Himnos del Rock: «Sweet Emotion» de Aerosmith

Intro

Año 1975.

Se trataba de un crucial instante en que, para bien o para mal, se incrementaba y se incrementaba, sin parar, la tensión artística y personal entre los dos líderes de Aerosmith, el cantante Steven Tyler y el guitarrista Joe Perry. Dicha situación arribaría a su punto límite a finales de la década de los 70 cuando ambos músicos se enemistarían, seriamente, por una extensa temporada; además de que los más tentadores estupefacientes habían inundado sus respectivas existencias y las de toda la formación de Boston durante aquella misma franja cronológica.

Una de las más probables teorías interpretativas sobre el tema “Sweet Emotion” se basa en que el principal detonante del mentado conflicto podría, tal vez, haber sido Elyssa Jerret, la por entonces prometida de Perry (al cual por cierto le apodaban, precisamente, “Señor Dulce  Emoción”), en aquel año 75. Por lo visto, parece que ella intentaba separar y alejar a su novio con respecto al grupo y las estrofas de esta tonada podrían, quizás, aludir a la descomunal antipatía que le dedicaba el mismo Tyler (y el resto de banda por extensión) a la propia chica de Joe

La letra traducida

«Sweet emotion / Dulce emoción
Sweet emotion. / Dulce emoción.

You talk about things that nobody cares / Hablas de cosas que no le interesan a nadie
You’re wearing out things that nobody wears / Vistes como nadie más lo hace
You’re calling my name but I gotta make clear / Dices mi nombre pero tengo que aclararlo
I can’t say, baby, where I’ll be in a year. / No puedo decir, cariño, donde estaré en un año.

Some sweat hog mama with a face like a gent / Una mamá sudorosa con cara de caballero
Said my get up and go, must’ve got up and went / No se te levanta, pues debí levantarme e irme.
Well I got good news, she’s a real good liar / Bueno, tengo buenas noticias, ella es una gran mentirosa
‘Cause the backstage boogie sets your pants on fire. / Porque el meneo entre bastidores hizo arder tus pantalones.

Sweet emotion / Dulce emoción
Sweet emotion. / Dulce emoción.

When I pulled into town in a police car / Cuando llegué a la ciudad en un coche policial
Your daddy said I took it just a little too far / Tu papi dijo que llevé el tema demasiado lejos
You’re telling me things but your girlfriend lied / Me cuentas cosas pero tu novia mintió
You can’t catch me ‘cause the rabbit done died / No puedes pillarme porque el conejo muera
Yes, it did. / Sí, lo hizo.

You stand in the front just a shakin’ your ass / Estás en primera línea meneando el trasero
I’ll take you backstage, you can drink from my glass / Te llevaré entre bastidores, puedes beber de mi vaso
I’ll talk about something you can sure understand / Hablaré sobre algo que seguro entiendes
‘Cause a month on the road and I’ll be eating from your hand. / Porque tras un mes en la carretera estaré comiendo de tu mano.

La interpretación de los versos

Versos de la canción como “Donde estaré dentro de un año…” podrían hacer alusión a que a Steven Tyler también se le pasó por el pensamiento la frase complementaria “…estaré a 1.000 millas de distancia de Elyssa”.  Además y continuando por esta vía aclaratoria, las algo herméticas expresiones como “puedes beber de mi vaso” o “estaré comiendo de tu mano” podrían, tal vez, ser arrojadas con tono de sarcasmo y provocación por parte del mismo Tyler hacia la mencionada Elyssa Jerret.

Sin embargo, a través del tiempo ha oscilado otra especulación distinta sobre la tercera y la cuarta estrofa como que éstas mismas, sencillamente, se hallan dedicadas a una amante del propio singer Steven, la cual era menor de edad, llamada Julia Holcomb, de 16 años; donde la relación entre ambos se tornó completamente inviable en dicho periodo de 1975. En otras palabras, se desprenden aquí argots como el de la frase “no puedes cogerme porque el conejo muera”, referente la misma a una supuesta prueba positiva de embarazo pero que, posiblemente, no sirva para comprometer al padre de la criatura.

Por otra parte y para rematar el tema de las distintas hipótesis, la expresión titular “dulce emoción” supone una manera cariñosa en que el mismo Tyler llamó a sus hijas, según declaró él mismo en su aparición en la película Be Cool, en el año 2005.

De todos modos, quizás todo este asunto sea una amalgama de los distintos conceptos comentados con anterioridad y que, sencillamente, cuadraban bien a nivel rítmico aunque juntos no tuvieran del todo sentido: una técnica de composición ésta muy habitual en las bandas.

La grabación de la canción

En cuanto a lo musical, la primera clave maestra del corte la proporcionó el bajista Tom Hamilton, el cual, después de fumar un poco de marihuana, repescó unos acordes de una improvisada sesión, de 1974, para así incorporarlos a su parte y hacer arrancar “Sweet Emotion” de manera tan sugestiva y penetrante, en 1975. Todo ello para desbordante alegría del productor Jack Douglas y con los demás miembros del grupo felicitando al propio Hamilton, el cual además escribió las partes de guitarra y los arreglos.

Las muchas virtudes de la canción continúan, acto seguido, cuando Joe Perry, por influencia de su idolatrado Jeff Beck y también de Stevie Wonder, agregó ese efecto de talk box que ayuda a que se potencie un misterioso y tensado preámbulo, pleno éste de distorsión y psicodelia. El mismo Steven Tyler, en el propio principio del tema, utilizó un instrumento llamado vibraslap, el cual se rompió la cuarta vez que lo tocó durante esa misma intro pero, sin embargo, la banda norteamericana lo mantuvo así como estaba porque sonaba bien.

Después de que se deslicen los suaves coros pronunciando la frase principal, como contrapunto  sobreviene entonces la agresiva e incomparable voz de Steven Tyler y se desatan, con alta sabiduría rockera, las guitarras del propio Joe Perry y de Brad Whitford, por ejemplo.

Todo esto encierra una mentalidad inteligente ya que Aerosmith filtra y suma aquí, sutilmente, el funk, el blues y y el R&B dentro de este hard rock denominado “Sweet Emotion” y se apoya, además, en unas fuentes sólidas, las cuales describe el propia bajista Tom Hamilton en la siguiente declaración:

Joe Perry y Brad Whitford aprendieron las partes de guitarra que había escrito yo y las ampliaron. Toda esa introducción y la forma en que Joe la interpreta, es algo que siempre me ha encantado. Soy un gran seguidor de Led Zeppelin y The Who, así que soy un fanático de una canción de rock que arranca con un comienzo tranquilo, soñador y sombrío y luego estalla en algo enorme.”

El mismo bassman Hamilton también manifestó:

Me encanta que una canción tan simple pueda expresar tanto”.

Otra de las anécdotas del registro del citado tema aconteció cuando el vocalista Steven Tyler agitó un paquete de azúcar para simular un sonido de maracas, ya que éstas no se hallaban disponibles en los estudios Record Plant, de Nueva York, donde se grabaron los acordes de la tonada de la que hoy tratamos.

El videoclip y los diversos ecos

No fue hasta 1991 cuando la agrupación bostoniana rodó un sugerente videoclip de la canción, la cual, por cierto ha hecho acto de presencia en una profusa cantidad de videojuegos, series o películas. En referencia a éste último terreno cinematográfico, quizás, uno de los guiños más rememorados por los espectadores y espectadoras es cuando el tema, en cuestión, sirve de fondo musical a una graciosa escena de striptease que se ve obligada a hacer el personaje de Rose O’Reilly (interpretado por Jennifer Aniston) a petición de un criminal y que tiene como objeto salvar el pellejo de ella misma y de su familia fingida; todo ello durante la comedia fílmica We’re the Millers (2013).

Conclusión

La popular “Sweet Emotion”, la cual como single se introdujo en el Top 40 de la listas oficiales de Estados Unidos y vendió 3 millones de copias, se constituye como una de las columnas básicas donde se sustenta el impecable y magistral álbum Toys in the Attic (número 11 en las listas de los Estados Unidos, en 1975); el cual supuso un aún mayor crecimiento creativo y la consagración definitiva y planetaria de una de las más superlativas y singulares bandas de rock como son Aerosmith; históricamente hablando.

Avatar
Sobre Txus Iglesias 6 Artículos
Albergo una inquebrantable fe en ese sacro, inmenso, lumínico e intemporal motor bautizado como “rock and roll”.