High on Fire – Cometh the Storm

Nuestra Nota


9.25 / 10

Ficha técnica

Publicado el 19 de abril de 2024
Discográfica: MNRK Heavy
 
Componentes:
Matt Pike - Voz, guitarra
Jeff Matz - Bajo
Coady Willis - Batería

Temas

1. Lambsbread (5:44)
2. Burning Down (6:12)
3. Trismegistus (5:36)
4. Cometh the Storm (6:11)
5. Karanlık yol (3:46)
6. Sol's Golden Curse (4:51)
7. The Beating (2:28)
8. Tough Guy (3:43)
9. Lightning Beard (3:33)
10. Hunting Shadows (5:40)
11. Darker Fleece (9:58)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: High on Fire – Cometh the Storm
Todos los discos de High on Fire en Amazon


Si Dios tocara la guitarra, su nombre sería Matt, y su apellido Pike. El veterano líder de High on Fire y Sleep, siempre a pecho descubierto soltando sudor y riffs a raudales, es posiblemente el mejor guitarrista de la actualidad. Aunque tristemente un porcentaje muy alto de la humanidad ni siquiera ha oído hablar de él. Cosas que tiene el no llamarse Taylor Swift o Bad Bunny. Misterios de la vida.

High on Fire están de vuelta y eso es un motivo de “eh, dejemos todo lo que estamos haciendo y vamos a venerar al Dios Pike”. Y esta vez y con motivo de su noveno disco, hincamos las rodillas para dar gracias por semejante obra. Pues Cometh the Storm (2024) es el mejor disco de High on Fire, de ahora y de siempre. Superando por poco sus dos obras magnas tituladas Blessed Black Wings (2005) y Death Is This Communion (2007), Cometh the Storm es la mejor colección de riffs que uno puede tirarse a la cara en pleno siglo XXI. ¿Exagero? Será que aún no has escuchado el disco.

Con esa pútrida mezcla de sludge y stoner metal y bajo los gemidos y gruñidos de un Pike más fiero que nunca, va deslizándose sudoroso por tu reproductor Cometh the Storm. El trío se muestra más agresivo que nunca y su sonido es más heavy que nunca. Incluso se permiten la licencia de introducir ritmos arábicos en “Karanlık yol”, una pieza instrumental que te descoloca totalmente pero que permite al oyente una tregua necesaria tras la acribillación inicial de poderosos riffs.

Canciones como “Lambsbread” o la homónima “Cometh the Storm” son maravillas para los oídos, con una banda que ejecuta como nunca esta bestialidad de estilo tan propio que tienen. Dureza, crudeza, violencia… guitarras pesadas como el hormigón y una base rítmica tan densa que te hace sangrar los oídos. High on Fire han creado un monstruo.

“Burning Down” nos muestra una faceta de banda hambrienta. Sin mostrar debilidad alguna, la banda crea una infranqueable amalgama de notas de las que es imposible huír. Si te acercas al tramo de solos de guitarra… quita el hipo.

Temas que superan los seis minutos sin aburrir, otros más directos de menos de cuatro. Todo ello para un total de 57 minutos. En la era de lo breve y directo, Matt se saca de la manga un disco que rompe con la ley comercial del momento. Y lo hace con maestría, sin despeinarse, aunque conociéndolo, sudando como nunca.

Cometh the Storm se posiciona en la cima creativa de Pike y mucho tendrán que sudar las otras bandas del mundo para sacar algo a la altura de este trabajo, que apunta a disco del año. No sé qué tendrá que ver Kurt Ballou con todo esto…

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 948 Artículos
Rock en todas sus extensiones