Crónica y fotos del Azkena Rock Festival 2018 - Mendizabala (Vitoria-Gasteiz), 22 y 23 de junio de 2018

Azkena 2018: Que los árboles no te impidan ver el bosque

Datos del Concierto

Azkena Rock Festival 2018

Bandas:
Van Morrison + Joan Jett & The Heartbreakers + The Dream Syndicate + Dead Cross + MC50 + James Taylor Quartet + Mott the Hoople + Chris Robinson Brotherhood + muchos más
 
Fecha: 22 y 23 de junio de 2018
Lugar: Mendizabala (Vitoria-Gasteiz)
Promotora: Last Tour
Asistencia aproximada: personas

Fotos

Fotos por Oficiales Azkena Rock / G. Farrés

Dado mi amplio historial como espectador de todo tipo de conciertos y debido a la actual inflación de los tickets en gran parte de estos espectáculos, tengo por costumbre valorar si cualquier tarifa de entrada o abono se corresponde con el interés que me suponen los nombres anunciados. Suelo privilegiar los artistas inéditos en mi bagaje personal, agrego los pertenecientes a mi selectiva lista fanática y termino la tasación con los que me estimulen verdadera curiosidad. A priori, la edición de este año del Azkena computaba una suma positiva. Si bien la cancelación, una semana antes, del doblete de los estadounidenses Urge Overkill rebajó, en mi caso, algunos puntos. Aun así, carretera y manta!

Tres días después, ya de vuelta, llego el momento de hacer balance de lo vivido. La inicial jornada deparó una de cal y otra de arena. La calificación negativa se la otorgó a un inapetente Van Morrison. Desubicado, por el horario diurno o por la característica idiosincrasia del evento, nos ofreció un recital demasiado insípido. Muy lejos de mi recuerdo barcelonés de 1996. En cambio Chris Robinson sí recuperó, salvando las distancias, las esencias que su ex grupo, los añorados Black Crowes, destilaban a mediados de la década de los noventa. Diez lisérgicos, flotantes y extensos cortes, perfectamente desarrollados por unos Brotherhood tan compactados como las barbas que todos ellos lucían. Del mismo viernes, no puedo criticar la descarga del singular quinteto MC50 ya que nunca he sido devoto de la obra original. Por el contrario, las dos formaciones (los apabullantes Dead Cross y los crudos Thee Hypnotics) que sólo pude picotear me dejaron con ganas de más. Finalmente, muy agotado, me retiré a descansar con los acordes metálicos de las Girschool como fondo.

Estrené el recorrido del sábado, en la céntrica Plaza de la Virgen Blanca y bajo un intenso sol de mediodía, con el revitalizante bolo de James Taylor Quartet. Cervezas, tapas y obligada siesta para afrontar el resto de la velada. Mott the Hoople y Joan Jett & the Blackhearts cumplieron sobradamente. Ambos conjuntos, excelentemente liderados, nos deleitaron con unos shows vigorosos, muy visuales y adecuadamente estructurados. Rematados con los dos clásicos más esperados: “All the Young Dudes” y, por supuesto, “I Love Rock ‘n Roll”. Los noruegos Turbonegro no generaron indiferencia. Sin entrar a evaluar su reciente (y controvertida) línea estilística, su función me pareció un sólido divertimento. Y con la presencia del crepúsculo vespertino empezó la actuación plenamente suspirada. The Dream Syndicate estuvieron soberbios, magnéticos, electrizantes, elegantes e impecables. Cohesionando los temas del flamante disco de retorno, “How Did I Find Myself Here?”, con varias de sus espléndidas perlas añejas. Merecieron haber tocado en uno de los escenarios principales y, sobre todo, más tiempo que los 55 minutos asignados. Por último, la salida de los reunificados Gluecifer se produjo cuando el cansancio hacía mella en mí, o sea que se convirtieron en la banda sonora del trayecto al hotel.

No quisiera omitir que los múltiples contenidos extra musicales (que ya destaqué en la previa) se mantuvieron, e incluso algunos mejoraron, especialmente por la menor afluencia de público. Una caída de asistencia provocada, a mi juicio, por unos cabezas de cartel poco atrayentes para los consumidores profanos. Y aunque, por puro placer egoísta, prefiero que no existan aglomeraciones puedo comprender que esta muestra rockera necesita superiores cifras. Intuyo que en la cita de 2019 la demanda crecerá con la ya revelada confirmación, en exclusiva, de los reputados Wilco.

A ver que más nos brinda este primordial festival en su celebrada mayoría de edad.

Si te ha gustado el artículo, por favor danos tu apoyo siguiéndonos en Facebook: