Himnos del Rock: «Thunderstruck» de AC/DC

Prólogo

Tras sus prodigiosas cimas rockeras entre mediados de los años 70 y primeros de los 80, AC/DC atravesó por un relativo bache de popularidad durante una franja del periodo ochentero, es decir, entre 1983 y 1987; aunque la carismática banda comenzó a retomar la senda del ascenso con el álbum Blow up Your Video (1988).

Para el cambio de década, es decir, en dirección hacia los 90, la propia agrupación australiana necesitaba un todavía mayor espaldarazo que les terminara de aupar, de nuevo, al trono más elevado de la Galaxia Rock. El single “Thunderstruck”, el cual inaugura el álbum The Razors Edge (1990) y los propios conciertos para promocionarlo, se presentó como un descomunal portón de entrada que conduciría, por segunda y definitiva ocasión, a los hermanos Young y a su tropa en dirección al Olimpo de las deidades hard.

La letra traducida

«A-a-a-a-a-a, thunder! A-a-a-a-a-a, thunder! / ¡A-a-a-a-a-a, trueno! ¡A-a-a-a-a-a-a, trueno!

I was caught / Quedé atrapado
In the middle of a railroad track (Thunder) / En medio de las vías del tren (Trueno)
I looked ‘round / Miré alrededor
And I knew there was no turning back (Thunder) / Y supe que no había vuelta atrás (Trueno)
My mind raced / Mi mente se aceleró
And I thought, what could I do? (Thunder) / Y pensé: ¿Qué puedo hacer? (Trueno)
And I knew / Y supe
There was no help, no help from you (Thunder) / Que no había ayuda, no había ayuda tuya (Trueno)
Sound of the drums / Sonido de tambores
Beating in my heart / Latiendo en mi corazón
The thunder of guns / El estruendo de las armas

Tore me apart / Me desgarró
You’ve been / Has quedado
Thunderstruck. / Estupefacto.

Rolled down the highway / Rodamos por la carretera
Broke the limit, we hit the town / Quebramos el límite, irrumpimos en la ciudad
Went through to Texas, yeah, Texas / Atravesamos Texas, sí, Texas
And we had some fun / Y tuvimos un poco de diversión
We met some girls / Conocimos algunas chicas
Some dancers who gave a good time / Algunas bailarinas que nos hicieron pasar un buen rato
Broke all the rules, played all the fools / Rompimos todas las reglas, tomamos por tontos a todos
Yeah-yeah, they, they, they blew our minds / Sí, sí, ellas, ellas nos hicieron estallar la cabeza
And I was shaking at the knees / Mis rodillas estaban temblando
Could I come again please? / ¿Puedo venir de nuevo, por favor?
Yeah, the ladies were too kind / Sí, las chicas fueron muy amables
You’ve been / Has quedado
Thunderstruck, thunderstruck / Estupefacto, estupefacto
Yeah, yeah, yeah, thunderstruck / Sí, sí, sí, estupefacto
Ooh, thunderstruck, yeah. / Ooh, estupefacto, sí.

I was shaking at the knees / Mis rodillas estaban temblando
Could I come again please? Oh. / ¿Puedo venir de nuevo, por favor? Oh.

Thunderstruck, thunderstruck / Estupefacto, estupefacto
Yeah, yeah, yeah, thunderstruck, thunderstruck / Sí, sí, sí, estupefacto, estupefacto
Yeah, yeah, yeah, said, yeah, it’s alright, we’re doin’ fine / Sí, sí, sí, dijo, sí, está bien, estamos bien
Yeah, it’s alright, we’re doin’ fine, fine, fine / Sí, está bien, estamos bien, bien, bien
Thunderstruck, yeah, yeah, yeah / Estupefacto, sí, sí, sí
Thunderstruck, thunderstruck / Estupefacto, estupefacto
Thunderstruck, whoa, baby, baby / Estupefacto, sí, pequeña, pequeña
Thunderstruck, you’ve been thunderstruck / Estupefacto, has quedado estupefacto
Thunderstruck, thunderstruck / Estupefacto, estupefacto
Thunderstruck, you’ve been thunderstruck / Estupefacto, has quedado estupefacto.»

De cómo se originó la canción

En 2003, el guitarrista de leyenda Angus Young hizo una declaración sobre el nacimiento de una canción, la cual te va atrapando, progresivamente, con su tan inspirado “crescendo”:

“Todo empezó con un pequeño truco que hacía yo en la guitarra. Se lo enseñé a Malcolm y me dijo: ‘Oh!, tengo una buena idea rítmica que funcionaría por detrás’. Construimos la canción desde ahí. Jugamos con ella durante unos meses antes de que todo encajase en su lugar. A nivel lírico, solo fue cuestión de encontrar un buen título, algo que estuviera entre ‘Powerage’ y ‘Highway to Hell’. Se nos ocurrió lo del trueno y pareció que sonaba bien. AC/DC = Potencia. Esa era la idea básica.”

Sin embargo, los propios Young también explicaron una versión alternativa de la procedencia del término clave thunder y ésta apunta a que el mismo Angus padeció verdadero pavor durante una ocasión en que volaba dentro de un avión, el cual casi se estrelló al atravesar dicho aparato una furiosa tormenta eléctrica.

La interpretación de los versos

La primera estrofa podría hacer alusión a que el protagonista de la canción se halla en una situación límite y esto se expresa a través de una alegoría, es decir, como si un tren lo atropellara o como si estuviese en medio de una tempestad interior. En consecuencia, dicho relator no recibe ninguna clase de apoyo por parte de algún amigo o de su pareja o de un ser cercano; aunque no quedando ese “alguien” especificado con exactitud.

La segunda parte del corte podría referirse, quizás, a un consuelo y a una placentera “desconexión” debido a la pésima experiencia acaecida anteriormente y es que el cronista se monta una desmadrada juerga en Texas junto a unos colegas; avanzando, todo ellos, al son que les marcan unas hipnotizantes bailarinas.

En ambas fases de la historia, el narrador ha sido thunderstruck, un término que se traduciría literalmente como “golpeado por un trueno” pero que, con exactitud, dicha metáfora guarda el significado de quedar “estupefacto”.

La grabación

La tan característica intro de guitarra la construyó Angus, con una técnica que le había enseñado su productor más querido, es decir, su hermano mayor George Young; el cual también se erigió en pieza fundamental, durante los años 60, del grupo Easybeats; en el propio “País de los Canguros”. Aquel truco sónico del que hablamos, consistía en pegar cinco de las seis cuerdas guitarreras con una cinta adhesiva, para así poder domesticar y provocar aquel sonido tan peculiar y acelerado que abre “Thunderstruck”.

La canción, y por extensión todo el álbum, fueron grabados en Vancouver (Canadá) en los estudios Little Mountain Sound y de la producción se encargó el insigne Bruce Fairbairn, el cual también trabajó en LP’s de Yes, Scorpions, Bon Jovi, Poison, Cranberries, INXS o Aerosmith; entre otros mitos del rock. El mismo Fairbairn insistió a los miembros de AC/DC en que los coros tomasen más presencia, para así dar más realce a canciones como “Thunderstruck”… ¡Todo un acierto dicha decisión!

Anécdota relacionada con los conciertos

El mencionado y supersónico riff inicial de guitarra de Angus Young, el cual te introduce en la canción a 10.000 revoluciones por segundo, sin embargo, le supone desplegar, a dicho intérprete, una determinación titánica cada vez que tiene que tocarlo en concierto. Consecuentemente, el propio Angus declaró que antes de dichos directos debe ponerse a ensayar toda una hora entera dicho frenético punteo justo antes de la actuación, además de asegurarse de que tiene los dedos calientes y de auto-convencerse de tener mucha confianza cada vez que afronta las notas de ese tan nervioso prólogo guitarrístico de “Thunderstruck”.

Repercusión en las listas

El exitosísimo y fundamental single que hoy nos ocupa, trepó hasta el número 1 en Finlandia, número 3 en Nueva Zelanda, número 4 en Australia y Bélgica, el número 5 en la lista oficial de Estados Unidos e Irlanda y el número 13 en Inglaterra; entre otras prominentes posiciones a lo largo de la azulada esfera planetaria.

El videoclip y sus mareantes cifras

El video-clip fue rodado y dirigido por el especialista David Mallet en la Brixton Academy de Londres, el 17 de agosto de 1990. El mismo Mallet, el cual también desempeñó dicha labor visual para Queen, The Rolling Stones, David Bowie, Scorpions, INXS, Kiss y un honorable etcétera rockero, era un viejo conocido de los hermanos Young y Cia., ya que habían trabajado juntos, en 1986, en videos como “You Shook Me All Night Long” (aunque este tema ya se había lanzado en 1980) o “Who Made Who”. El eminente David Mallet también se ocupó, a partir de ese año 90, de conducir y supervisar muchos más clips de este histórico grupo nacido en Sydney.

Los altamente apasionados miembros de la audiencia, los cuales se observan en las imágenes, recibieron camisetas en las que se indicaba el mensaje: AC/DC – I was thunderstruck”, situado éste en el frontal dichas prendas y con la fecha de la grabación en la parte de atrás de las mismas.

Dicho clip fue subido a YouTube en 2012 y ha alcanzado, en esta misma plataforma de Internet, la mareante y sideral cifra de… ¡un billón (con “b”) de visitas! Una hazaña ésta que solamente han obtenido un selecto club de astros musicales como Queen y su tema “Bohemian Rhapsody”, Guns N’ Roses con sus composiciones “Sweet Child O’ Mine” y “November Rain”, Metallica y su “Nothing Else Matters”; además de Linkin Park y “Numb”; siempre refiriéndonos a cuestiones Youtuberas.

Películas y otras trascendencias

El tema que hoy nos concierne ha sido utilizado en varias películas. El más llamativo exceso en este terreno cinematográfico devino cuando los productores del largometraje Varsity Blues (1999) pagaron la friolera de 500.000 dólares a AC/DC por utilizar la canción en dicho film sobre fútbol americano. Curiosamente, también existe una cinta australiana del Séptimo Arte titulada, precisamente, Thundestruck (2004); la cual trata, precisamente, sobre unos seguidores del propio grupo.

Hasta tal pasmoso extremo ha llegado el influjo de la tonada, que incluso cuando unos hackers informáticos asaltaron los ordenadores de Irán y su programa nuclear, en el año 2012, ¡el virus se hizo efectivo mientras iba acompañado de este tema de AC/DC! Lo mismo sucedió, en 2015, cuando los corsarios digitales consumaron el abordaje de la web de citas Ashley Madison y, efectivamente, 37 millones de sus clientes/as supieron de la comprometedora exposición de sus datos personales cuando los acordes de “Thunderstruck” les avisaban de ello.

Conclusión

Imaginen ustedes a un arquetípico oficinista excesivamente serio, gélido y monótono. Bien, pues ¡hasta alguien como ese sujeto resulta altamente “electrificado”, de modo placentero, cuando escucha AC/DC! Éste podría ser un ejemplo de que millones de seres de muy diferentes edades, clases sociales, religiones, razas, profesiones, etc., se sienten “thunderstruck” cuando escuchan tocar a la banda australiana, es decir: gratamente atónitos y estremecidos por los rayos y truenos rockeros lanzados por Brian Johnson, Angus Young, Malcolm Young y el resto de la banda de origen escocés pero con base en Australia. ¡Garantizado!

En definitiva: AC/DC es de todos y de todas.

Avatar
Sobre Txus Iglesias 6 Artículos
Albergo una inquebrantable fe en ese sacro, inmenso, lumínico e intemporal motor bautizado como “rock and roll”.