Entrevista a Robin Trower: ‘Cuando vi a Jimi Hendrix pensé en dejar de tocar la guitarra’

Fotografía: Rob Blackham

Robin Trower ha sido y es uno de los grandes guitarristas del rock, heredero de Jimi Hendrix y del power trio y un referente para guitarristas de la talla de Zakk Wylde y Robert Fripp. Tiene 77 años y ya sabía yo que no es precisamente muy hablador, por lo que es una lástima que no hayamos podido entrar en profundidad en muchos temas realmente interesantes.

A su edad teme al Covid por lo que ha cancelado toda actividad en directo y cuando su nuevo disco No More Worlds to Conquer todavía no ha llegado a ser editado, ya se encierra en el estudio para grabar el siguiente. Miembro de Procol Harum fue pionero en lo de tocar con orquestas y ha llegado a tocar de telonero de Jimi Hendrix.

Leyenda viva absoluta del rock que ha quedado algo tapada con el paso del tiempo… Recordamos aquí su único show en España, en Cerdanyola, dentro del marco del Cerdanyola Blues Festival de hace algo más de una década. Sabía a lo que me enfrentaba y esto es lo poco que pude sacarle, pero tanto da, en Science of Noise recordamos a una leyenda absoluta.

 

Hola, Sr. Trower. Gracias por su tiempo y felicidades por el nuevo disco titulado No More Worlds to Conquer. Por cierto… Interesante nombre para un álbum. ¿Por qué “No más mundos por conquistar” como título?

La verdad es que me gustaba el título de la canción y creía que podía funcionar perfectamente como título de disco. Un poco, pensándolo bien, creo que ya no tengo nada que demostrar a estas alturas de la película, pero, por otra parte, también creo que hay que mirar siempre hacia adelante…

Es genial el ver que después de todos estos años tocando y grabando discos todavía estás ofreciendo excelentes trabajos como este No More Worlds to Conquer. Tengo que decir que mi canción favorita es “Ball of Fire” pues abre el disco y me parece un single perfecto. ¿Va a ser “Ball of Fire” el próximo sencillo?

Estás totalmente acertado, “Ball of Fire” será single justo cuando salga el disco.

Algo muy original es la portada y el diseño general. ¿Cuál es el significado de esta pintura?

En la portada aparecen tres mundos retrocediendo vistos desde la distancia. Es la pintura que más se acercaba a lo que es el concepto del título del disco.

Parece que el álbum Bridge of Sighs (1974) fue tu disco más importante en tu carrera en solitario. ¿Cuán importante fue ese trabajo para Robin Trower?

Es justo ese disco que lo cambió todo… Significó que podía tener una carrera exitosa y justo lo pude percibir nada más sacar ese disco. Pude tocar delante de grandes audiencias, visitar muchos países diferentes y conocer a mucha gente interesante.

En ese álbum disco tocabas con James Dewar en el bajo y la voz y con Reg Isidore a la batería. He llegado a leer que, de alguna manera, Robin Trower reinventó el concepto de power trio. ¿Es eso cierto?

¡No! (risas). Sí que creo que éramos un trío realmente bueno, de eso no hay duda. Los tres funcionábamos fantásticamente bien tocando juntos y de verdad que trabajábamos muy bien como grupo.

La primera canción de Robin Trower que escuché fue “Day of the Eagle”. ¿Esa canción es algo especial para ti?

Sí, creo que sí. Es que incluso en esos tiempos yo ya escribía canciones antibelicistas y es una composición que en nuestros días tiene mucho significado y la cual me encanta tocar en directo. Es un tema muy poderoso.

Guitarristas como Zakk Wylde o Robert Fripp han dicho que Robin Trower ha sido una de sus mayores influencias. Supongo que es algo increíble para un artista que los más grandes guitarristas de diferentes generaciones confiesen tu influencia en su música.

Sí, ese es el mayor cumplido que te pueden hacer otros músicos: El que te reconozcan como influencia es algo enorme.

Uno de los grandes momentos de tu carrera fue formar banda con Jack Bruce (Cream) en los años 80. ¿Cómo fue trabajar con él?

Fue maravillosa, Jack Bruce es un músico extraordinario y un cantante fabuloso. Lo pasamos muy bien juntos y te diría que nuestro disco favorito haciendo equipo fue precisamente el último que grabamos: Seven Moons. Ese era el disco favorito de Jack entre todos los que hicimos como trío. Tuvo mucho éxito y puede que fuera porque compusimos todas esas canciones juntos. Allí había una química muy especial entre nosotros.

En 1983 terminaste tu relación con Chrysalis Records. ¿Cómo fue romper con tu sello después de todos esos años?

Mmmmmm… Si te soy sincero, ahora mismo no me acuerdo de lo que pasó (risas). De eso hace ya mucho tiempo…

En 1991 participaste en el festival Night of the Guitars con grandes nombres como Ronnie Montrose, Jan Akkerman o Rick Derringer. ¿Cómo fue la experiencia de tocar con otras leyendas de la guitarra?

Fue muy divertido y muy grande girar con ellos. Lo pasé realmente en grande.

Creo que Robin Trower sólo ha tocado una vez en España, en el Festival de Blues de Cerdanyola, cerca de Barcelona. ¡Tenía ticket para asistir, pero mi coche me dejó tirado! ¿Recuerdas algo de tu paso por Cerdanyola?

Lo recuerdo perfectamente puesto que siempre había querido tocar en España. Me encanta vuestro país y fue una noche maravillosa. La audiencia de esa noche fue particularmente cálida hacia nuestro directo.

Escuchando tu música parece claro que B.B. King y Jimi Hendrix son tus mayores influencias. ¿Recuerdas la primera vez que escuchaste la música de Jimi?

Lo recuerdo perfectamente puesto que su primer disco tuvo un impacto absoluto en mi persona. Puedo recordarlo perfectamente. Hasta escucharle a él mi guitarrista favorito había sido B.B. King. Luego lo fue Albert King y finalmente llegó Jimi Hendrix. Jimi es el tercero de mi trío particular al que yo siempre me refiero como mis mentores.

¿Hiciste una gira con Jimi Hendrix en los años de Procol Harum?

Sí, en los tiempos de Procol Harum hicimos un concierto juntos. Sucedió en Berlín. Fue maravilloso y una vez le vi tocar pensé en serio dejar de tocar la guitarra. Me impresionó de verdad (risas).

¿Cuál es el primer disco que compraste con tu propio dinero? (no nos entendemos con Robin y vuelve a hablar de su nueva obra)

Más que hablarte del primer disco que me compré te diré que con el disco al que le tengo más aprecio es el próximo que sale: No More Worlds to Conquer. Pero si me estás pidiendo que te diga de qué disco mío estoy particularmente orgulloso te diré que es In City Dreams (1977). Ese es mi favorito de todos ellos.

He visto que vas a tocar en vivo en Estados Unidos y en Inglaterra este próximo mes de junio. ¿Ya tienes el set list preparado?

La verdad es que he cancelado todas las giras por el Covid. Sigue siendo muy peligroso lo de girar en estos momentos. Así que ya tengo hora para entrar en el estudio este próximo lunes para empezar a grabar un disco nuevo.

Bien, es una buena opción… Echando un vistazo a tus set lists a lo largo de los años, puedo ver que nunca tocas canciones de Procol Harum. ¿Por qué no tocas estas canciones?

No me gusta tocar esas canciones. Me quedan muy lejos y se alejan bastante de lo que yo llevo haciendo en estudio y en directo.

¿Por qué entraste en Procol Harum?

Básicamente porque me lo pidieron y me pareció una oportunidad enorme. Ellos estaban componiendo canciones muy grandes y fue un placer entrar en ese grupo.

Y abandonaste Procol Harum cinco años más tarde puesto que querías empezar una carrera en solitario…

Sí, yo había empezado a componer más y más canciones con mi guitarra y me di cuenta de que necesitaba tener mi propia banda con la que tocar todo lo que estaba componiendo.

En 1972, Procol Harum publicó un álbum en directo titulado Procol Harum Live junto a una orquesta, pero tú ya no estabas allí. ¿Alguna vez has tocado en vivo con una orquesta?

Sí, lo hice en los principios de entrar en Procol Harum. Tocamos con una orquesta en Canadá.

A mis padres les encanta una canción de Procol Harum: “A Whiter Shade of Pale”. Ellos bailaban mucho en la época y me dijeron que, en los años 60, cuando esta canción sonaba en la discoteca, todos los chicos y chicas bailaban pegados (era una lenta). Creo que esta es una de las canciones más bellas de la historia del rock. ¿Qué me podrías decir sobre esta canción?

Sí, es una canción extraordinaria. Pero lo más importante es que forma parte de un disco excepcional. En ese LP hay auténtica magia.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 992 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.