Jonas Lindberg & The Other Side – Miles From Nowhere

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 18 de febrero de 2022 
Discográfica: Inside Out Music
 
Componentes:
Jonas Lindberg - Voz, coros, guitarra, bajo, teclados
Jonas Sundqvist - Voz
Jenny Storm - Voz, coros
Calle Stålenbring - Guitarra
Nicklas Thelin - Guitarra
Calle Stålenbring - Guitarra
Nicklas Thelin - Guitarra
Jonathan Lundberg - Batería
Simon Wilhelmsson - Batería en "Little Man & Oceans of Time"
María Olsson - Percusión
Joel Lindberg - Guitarra en "Why I'm Here"
Roine Stolt - Guitarra en "Miles From Nowhere"

Temas

1. Secret Motive Man (7:26)
2. Little Man (5:49)
3. Summer Queen (15:51)
4. Oceans of Time (11:36)
5. Astral Journey (5:50)
6. Why I'm Here (4:26)
7. Miles From Nowhere Pt. I: Overture (6:54)
8. Miles From Nowhere Pt. II: Don't Walk Away (4:18)
9. Miles From Nowhere Pt. III: I Don’t Know Where You Are (4:39)
10. Miles From Nowhere Pt. IV: Memories (3:00)
11. Miles From Nowhere Pt. V: Miles From Nowhere (6:42)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Jonas Lindberg & The Other Side – Miles From Nowhere
Todos los discos de Jonas Lindberg & The Other Side en Amazon


El multiinstrumentista y compositor sueco Jonas Lindberg vuelve a poner en marcha a su banda The Other Side para lanzar este Miles From Nowhere, trabajo que empezó a fraguarse en el 2019 y que ha tenido que pasar por varios obstáculos como el obligado parón en tiempos de pandemia o la muerte del teclista Michael Otosson. Según Lindberg:

Pathfinder (2016) era el esfuerzo de una banda en conjunto, ahora soy yo el que toca un montón de instrumentos e incluso canto en algunas canciones. En parte esto se debió a las dificultades logísticas de la pandemia. Las letras son mucho más personales y reflejan sucesos que han ocurrido en mi vida en este tiempo que ha habido entre ambos discos.

Para la publicación de este Miles From Nowhere, aparte de reorganizar a la banda, cuenta con un invitado de lujo como es Roine Stolt (The Flower Kings, Kaipa, Transatlantic), que hace aparición en la suite de 25 minutos que da título al disco.

No es ningún secreto que el panorama prog sueco siempre ha gozado de muy buena salud, desde aquellos ya lejanos Kaipa o Samla Mammas Manna, hasta los más actuales Time Dwellers o Agusa, pasando por Beardfish, Änglagård, Anekdoten, Moon Safari… Ahora, con mayor repercusión gracias a la promoción que puede dar el haber fichado por la poderosa Inside Out, Jonas Lindberg intentará con este segundo larga durada abrirse hueco entre los nombres más poderosos del panorama progresivo del país de las estanterías Kallax.

Una de las cosas que más me han llamado la atención del disco ha sido ese sonido tan armónico y cristalino del que se impregna, sobretodo en el aspecto vocal, y es que las voces están repartidas entre Lindberg y otros dos vocalistas más: Jonas Sundqvist y Jenny Storm. Otra de las cosas a destacar sería que Lindberg ha sabido componer un disco donde perfectamente bascula entre momentos más complejos e intrincados con otros más directos. Esto sucede en el inicio del disco con “Secret Motive Man”, un corte redondo donde ese riff se te queda en la cabeza mientras se suceden grandes secciones rítmicas con luminosas armonías. “Secret Motive Man” es prog moderno, directo, muy técnico, en cambio “Little Man” suena mucho más clásica y pausada. “Summer Queen” está llena de matices, con cierto aire a space, acertado uso del mellotron y arreglos complejos pero accesibles al oyente. Es un tema que Lindberg escribió hace muchos años basándose en las cuatro estaciones del año, donde la melancolía se adueña de toda la atmósfera, siendo la voz femenina de Jenny quien hace de conductora de la historia. La escucha de “Summer Queen” es un must de este trabajo.

Quizás eso no me ha pasado en los siguientes dos cortes, “Oceans of Time”, el más poderoso y “metalero” del disco, y la instrumental “Astral Journey”. Noto cierto bajón en la escucha, sensación que desaparece al escuchar los primeros compases de “Why I’m Here”, una especie de “facilón” hit-single en toda regla (exacto, facilón entre comillas, porque prog y fácil no casan). Poco más de cuatro minutos de espíritu popero y dinámico que nos distorsiona la real misión del mismo, que no es otra que hacer de voz de algo que tan tristemente está a la orden del día como es el acoso.

Para finalizar el disco tenemos el plato principal de este “Miles From Nowhere”, una homónima suite que se apoya en los cánones principales del prog rock. Dividido en elegantes y complejos cinco movimientos es deudora de bandas clásicas como Pink Floyd o Genesis, lo que hace que también lo sea de nuestras conceptuales Spock’s Beard, Karmakanic o The Flower Kings. Incluso también, y rebuscando entre pequeños detalles me han venido a la cabeza The Beatles (en el segundo movimiento) o Uriah Heep (en el tercero). Toda la suite es un compendio de diferentes estados de ánimo donde tienen cabida desde los pasajes más acústicos y ambientales hasta los más rockeros, pasando por el rock sinfónico, el folk o la psicodelia.

Todo Miles From Nowhere ha sido la culminación de un trabajo muy ambicioso y personal por parte de Lindberg, muy disfrutable para los seguidores de las bandas nombradas en la reseña, con algunas luces y sombras para un servidor, pero no exento de calidad. Cumple totalmente como ejemplo de lo que es el prog rock de hoy en día y no me extrañaría verlo a finales de año en algunas de las listas tipo de “los mejores discos de prog del año” de algunos medios especializados.

Avatar
Sobre Jaime Arjona 43 Artículos
Pota Blava y fanzinero de los 90. La música siempre ha sido una de mis grandes pasiones, y aunque el Metal es mi principal referencia, no he parado de moverme por diferentes estilos sin encerrarme a nada. Con los años el escribir también se convirtió en otra pasión, así que si junto las dos me sale la receta perfecta para mi droga personal. Estoy aquí para aportar humildemente algo de mi locura musical, y si además me lo puedo pasar bien…pues de puta madre.