Entrevista a Steve Hackett

‘La música tiene la oportunidad de hacer lo que la política no está haciendo’

2018 © Tina Korhonen/ www.tina-k.com

El guitarrista británico Steve Hackett es una de las leyendas vivas de la música popular. Parte pivotal de la formación clásica de Genesis que rompió todos los moldes tanto en lo musical como en lo visual, con los años se ha encargado de mantener vivo el legado de de la exbanda de Peter Gabriel, tal y como vimos en su actuación en el Be Prog en el verano pasado. Personalmente, por cierto, esa actuación me pareció algo demasiado perfecta como para que me levantara de la silla, pero después de conocer al personaje en algo más de profundidad y de escuchar su brillante último disco, me lo miro todo con otros ojos.

At the Edge of Light es el disco número 26 de la carrera en solitario de este señor, nacido hoy hace exactamente 69 años, y durante todo este tiempo no se ha cansado de innovar y de explorar nuevos caminos dentro de la música, ya sea a través de fusionar estilos o de invitar a músicos de todos los rincones del mundo.

Esta fue una de esas entrevistas en que yo venía inocentemente con un guión bien preparado que tuve que acabar descartando ya que se acabó yendo por las ramas. Tampoco es que Steve responda exactamente (de hecho no lo hace en absoluto) a lo que se le pregunta, pero es innegable que su sabiduría y su experiencia son deliciosas de escuchar. Pausado, místico, parsimonioso y fascinante, Steve Hackett es un personaje clave de la música moderna, y en esta entrevista intentamos descubrir un poco por qué.

SofN: Hola Steve, ¿cómo estás?

Muy bien, gracias. ¿Y tú?

SofN: Muy bien también. Bien, antes que nada, muchas gracias por invertir algo de tu tiempo en contestar a nuestras preguntas, es todo un placer poder hablar con una leyenda como tú.

Es también un placer para mí hablar contigo.

SofN: Estás a punto de publicar At the Edge of Light, que es ya el disco número 26 de tu carrera en solitario. Creo que el disco es tan elegante, rico, variado y majestuoso como siempre, con sitares, flautas, algo de música clásica, guitarras slide, saxos y, en general, un poco de todo. Si algo me ha impresionado de este disco es su frescura. Hay una gran variedad musical y de sonidos, hay cantidad de diferentes paisajes, hay sorpresas que te vas encontrando a cada esquina… Imagino que esto es lo que realmente significa ser progresivo, que disco tras disco y canción tras canción podemos ver una evolución y una progresión en tu música ¿Qué hace este disco especial respecto al resto de tu discografía, qué tenías en mente cuando empezaste a escribir y cómo crees que se ha acabado desarrollando?

Bien, cada vez que empiezo a trabajar en un álbum, y si el anterior ha sido bueno, el reto es intentar hacer algo que que sea almenos tan bueno sin repetirme por el camino. No sabría como explicarle a nadie cómo se debe escribir una canción. Lo único que hago es empezar siempre con algo muy pequeño y e ir haciendo camino para salir de la oscuridad a través de algo que quiero poder decir. Experimento hasta encontrar las harmonías correctas para hacerlo, y aunque en primera instancia pienso en términos de sonido, también lo hago en términos de letras. Trabajar con mi mujer se convierte en algo muy intenso líricamente, porque nuestra relación incluye también la música.

Por supuesto, también he estado trabajando mucho con el productor Roger King para encontrar los esbozos sobre los que desarrollar las canciones junto a todo el equipo. Poco a poco el disco empieza a tomar forma y continuamente aparecen nuevas ideas: ¡18 meses pensando y pariendo nuevas ideas! Es el doble de lo que se necesita para crear un bebé humano. Dos veces nueve meses, éste el tiempo que necesito para crear un disco completo y con toda su personalidad. Pero este álbum en concreto consigue algo muy especial para mi. De verdad, si fuera el disco de otro artista estaría horrorizado. Pensaría… “oh dios, esto es muy bueno… ¿cómo puedo hacer yo algo tan bueno?”. Te lo digo con total honestidad: éste es el tipo de disco que he querido hacer desde hace mucho tiempo, y no es algo que suceda a menudo… todos los músicos y todas las voces me suenan maravillosas. Solo sería capaz de criticar una cosa, una sola palabra que creo que podía haber cantado de forma algo distinta. Pero esto es todo. (risas)

SofN: Estoy de acuerdo contigo en que creo que es un gran disco. No estoy tan familiarizado con toda tu discografía, pero este disco me ha parecido francamente ameno y fácil de escuchar, con todos los detalles encajando perfectamente y siendo capaz de sorprenderme de una forma u otra. Después de casi 50 años de carrera y de incontables discos a tu espalda, y teniendo en cuenta que la mayor parte de tus compañeros de generación publican el mismo disco cada cinco o seis años… ¿Dónde encuentras fuerzas e inspiración para seguir innovando y retando tus límites cada par de años? Porque dices que llevas trabajando en este disco 18 meses, pero tu disco anterior salió hace menos de dos años.

Sí, exactamente. Yo viajo bastante y también leo mucho, así que puedo vivenciar un viaje interno y uno externo al mismo tiempo. Obviamente tengo conversaciones con gente de todas partes del mundo. Por ejemplo, acabo de volver de Etiopía con mi mujer, y estuvimos vistando algunas tribus y hablando con ellas a través de un traductor. Y las cosas que ves en diferentes culturas es extraodinario. Me encantaría poder enseñarte algunos de los vídeos que grabamos, es extraodinario ver lo que hace otra gente. Cosas que no sabía ni que existían. Ver por ejemplo la iniciación de un joven etíope saltando sobre toros (NDT: En Etiopía más que toros son vacas, y es un ritual de iniciación a la juventud del país en el que se salta sobre 14 vacas estando desnudo y estas sostenidas por el clan). Es una práctica que se lleva haciendo desde hace más de 3000 años… ¡antes de la creación de Grecia tal y como la conocemos! E ir a Etiopía es como meterse en una máquina del tiempo y volver a 3000 años atrás.

SofN: Tanto el título, “At the Edge of Light”, como la portada del disco, parecen querer expresar que nos encontramos cerca del borde…

Sí, eso mismo.

SofN: Balanceándonos en una fina línea, listos para caer en la manos de una amenzaza mucho mayor que nosotros que parece lista para golpearnos en cualquier momento. Leyendo las notas que acompañan el disco vemos que te preocupa especialmente el auge de la extrema derecha en toda Europa y también en el resto del mundo, y ésta es un poco la temática sobre la que gira el disco. ¿Qué quieres decir con todo ello?

Yo creo que todos tenemos nuestros miedos, y tal y como dice una de las letras: “date la vuelta y enfréntate a lo que más miedo tengas”. Yo creo que esta es la mejor manera de avanzar aunque sea quizás la más difícil. Considero que vivimos en tiempos muy precarios y en uno de los peores momentos para las libertades sociales. Parece como si quisieran erradicar todo lo ganado socialmente. Es interesante crecer en la década de 1960 y poder vivir como todos esos movimientos sobre derechos humanos llevaron a que durante los veinte años siguientes viéramos como la precupación por los derechos humanos se conviertiera en una realidad. Parecía que habíamos conseguido por fin la igualdad, pero ahora volvemos a estar en una época llena de desigualdades a nivel económico. No estamos en un momento en el que nos podamos permitir ser complacientes con este tipo de cosas.

Creo que la música, por supuesto, tiene la oportunidad de hacer lo que la política no está haciendo. La política está conduciendo a la gente de vuelta a las cavernas, mientras que la música salta por encima de las fronteras. Ignoramos las diferencias entre la gente e incluso las celebramos. He trabajado con gente de todo el mundo para este disco, algo que ya hice también con mi anterior trabajo. Muchos son los mismos, pero esta vez he ampliado el casting. A mi me gusta que haya diferencias entre la gente, y me gusta la idea de una especie de choque espiritual que puede suceder en la música. Dos mundos pueden chocar, pero a través de estos accidentes producimos algo, una especie de serendipia, en muchos casos una lucha de opuestos. ¿Qué hace una orquestra con una melodía? ¿Qué hace una banda de rock con esa misma melodía? ¿Cómo funcionan las distintas corales? Ya sea una coral de gospel, una coral clásica, o un pequeño equipo haciendo harmonías.

Hay diferentes escuelas de pensamiento trabajando codo con codo y, en realidad, la idea es la de erradicar los prejuicios. Y creo que muchas cosas son posibles. He tenido un equipo extraordinario trabajando en este álbum, y muchas de ellas son mujeres, que cantan bien, tocan bien y tienen grandes ideas. El disco tiene mucho más músculo gracias a haber dejado que todas esas mujeres entraran en el club de los chicos. Y también recibiendo con los brazos abiertos a gente venida de las cuatro esquinas del globo. Esto es importante para mi.

SofN: Muy bien. Esta idea resuena perfectamente en mí, y por supuesto desde tu punto de vista, habiendo viajado tanto y habiendo trabajado siempre en la fusión de muchos tipos de música, algunas de las ideas tan nacionalistes y tan conservadoras que alguna gente está intentando imponer en la socidad pueden sonar chocantes…

Yo sigo amando a la música, y ésta es la chispa de motivación para mi. Y creo que lo único que se debería enseñar sobre música es a amarla. No es la cantidad de notas, sino cómo te afectan. Creo que la música es maravillosa, es genial curando a las personas y es una de las mejores medicinas que existen. Literalmente puede cambiar la propia constitución física de las cosas, y aún seguimos descubriendo el poder de la música incluso ahora. Para mi tiene una parte totalmente mágica, y nunca me quedo sin el entusiasmo que la música puede producir.

Y creo que es importante no abrumarse por la técnica de otros, sólo porque pienses que no puedes cantar tan bien como ese cantante o tocar tan rápido como ese otro guitarrista. No es un tema de proficiencia, es lo que haces tú mismo lo que es importante. Tú puedes tener una sola idea, y esa idea puede ser muy importante. No tiene mucho sentido compararte con los demás. Tú tienes que parar y decidir por ti mismo lo que es bueno o no. La única persona que te impide hacer ciertas cosas eres tú mismo. Así que la psicología de la música es muy importante. Deberías despertarte cada día y decirte a ti mismo: “soy perfectamente capaz de escribir una canción tan buena como cualquier cosa que Lennon y McCartney hicieron”. Y no dejes que nadie te diga que no puedes hacerlo. Y esto es algo que digo a todos los estudiantes de música. No ocurre de un día para otro, pero si tienes paciencia y amas lo que haces, la música se revelará a si misma como una compañera leal.

SofN: Durante muchos años tú has sido el único que ha estado honrando el legado clásico de Genesis, ya que tus excompañeros nunca han parecido muy interesados en hacerlo. Has hecho giras basadas en Genesis y sigues manteniendo canciones del grupo en tus conciertos. Este año, Incluso, vas a hacer una gira conmemorativa del Selling England by the Pound. ¿Sientes la responsabilidad, de una forma u otra, de mantener vivo todo ese legado?

Sí, sin duda. En 1973 sacamos Selling England by the Pound, y escuché que en Nueva York entrevistaron a John Lennon y él dijo que Genesis era una de las bandas que solía escuchar en esa época. Eso fue algo muy grande, me pareció muy motivante en su momento y me sigue pareciendo muy motivante ahora. Así que yo quiero celebrar la música de esa época, pero al mismo tiempo quiero ser capaz de componer música nueva. Es importante celebrar el pasado, pero también lo es celebrar el presente. Y el futuro también es importante para mí. Este año también voy a tocar temas de Spectral Mornings mientras presento At the Edge of Light. Haré cosas de todos esos discos.

Pero tocaré Selling England by the Pound de cabo a rabo, porque como he dicho esa época de Genesis recibió el sello de aprobación de alguien como John Lennon, que de algún modo fue un gran mentor para nosotros. Los Beatles fueron una influencia inmensa para toda mi generación, y de hecho muchas bandas se formaron gracias a los Beatles. Todos les debíamos algo en ese momento, ya sea el trabajo con múltiples pistas, o la distorsión, el uso de harmonías vocales o el hecho de trabajar con orquestas e incorporar gente de otras partes del mundo con éxito, tal y como ellos hicieron con músicos de la India. Fue el inicio del world music, y una verdadera colisión espiritual sucedió en ese momento. Y yo sigo llevando el testigo de la música hacia esa aventura inexplorada que le debe algo a todas las músicas del mundo.

SofN: Phil Collins lleva retirado varios años y Peter Gabriel nunca ha estado especialmente excitado con la idea, así que supongo que la tan esperada reunión de la formación clásica de Genesis es algo totalmente imposible. De hecho, quizás siempre lo ha sido, incluso cuando los rumores eran más fuertes y tú regrabaste esos clásicos de Genesis 20 años atrás. Pero imagino que esa reunión sería algo colosal y gigante en términos de impacto, de repercusión, en términos económicos… ¿Te arrepientes de que la gente no haya tenido la oportunidad de poder ver a la formación clásica de Genesis desde los 70?

Para mí es irreal esperar que alguien vuelva a hacer lo que hacía cuando tenía veinte años. El periodo entre los veinte y los treinta años es muy interesante. La gente crece, se separa… A mi me gusta la idea de celebrar la música que hicimos entonces, pero no quiero que la política o la agenda personal de cada uno se cruce en el camino. Y sí, claro, estoy seguro que sería un tremendo éxito comercial. Pero creo que intentar juntar a toda esta gente a día de hoy sería un poco como si intentaras que George Lucas haciera una película junto a Martin Scorcese, y al mismo tiempo… ¿entiendes lo que te quiero decir?

SofN: Sí, Sí…

Sería muy complicado coger a toda esta gente que lleva años separada y juntarlos de nuevo. Aunque fueran a la universidad juntos en su momento o que hicieron cosas juntos entonces. Pero a medida que pasa el tiempo es más complejo, porque por un lado hay un cierto aspecto competitivo, y a mí me gusta trabajar con músicos que no necesiten competir unos con otros para poder de dar lo mejor de si mismos. Tienes que dar un paso atrás y dejar que cada uno brille, no plantarse enmedio del foco de los demás.

Creo que, a diferencia del resto de miembros de Genesis, yo sigo teniendo hambre y ambición por la música. Sea lo que sea que haga, lo que me importa no es el número de discos que vendo, sino la calidad de las ideas. La música cambió el mundo una vez: Lo mismo que pasaba en Londres sucedía en Bombay o en Dehli… con la idea de que todo eso es parte del mainstream. Ahora que he vuelto en Etiopía y en las tribus he visto que todo es global. Lo que hacen a día de hoy no es lo que pasaba hace 3000 años atrás, sino que es una elección personal que ellos toman. Tú no puedes elegir de donde vienes, pero eso no significa que te tengas que quedar allí. Ese es solo el principio. ¿Dónde irás luego? Hay cosas que ya están escritas, sí, pero ¿qué vas a escribir tú? Quizás no te estoy respondiendo muy bien a tu pregunta…

SofN: (risas) ¡No te preocupes, me parece muy bien!

Pero la idea principal es: nadie necesita sentirse marginado, nadie necesita sentirse inferior a nadie, creo que todos nos necesitamos entre nosotros. El mundo es un lugar completamente interdependiente. Siempre hay una causa y un efecto. En el momento en que niegas algo vas a descubrir que eso le está haciendo daño a alguna otra cosa. No puedes estar al lado de las grandes empresas, porque entonces estás dejando de lado el planeta. Así que creo que de lo que tenemos que darnos cuenta es que el mundo es un gran ser colectivo. Somos una especie de atomium. Cualquier cosa que uno haga afecta al todo, como si fuéramos todos células de un gran cuerpo al que llamamos raza humana.

He estado en el preciso lugar en el que empezó la raza humana. Imagínate el concepto, “éste es es el sitio en el que nació nuestra raza”, en el valle Rift, en Etiopía. Allí es donde el DNA humano empezó a extenderse por todo el planeta. Y esta idea me parece muy excitante, observando la música de allí, viendo las cosas que ocurren en ese lugar. De hecho, aún lo estoy asimilando, y este es mi reto para el próximo disco. Por supuesto, ya he trabajado con este tipo de músicas regionales. He estado trabajando con ritmos sudamericanos en Brasil, como la samba u otros estilos. Ritmos que son comunes en Sudamérica, India y Africa. Son tres continentes distintos y todos comparten los mismos ritmos. Y en algunos momentos también comparten tradicones. Pero todo apunta al hecho de que todos provenimos de un mismo sitio y de que compartimos la imaginación.

SofN: Genial. Un poco relacionado con lo que has dicho antes, y hablando del tema de los negocios y de la negación de la tierra. En términos musicales, la gente de hoy día se queja de que ya no aparecen bandas actuales al nivel de los grandes clásicos; podemos hablar de Genesis o de tantas otras. ¿Pero tu crees que en la actualidad una banda como Genesis podría haber conseguido ser tan grande y tan relevante como consiguió serlo en su día, teniendo en cuenta las modas y las tendencias de la sociedad actual?

Bueno… pienso que sería posible, pero también creo que para que algo así ocurriera, si tu quisieras crear una banda como Genesis, o como los Beatles, tienes que ser capaz de escuchar toda la música que te rodea, tanta como puedas. Banda como Yes, E.L.P, King Crimson, Pink Floyd o incluso Elbow y Muse hoy en día… Tienes que escuchar qué se cuece en el rock and roll, en el pop, en el blues, en el jazz, también en la música clásica, y dentro de ella todos los tipos de clásica, las bandas sonoras de películas… y a no ser que hayas escuchado todo eso y hayas sido capaz de apreciarlo por lo que es, no acabas de tener una idea de lo que significa realmente la música.

Puedes estudiar música a tu manera, puedes ir al conservatorio y convertirte en un gran músico, te puedes especializar en un área en concreto, pero vas a ignorar todo el resto. Mi idea de de lo que significa estudiar música es escucharla. Eso es fantástico. Escucharla y amarla, y disfrutar de lo que es capaz de hacer. Ésta es la mayor bendición.

SofN: No sé si eso pasa en otros países, pero en España existe una polémica constante alrededor de las bandas tributo. Hay mucha gente que considera que estos grupos roban audiencias a otros grupos y toman un lugar que debería pertenecer a bandas de música propia. Genesis siempre ha tenido bandas tributo, fascinadas por su teatralidad, focalizadas en eras específicas… Por ejemplo hay una muy buena llamada The Musical Box, que intenta caracterizarse como los miembros de la banda y mimetizan vuestros conciertos de la época ¿Qué piensas sobre este fenómeno de los grupos tributo, tanto en el caso de Genesis como en general?

Bien, creo que Genesis tiene una gran cantidad de bandas tributo por la calidad de la música y de las ideas. Al mismo tiempo, Genesis fue una banda multifacética, y nuestra música estaba influenciada por muchos géneros diferentes, de manera que la aproximación pangénerica que suponía Genesis se combinaba con la aproximación teatral de Peter Gabriel, que decidía vivir los temas y presentarlos de forma teatral. Había una cantidad impresionante de escuelas de pensamiento en esa banda. Muchas canciones de muchos estilos diferentes. Phil Collins estaba influenciado por las big bands y la música de Motown. Pete venía de la musique concrète y el blues. Tony tenía influencias de la música eclesiástica, de la música clásica y de los Beatles. Mike Rutherford, por su parte, estab influenciado por Led Zeppelin y Judy Collins. Cada una de ellas tiene su parte romántica. Bueno, claro… y yo, que estaba influenciado por todo. Y la influencia más grande, por supuesto, es la que teníamos unos de los otros.

Puedes permitirte no jurar fidelidad a ninguna bandera en particular y, aún así, la música no vendrá a ti y te dirá que has sido infiel. El reto consiste en intentar combinar todas estas distintas escuelas y conseguir esa colisión espiritual de la que hablábamos. Y si puedes hacerlo, si puedes crear una fusión de polos opuestos que siga estando cohesionada a pesar de contener las construcciones más inesperadas… Puedes hacer que una canción dure lo que sea y de cualquier estilo, y a veces, incluso en la misma canción, puedes llegar a mezclar varios estilos. Puedes juntarlo todo con una cierta atmósfera, con bridges, con secciones…. ¡Y no tengas miedo del humor! Todo este pastiche es una herramienta realmente útil, pero no te lo tomes todo demasiado en serio. Disfrútalo, y disfruta del viaje. Es todo lo que diría.

SofN: Bueno, pues tendremos que dejarlo aquí, que nos quedamos sin tiempo. La verdad es que todo lo que me has contado me ha parecido una reflexión muy interesante.

Muchas gracias, de verdad.

SofN: Y te quiero agradecer tu tiempo de nuevo y te deseo mucha suerte con el nuevo disco. Espero que este viaje te traiga de nuevo por Barcelona pronto.

Oh, eso espero. Espero volver en el que es “el hogar de la guitarra”. Lo sois. Sois el jardín del Edén para los guitarristas. (risas)

SofN: (risas) Supongo que es verdad. ¡Muchas gracias y hasta pronto!

Muchas gracias a ti.

Si te ha gustado el artículo, por favor danos tu apoyo siguiéndonos en Facebook:

Sobre Albert Vila 566 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.