Himnos del Rock: «Fiesta pagana» de Mägo de Oz

Hoy, en Himnos del Rock voy a poner el dedo en la llaga de muchos. Porque muchos odiáis a Mägo de Oz, pero creo que no hay nadie aquí que no sepa la letra de esta canción himno de la banda más polémica de nuestras fronteras. Se trata de “Fiesta pagana”, la canción más “querida” de los madrileños.

Hubo un tiempo en el que Mägo de Oz representaba con orgullo todo lo que comprendíamos por el metal nacional. Veías gente con camisetas por la calle. Escuchabas alguna de sus canciones en la radio. Seguramente tenías en tu colección personal discos como La leyenda de la Mancha (1998) y Finisterra (2000). Uno estaba orgulloso de decir: “Soy fan de Mägo”.

Hoy, quizás la mayoría de nosotros tenga la sensación de que esos recuerdos son una mancha en su expediente, pues la deriva de la banda mal capitaneada por Txus di Fellatio no da lugar para muchas contemplaciones. Hoy en día, Mägo de Oz son mucho más apreciados en America que en España.

Aún así, es rara la vez en la que aún escuche por algún motivo “Molinos de viento”, “Fiesta pagana” o “La danza del fuego” y no las acabe cantando con nostalgia. En Himnos del Rock, cualquiera de las tres podrían tener cabida, pero es evidente que “Fiesta pagana” se lleva el premio final. ¡No por nada acaba sonando en todas las fiestas mayores de verano de los pueblos de Catalunya!

En la actualidad, “Fiesta pagana” cuenta con más de 100 millones de reproducciones en Spotify superando a artistas más afines al mainstream como Fito y los Fitipaldis, El Canto del Loco, Extremoduro o Barón Rojo. Solamente puedo citar dos canciones de Héroes del Silencio que superen los 100 millones de reproducciones.

“Fiesta pagana”, más allá de ser un himno generacional, es la canción que impulsó a Mägo de Oz. Un impulso que les convirtió en LA BANDA de metal española por excelencia y les dio suficiente combustible para cruzar el charco de forma impecable.

La canción cuenta, como era habitual, con unas letras llenas de metáforas que impregnan la densidad de las historias que cuentan. En este caso, la iglesia católica es la que pilla cacho. Se habla de la época de la Inquisición pero bien puede entenderse como una crítica a la organización en general más allá de los tiempos.

Musicalmente, la canción tiene un ritmo festivo enaltecido por los instrumentos menos afines al metal como la flauta y el violín, posiblemente el mayor éxito de Mägo de Oz.

En palabras del propio Txus di Fellatio sobre “Fiesta pagana”:

“Recuerdo un grupo que no éramos profesionales sino amateurs, tocábamos los fines de semana para divertirnos. El poco dinero que cobrábamos nos lo gastábamos en sustancias, putas y bebidas (risas). Para luego dormir en los coches porque nos habíamos gastado el dinero de los hoteles; era divertimento por divertimento. Y de repente este disco “Finisterra”, empieza a vender. Hay un single llamado “Fiesta pagana”, que empieza a ser radiada en Cadena 100, 40 Principales llegando incluso al número 1, y lo que era diversión se convirtió de repente en nuestro trabajo, y tuvimos que empezar a aprender a ser profesionales.”

En resumidas cuentas, “Fiesta pagana” es quizás el himno más grande del metal español con el absoluto permiso de Héroes del Silencio, pero los de Bunbury los entraremos como el más grande del rock español, y todos contentos. No creo que nadie tenga reparos en afirmar que esta canción merece todos los honores. Aunque hoy muchos no aguantemos a la banda… El legado está allí para el disfrute de todos.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 518 Artículos
Rock en todas sus extensiones