Crónica y fotos del concierto de Marduk + Valkyrja + Attic + Survival Is Suicide - Sala Bóveda (Barcelona), 1 de mayo de 2019

La lluvia de artillería pesada de Marduk deja sin aliento a la Sala Boveda de Barcelona

Marduk

Datos del Concierto

Bandas:
Marduk + Valkyrja + Attic + Survival Is Suicide
 
Fecha: 1 de mayo de 2019
Lugar: Sala Bóveda (Barcelona)
Promotora: Madness Live!
Asistencia aproximada: 400 personas

Fotos

Fotos por JM Llovera

Noche de las grandes en Sala Bóveda, en la que Marduk demostraron ser un valor seguro y desplegaron toda su agresividad en una sala a muy poco de llegar al sold out. La otra (grata) sorpresa fue Valkyrja a pesar de tener un sonido deleznable, excepto al final de su show. Attic no desentonaron a pesar de su propuesta diferente y Survival Is Suicide hicieron gala de su buen hacer con su metal extremo de guitarras sampleadas.

Primero de Mayo. Día Festivo. Día reivindicativo Internacional para los derechos de la clase trabajadora. No parece el día ideal para una velada de metal extremo, bueno, black metalera de primer orden. Pero había cita y de las grandes con una de las leyendas del black metal sueco de la primera oleada. Marduk. Ríos de tinta se han escrito sobre sus portadas provocativas como la de la monja sodomizándose con un crucifijo de su demo Fuck Me Jesus (1995) y su supuesta adhesión a la ideología nacional socialista. Pero aquí, como nadie confirma ni desmiente, pues nos vamos a centrar en la música. Y su música… ¡madre! Violencia y agresividad sin paliativos. Black metal de factura excelsa y sin florituras. Ellos vienen, te vuelan la cabeza y punto. Pero eso ya lo hablaremos más tarde.

Survival Is Suicide

No es fácil abrir una noche así pero los del Baix Llobregat salieron al escenario a demostrar de lo que son capaces. Una propuesta complicada de llevar al escenario con dos únicos componentes, Epojè (batería) y Zaratozom (bajo, voz) y guitarras sampleadas. Al abrir tan temprano no gozaron de la masa crítica que merecen. Su música, arriesgada pero magníficamente ejecutada. Estoy seguro que con más tiempo a su disposición pueden ofrecer grandes veladas metálicas, así lo demuestra su último disco Retrovolution (2018). Seguro que aprovechan la oportunidad de esta gira europea!

Attic

Debo confesar que después de lo visto en youtube y escuchado en Spotify, no iba muy convencido a ver a los germanos… El rollito Mercyful Fate/Maiden/Judas con un toque sutil de black en alguna fase, no lo acababa de ver. Pero en esta vida, cuando una banda sale como ellos, a gustar y a gustarse, a darlo todo, le añade un poco de incienso y una calavera pues a mí me ganan. Y ciertamente, realizaron un concierto completo, sin altibajos, donde escénicamente se lo curraron y musicalmente no cometieron fallos.

Tanto Katte como Rob (los dos guitarristas de la banda) se mostraron especialmente activos en sus tareas. Haciendo las delicias del personal con esos dúos de guitarras y solos. La base rítmica de Chris (bajo) y JP (batería) mantuvo el tipo. Evidentemente, el peso escénico cae al vocalista, Meister Cagliostro, que con sus agudos registros apabulló al personal.

Me sorprendió especialmente la densidad de camisetas del grupo entre el público de la sala… ¿El repertorio? Pues en los escasos 40 minutos intentaron repasar lo mejor que tienen, destacando en mi opinión, “Satan’s Bride” y la final “The Headless Horseman” de The Invocation (2012). Confirmo que es una buena banda y tiene mucho que ofrecer sin duda. Al final, me ganaron.

Valkyrja

Valkyrja

No conocía a Valkyrja. Vale, de acuerdo, soy un patán. Ya he resuelto semejante herejía. Y me parecieron muy dignos como teloneros de Marduk. Esa propuesta blacker rozando el black thrash en algunos momentos, con esa voz tirando a death es muy interesante. A pesar de resultar un poco repetitivos, atesoran calidad y una buena colección de canciones para cimentar una carrera futura muy exitosa.

Al concierto de estos reparte estopa sueca, solo se le puede reprochar una cosa y no es imputable a ellos: el sonido. Desastroso hasta el tramo final, en el que por arte de magia se tornó más cristalino y (oh, sorpresa) empezó a sonar el doble bombo. Me dio la sensación que alguien cometió algún error técnico y algún cable estaba suelto.

A pesar de ello, la banda salió con actitud a raudales, con buenos movimientos escénicos (intercambio de posiciones entre los miembros de la banda) y gran destreza a la hora de ejecutar un repertorio (quizás un poco plano) a prueba de bombas con “Crowned Serpent”, “Oceans of Lust” o “Throne Ablaze”.

Buen concierto a pesar de los problemas técnicos ya comentados. Pero ahora llega la hora de la verdad… Llega la hora Marduk

Marduk

Lo de Marduk fue sobrenatural. Como suenan. Sonaron absolutamente brutales desde el principio. Con Mortuus como amo y señor de las tablas, qué digo de las tablas, de la sala entera, nos manejó como títeres, a su antojo, mientras la banda, con la guitarra de Morgan como principal reclamo nos iba destrozando por dentro. Un concierto que empieza con “Panzer Division Marduk”, “Bapstism By Fire” y “Werewolf” solo puede ser sinónimo de una cosa: violencia, odio y destrucción. Las primeras filas enloquecen, poguean, beben y se entregan sin dilación a la liturgia negra y agresiva de los suecos. Esto es repartir leña sin concesiones.

El trabajo de la sección rítmica de Devo (bajo) y Bloodhammer (batería) es magnífico, sosteniendo los hachazos guitarreros a toda velocidad. No había visto jamás semejante despliegue de brutalidad, estoy gratamente sorprendido. Repasaron su, ya larga discografía, con temas de hasta 10 discos diferentes, no en vano, son miembros de la nombrada “primera oleada” del black metal escandinavo (en este caso, sueco). Un juego de luces bastante elaborado y resultón para la capacidad técnica de la sala. Tema a tema fueron creciendo y conquistando al público a base de temazos de la calaña de “Deathmarch”, “Burn My Coffin”, “Into Utter Madness”.

El Panzer sueco nos da un respiro con la bailable (sí, has leído bien, dada la carnicería a la que estábamos expuestos) “The Blond Beast”, de aires Satyriconianios… Para rematar la faena con “Wolves” y “The Black…” en la que notas como toda la artillería te ha caído encima y no puedes reaccionar. Estás exhausto y te va a costar recuperarte.

Marduk son un artefacto de destrucción masiva en directo, si te los ha perdido, a la próxima no olvides anotarte en rojo la fecha, porqué vale mucho la pena. Precisión, violencia, agresividad y odio por un tubo. Así sí.

Joan Calderon
Sobre Joan Calderon 83 Artículos

Sant Boi-Sant Cugat-Barcelona. Padre y Metalhead. Desbordado por tanta música que escuchar y poco tiempo para disfrutarla. En el Universo solo hay dos cosas claras: In vino veritas y Metallica es la banda más grande de todos los tiempos (quizás solo una sea cierta, y no tenga que ver con la verdad). Death, black, thrash… y a veces electrónica, rock y “cabeza, hombros, rodillas y los pies” de Peppa Pig; en resumen, la música es mi pasión. También luchando por un mundo más justo… pero mejor centrarse en la música.