Entrevista Johannes Eckerström, vocalista de Avatar (II): ‘De niño quería ser cantante y tocar el bajo en un grupo como Paul McCartney o Gene Simmons’

Fotografía: Manu Damea

Seguimos hablando con el vocalista y líder de Avatar y con su perro Vincent que reclama protagonismo a ladridos, mordeduras y lametones. Dejamos su nuevo disco de lado y empezamos a hablar un poco de la historia del grupo como por ejemplo ese punto de inflexión que supuso Black Waltz. También sus recientes conciertos en México y Brasil teloneando a Iron Maiden o del origen del nombre Avatar.

El tema del séptimo arte continua con La historia Interminable y su banda sonora, su pasión por el death metal de la vieja escuela o algo tan profundo y filosófico como es el imaginar la estética de una banda a partir de su sonido. ¿Puede la música definir tu estética? Eckerström es un tipo especial, muy ilustrado y que nunca da puntadas sin hilo.

¿Quizás la canción más progresiva del disco sea “Do You Feel in Control”? ¿Estarías de acuerdo?

Bien… la verdad es que no he llegado a pensar mucho en esto, así que no puedo decirte que estés equivocado (risas), pero yo lo veo más como ese matrimonio en el que unes el death metal con el rock n’ roll o el cómo haces que el rock n’ roll pase a ser death metal. En este caso quizá sí que podemos decir que es más blues que muta hacia death metal y cambia evolucionando gracias a las voces, buscando la forma de encajarlo. Y todo en una base de blues (canta la canción). Es un blues que va con un riff de death metal de base. Y luego tenemos la estructura que es la de intro, verso, estribillo, el riff que es un poco extraño y un solo. Así que si tomamos la estructura… sí que te diría que es original.

Avatar ha estado tocando en México y en Brasil. ¿Cómo fue esa experiencia?

Oh, la verdad es que fue magnífico… Los dos países son muy diferentes el uno del otro. De Brasil decir que era la primera vez que estábamos allí y a eso hay que sumarle otra gran experiencia para nosotros que fue el hecho de tocar con Iron Maiden. Todo, al final, fue una especie de culminación de todo lo logrado con el disco Hunter-Gatherer. Ha sido una forma magnífica de cerrar la historia del ciclo que ha significado este disco. Es un álbum que nos ha llevado a un nuevo continente y a tocar con nuestros héroes.

Estuvimos bastante nerviosos, y cuando digo nerviosos lo digo de una forma en la que no lo habíamos estado en los últimos 20 años. Éramos como quinceañeros pidiéndole a Iron Maiden: “Por favor, queremos gustaros”. Crecimos con ellos, así que me importaba poco si les gustábamos a la gente o no, sé lo que hacemos y el por qué lo hacemos, sé que a alguien le gustaremos, pero si no les gustamos a los Maiden… ¿qué vamos a hacer? ¡Es que era nuestro primer show con Iron Maiden! y era especial ya que hemos crecido con ellos. Creces pensando que ellos forman parte de tu tribu (risas). (Nos interrumpe el perro que salta sobre de su falda y empieza a atacar a Johannes a lametazos).

Perdona, es un cachorro… Ahora somos dos haciendo la entrevista. El caso es que crecimos con Iron Maiden y ya podemos decir que somos amigos suyos. Los que formamos Avatar acudimos juntos décadas atrás a un concierto de Iron Maiden en Estocolmo. Fue la primera vez que hicimos algo todos juntos como grupo. Luego hicimos más cosas, pero esa fue la primera. Teníamos el sentimiento de pertenencia a una tribu y deseábamos ser aceptados por tu misma tribu. Y funcionó, fue genial todo y fue algo extremadamente emocional para nosotros. Casi como inyectarte todos esos deseos y sensaciones que tenías a tus 15 años de edad…

De México decir que fue un retorno triunfal ya que justo antes de que empezase la pandemia dimos nuestro primer concierto en el país. Fue en un festival y fue alucinante. ¡Y de pronto estalló la pandemia y no podíamos volver! Así que regresar allí para tocar en el festival Heaven and Hell fue genial, y dijimos: “Hemos vuelto y volveremos otra vez para tocar nuestra gira propia como cabezas de cartel”. Hemos tardado mucho en volver y nos costó mucho… Fue una locura ya que estuvimos 40 horas de viaje para tocar 40 minutos de concierto. No era parte de una gira, fue algo especial, algo muy loco.

Uno de mis discos favoritos de Avatar es Black Waltz. ¿Qué significa para ti ese álbum? ¿Supuso un cambio de muchas cosas a mejor?

Sí… y lo que te puedo decir, empezando por la portada, es que es allí cuando nos dimos cuenta de lo que estéticamente nuestra música representaba. Es una pregunta extraña que nos hicimos, pero sumamente importante para toda banda. Nosotros nos lo estuvimos preguntando durante mucho tiempo, y finalmente dimos con ello. Fue la primera vez que trabajamos con un productor profesional llamado Tobias Lindell quien nos aportó mucha confianza en nosotros mismos y en nuestras habilidades. Y el mero hecho de grabar discos pasó a ser algo divertido gracias a él.

Las cosas van sucediendo y el resultado es el crecimiento real del grupo. Allí sucedió todo… Fue también la primera vez que sacábamos un disco en los Estados Unidos. Lo habíamos conseguido en Europa, pero también cometimos muchos errores en el mercado europeo… Y un poco, fue hacer el trabajo bien hecho en Estados Unidos y volver a Europa y seguir construyendo el proyecto desde aquí. Eso fue muy importante para nosotros. Entiendo que sea el disco favorito de mucha gente, está justificado. El camino que estamos haciendo empezó allí por muchas razones.

Ayer estaba pensando en los payasos del heavy metal y… seguro que hay muchos, pero… sólo recuerdo a Insane Clown Posse.

Sí, pero nosotros somos mucho mejores…

¡Cierto! Sólo tengo un disco de ellos y creo que lo he conseguido escuchar sólo una vez… no es mi estilo para nada. Y ya que hablamos de pinturas faciales quería preguntarte cuáles son tus favoritas…

Tendré que irme muy atrás… cuando yo era un crío quería ser cantante y tocar el bajo en un grupo. Yo quería ser como Paul McCartney o como Gene SimmonsSimmons fue un punto de partida muy importante para mí puesto que también va pintado. Y es algo que todos los niños queremos hacer: pintarnos como los Kiss. No puedes ningunear a quienes te han influenciado y la importancia que han tenido para ti.

Actualmente podría decirte que son muchos los grupos que se pintan. ¿Quién no lleva pintura actualmente? (risas). Quizá te estoy dado una respuesta aburrida, pero el grupo clave fue Kiss. Y también Alice Cooper, pero Gene fue el punto de partida. Y luego me encantó todo lo que era el Pressing Catch y El Último Guerrero… Todos esos luchadores (risas)

¡Muy buenas referencias! Yo tengo las mismas. Nunca puedes decir nunca, pero… ¿y si… tienes que cambiar tus pinturas? O mejor… ¿Qué pasa si te piden cantar sin tu pintura y look de payaso?

Puede pasar teóricamente y… tendría sentido para nosotros. Tendría más sentido que nunca para el grupo. Aunque esto es Avatar y hay que respetarlo. Si pintarse dejara de tener sentido tendríamos que hacer como hacemos con nuestra música: deberíamos ser honestos con nosotros mismos y parar… Pero es que yo lo de pintarnos no lo veo como algo ornamental. Creo que podemos cambiar muchas cosas y seguimos estando dispuestos a hacerlo para seguir estando frescos. Así que la respuesta es: Podría pasar, absolutamente, pero dudo que esto llegue a suceder… pero sí, podría pasar y si lo hacemos, estaría bien.

Empezáis pronto la gira europea. ¿Tenéis ya teloneros?

Sí, para la gira europea estarán con nosotros Veil of Maya y Kassogtha.

Si tuvieras la posibilidad de escoger a tu banda acompañante para la gira…

¡Los escogimos nosotros! Hay muchas bandas con las que nos encantaría girar. Hemos pensado qué grupos podrían acompañarnos esta vez, porque siempre hay muchas agrupaciones que lo quieren, y yo creo que ha quedado una gira muy buena, ya que es un trío de grupos algo experimental. Siempre pensamos qué sería mejor hacer para una gira, y, de hecho, hemos tenido invitados muy experimentales todos estos años. Creo que ahora las bandas que estarán son algo más próximas en cuanto a sonido con nosotros, y eso es bueno para el fan.

¿Habéis pensado alguna vez en la posibilidad de entrar en el metal progresivo y ofrecer una canción de 20 minutos? ¿O no está en vuestros planes?

Actualmente te diría que sería lo opuesto de lo que quiero hacer. Sería la última cosa en el mundo que haría a día de hoy (el perro le muerde la mano y grita -juraría que el perro se llama Vincent. Parece que a Vincent no le ha gustado o la pregunta o la respuesta de su amo-).

Es lo opuesto a lo que quiero ahora, pero siempre me reservo el derecho de cambiar de idea cuando me dé la gana. Así que podríamos terminar haciendo algo así. Me parece muy cruel eso de intentar hacer una canción resumiendo todos los problemas del mundo en tres minutos, es muy difícil, y por eso nuestras canciones duran un poco más: “4:30” (risas). Conseguir una obra maestra de tres minutos supone un reto enorme.

Siempre he querido preguntarte el por qué elegisteis el nombre Avatar… ¿Es después o antes de la película?

Somos más viejos que la película.

Lo suponía, y ahora hay otra entrega de Avatar, por lo que puede que mucha gente entre sin querer en vuestros vídeos o le aparezcáis en Internet cuando busca la peli de Cameron…

Puede que sí, pero también habrá gente que nos busque a nosotros y le aparezcan aliens azules. Es lo que hay… El origen del nombre vino cuando John aprendió el significado de la palabra en la escuela a sus 14 años. Es la manifestación de un Dios en la Tierra encarnado en una persona. Es un concepto hindú en el que Dios retorna a la Tierra en forma humana o de animal. La idea de un Dios disfrazado nos pareció muy potente, así que es eso lo que significa para nosotros. Ahora es también algo muy común en el lenguaje de los videojuegos, en los shows televisivos y en lo que sea… Tanto da, nosotros somos los mejores Avatar de todos (risas).

Toca hablar ahora sobre canciones perfectas. ¿Podrías decirme tu opinión sobre estas canciones perfectas?

“Square Hammer” de Ghost: Está muy bien el tema y me gustan Ghost. Soy poco parcial puesto que me encanta que las cosas sean extrañas ya desde el primer disco y yo empecé a seguirlos desde que escuché el “Secular Haze” de su segundo disco. Me gustaron mucho y me siguen gustando. Lo están haciendo muy bien y merecen lo conseguido. Son muy buenos.

“Spirit Crusher” de Death: Mmmmm (tratando de conseguir decir algo inteligente sobre Death…). Aprecio especialmente el death metal de la vieja escuela y eso me sucede cada vez más a medida que pasan los años y me encanta todo lo que tiene ese sonido clásico. Pero ahora, de repente, me viene otra banda a la cabeza que me encanta: Obituary, que han sacado un disco nuevo este año.

Estoy muy feliz puesto que suenan geniales, mucho mejor que las nuevas bandas de death metal que están saliendo, lo cual es bueno y malo a la vez… Y volviendo a Death como grupo, considero que son los creadores de muchas cosas. Ellos significan mucho para la escena, pero tampoco consigo decirte mucho más de que son unos grandes referentes.

“La historia interminable” de Giorgio Moroder: ¡Ooooohhh! ¡Mi canción favorita de esa banda sonora! Aunque también citaría la de “Ivory Tower” (la canta). Ambas serían mis favoritas del film. Me encantan las canciones y me encanta la película, también el libro de Michael Ende. De hecho, lo releí a los 10 años. La primera vez que lo leí era un niño y me parece un mundo genial al que vale la pena volver a él de vez en cuando.

Y te iba a preguntar por los Beatles, pero ya que me has dicho que eran una referencia absoluta para ti, cambio la pregunta y te pido que me digas cuál es tu tema favorito de los Fab 4.

No puedo escoger sólo una canción… Pero hay una de sus primeros pasos discográficos, cuando eran casi una boy band, de la primera era, una canción que nunca fue un single y de la que nadie ha vuelto a hablar y a mí me encanta: “Any Time at All” del A Hard Day’s Night. Considero que es una de las canciones más infravaloradas de los Beatles.

Hay muchas canciones infravaloradas de los Beatles, luego le doy una escucha a “Any Time at All”. Y nada más Johannes, como siempre es un placer charlar contigo.

Perdona por los ladridos del perro. Él no sabe lo que está haciendo (risas). Muchas gracias.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 1347 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.