Entrevista a Mikael Stanne, vocalista de Dark Tranquillity: ‘Con la situación actual, tengo asumido que eventualmente tendré que coger un «trabajo normal»‘

Para un fan locaza de Dark Tranquillity como yo (a ver si adivináis de dónde viene el nombre de esta revista), hablar con el afable Mikael Stanne siempre es un placer, y más si la excusa es la publicación de un nuevo disco que, como siempre, va a hacer babear a cualquiera que aprecie el estilo y el espíritu de la genial banda sueca. En esta ocasión, claro, además del disco y de todo lo que lo rodea (cambio de formación incluido), también estuvimos un buen rato departiendo sobre la pandemia y sus consecuencias en la banda y en el mundo de la música, así como otras curiosidades de la historia de la banda. Se nos hizo bastante corto, pero creo que le sacamos bastante chicha.

Español

Hola Mikael! Antes que nada, quiere darte las gracias por invertir algo de tu tiempo de nuevo contestando estas preguntas para nosotros, probablemente la única revista que existe con nombre de canción de Dark Tranquillity… (risas)

Sí! ¡Me gusta eso! (risas)

Bueno, ¿cómo estás y cómo has estado viviendo estos tiempos tan extraños?

No me gusta profundizar mucho en las cosas negativas más allá de mis letras (risas). La verdad es que hemos sido afortunados, ya que Suecia ha gestionado todo este tema de una forma distinta a la mayoría de los demás países, así que no es tan restrictivo ni nada está tan cerrado. Y, claro, hemos estado preparando un nuevo disco durante todo este tiempo, así que hemos estado completamente centrados en componer y grabar. Hemos pasado la mitad del año en el estudio, ya sea en casa o en el estudio en el que grabamos a quince minutos de aquí, así que no es realmente hasta ahora que me estoy dando cuenta que no vamos a girar ni a hacer nada más este año. Tener que cancelar todo lo que teníamos en agenda ha sido bastante deprimente, pero por otro lado hemos dispuesto de más tiempo para preparar el disco sin fechas límite planeando sobre nuestras cabezas, conciertos para los que ensayar o giras que preparar. De una forma u otra ha sido bastante provechoso, y nos hemos podido centrar en lo realmente importante de nuestra vertiente creativa.

Y eso de estar atrapado en casa con un micrófono delante me ha permitido decir que sí a participar en todas las ofertas que he tenido para cantar en discos como vocalista invitado o a formar parte de nuevos proyectos. Porque, ¿qué más iba a hacer? Seguir cantando, gritando, escribiendo… ha sido un año muy creativo en ese aspecto y creo que este año he escrito más que nunca antes. En este sentido ha estado muy bien, pero a la vez también es muy frustrante, porque lo que quiero hacer es irme a un aeropuerto y viajar. Quiero ver a los fans y a la gente, ir a conciertos y todas esas cosas por las que me estoy muriendo por volver a hacer. Pero creo que realmente he aceptado la realidad que estamos viviendo, así que intento sacar lo mejor de ello y disfrutar tanto como sea posible.

Además, supongo que estoy fácilmente entretenido porque tengo todo lo que necesito aquí en casa. Todas mis aficiones e intereses están aquí, así que aunque no pueda viajar, por lo menos puedo hacer cosas que molen, aprender algo, leer, jugar, escuchar música increíble y todas esas cosas. Así que me he mantenido muy y muy ocupado. (risas)

Ésta es la manera supongo, así que estoy feliz de oírlo. Tal y como has mencionado, en unas pocas semanas vais a publicar un nuevo disco que se llamará Moment y que llega más de cuatro años después del muy exitoso Atoma. Éste es el periodo más largo de tiempo que ha habido nunca entre dos discos de Dark Tranquillity, algo que quizás se debe como también dices, a que no teníais especial prisa en apretar para una fecha límite en las circunstancias actuales. ¿Hay alguna otra razón? Por otro lado, ¿cómo ha sido el proceso de composición y grabación de este disco teniendo en cuenta que ha sido también el primero sin Niklas y con Johan y Christopher en la banda? ¿Habéis cambiado mucho la forma de componer?

Sí, claro que ha cambiado. Giramos mucho con Atoma, más que con ningún otro disco, y esa es la principal razón por la cual han pasado cuatro años entre uno y otro. Pero también pasamos mucho tiempo componiendo. Empezamos a principios del año pasado con los primeros esbozos de las canciones. Anders escribió un montón de material con el que empezamos a trabajar y a sacar algo, y luego Martin también empezó a componer lo suyo. Eventualmente se lo enviamos a Johan y a Chris, preguntándoles cómo las sentían y qué podían hacer con ellas.

Johan es un gran compositor y enseguida se adentró en ellas, mienttras que Chris es más bien un guitarra solista y rápidamente fue a buscar los solos, así que Johan empezó a bucear, creando riffs y asegurándose que todas las canciones fueran super pesadas e intensas. Y entonces, durante todo ese proceso de ida y vuelta y mientras nosotros tres seguíamos componiendo aquí en Göteborg y Johan y Chris por su cuenta, acabamos con algo que nos pareció realmente bueno y una buena base para empezar de verdad. Asi que Chris, que hace años que vive en Nueva York, vino alrededor de enero y Johan empezó a venir también, así que ahí empezamos a darle su forma final a las canciones.

Empezamos a grabar en abril y para entonces todas las canciones estaban terminadas. Pero en ese momento se convirtieron, bizarramente, en más reales que nunca, ya que en mi vida he escrito muchas canciones sobre conceptos básicos de la realidad, sobre como nos enfrentamos a lo que nos ocurre en la vida de maneras muy distintas y cómo nos aferramos con fuerza a todo ello que damos por supuesto. Y de golpe el mundo dio un vuelco y todos esos conceptos se convirtieron en la realidad que teníamos que gestionar en nuestro día a día, así que fue verdaderamente extraño y revelador.

A la vez, de un día para otro nos encontramos con que disponíamos de mucho más tiempo en el estudio, ya que se habían cancelado todas las giras y todos los festivales. Así que nos las apañamos para alargar nuestro tiempo en el estudio y exprimirlo al máximo. Creo que todo el proceso de composición con Johan y Chris fue increíble ya que son músicos super talentosos. Sabiamos lo que queríamos antes de empezar pero siempre estamos abiertos a encontrar el equilibro correcto entre mantener el sonido característico de Dark Tranquillity (obviamente) y a la vez introducir las capacidades, la técnica y la habilidad que ambos son capaces de aportar. Fue un proceso muy satisfactorio y creo que el resultado es genial.

La verdad es que tengo que estar de acuerdo, ya que lo que he escuchado por ahora del disco me ha gustado muchísimo. Construct fue un disco muy oscuro mientras que Atoma exploró una vertiente más luminosa y, hasta cierto punto, esperanzadora de vuestro sonido a pesar de que las circunstancias que lo rodearon no fueron fáciles. ¿Dónde colocarías a Moment en este sentido y cómo fue la energía y las circunstancias alrededor de la banda durante la creación de este trabajo? ¿Qué crees que hace este disco especial en el conjunto de vuestra discografía?

Hmmm… creo que el estado de ánimo fue bastante positivo pero siempre somos muy cautelosos cuando empezamos un disco nuevo. ¿Cómo vamos a superar el anterior? ¿Cómo haremos que éste sea especial? ¿Cómo haremos que destaque? Siempre empezamos con este nerviosismo porque somos nuestros mayores críticos. Analizamos y criticamos todo lo que hacemos y nunca nos parece que nada está lo suficientemente bien. Siempre llegamos al «hmmmm… bueno, está bien. Es OK». Al final del proceso llegaremos a un resultado del que estaremos orgullosos, pero durante el proceso siempre hay esta especie de ánimo, lo que significa que todos tenemos que dar al máximo para asegurarnos que crece y crece hasta convertirse en algo con lo que todos estemos satisfechos.

En esta ocasión también estabábamos especialmente excitados por el hecho de trabajar con gente nueva, pero a la vez aún nos estábamos conociendo en este sentido y teníamos que ver dónde queríamos llevar a la banda con este nuevo disco. Además, desde el primer momento quise intentar cosas nuevas vocalmente y tener un sentimiento emocional algo distinto. Construimos algunas canciones bajo esta premisa y creo que eso fue algo interesante. Intentamos muchas cosas nuevas, lo que es muy positivo. Por otro lado somos escandinavos, lo que significa que no tenemos demasiada autoestima (risas). Pero se trata de ir descubriendo qué es lo que queremos y de ir sintiéndolo por encima de todo. Y eventualmente llegamos a ello.

No sé si se trata de un disco esperanzador, quizás un poco, pero proviene de un lugar muy oscuro. Contiene algunos aspectos que hablan sobre cómo deberíamos comportarnos en el futuro ante ciertas cosas, y el escepticismo no es necesariamente algo negativo. Creo que, al contrario, es algo positivo: debemos ser conscientes de lo que vemos y leemos e intentar formarnos nuestra propia opinión y ver las cosas por lo que realmente son. Éste es un concepto al que voy regresando una vez tras otra, pero en esta ocasión lo he hecho con más insistencia aún.

Hablando de esta falta de confianza que mencionas, decir que aunque Atoma ha sido uno de vuestros discos recientes más exitosos, la última vez que hablamos me decías que mientras estábais trabajando en él no estábais del todo seguros sobre cómo iba a acabar saliendo e incluso estuvísteis algo sorprendidos por su éxito. En lo referente a este nuevo disco, ¿qué aspectos estás seguro que van a ser recibidos con elogios unánimes, cuáles son tus mayores incertezas y qué crees que le va sorprender más a la gente?

Bueno, normalmente ya sé como debe sonar. La canciones más pesadas tienen que ser intensas y lo sé. Pero hay mucho más, y también muchas más incertezas. No quiero que sea repetitivo o que se parezca demasiado a lo que hemos hecho antes. ¿Pero cómo encontramos un nuevo sonido? ¿De dónde sacamos una estrofa que no hayamos hecho antes ya? Son este tipo de cosas las que te cuestionas en todo momento. Por supuesto, sé que el disco acabará siendo bueno porque de lo contrario no lo publicaríamos. Confío en el criterio de los demás chicos y en el mío propio en este sentido, pero no siempre puedes encontrarlo.

El estrés causado por el proceso de composición puede causarte incluso una breve depresión, pero a la vez eso también sirve de gasolina para seguir adelante de una forma que encuentro positiva. Creo que lo que la gente puede esperar es una especie de refinamiento de lo que hemos ido haciendo antes, y aunque Atoma nos llevó mucho tiempo, parece precipitado al lado de éste. (risas) Entiéndeme: Atoma nunca fue precipitado en absoluto, pero en comparación es como si lo fuera ya que éste está mucho más pensado y trabajado.

También creo que Martin Brandstrom ha evolucionado y se ha convertido en un productor mucho más controlador y meticuloso, tanto que sintió que quería tener el control sobre todo el proceso de production y de composición del disco. Y creo que en este sentido hay una especie de hilo común del que Martin es reponsable y que realmente me encanta. Está más cohesionado, pero también creo que es más emotivo e impactante. Quién sabe en qué lugar se encuentra en nuestra discografía, pero para mí, y como siempre digo, es ciertamente el último (risas)

De eso no hay ninguna duda (risas). Y como es normal en vuestra discografía, creo que es un gran disco. En este caso, además, me gusta especialmente la portada. Me parece realmente expresiva y muy apropiada para el concepto general del disco, que como explicásteis en el Q&A que hicistéis para la prensa hace unas semanas, gira alrededor del hecho de que cada momento que vivimos puede ser decisivo de cara al futuro. Creo que el concepto de la portada es muy sencillo, con esa especie de instantánea en la parte central, pero lo define muy bien hasta el punto que quizás es mi portada vuestra favorita a nivel conceptual. ¿Cómo fue el proceso de creación de la portada y la relación con Niklas en este sentido? ¿Me puedes explicar también con un poco más de detalle la idea que queréis explorar con Moment? ¿En qué te inspiraste? Lo siento por meter tantas preguntas juntas…. (risas)

(risas). ¡No hay problema! El año pasado ya hablé con Niklas sobre la posibilidad de hacer la portada auque él está ocupadísimo y un poco estresado, ya que lleva viviendo en Estados Unidos desde hace un año y medio o así. Pero le insistí que tenía que ser él quién la hiciera a pesar de todo, y que él lo sabía. Finalmente accedió, especialmente teniendo en cuenta que teníamos un montón de tiempo y podíamos empezar a trabajar temprano en ella, al principio de todo el proceso de grabación del disco. Le expliqué la idea de que eso del «momento» era un evento concreto o algo que lo cambia todo y te empuja hacia caminos o direcciones distintas. Tenía esa idea de tener como una piedra angular o algo que pudiera estallar algo que puede extenderse como si fuera un virus.

Muy apropiado (risas)

Bueno, no queremos decir nada con eso!

Ya, ya lo sé.

Pero sí, empiezas con algo así y eso puede evolucionar hacia cosas muy distintas. Ese es el tipo de idea que le expliqué y a él le pareció bien. Vi algunos de sus trabajos recientes y eso también me inspiró a ir en esa dirección. Luego me envió algunas imágenes que sintió que podían ser apropiadas. En una de ellas había alguien de pie frente a una especie de pilar de luz, y pensé que eso podía simbolizar el momento de epifanía en el que entiendes algo y empiezas a ver las cosas de una forma distinta, entendiéndolas por lo que son en realidad y dejando todo lo que imaginas o crees atrás. Eso me gustó, así que empezamos a hablar de cómo plasmar eso en un entorno que no fuera alieno, pero sí lo suficientemente extraño como para imaginar que forma parte de tu fantasía y que, de golpe, eres capaz de ver la realidad. Como si pudieras ver a través de los patrones del mundo. Así que él me envió el primer esbozo de ese paisaje, y a mi me pareció increíble.

Entonces empezamos a hablar de Roger Dean y esos viejos álbumes de Yes, sobre videojuegos que nos gustaban, sobre patrones cromáticos, esquemas y temáticas evocativas. Y con toda esa información se lanzó a ello. Yo quería que fuera algo como muy manual y artístico, así que todo el dibujo está hecho a mano y tiene diferentes tipos de capas. Niklas se metió de lleno en todo el proceso y estuvimos puliéndolo durante dos o tres semanas para asegurarnos de que todo era perfecto, que tenía el balance de colores que queríamos y todo eso. Y me encanta. Salió tan bien que significa mucho para mí y también para el disco. También hay otras piezas de arte en la parte de atrás y en el interior de la versión en vinilo. Es sencillamente increíble y estoy muriendo de ganas de poder tener una copia física del disco en mis manos. Niklas se ha superado de nuevo, como siempre hace.

Quizás lo digo porque soy realmente bastante fan de vuestra música desde siempre, pero creo que es una opinión bastante generalizada entre la comunidad metálica que vuestra discografía es realmente sólida y no hay ningún disco que se pueda considerar un borrón. Y ni tan siquiera un borrón, sino que creo que ninguno de ellos baja del notable. Pero si tuvieras que pensar tú en ello, ¿cuál es el disco del que menos satisfecho estás y por qué?

Hummmm… wow. Creo que el disco que recuerdo sentirme algo decepcionado fue Haven.

Oh, ostras. Ok.

Sí, porque tenía un plan muy diferente cuando lo escribimos. Teníamos las canciones y unas expectativas muy altas para él, pero entonces muchas de esas cosas cambiaron porque acabamos cambiamos la direacción de muchas de las canciones y creo que yo no estaba preparado para ello. El resultado final no es el que yo pensaba, así que no es que estuviera realmente decepcionado, sólo que a priori tenía una idea bastante distinta sobre cómo debía ser el disco. Pero aún y así me gusta mucho, y cuando lo escucho sin pensar en el proceso de composición y grabación puedo disfrutarlo bastante. Pero cuando pienso en ello no puedo evitar que eso no es lo que yo quería en ese momento. Me sigue gustando, pero ese disco es quizás con el que tengo más dudas y pienso que tenía otros planes.

Interesante que escojas especialmente ese disco. Personalmente, tengo una relación bastante especial con él, y de hecho durante bastante tiempo tuve el inicio de «Fabric» como la melodía de mi teléfono…

¿Ah, sí? ¡Genial!

Sí, siempre me gustó porque el principio es bastante suave pero a la vez energético y no muy ruidoso, pero si no podías oir la llamada al cabo de poco salta el riff principal y la melodía. Lo encontraba muy apropiado.

Eres un tío listo (risas). Creo que es una buena elección.

(risas) Ahí tienes pues! Bueno, como ya nos acercamos al final de la entrevista me temo que tendré que saltarme un montón de las preguntas que tenía preparadas y hablar un ratito sobre el único tema de conversación que parece existir estos días, que no es otro que el Covid. En relación a la músic, con las giras internacionales y los festivales probablemente fuera de la mesa hasta finales del año que viene, ¿cómo crees que esta situación va a afectar la manera en que las bandas y la industria musical en general han trabajado hasta ahora? ¿Crees que todo esto va a tener consecuencias duraderas o lo ves más bien como un paréntesis tras el cuál todo volverá a la normalidad? Supongo que habrá bastantes bandas, salas y demás profesionales de la música que no van a ser capaces de recuperarse económicamente…

Sí, es algo realmente complicado. Por supuesto, y como dices, estamos hablando constantemente sobre ello con mis amigos y con otras bandas con las que mantengo contacto habitual, para intentar descubrir qué podemos hacer. Y es muy difícil porque nuestra principal fuente de ingresos son los conciertos y los festivales, y de un día para otro todo eso ya no existe y quién sabe durante cuánto tiempo seremos capaces de sostenerlo. Muchos músicos han tenido que tomar «trabajos normales», y sé que a mí también me va a tocar hacerlo eventualmente. Y bueno, tampoco tengo un gran problema con ello. No creo que cambie mucho, sólo que vamos a tener que vivir de algo distinto durante un tiempo. Pero también hay muchos otros músicos que no están en una banda o que no giran con la intensidad que lo hacemos las bandas de metal, y quizás ellos se dan cuenta que esto no va a funcionar.

Nosotros ya somos más mayores, tenemos unas vidas más cómodas y estamos más seguros económicamente, así que seguro que va a haber consecuencias duraderas. Hablo a menudo con algunas de las salas aqui en Göteborg o en otras ciudades de Suecia, y algunas de ellas están pensando en cerrar. Otras dicen que no van a aguantar dos meses más, porque no se puede hacer nada. Algunas de las salas que también son bares pueden abrir y vender cerveza, comida o lo que sea, así que esas de momento quizás puedan sobrevivir. Pero otras solo hacen música en directo, y esas están permanentemente cerradas. ¿Y quién puede aguantar mucho más tiempo así?

Y luego están los promotores, los festivales y todo eso… No lo sé. Quizás el año que viene se pueden realizar algunos festivales dependiendo de las leyes y las restricciones de cada país, pero con las limitaciones a la hora de viajar muchas de las bandas más grandes no podrán moverse. Quizás podrán celebrarse festivales a nivel más local. Nosotros tenemos el Sweden Rock, que es el festival más grande aquí en Suecia, y creo que este año tendremos que llamarlo el Swedish Rock, ya que la mayoría de bandas van a ser suecas. (risas)

Bueno, un festival con solo bandas suecas puede ser un cartelón! Pero tienes razón, quizás podemos tomar esta situación como una oportunidad para fortalecer las escenas locales…

Me gustaría verlo así, sí, porque esta es una manera positiva de pensar en ello y de encontrar alguna solución. Pero no lo sé, tenemos que ir pensando en alternativas y maneras de hacerlo. No creo que vaya a ser un problema muy grande para la industria musical a nivel de sellos discográficos, ya que supongo que la gente sigue comprando discos, ¿no? Yo por lo menos lo hago, y de hecho creo que compro aún más que antes porque me encanta y me aburro. Pero está claro que las entradas de los conciertos son una parte importantísima de los ingresos de cualquier banda, así que sin eso no sé cuánto tiempo podremos esperar. Nosotros, por ejemplo, estamos preparando una gira por Estados Unidos para otoño del año que viene, de aquí a un año, y quién sabe ni tan siquiera si esas salas van a seguir abiertas cuando se celebre. Es imposible predecir nada, y también muy frustrante. He estado hablando con bandas con producciones mayores que la nuestra y que necesitan de mucho trabajo antes incluso de salir a la carretera y se dan cuenta que no tienen manera de hacerlo. Nosotros tenemos crew que vive en otras partes de Europa y ni tan siquiera podemos vernos a día de hoy, así que cómo se supone que vamos a poder trabajar juntos? No lo sé, dá la sensación que algunos países van a ser menos restrictivos, así que quizás vamos a poder empezar lentamente y tocar en esos lugares que son más flexibles y donde la pandemia no ha afectado tanto o está más bajo control. Quién sabe, pero es todo muy raro. Por ejemplo, tenemos algunos conciertos programados en Rusia en febrero…

¿Y crees que se podrán hacer?

Eso parece por ahora. De hecho, veo que se están programando conciertos incluso en noviembre y diciembre, así que quizás ahí se está normalizando todo un poco antes o quizás no se lo toman tan intensamente. O vete a saber, a lo mejor podemos ir y dar los conciertos, pero después no podemos volver a casa (risas) o tenemos que quedarnos en cuarentena en algún sitio.

Quedarte atrapado en Rusia por dos semanas en febrero suena a buen plan. (risas)

Sí, ya te digo. No sabemos nada realmente.

Hay una sala aquí que hablaba de intentar hacer tests rápidos masivos antes de un concierto de prueba. Querían hacer un concierto para mil personas y testear a todos los asistentes antes de entrar. No sé exactamente cómo, pero parece que es algo experimental y los resultados estarían disponibles en tan solo diez minutos, así que los que dieran negativo podrian entrar y los demás para casa. Últimamente han dejado de hablar de ello, así que no sé en qué estado se encuentra esta idea ahora mismo, ni tampoco sé si es económicamente factible hacer algo así, pero me imagino que podría tratarse de una solución potencial antes de que vuelva la añorada vieja normalidad.

¿Y dónde es eso?

Aquí en Barcelona.

Oh. ¿Razzmatazz está haciendo eso?

No, decían de hacerlo en la Sala Apolo.

Oh, ok. En el Apolo. Muy bien. Creo que en Finlandia también intentaron algo parecido. Allí pueden meter quinientas personas en una sala, pero pueden llegar a ser mil siempre que las primeras quinientas y las siguientes quinientas no entren en contacto entre ellas. Así que si separas la sala en dos puedes tener a mil personas ahí. Lo estaban intentando y no sé si ha llegado a funcionar o no, tengo que mirarlo de nuevo, pero el concierto iba a ocurrir en diciembre creo.

¿Y se puede estar de pie todos juntos o sentados?

Sí, sí. Pueden estar de pie como si fuera un festival. Creo que Insomnium va a tocar ahí. Al menos debemos intentarlo, y cualquier iniciativa en ese sentido tiene mi apoyo. Si no funciona lo cerramos inmediatamente, ningún problema, pero valoro mucho que haya gente que tenga ideas y que se esfuerce en intentar llevar adelante alguna alternativa y ver si funciona. Aquí en Suecia también están hablando de de abrir para quinientas personas sentadas el mes que viene o así. Y bueno, eso esta bien ya que al menos tienes la posibilidad de ver música en directo, pero no sé si un público sentado puede funcionar demasiado bien para los conciertos de metal….

No mucho, no. Hace poco Angelus Apatrida hicieron un concierto aquí con el público sentado y fue bastante raro. No sé si los conoces.

Sí, claro que los conozco.

Muy extraño siendo una banda tan agresiva, pero supongo que es una manera de poder dar algo de trabajo ya no solo a las bandas sino también a los técnicos y demás profesionales.

Sí. Nosotros vamos a hacer por lo menos un concierto cuando salga el disco, en streaming. Estoy bastante excitado de poder estar juntos en un escenario aunque nadie nos esté mirando (risas). ¡Pero algo es algo!

Algo es algo, ciertamente. Estaré atento a ello pues. Bueno, me quedan un montón de preguntas pero tendrán que esperar a la próxima vez.

Claro, ya volveremos a hablar.

Seguro que lo haremos. Tendríais que sacar disco nuevo antes de cuatro años para ir bien (risas).

Hmmmm, yeah (risas). De hecho, si no podemos girar podemos empezar a escribir el siguiente ya ahora.

Claro, adelante!

Bueno, ahora aún no, pero bueno, ya veremos… (risas)

Bueno, pues gracias de nuevo por tu tiempo y te deseo muchísima suerte con la salida del disco. Espero que las cosas vuelva a la normalidad más pronto que tarde y podamos encontraros de nuevo en un escenario.

Sí, por favor! (risas). Ha sido genial hablar contigo de nuevo, amigo. Nos vemos en breve!

Así sea, Mikael. ¡Nos vemos! ¡Disfruta de la tarde!

Tú también. ¡Salud!

English

Hi Mikael! First of all, thank you very much for spending some time again answering these questions for us, probably the only magazine out there named after a Dark Tranquillity song (laughs)

Yes, I like that! (laughs)

How are you and how have you lived through these weird times?

Well, I don’t like to dwell on negative things outside of my lyrics (laughs). We’ve been fortunate. Sweden has been handling this in a different way than most of the countries, so it’s not as restrictive and not as shut down. And of course we had an album to do this whole time, so I’ve been super focused on just writing and recording. Half the year has been spent on the studio at home and the studio here fifteen minutes away, so it’s only now that I realize that we are not gonna tour or anything this year. Erasing all the things in your calendar has been kind of depressing, but at the same time we had more time to make this a proper release and a proper album, not having the deadlines looming over your head, upcoming shows that you need to rehearse for and tours to plan. It’s been rewarding in a way, and we could focus in what’s really important in the creative side.

Also being stuck at home in front of a microphone instead of saying no to every offer to guest on an album or participate in a new project, allowed me to say «sure» and be game, because what else am I gonna do? Keep singing, screaming and writing… it has been a very creative year in that respect and I’ve been wrting more this year than I ever had before. So in that respect is cool, but at the same time it’s super frustrating, because I want to go to an airport and I want to travel. I wanna see fans, I wanna see people, I wanna go to shows and all that stuff, of course, that I am dying to get again. But I think I really accepted the reality of this and I’m trying to make the most out of it and enjoy as much as I can.

Also, I guess I am easily amused as I’ve got everything I need here at home. All my hobbies and interests are here, so if I can’t travel at least I can do something cool, learn something, read cool things, play cool games, listen to amazing music and all that stuff. So I keep very very busy (laughs)

That’s the way I guess, and I am happy to hear so. As you mentioned, in a few weeks you will be releasing your new album, which is called Moment and comes more than four years after the very successful Atoma. This is the longest time it has ever been between two Dark Tranquillity albums, which maybe is due to the fact that, as you mentioned, you were not so much in a rush to push for a deadline in the current circumstances. Is there any other reason for this? On the other hand, how was the process of composition and recording of this album considerding that is also the first one with Johan and Christopher in the band and Niklas out of it. Did this process change a lot because of this line up changes?

Yeah, of course it did. We toured a lot for this album, more than any other album, and that’s the main reason for the four years inbetween albums. But we also spent a lot of time writing. We started early last year, we had the first parts of songs then. Anders wrote a lot of material and a lot of songs that we kind of started working on just do something. Last summer we started to meet a few days a week just to go through it and create something out of it. Then Martin also started writing songs and eventually we sent some of those songs to Johan and Chris, asking them how did they feel about them and what could they do with them.

Johan is very much like a composer and wants to dig in, whereas Chris is more like a lead guitar player and wanted to do the leads, so Johan started digging, riffing and making sure all the songs were super heavy and intense. And then, during this kind of back and forth, as the three of us were writing here in Gothemburg and Johan and Chris on their end, we eventually came up with something that started to feel really good and thought it was happening. Then Chris, who’s been living in New York for years, came over in January or something like that and Johan started coming up too, so we began to really write and to get things done.

We started recording the album in April for real, and by then all the songs were finished but they really kind of took a turn to the real rather bizarre, because I’ve written lots of songs about basic concepts of reality, about how we deal with things in different ways and we hold on very dearly on what we take for granted. And all of a sudden the world kind of turned upside down and all of that became the reality we had to deal with, so it was weird and it was eye-opening.

But all of a sudden that afforded us more time in the studio, as there were no festivals and tours. So we managed to stay on the studio and make the most out of it. But I think that the whole process of writing and recording with Chris and Johan was incredible, just because they are super talented musicians. We know what we want initially but we are also open to input and to find the right balance between keeping the Dark Tranquillity sound obviously, but also introducing back the skill, technique and playing ability that they have into it. It was incredibly satisfying and cool, and I think it turned out amazingly well.

I agree, actually, as I liked a lot what I’ve listened so far of the album. Construct was a very dark album, while Atoma explored a somehow lighter and more hopeful side of your sound even though the circumstances around it were also difficult. Where does Moment stand in this spectrum and how was the energy and the circumstances surrounding the band during it build-up? What do you think makes this album special in relationship with the rest of your discography?

Uuuh… I think the mood was kind of positive but we are always very cautious when we start and album. How are we gonna top the last one? How are we gonna make this special? How do we make this stand out in a way? We always start with this sort of trepidation because we are our biggest critic. We scrutinize and critique everything we do and we never feel that things are good enough. We always just get to «humm… it’s ok, it’s fine«. It’s gonna get there eventually, but it’s kind of that vibe all the time, which means that everybody really has to chip in to make sure that it grows and grows into something we are all satisfied with.

But I think the vibe was both kind of excited because we were working with new people, but at the same time getting to know each other and trying to figure out where did we want to take the band next year, when the album comes out. So it was a kind of trepidation, and I wanted to try things vocally and to have a different sort of emotional feel. We built some of the songs around that and that was really interesting as well. We tried a lot of things, which is a good thing. On the other hand we are really scandinavians, which means that we don’t really have self confidence (laughs). But it’s a matter of trying to figure out what we want and try to feel it first and foremost. And eventually we did get there.

I don’t know if the album is hopeful, maybe it is a little bit, but it comes from a very dark place. It definitely has some aspects of how should we maybe deal with things in the future and skepticism is not necessarily a negative thing. It’s a good thing, you know: we should be mindful of what we see we read and experience and try to figure things out and see things for what they truly are. This is something I keep coming back to but maybe even more so this time.

Talking about this lack of self confidence you mention, Atoma was one of your most successful recent albums, but you told me the last time we speak that when you were in the process of making it you were not really sure about how it was going to go and you were even somehow surprised by its success. Regarding your new record, what aspects of it are you most sure that are gonna come out great, what are your biggest uncertainties and what do you think people will be more surprised by?

Well, I normally know how it’s gotta sound. The heavy songs are gonna be intense and I know that. But there’s so much more, and so much more trepidation that goes into it. I don’t want it to be repetitive or resemble what we’ve done before too much. But how do we find a new sound? How do you do a verse that you haven’t done before? Is constantly about these things that you question yourself so much. And of course, I know that it’s gonna be good cause we won’t release it otherwise. I trust the other guys and I know I trust myself in that way, but we can’t always find that.

The stress that you have when you are writing can really cause a mild depression, but that’s also fuel to keep going and it kind of drives you forward in a way that I think is good. And I think what people can expect is something that is a refinement of what we did before, and even though Atoma took a lot of time, it feels rushed compared to this one (laughs). We really took our time with everything. Atoma wasn’t rushed at all, in fact, but just in comparison it kind of was, because this is more thought and worked through.

And I think that Martin Brandstorm developed and evolved into a way more controlling and meticulous producer as well, as he really felt that he wanted to take control over everything in the production and the songwriting process, and it really shows that there is an overall theme which Martin is responsible for and I really like. It’s more cohesive, I think it’s also more emotional and has a bigger impact. So who knows where it lands in the discography of us, but for me, as I always say, it’s definitely the latest. (laughs)

Well, that’s definitely true (laughs), and as usual in your discogrpahy, I think it’s a great record. In this case, specially, I really like the cover art. I find it really expressive and it’s amazingly fitting to the overall concept of the album, which as you mentioned in the Q&A you did for the press, is related to the fact that any given moment can be decisive for the future. The concept of the cover is very simple, with this snapshot in the central part, but I think it defines it perfectly, up to the point that I might consider it my favourite cover art on the conceptual sense. How did the creation of this cover go? Is there some sort of a feedback loop between you all and Niklas or does he just come directly with it? On top of it, can you tell me further about this «moment» concept? What were you inspired by and what did you want to exactly express? Sorry for putting a lot of questions into one….

(laughs) That’s ok! Already last year I talked to Niklas about doing the cover artwork even though he was super busy and stressed as he lives in America now for a year and a half or so. But I was like, «no no no, YOU have to do it. You know that.«, and he finally was ok with it, given that we had plenty of time and we could start early on the process of preparing the album. I told him about the idea of «moment» being like a singular event or something that changes everything and leads you in different paths or different directions. So I had this idea of having something like a cornerstone or something that can spark something, that can spread like a virus out into the world.

Very fitting also…

Ahmmm… well, we don’t want to say anything with that!

Yeah, I know, I know.

But yeah, you kind of start with anything like that and it can lead to all different things. And that’s the kind of idea that I told him and he was cool with it. I’d seen some of his recent stuff and that also inspired me to kind of go that way, and then he sent me back some pictures, just a round of pictures that he felt was fitting. There was someone standing in front of a light pillar, and I thought that could be the epiphany when you understand something and you start seeing things for what they are, seeing the reality of things and leaving all that you imagine or believe behind. That was kind of cool, and then we started talking about that we could do this in an environment that was not alien, but at least was so strange that you could imagine that it all was your fantasy and that what you suddenly see is the reality, like you are seeing through the patterns of the world. So he sent me that landscape as a first sketch, and I thought that it looked incredible.

Then we started talking about Roger Dean and old Yes albums, we started talking about videogames that we liked, about color patterns, color schemes and evocative themes. And after that he just went for it. I really wanted it to be very hand drawn, so it is done by hand and has different sorts of layers. He just went nuts into it and we went back and forth for a couple of weeks to a month just to perfect it and make sure that it was right, it had the color balance we wanted and all that stuff. I love it. It turned out so great and it really means a lot to me and I think for the album. There’s also some other art in the back and on the flipside of the vinyl version. It is just incredible and I can not wait to hold the physical version of it in my hands. Truly amazing, and Niklas outdid himself again, as he always does.

Maybe I say so because I am quite a big fan of yours and I have always been, but I think it is also quite a widespread opinion that the whole of your discography is really solid and there’s not a single mediocre album in it. Not even mediocre, I would say, but also not a not-great album. But if you had to think about it, which is the album that you are least satisfied of and why?

Buffff… wow, I think that the album that I remember being kind of disappointed with was Haven.

Oh, wow, ok.

Yeah, but because I had a different plan when we wrote it. We had the songs and we had pretty big plans for it, but then a lot of that changed because we changed kind of direction of many of the songs and maybe I wasn’t ready for it. It didn’t turn out the way that I thought it would, so it is not that I was really disappointed, but rather that I had a different idea for this album. But still I love it and when I listen to it without thinking about the process of making it, then I can dig it. But when I think about I still remember that it was not exactly what I wanted at that time. I still dig it, but maybe that’s the one and I am «oh man, I had other plans«.

Interesting that you choose this one, as I really have a feel for it and for quite a while I even had the first few seconds of «Fabric» as my phone ringtone.

Yeah, cool!

Yeah, was a good one because the beginning is soft but still energetic and not too noisy, but if you haven’t heard the call then it strikes with the main riff and melody. It was very fitting, I think.

Oh man, you are smart. It is a good choice.

(laughs) Well… ha… there you go then!

Since we are already getting to the end of this interview I will skip some questions and talk about the one and only topic there seems to be to talk about these days, which is Covid. In relation to music, with international tours and big festivals likely off the table until end of next year, how do you think all this situation will affect the way the bands and the music industry have worked until now? Do you think this is gonna have lasting consequences or you rather see it as a parantheses and afterwards we will be back to normal? I guess that so many bands, venues and other professionals around music won’t be able to recover financially…

Yeah, it’s really difficult. Of course, we talk about it all the time, with all my friends in all the other bands that I talk to, and trying to figure out what to do. Of course it is super difficult because our main income is from doing shows and festival tours, and all of a sudden this is gone and who knows for how long we will sustain it. A lot of musicians are now saying «Oh, let’s get proper job», and I know that I will eventually. And that’s fine, you know. It doesn’t change much, it’s just that you support yourself in a different way for some time. But of course there’s a lot of other kinds of musicians that are not in a band or don’t tour in the way that metal bands do, and maybe they realise that this is not gonna work.

We are older and we are more comfortable in our lives and more secure financially, so of course it will have lasting consequences for sure. And of course I speak with some of the venues here in town, in Sweden, and some of them are already thinking about shutting down, some of them won’t last another two months… because it’s just closed. Some of the venues that still are bars can open and sell beer, food or whatever, so they can be ok, but ther’s many other venues that are just live music and are totally shut down. So obviously, who can sustain that for a long time?

And of course promoters, festivals and all that stuff… I don’t know. Maybe next summer some festivals will be going on depending on the rules and regulations, but with the ban on travel that is required for a lot f bigger acts is just not gonna be possible. There are gonna be more local festivals maybe. We have a festival that’s called Sweden Rock, which is the biggest one in Sweden, and maybe it should rather be Swedish Rock this year (laughs), cause it will be a lot of swedish bands in it.

I guess we can take it as an opportunity to strenghten local scenes everywhere maybe….

I would like to see it like that, because that’s a positive way of thinking about it, but I don’t know. Of course, you’d figure out new ways. I don’t think it will be a problem for music industry, as people will still buy records, right? I certainly do, in fact I buy more now than I used to, because I love it and I am bored. But of course concert tickets is a huge part of a lot of bands income, so when that goes away maybe some just can not wait that long. For instance we are planning a tour of America in the fall next year, so a year from now, and who knows if even any of those venues will be still around when we get there. So it’s impossible to kind of predict, but it’s super frustrating. I’ve been talking to some bands that have bigger productions that require a lot of work before they even go on tour and they realise that there is no way they can do it. We have a crew from other parts of Europe and we can’t even see each other yet, so how in the world are we supposed to work together? I don’t know, it seems that maybe some countries are gonna be less restrictive, so we maybe are gonna start slow and tour countries that are ok and where the pandemic hasn’t hit that hard or it’s more under control. Who knows, but it feels weird. Like we have some shows in Russia planned for february….

And are they allowed?

Yeah, for now. I see that they are actually booking a lot of shows even in november and december so maybe it’s happening there, or maybe they just don’t care. Or maybe we can go and we can have shows in time, but maybe we can not travel home (laughs) or we have to be in quarantine for two weeks.

To be stranded in Russia for two weeks in february sounds like a plan (laughs)

Yeah, so we don’t really know.

There’s a venue here that they say will be trying to do quick tests before a trial show. They want to do a concert for thousand people and do a quick test to all te attendants right before the show, I don’t know exactly how but it’s an experimental thing and the results would be available in just ten minutes, so whoever comes up negative is allowed in and whoever is not must stay out. I don’t know if this can be a potential solution before old normality comes back, or if it is even financially feasible to do something like this…

And where is that?

Here in Barcelona.

Ok! So Razzmatazz will be doing this?

No, Apolo is the venue that they will use.

Oh, Apolo, ok cool. Alright.

I don’t think they have a date or an artist yet, but they are talking about it like it’s gonna happen before the end of the year: pack the place with volunteers and see how it goes. I guess if that worked it could shed some hope over it all…

I think they tried it out in Finland, where you can be five hundred people in one room, but you can also be one thousand as long as those five hundred don’t meet the other five hundred. So if you separate the venue into two then you can have a thousand people. They tried that and I don’t know if it worked or not, I have to check again, but the show will come up in december, I think.

And can they all stand together or is like a sitting venue?

Yes, yes. They stand together like in a festival. I think Insomnium plays there. At least give it a try. I am all for trying it, and if it doesn’t work shut it down inmediately, fine, but I like that effort that they put into it and see if it works. They are also talking about maybe opening up for 500 seated in here Sweden, in a month or so. That’s cool, at least you can go to see music, but as for a metal show I don’t know if a seated crowd is really for us.

No, I’ve seen a thrash metal seated show a few weeks ago and it was weird. The band is Angelus Apatrida, I don’t know if you know them.

Yeah, of course I do.

It was very strange being such an aggressive band, but at least it’s somethinng not only for the fans and the band, but also for the crew and the technicians. I know a lot of people that work in venues or in band crews and is a total disaster, with hardly any work in months.

Yeah, we are gonna do at least one show when the album comes out, like a streaming show. I am really excited about that, at least to be able to be together on stage even though no one is watching (laughs). But it will be something!

Very good! Well, I had lots more questions but they will have to wait until next time.

Yeah, we’ll talk again!

Yeah, for sure we will. You will have to release an album sooner than in four years though!

Hummm, yeah (laughs). If we are not gonna tour we can start writing a new one now.

Of course, that’s right.

Not just now, but well, we will see… (laughs)

Well then, thank you very much for your time and very good luck with the release of the album. I hope things go back to normal sooner than later.

Yes, please. (laughs). Great to talk to you, buddy. See you soon!

See you Mikael, enjoy the evening!

You too! Cheers!

Avatar
Sobre Albert Vila 870 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.