Himnos del Rock: «Faint» de Linkin Park

Brad Delson, guitarrista de Linkin Park, entró en el estudio, donde Mike Shinoda estaba trabajando, para grabar una nueva idea. Brad grabó una pista de scratch guitar* para «Faint» sobre una pista sin batería ni música, esperando que el tempo fuera de aproximadamente 70 BPM. Regresó al estudio un par de días después y Mike había ensamblado el ritmo a 135 BPM, casi el doble de rápido. Después de una cuidadosa deliberación, Brad y Mike decidieron que el ritmo más rápido era más divertido. Acababa de nacer «Faint», una de las canciones más célebres de la banda que alcanzó el número 1 en las pistas de rock moderno de los Estados Unidos, convirtiéndose en el tercer número uno de la banda.

La banda

Arraigados en la encrucijada del metal más o menos agresivo y el hip-hop más rítmico, Linkin Park se convirtió en una de las bandas más exitosas de principios del siglo XXI al incorporar a su música elementos de todos los géneros, inyectando rap, punk estridente, electrónica atmosférica e incluso pop del más pulido. A pesar de llevar a cuestas las etiquetas del nu metal y del rap rock, a menudo ridiculizadas, pronto evolucionaron más allá hasta parir una bestia más compleja. De hecho, tal y como sugería el nombre original de la banda (Xero) y el título del álbum debut (Hybrid Theory), eran un híbrido de fuerzas, confiando tanto en la interacción vocal entre el vocalista Chester Bennington y el rapero Mike Shinoda como en la musculosa instrumentación de la banda, que superpuso los efectos de DJ Hahn sobre pesadas guitarras procesadas y una percusión palpitante.

Sin importar su dirección, el dolor y la catarsis permanecieron en su núcleo. Desde la cúspide comercial de sus exitosos álbumes multiplatino e influenciados por el hip-hop Hybrid Theory (2000) y Meteora (2003), hasta una breve fase electrónica –A Thousand Suns (2010)- y su momento pop final –One More Light (2017)-, se mantuvieron a la vanguardia sin sacrificar la pesadez ni el éxito en las listas.

Meses después del lanzamiento de su séptimo y último álbum, el líder Chester Bennington falleció, dejando atrás una carrera de casi dos décadas que incluyó cinco álbumes que encabezaron las listas de éxitos y decenas de millones de discos vendidos en todo el mundo.

Meteora

Meteora es el segundo álbum de estudio de la banda, lanzado en 2003. El álbum sigue la misma línea musical que su predecesor, Hybrid Theory (2000), pero con una mayor madurez en la composición y producción de las canciones.

Musicalmente, Meteora presenta una mezcla de guitarras pesadas, sintetizadores y la voz única del malogrado Chester Bennington, quien despliega todo su rango vocal en cada canción. Las letras son intensas y personales, y tratan temas como la lucha interna, la superación personal y la resistencia ante la adversidad.

Estamos ante el que quizá sea uno de los álbumes más icónicos de Linkin Park, y es considerado por muchos fans como uno de los mejores trabajos de la banda. Es una combinación perfecta de energía y emoción, que muestra a la banda en su mejor momento creativo.

El álbum cuenta con 13 canciones, incluyendo éxitos como «Somewhere I Belong» y «Numb». Meteora es un álbum muy cohesivo y bien estructurado, con canciones que fluyen perfectamente entre sí, creando una experiencia auditiva inolvidable y única.

La canción de apertura, «Foreword», es un breve interludio instrumental de solo 13 segundos de duración. Es una introducción que desemboca en «Don’t Stay», una canción que comienza con un ritmo frenético de batería y guitarra, que se mezcla con los intensos gritos de Chester Bennington. La letra trata sobre la lucha contra la negatividad y la autoduda, y anima al oyente a no quedarse atrapado en el miedo y la desesperación.

«Somewhere I Belong» es uno de los éxitos más destacados del álbum, con una melodía pegadiza y una letra emotiva que habla sobre la búsqueda de un lugar en el que encajar. La canción comienza con una introducción suave y lenta, que se convierte en un estribillo fuerte y poderoso.

Un ritmo pesado y unas letras agresivas son las características más destacadas del cuarto corte, «Lying From You», una canción que trata sobre la lucha interna contra la inseguridad. La voz de Chester se mezcla con la de Mike Shinoda en una especie de duelo vocal, creando una dinámica la mar de interesante.

«Hit the Floor» es rápida y agresiva, en la que destacan unos intensos riffs de guitarra. Destaca todavía más si la comapramos con la que viene a continuación, «Easier to Run», la canción más lenta del álbum, con una letra que trata sobre la necesidad de escapar y alejarse de los problemas. La voz de Chester es particularmente emotiva en esta canción, y el coro es muy pegadizo.

La número siete, «Faint», es sin duda uno de los mayores éxitos de Linkin Park. La comienza con una introducción electrónica hasta convertirse en una canción enérgica y poderosa, muy poderosa. El coro es particularmente emotivo.

«Figure.09», que es la ocho, no la número nueve, vuelve a contar con un ritmo pesado y una letra agresiva que gira entorno a la lucha interna contra los propios demonios y la necesidad de encontrar la fuerza para superarlos.

Con «Breaking the Habit» encaramos la recta final de este Meteora. Es una de las canciones más emocionales del álbum, quizá por esa mezcla de sintetizadores y guitarras que crea una atmósfera única. A mí no me acaba de convencer, la verdad, cosa que sí logra la que viene a continuación, «From the Inside», cuyo ritmo rápido y energía te atrapa desde el principio. Una de las mejores, sin duda.

En «Nobody’s Listening» de nuevo dan rienda suelta a su vena más hip-hop. La instrumental y electrónica «Session» actúa a modo de interludio que prepara al oyente para la última canción del álbum, la espectacular «Numb», una de las canciones más icónicas de Linkin Park. La que pone el broche de oro presenta una melodía pegadiza y una letra emocional que trata sobre la sensación de estar atrapado en la vida y la necesidad de encontrar una salida.

En resumen, Meteora es un álbum imprescindible para cualquier fan del rock alternativo y de Linkin Park en particular. Es una obra maestra de la música moderna, que ha resistido el paso del tiempo y sigue siendo relevante y emocionante hasta el día de hoy. Celebremos dos décadas de genialidad musical.

«Faint»

«Faint» es, como ya adelantaba, una de las canciones más emblemáticas de toda la discografía de Linkin Park. La canción se caracteriza por su ritmo rápido y agresivo, con elementos de rock, metal y electrónica que crean una atmósfera intensa y emocional.

Uno de los puntos fuertes de «Faint» es su coro, poderoso y pegadizo, con la voz de Chester Bennington en su máximo esplendor. La letra habla de la lucha interna de una persona que trata de encontrar su lugar en el mundo, mientras que al mismo tiempo se enfrenta a sus propios demonios. La intensidad de la letra se refleja en la música, con una guitarra distorsionada y una batería frenética que aumentan la sensación de tensión y conflicto.

Otro punto fuerte de la canción es su estructura, con un puente emocional que conduce a un estribillo explosivo. La forma en que la canción construye la tensión a medida que avanza el contador es impresionante, con un crescendo emocional que culmina en el coro final.

Además, «Faint» es una canción que destaca por su energía cuando suena en directo, con un efecto mosh pit que invita al público a saltar y cantar junto con la banda. La canción siempre fue un clásico en los conciertos de la banda, y es una muestra del gran poder que tiene la música para conectar con la gente.

La letra

«I am a little bit of loneliness / Soy un poco de soledad
A little bit of disregard / Un poco de indiferencia
Handful of complaints, but I can’t help the fact / Un puñado de quejas, pero no puedo evitar el hecho
That everyone can see these scars / De que todos puedan ver las cicatrices

I am what I want you to want / Soy lo que quiero que quieras
What I want you to feel / Lo que quiero que sientas

But it’s like no matter what I do, I can’t convince you / Pero es como si, haga lo que haga, no puedo convencerte
To just believe this is real / Para creer que esto es real

So I let go, watchin’ you / Así que me dejo llevar, observándote
Turn your back like you always do / Da la espalda como siempre lo haces
Face away and pretend that I’m not / Dar la cara y fingir que no lo soy
But I’ll be here, ‘cause you’re all that I’ve got / Pero estaré aquí, porque eres todo lo que tengo

I can’t feel the way I did before / No puedo sentirme como me sentía antes
Don’t turn your back on me, I won’t be ignored / No me des la espalda, no seré ignorado
Time won’t heal this damage anymore / El tiempo no curará más este daño
Don’t turn your back on me, I won’t be ignored / No me des la espalda, no seré ignorado

I am a little bit insecure / Soy un poco inseguro
A little unconfident / Un poco desconfiado
‘Cause you don’t understand, I do what I can / Porque tú no entiendes que hago lo que puedo
But sometimes, I don’t make sense / Pero a veces, no tengo sentido

I am what you never want to say / Soy lo que nunca quieres decir
But I’ve never had a doubt / Pero nunca he tenido una duda

It’s like no matter what I do, I can’t convince you / Es como si no importa lo que haga, no puedo convencerte
For once, just to hear me out / Que me escuches aunque sea solo una vez

So I let go, watchin’ you / Así que me dejo llevar, observándote
Turn your back like you always do / Da la espalda como siempre lo haces
Face away and pretend that I’m not / Dar la cara y fingir que no lo soy
But I’ll be here, ‘cause you’re all that I’ve got / Pero estaré aquí, porque eres todo lo que tengo

I can’t feel the way I did before / No puedo sentirme como me sentía antes
Don’t turn your back on me, I won’t be ignored / No me des la espalda, no seré ignorado
Time won’t heal this damage anymore / El tiempo no curará más este daño
Don’t turn your back on me, I won’t be ignored / No me des la espalda, no seré ignorado

No! Hear me out now! / ¡No! ¡Escúchame ahora!
You’re gonna listen to me, like it or not! / ¡Me vas a escuchar, te guste o no!
Right now! Hear me out now! / ¡Ahora mismo! ¡Escúchame ahora!
You’re gonna listen to me, like it or not! / ¡Me vas a escuchar, te guste o no!
Right now! / ¡Ahora mismo!

I can’t feel the way I did before / No puedo sentirme como me sentía antes
Don’t turn your back on me, I won’t be ignored! / ¡No me des la espalda, no seré ignorado!

I can’t feel the way I did before / No puedo sentirme como me sentía antes
Don’t turn your back on me, I won’t be ignored / No me des la espalda, no seré ignorado
Time won’t heal this damage anymore / El tiempo no curará más este daño
Don’t turn your back on me, I won’t be ignored / No me des la espalda, no seré ignorado

I can’t feel / No puedo sentir
Don’t turn your back on me, I won’t be ignored / No me des la espalda, no seré ignorado
Time won’t heal / El tiempo no curará
Don’t turn your back on me, I won’t be ignored / No me des la espalda, no seré ignorado»

Interpretación de la letra

Chester Bennington, el fallecido vocalista de Linkin Park, fue conocido por su habilidad como letrista, y sus letras se convirtieron en una parte integral de la identidad de la banda. A lo largo de su carrera, Bennington escribió letras que abarcaban una amplia variedad de temas, desde el dolor emocional y la lucha contra la depresión, hasta la política y la lucha contra la injusticia social.

Una de las características más notables de las letras de Bennington fue su capacidad para expresar emociones complejas y profundas de una manera directa y accesible. Sus letras hablaban con franqueza sobre sus luchas personales con la depresión, la adicción y el dolor emocional, lo que las hacía extremadamente conmovedoras y emotivas para muchos de sus seguidores.

Además de su habilidad para escribir letras profundas y emotivas, también era un letrista muy talentoso en términos de la construcción de las letras. Sus canciones a menudo incluían estructuras líricas complejas y versos ingeniosos que se combinaban con melodías pegadizas para crear un sonido distintivo para la banda.

Podríamos afirmar que, a grandes rasgos, Chester Bennington fue un letrista excepcionalmente talentoso y creativo, cuyas letras hablaban con sinceridad y franqueza sobre su propia vida y experiencias. Su habilidad para expresar emociones complejas en un lenguaje sencillo y accesible hizo que su música fuera profundamente conmovedora para muchos de sus seguidores, y su legado como letrista ha dejado una huella duradera en la historia del rock y la música popular.

Si nos centramos en «Faint», la letra de la canción parece estar dirigida a alguien que ha traicionado al cantante y lo ha dejado herido emocionalmente. No hay ninguna indicación específica en la letra sobre la infancia de Bennington, pero hay algunos detalles de su vida que podrían ser relevantes para entender la letra de la canción.

Chester Bennington nació en Phoenix, Arizona en 1976 y tuvo una infancia difícil. Sus padres se divorciaron cuando él tenía 11 años, y su padre se volvió a casar poco después. Chester ha hablado públicamente sobre cómo esto le afectó emocionalmente, y cómo comenzó a consumir drogas y alcohol a una edad temprana para lidiar con sus problemas.

Chester también ha hablado sobre haber sido víctima de abuso sexual cuando era niño, lo que sin duda tuvo un impacto significativo en su vida y en su forma de procesar sus emociones.

Teniendo en cuenta esto, es posible que la letra de «Faint» esté relacionada con la experiencia de Chester de haber sido traicionado o abandonado por alguien importante en su vida, y el dolor emocional que esto le causó. La letra de la canción podría ser una expresión de su rabia y sufrimiento, y su deseo de no permitir que la traición lo derrote.

Si vamos paso a paso, verso a verso, estas son las líneas que más me impactan de la canción:

«I am a little bit of loneliness
A little bit of disregard
Handful of complaints, but I can’t help the fact
That everyone can see these scars»

Mike Shinoda representa la voz interior, el subconsciente, en el conflicto entre los sentimientos del interlocutor y la forma en que actúa y se comporta. En el fondo se siente solo y su desprecio por sus sentimientos ha llevado a esta ruptura de sentimientos/acciones que requiere una conciliación.

Estos sentimientos evadidos suelen ser enfrentados con quejas sobre los demás, pero estas solo muestran qué es lo que lo angustia. La fachada de quejas solo muestra las cicatrices más vívidas.

«I am what I want you to want
What I want you to feel»

Creo entender que, al no ser Bennington el que canta este fragmento, Shinoda se refiere a la industria de la música. Él trata de ser el músico más real que pueda ser simplemente siendo él mismo, pero aún lo odian, principalmente porque es un artista underground dentro de la música popular más convencional.

«So I let go, watchin’ you
Turn your back like you always do
Face away and pretend that I’m not
But I’ll be here, ‘cause you’re all that I’ve got»

Aquí volvemos a la primera persona, que no percibe el hecho de que la segunda está tratando de ayudarle. Está siendo ignorado y quiere que la otra persona lo escuche.

«I can’t feel the way I did before
Don’t turn your back on me, I won’t be ignored
Time won’t heal this damage anymore
Don’t turn your back on me, I won’t be ignored»

Chester está atascado con las emociones y las secuelas de lo que sucedió, y es imposible para él volver a sentirse como antes de que todo se fuera a tomar por culo. Aquí, Bennington está hablando directamente con alguien con quien está frustrado. Está cansado de que la gente le dé la espalda en lugar de escuchar lo que tiene que decir. Él guarda en su interior muchas emociones fuertes a punto de estallar y quiere dejarlas salir. Las cosas se le han ido de las manos y él ha pasado por tantas cosas que nunca volverá a ser el mismo. Chester exige que la otra persona le ayude y le ruega que no le dé la espalda y le deje sufrir. Muestra lo enfadado que está, diciéndole que no permitirá que le ignoren.

«I am a little bit insecure
A little unconfident
‘Cause you don’t understand, I do what I can
But sometimes, I don’t make sense»

Él hace todo por ella hasta donde puede, pero ella nunca le entiende. Entonces, se siente ahogado y muy preocupado.

«I am what you never want to say
But I’ve never had a doubt»

Mike ha tenido problemas que nunca quiso admitir porque podría avergonzarle, sin embargo, no siente lo mismo y los analiza en esta canción.

Conclusiones

El segundo sencillo de Meteora nos mostró a unos Linkin Park con ganas de cambiar las cosas significativamente. Empezando a trabajar con un ritmo trepidante que casi recuerda al drum ‘n’ bass y superponiendo tanto la electrónica como la entrada orquestal en vivo, «Faint» es algo así como una maduración y un giro audaz cuando la banda comenzó a desempolvar lo que podría haber sido un segundo álbum «difícil». Pero en lugar de encogerse ante el desafío, optimizaron su sonido, entregando una obra maestra de pop-rock de menos de tres minutos lo suficientemente elegante para la radio convencional pero, en su momento más álgido, lo suficientemente duro como para arrancarle a uno la carne del hueso.

El icónico videoclip dirigido por Mark Romanek, que muestra a la banda (siempre de espaldas) actuando en una sala llena de fans con los brazos en alto y retroiluminados por una pared de luces, ayudó a generar la sensación de que Linkin Park estaban, poco a poco, deslizándose fuera del mundillo del nu metal. prometieron. «I won’t be ignored!», prometieron. De hecho, nadie lo hizo.


* Técnica que consiste en cortar y amortiguar, pero en lugar de descansar y flotar sobre ellas, las cuerdas se rasguean, produciendo un sonido de rasguño. Quizás el ejemplo más conocido de scratching de cuerdas entre los guitarristas es «Voodoo Child (Slight Return)» de Jimi Hendrix.

Rubén de Haro
Sobre Rubén de Haro 548 Artículos
Tipo peculiar y entrañable criado a medio camino entre Seattle, Sunset Boulevard y las zonas más húmedas de Louisiana. Si coges un mapa, y si cuentas con ciertos conocimientos matemáticos, verás que el resultado es una zona indeterminada entre los estados de Wyoming, South Dakota y Nebraska. Una zona que, por cierto, no he visitado jamás en la vida. No soy nada de fiar y, aunque me gusta “casi todo lo rock/metal”, prefiero las Vans antes que las J'hayber.