Walter Trout – Ride

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 22 de agosto de 2022
Discográfica: Provogue / Mascot Label Group
 
Componentes:
Walter Trout – Voz, guitarra, armónica
Jamie Hunting - Bajo
Michael Leasure - Batería
Teddy Andreadis - Teclados

Temas

1. Ghosts (5:09)
2. Ride (4:57)
3. Follow Your Back Home (5:35)
4. So Many Sad Goodbyes (5:40)
5. High Is Low (4:19)
6. Waiting for the Dawn (5:51)
7. Better Days Ahead (5:35)
8. The Fertile Soil (3:30)
9. I Worry Too Much (3:34)
10. Leave It All Behind (3:57)
11. Hey Mama (5:17)
12. Destiny (5:17)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Walter Trout – Ride
Todos los discos de Walter Trout – Ride en Amazon


Del pasado año 2022 hay algunos discos que se nos habían quedado en el tintero y me apetecía darles salida y reivindicarlos como merecían. Es el caso del Ride, de uno de los más grandes guitarristas de blues de todos los tiempos: Walter Trout. Fue miembro de la banda de John Mayall, estuvo con John Lee Hooker y con Canned Heat entre otros muchos logros y este es su disco número 30. Esta vez ha indagado en su infancia y las vivencias duras con su padrastro. Hay dolor y tristeza en el disco, pero a la vez, mucha fuerza, y lo mejor de todo: es un gran disco de Walter Trout. Que a sus 71 primaveras ofrezca material tan talentoso dice mucho de su leyenda…

Ya en “Ghosts” el guitarrista blanco de voz negroide deja bien patente que a pesar de estar en séptima década está en una forma envidiable y que viene cargado con un buen arsenal de temas. Y todos merecen sonar en directo. Cabe destacar esos teclados tan agonistas y emebellecedores a cargo de Jamie Hunting y un bajo muy consistente y protagonista por parte de Teddy Andreadis. Trout deriva en aires del desierto e incluso tira de armónica en un corte muy logrado y prototípico de lo que podemos esperar de él.

La misma armónica abre a lo locomotora en el corte que da título al disco, con posos muy sureños y evocadores, especialmente dados por ese piano. Hay un momento jam muy logrado con sensaciones muy Lynyrd Skynyrd y con el bajo subiendo y bajando a la vez que Michael Leasure le lleva el pulso con mucha soltura y clase tras los parches. “Follow You Back Home” es la primera balada, muy sentida y aderezada con coros de apoyo y sutiles orquestaciones.

“High Is Low” suena a blues prototípico y hay ese clásico juego de pregunta-respuesta con voz y armónica. Es una composición con mucha fuerza y Trout rompe su voz. Gran parte del mérito es de Eric Corne en tareas de producción. Incluso llega a sonar a los primerizo Zeppelin con un sonido plenamente actual. El tema más emocional y uno de los más logrados es este blues arrebatador y triste llamado “Waiting for the Dawn” en el que mandan las seis cuerdas de Walter. Es un viaje, un quejido, un solo tremendo y sentido de los más puros. Hay referencias a bandas clásicas como Led Zeppelin, pero también a grupos más actuales como Albany Down.

En “Better Days Ahead” nos encontramos en un medio tiempo bluesy de mucha fuerza con una de esas guitarras que “hablan” y expresan mucho dolor. Repuntan los teclados en muchos momentos y el corte avanza con clase y agallas. Hay una guitarra soleando a la par que la línea vocal fluye. Los momentos sureños amanecen en la breve “The Fertile Soil”, muy evocadora y de guitarra juguetona. Hay un precioso interludio en el que armónica y voz desnuda de Trout bajan pulsaciones para entrar en los “suelos fértiles” de los Allman Brothers.

“I Worry Too Much” tira de pedalera y marca groove talentoso. Es de esas canciones ideales para el directo tirando en la letra de vivencias personales. Buenos detalles en el pulso marcado de Michael Leasure y final abrupto para dar variedad a un disco realmente completo. De entre lo más colorido y festivo está “Leave It All Behind” con vientos y un feeling feliz. Y el listón compositivo vuelve a subir con el “Hey Mama”, con referencias a su infancia y mucha carga emocional. Nos despide con algo tan delicado como “Destiny”, con Leasure tirando de escobillas y un contenido Hunting a las cuatro cuerdas. Festival a varias guitarras de templanza y buen hacer sumando notas positivas para un disco realmente logrado.

Walter Trout es un superviviente, en el negocio musical y en la vida misma. Estuvo al borde de la muerte por sus dolencias hepáticas, pero sigue con nosotros y lo hace con un nivel musical rotundo. Sorprende especialmente el nivel atesorado a sus 71 años y que sea capaz de enamorar tras 30 discos de estudio. Ridees un viaje introspectivo agridulce y contundente, así que dudo que quienes le siguen se vean decepcionados. Una joya más en la corona de un hombre que ya lo ha conseguido todo.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 1347 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.