Himnos del Rock: «Entre dos tierras» de Héroes del Silencio

Bueno, estaba claro que no podía faltar en nuestra nueva sección una de Héroes del Silencio. Y como himno, evidentemente no podía ser otra que «Entre dos tierras». El HIMNO de los aragoneses.

Corría el año 1990 y aterrizaba en España el segundo trabajo de una banda que despuntaba tras el impacto que supuso El mar no cesa (1988). Una banda que, con Senderos de traición (1990) se situaría en la cima del rock en español. Un disco producido finamente por Phil Manzanera. Un disco total.

España vivía instalada en el rock urbano, en Mecano o El último de la fila, los residuos finales de La movida madrileña y poco más. «Entre dos tierras» fue el primer single del nuevo disco. Se lanzó oficialmente el 9 de abril de 1990 y aupó a la banda en el punto de mira de medios, críticos y público. La canción supuso un endurecimiento de su propuesta con unas guitarras poderosas y la mejor versión de Enrique Bunbury en los micros.

Senderos de traición es un disco mucho más introspectivo y mezcla con estilo las dos corrientes predominantes del momento, el rock duro y el gótico. «Entre dos tierras» arranca de forma poderosa con esa guitarra mágica de Juan Valdivia y el sonido de la brisa y el mar. Entonces entra Pedro Andreu para dar más ritmo y consistencia a base de bombos y unos suaves platos. El riff muta para dar entrada a las increíbles voces de Enrique.

En cuanto a la temática, en la imprescindible biografía de Enrique Bunbury escrita por Pep Blay en 2007 (os la recomiendo fervientemente), el vocalista comentó:

«‘Entre dos tierras’ es una lucha interna, la duda ante la decisión vital de gran importancia, apostar por ser uno como es, como quiere ser, o como debe ser. Bunbury sintió como músico y melómano en su propia piel. ¿Hasta qué punto estaba dispuesto a vender su obra para llegar a la cima?»

Como todas las canciones de Héroes del Silencio, las letras pueden ser interpretadas de formas muy distintas y ambiguas:

«Entre dos tierras estás
Y no dejas aire que respirar
Entre dos tierras estás
Y no dejas aire que respirar.

Déjalo ya
No seas membrillo y permite pasar
Y si no piensas echar atrás
Tienes mucho barro que tragar.»

La ya mítica expresión“no seas membrillo” simplemente significa que debes creer y no poner trabas. «Si no piensas echar atrás, tienes mucho barro que tragar», tiene que ver con aquello de que debes frenar antes de que sea tarde, tener la oportunidad de regresar para tomar una mejor decisión, de lo contrario, muchos golpes recibirás por la inexperiencia e ingenuidad:

«Te puedes vender
Cualquier oferta es buena si quieres poder
Qué fácil es
Abrir tanto la boca para opinar
Y si te piensas echar atrás
Tienes muchas huellas que borrar.

Déjame
que yo no tengo la culpa de verte caer
Si yo no tengo la culpa de verte caer.

Pierdes la fe
Cualquier esperanza es vana y no sé qué creer
Pero olvídame,
que nadie te ha llamado, ya estás otra vez.»

En referencia a esta estrofa, también se comentó que era un tipo de profecía de cómo sería el futuro en cuanto a las relaciones entre los miembros de la banda.

Desde que se publicó y hasta que la banda se disolvió, «Entre dos tierras» fue la pieza angular de cada concierto de los aragoneses. La canción fue tocada por primera vez en directo el 22 de junio de 1991 en el Hipódromo de la Zarzuela en Madrid y por última vez en el Circuito Ricardo Tormo de Valencia el 27 de octubre de 2007 en la gira mundial de reunión de ese curso.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 579 Artículos
Rock en todas sus extensiones