Crónica y fotos del Hellfest - Clisson (Francia), 24 de Junio 2018

Hellfest (III): Alice in Chains y At the Gates ponen el broche final a un Hellfest impecable

Datos del Concierto

Hellfest

Bandas:
Crisix, Au-Dessus, The Great old Ones, Grave Pleasures, Lurking Fear, Killswitch Engage, Arch Enemy, Megadeth, Alice in Chains, At The Gates, Turbonegro
 
Fecha: 24 de Junio 2018
Lugar: Clisson (Francia)
Promotora: Hellfest
Asistencia aproximada: un total de 200.000 personas

Fotos

Fotos por Pepo y Beto Lagarda

La tristeza de arrancar un último día de festival siempre hace acto de presencia a medida que tu cuerpo cansado se desliza hacia el recinto en cuestión. Tras dos jornadas impecables y tras los últimos conciertos incomensurables del sábado arrancar el domingo con la perspectiva de poder ver a titanes como Killswitch Engage, Arch Enemy, Megadeth, Alice in Chains, SepticFlesh o At The Gates siempre alegra al más decaído.

Crisix

Nuestros queridos compatriotas Crisix tenían el papel de tocar a las 11,40 de la mañana en el escenario Altar y su predisposición era la de comerse el escenario como tienen la mala costumbre de hacer siempre. Saltar en tromba para demostrar en 30 minutos lo que nosotros por suerte ya sabemos pero la mayoría del público asistente desconoce, el panorama a las 11,40 era mucho mejor de lo esperado pues la gente ha oído hablar de Crisix y sus directos. Con su nuevo y gran álbum bajo el brazo Against the Odds del que tocaron un par de temas entre mezclados con sus temas clásicos y su famosa jam en la que todos los componentes cambian de instrumento para el deleite de un público enloquecido tras verse arrasado por un show de los que hacen que te enamores de la banda. Una jam en la que interpretaron un medley compuesto por los clásicos “Symptom of the Universe”, “Hit the Lights”, “A New Level” y “Anti-Social”. Tras ello el cierre esperado con su himno “Ultra Thrash” en el que los guitarras bajaron con sus instrumentos al centro de la pista para espolonear al público a que hiciera un circlepit a su alrededor. Impecable concierto de los de Igualada que demostraron en un festival enorme que ellos son grandes y si no cambia su trayectoria llegarán a ser gigantes.

Au-Dessus

Tras el terremoto de Altar nos movimos unos metros hacia su vecino Temple para ver a los lituanos Au-Dessus que nos ofrecen un black metal / sludge con altas dosis atmosféricas. También disponían de 30 minutos en los que presentarse en sociedad y hacernos viajar a bordo de su único disco, el notable End of Chapter de 2017. La banda novel tenia el handicap de que la mayoría del público venia tras un gran concierto de thrash y conectar con el black metal atmosférico era algo complicado pero aún así la carpa a medio llenar disfrutó de un sobrio concierto de cuatro largos temas. “VIII” abrió el show a base de blastbeats y los agonizantes chillidos de Mantas Gurkšnys. “IX” y “XI” establecieron la conexión público banda que se reafirmó con una sublime interpretación de. “XII: End of Chapter”. Otro buen descubrimiento de mañana en Hellfest y una banda a tener en cuenta.

The Great old Ones

Los viejos conocidos The Great old Ones también con un estilo basado en el black metal atmosférico llenaban Temple de fans franceses y otros curiosos que veían como la gran carpa se llenaba y eso ataría a gente pasajera. Los de Burdeos venían por tercera vez a un Hellfest que les esperaba con ganas pues la trayectoria ascendente de la banda es digno de mención y tras su brillante último trabajo EOD: A tale of dark Legacy su estatus a nivel europeo ya goza de admiración. Sin la necesidad de darse a conocer ante el público la banda fluyó intensamente sobre el escenario repasando algunos temas de sus tres trabajos. Quizás el horario no es el mejor para bandas de su estilo acostumbradas a tocar de noche con poca luz para el deleite de oscuridad del público pero el show fue impecable.

Grave Pleasures

Los finlandeses Grave Pleasures regresaban al festival tras su show anterior aún bajo el nombre aún de Beastmilk. Otra banda con una ascendencia brutal tras el éxito de Motherblood, uno de los mejores álbumes de 2017. El oscuro escenario de The Valley acogía al quinteto de Helsinki y el público llenó a rebosar la larga carpa con ganas de gozar de sus enérgicos shows tras el descanso para comer. 40′ en el que curiosamente omitieron su debut bajo el nombre de Grave Pleasures (álbum del que no se sienten orgullosos) pero si interpretaron hasta cuatro temas de su álbum Climax editado en 2013 bajo el nombre de Beastmilk, los demàs temas fueron todos de Motherblood.

The Lurking Fear

La curiosidad en parte es la que te mueve a querer conocer, escuchar y ver en directo a bandas surgidas de la nada pero que tienen algún célebre componente, este es el caso de The Lurking Fear que tiene en sus filas a Tomas Lindberg, Adrian Erlanderson y Jonas Stalhammar, los tres componentes de At the Gates. Debutaron en 2017 con Out of the Voiceless Grave, un álbum de puro death metal que anticipó lo que ha sido el último y polémico disco de At the Gates. La banda se completa con Fredrik Wallenberg en la guitarra y Andreas Axelsson en el bajo (antiguo componente de Marduk y Edge of Sanity). El show fue como se esperaba, salida con el piloto automático colocado para arrasar a base de riffs y del portento Tomas micro en mano, un show que podría leerse directamente como un show de At The Gates pero casi sin público. Desconocemos si el proyecto irá a más pese al buen trabajo realizado con su disco debut.

Killswitch Engage

Y arrancando ya con los grupos más esperados del último día del festival nos topamos con Killswitch Engage en mainstage con todo lo que eso supone: calor y mucha gente. Pero ver a los de Massachusetts siempre es un punto rojo obligado en cualquier cartel y siempre cumplen perfectamente con su deber de ofrecer el mejor show posible. Cualquiera que conozca mínimamente la discografía de la banda sabrá que poco han flaqueado en su carrera y sus siete álbumes están repletos de temazos. Arrancar un show en mainstage con la mejor asistencia posible con el temazo “Strength of the Mind” deja atónito a cualquier asistente, con un sonido perfecto que conservaron a lo largo del show, con un Jesse David Leach pletórico tras su reciente operación de cuerdas vocales (posiblemente la mejor versión de JD Leach que recuerdo) y con el espectáculo que Adam Dutkiewicz se monta él solo hacían presagiar que el show seria perfecto. “A bid farewell”, “Hate by Design”, “My Last Serenade” sin compasión ni tregua la banda se sacudía los temas insignia sin despeinarse y la multitud enloquecida lo agradecía a pulmón. Como cierre de su espectacular show se decidieron por la cover trallera de “Holy Diver” original de DIO que acabó de enamorar al que no conocía la banda.

Arch Enemy

Arch Enemy vive actualmente en la cresta de la ola, parecía que tras la salida de Angela Gossow nada volvería a ser lo mismo pero el fichaje de Alissa le ha dado a la banda un rejuvenecimiento y clase que no habían tenido nunca. Eso se nota cuando en horario ya destinado a bandas de gran renombre te meten a Arch Enemy y el público lo da todo des de el minuto cero. Basando ya el 70% de su show a los temas originales de la era Alissa, la banda va descolgándose de su pasado del que solo conserva lo justo como “Nemesis”, “We will Rise” y “My Apocalypse”, los demás temas repartidos casi por igual entre los álbumes War Eternal y Will to Power. Otro tema a destacar es que Michael Amott por fin se ha dado cuenta que no necesita lucirse en cada show y ya deja que Alissa tome el mando en cuanto a ser la cara visible de la banda, y es que la chica lo tiene todo para ser llegar a ser una de las mejores cantantes y frontmans del metal extremo, tiene simpatía, tiene voz, tiene recursos… Arch Enemy están ahora mismo en otro nivel y exprimirán la naranja mientras les de lo necesario para seguir en la cima.

Megadeth

Comodín perfecto en cualquier festival las veces que sera necesario, Megadeth regresaba a Clisson tras dos años y dentro de la misma gira de “presentación” de Dystopia. Pero esta vez Mustaine no venia con la intención de dejarnos boquiabiertos como la última vez y ya de arranque con problemas técnicos (solo sonó la batería durante todo el tema Rattlehead) se intuía que esta vez el show seria de los malos. Y así fue, balbuceando en todo momento, incluso cuando se dirigía al público, mucho más lento y fallón de lo habitual… parecía cansado o enfadado por tocar a la hora de pleno sol… pero su show fue sin duda el más flojo de las tres jornadas pese que el setlist fue impecable: “Hangar 18”, “Symphony of Destruction”, “A tout le Monde”, “Holy Wars” , “Peace Sells” y hasta nos regalaron “The Conjuring” y “Take no Prisioners” ! pero Dave no estaba fino y un show de Megadeth con Mustaine en este estado es mejor no verlo.

Alice in Chains

uno de los momentos más esperados por miles de fans era ver a Alice in Chains destrozar Mainstage… y vaya si lo hicieron, no solamente arrasaron sino que lograron hacer llorar de emoción a más de uno y dos…. en pleno proceso de creación de su esperado nuevo trabajo el cual esta previsto que vea la luz a finales de Agosto, la banda nos ha regalado estas semanas dos singles a modo de avance. Esta era la segunda vez que los de Seattle venían al Hellfest, la primera fue en 2006, casi nada.  “Bleed the Freak” del disco Facelift fue el tema inicial y ya en ese momento se ganaron al público. Provistos de gafas de sol, el combo formado por el gran Jerry Cantrell y William DuVall funció de maravilla respaldados por unos siempre efectivos Sean Kinney en la batería y Mike Inez en el bajo. Llegaron a interpretar hasta diez temas de la primera era de la banda por tres temas de sus dos últimos trabajos y el nuevo single de Rainier Fog. Entre ellos nos descolocaron dedicando “Nutshell” al fallecido Vinnie Paul, nos hicieron saltar con “Them Bones”, “Dam the River” o “Man in the Box”, nos hicieron cantar el nuevo tema (que curiosamente todo el mundo ya sabe corear) “The One You Know” y nos hicieron emocionar en mágico el tramo final compuesto por “Would?” y la magnífica “Rooster”. Impecable show en todos los sentidos, seguramente uno de los mejores conciertos vividos en 2018 en cuanto a calidad y sensaciones.

At The Gates

Pese que el nuevo disco nos dejó algo fríos, ver a At The Gates aunque coincidan con Iron Maiden y su super tour debería ser obligado para todo fan del metal extremo, pues la intensidad con la que uno vive un concierto de los suecos no es normal. Saliendo en tromba como es normal en ellos nos hicieron vibrar con el tema homónimo del nuevo disco “To drink the night itself”, seguramente el único tema a la altura de su inmaculada carrera, disco del que tocaron un par de temas más que no mejoran en directo pero que tienen el poder de hacer aún mejores los clásicos de Slaughter of the Soul y los temazos de At war with reality. Pese a haber actuado en medio día con The Lurking Fear el trio en cuestión lo bordó sin acusar el cansancio. Altar a reventar pese que Iron Maiden estaba tocando en Mainstage y Kadavar en The Valley. Pocas palabras son necesarias para explicar como nos arrojaron “Blinded By Fear”, “Cold”, “under a serpent sun” o “Slaughter of the Soul”. Brutal concierto y grandes sensaciones pese al pequeño bache de su nuevo trabajo.

Turbonegro

Tras deambular entre escenarios viendo trozos de Amenra, de Exodus, de Iron Maiden

al final escogimos a Turbonegro como cierre de festival, pues la oferta entre Nightwish y Carpenter Brut no nos entusiasmaba y cerrar en la Warzone te deja siempre ese gran sabor de boca, y esta vez no fue menos, pues Turbonegro en directo es una gozada! Vestidos entre lo cutre y lo vergonzoso, mostrando “cuerpo” sin censurar… pero arrojando punk rock sin piedad alguna, los noruegos no son conocidos por la calidad de sus álbumes pero si por compensar ese detalle con shows bestialmente amenos. Las fotos son prueba de ello. Regresaban tras dos años a Hellfest, esta vez siendo cabezas de cartel del último día y con nuevo trabajo bajo el brazo, RocknRoll Machine, álbum poco destacable pese que tocaron hasta seis temas del mismo. Los mejores momentos fueron cuando rescataron los temas insignia de la banda com “all my friends are dead” o “I got Erection”. Estas bandas siempre son necesarias en un festival de la magnitud de Hellfest y nosotros lo agradecemos.

Tras más de 45 grupos, nuevos descubrimientos, sorpresas, momentos de piel de gallina y algún que otro descalabro, ponemos fin a un Hellfest impecable y fijamos la XIV edición ya con algunos nombres anunciados: Manowar, Slayer, Carcass, Mass Hysteria y Dropkick Murphys. Las sensaciones tras el cierre siempre son grandiosas y las ganas de volver empiezan justo cuando cruzas la salida por última vez.

 

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 85 Artículos
…metal en todas sus extensiones… lo demás es un decir