialmente en un tema como «When It Comes», cuya construcción y estructura se van, poco a poco, transformando en algo absolutamente genial. Muy posiblemente esta sea la pista más potente del álbum.

‘Cause what I want, and what I need, is and will always be free…

Rubén de Haro
Sobre Rubén de Haro 370 Artículos
Tipo peculiar y entrañable criado a medio camino entre Seattle, Sunset Boulevard y las zonas más húmedas de Louisiana. Si coges un mapa, y si cuentas con ciertos conocimientos matemáticos, verás que el resultado es una zona indeterminada entre los estados de Wyoming, South Dakota y Nebraska. Una zona que, por cierto, no he visitado jamás en la vida. No soy nada de fiar y, aunque me gusta “casi todo lo rock/metal”, prefiero las Vans antes que las J'hayber.