Entrevista a Michael Poulsen, vocalista de Volbeat: ‘Posiblemente, Servant of the Mind es el disco más heavy que hayamos grabado nunca’

Vienen Volbeat a Barcelona así que tocaba recordad la entrevista que se le hizo a Michael Poulsen semanas antes de que pareciera su disco Servant of the Mind, justo el que va a presentar en esta gira. Fueron escasos 20 minutos dado, pero qué le vamos a hacer… teníamos a Michael Poulsen, principal compositor, guitarrista y vocalista de los consolidadísimos daneses reyes del metal rockabilly y ya cabezas de cartel en todas partes del mundo. Hablar con él siempre se agradece.

La escena demandaba cabezas de cartel nuevos y el sonido de Volbeat es tan accesible como original muy a pesar de que puedes ver los muchos guiños a sus influencias, que van desde Metallica, pasando por Social Distorsion o los Misfits. Personalmente he seguido al grupo desde sus inicios, y a pesar de lo previsibles que se han convertido, pues en su nueva obra hay giros interesantes que han enganchado hasta quienes más renegaban de ellos.

Hola Michael, ¿Todo bien?

Sí, está todo bien por aquí, estoy junto a mi familia y estoy especialmente contento pues estoy con mis dos hijos.

Bueno, para vuestro próximo álbum tenemos dos nuevas canciones que ya han salido como singles. El primero es mi favorito: “Wait a Minute My Girl”. Me encanta esta canción porque me recuerda a los primeros discos de Volbeat y tiene un sonido que se acerca al de “Radio Girl”. Creo que esto es lo que los viejos fans esperamos de Volbeat. ¿Por qué elegisteis esta canción como single?

Durante el verano, después de los tiempos más duros de pandemia, todo se había puesto muy oscuro y negativo así que quisimos lanzar un par de canciones que sonasen muy positivas y que aludiesen un poco al verano. Considero que “Wait a Minute My Girl” tiene cierto aire a Ramones y posee una onda punk. Conecta también un poco con el rock de los 50 y los 60 con gente como Jerry Lee Lewis o Little Richard.

Contamos en la grabación con Doug Corcoran al saxo y con Raynier Jacob Jacildo en el piano. Era simplemente el buscar una canción bonita y darle salida ya que empezaba el verano y tocaba darle a la gente un poco de energía positiva. Un poco va por la misma onda de “Dagen For”. La veo como una canción llena de luz, es muy pop rock, tiene una onda veraniega evidente y cuenta con la participación de una invitada: la vocalista se llama Stine Bransen.

Grabó sus partes y sonaba todo realmente bien. Piensa que ambas canciones estaban muy pensadas para la campaña de verano y que para nada son representativas del disco que estamos preparando. Posiblemente Servant the Mind es el disco más heavy que hayamos grabado nunca. El resto del disco va hacia otros derroteros que poco tienen que ver con los singles ofrecidos.

Hay mucha inspiración tomada de los viejos Black Sabbath de la etapa Dio, los primeros Metallica, de Death, de Entombed y bueno… definitivamente queríamos sonar un poco más metal. A eso añádele un poco de elementos de psychobilly… Resumiendo: los dos singles que hemos lanzado son muy poco representativos del disco, pero estas dos canciones eran perfectas para hacerlas sonar en verano.

Queríamos sacar algo refrescante y adecuado al tiempo y momento, algo amable y que encajase en la onda veraniega. Pero te repito… el resto del disco, que aparecerá a finales de año son “truenos y relámpagos”.

Esto suena muy interesante, la verdad. ¿Fue la versión de “I only Wanna Be with You” lo que lo cambió todo para Volbeat? Te confieso que esa fue la primera canción que escuché de Volbeat.

Sí, era una canción de nuestro primer disco llamado The Srength/The Sound/The Songs y era la primera versión que hacíamos. Enseguida nos dimos cuenta de que era muy divertida de tocar, y también nos dimos cuenta de que se nos daba bien el tocar versiones. En casi todos nuestros discos hemos metido siempre alguna versión. En Servant of the Mind va a haber unas cuantas versiones también. Va a haber también mucho material extra para la edición Deluxe.

Cuán importantes fueron los Peaky Blinders para la gira de 2019. Teníais el look sobre escena y la canción de apertura del concierto era «Red Right Hand» de Nick Cave, como en la serie.

La serie Peaky Blinders fue una gran inspiración para el anterior disco Rewind, Replay, Rebound y también usamos como música de la misma para aparecer sobre el escenario. Esa serie fue muy importante en la gestación de nuestro anterior álbum. De hecho, continúo siendo muy fan de los Peaky Blinders, es más, me he construido un bar en mi sótano que es absolutamente igual que los que aparecen en la serie (risas).

Una idea que me encanta es el hecho de que la banda termina sus shows con todos los niños que han asistido al concierto sobre el escenario. ¿Por qué este tipo de final de concierto?

Es algo que llevamos haciendo desde hace ya muchos años. Me parece muy bonito el poder ver a todos esos niños sobre el escenario. Yo me recuerdo a mí mismo de pequeño viendo un concierto, con mis ídolos, allí arriba, y soñando… imaginándome lo que se podía llegar a sentir estando sobre las tablas. Cuando empezamos a tener cierta repercusión con Volbeat y a tener unas audiencias muy grandes, se me ocurrió que podíamos subir a todos los niños sobre escena ya que es algo que van a recordar para siempre el resto de sus vidas.

Y puedes ver en sus caras lo que supone para ellos lo de subirse con nosotros. Es algo muy bonito de ver y hacer, ellos se emocionan y para nosotros también. Es algo importante. Siempre recordarán que un día, siendo niños, se subieron al escenario con Volbeat. Cada vez que podamos hacerlo lo haremos, pero hay algunas veces que no es posible llevarlo a cabo. Hay normas de seguridad que nos toca cumplir. Pero lo disfrutamos así que tenemos en mente el continuar haciéndolo.

Otra cosa que me encanta de vosotros son los invitados y músicos que tocan en vuestros discos y cantan en los conciertos. Danko Jones, Mille Petrozza de Kreator, Neil Fallon, King Diamond… ¿Cómo elegís a los invitados en discos y shows en vivo?

La verdad es que estas colaboraciones suceden de una forma muy natural. Se nos ocurren a la hora de escribir una canción, cuando, un poco, percibes de dónde has cogido la inspiración. Es entonces cuando empiezas a pensar en qué voces quedarían bien o qué guitarrista te gustaría que tocara y que resaltara en tus canciones. Nos consideramos muy afortunados de las colaboraciones conseguidas y de las decisiones que hemos ido tomando.

A veces estás de gira y recuerdas que en esa zona vive algún cantante o músico amigo y piensas en que puedes invitarle al concierto. Otras veces estás en un festival y coincides con gente que ya ha grabado en disco con Volbeat, y claro, hay la posibilidad de invitarlo a que suba. Es una forma genial para darle las gracias al poder trabajar juntos en un concierto en directo y agradecerles que en su día te inspiraran tanto.

 Muchos periodistas y fans han intentado definir vuestra música, pero no es fácil… Es como si Metallica tocasen mientras Elvis canta canciones de Johnny Cash… ¿Cómo defines vuestra música?

Nos importa muy poco todo lo referente al estilo que tocamos. La gente puede opinar y catalogarte como quiera. Es música… No sabría etiquetarlo, así que te diría que lo que hacemos es música rock, sin más. Nuestras influencias vienen de muchísimos lados. Hay metal, heavy metal clásico, punk, country, gospel, blues, punk rock… Hay un poco de todo. La magia surge al combinar todos estos estilos. Todas las definiciones con las que nos cataloguen son buenas para mí. No suelo pensar mucho en la definición de nuestro propio sonido.

Siempre pensé que había un álbum que sonaba como Volbeat antes del éxito de la banda. Este disco se llama «Project 1950» de Misfits en el que Jerry Only, Dez Cadena y Marky Ramone tocaban canciones de los años 50. ¿Conoces este disco?  Entiendo que los Misfits tienen una influencia capital sobre Volbeat, pues recuerdo que en vuestros principios solíais tocar en directo “Angel Fuck” a menudo.

Los Misfits fueron una banda clave para nosotros, especialmente en nuestros comienzos. Puedes percibir perfectamente la influencia de los Misfits en la música de Volbeat, además, somos muy buenos amigos con Jerry Only. Es uno de nuestros mejores amigos dentro del negocio musical. Siempre que tocamos en Estados Unidos Jerry viene a nuestros conciertos y tenemos una gran relación con los fans de Misfits. Ellos fueron una de mis principales inspiraciones y lo fueron desde el primer día. Una inspiración absoluta. Gran banda, grandes compositores y muy buena gente.

Cuando en 2013 Rob Caggiano se unió a la banda, supongo que muchas cosas cambiaron para vosotros… es decir, él estaba en Anthrax y decidió dejarles y empezar con Volbeat. Creo que fue una decisión sabia porque Volbeat estaba creciendo increíblemente rápido y Anthrax es una banda excelente, pero creo que es pasado, pasado glorioso, pero…. Pasado, a fin de cuentas. ¿Qué pensaste cuando Rob Caggiano le dijo que sí a Volbeat?

Estábamos en ese momento concreto de nuestra carrera en el que las cosas no terminaban de marchar como queríamos, especialmente en la formación de Volbeat. Había que hacer algo, tomar alguna decisión. Cuando Rob entró en el grupo se trajo con él un sonido propio, otra afinación, y todo eso sin tocar lo que ya estábamos haciendo, el tipo de canciones.

La verdad es que uno de nuestros sellos de identidad es mi guitarra y la forma con la que yo canto, pero, de repente, vimos la posibilidad de añadir solos de guitarra y muchas otras cosas que te permite el nivel y experiencia de Rob. Él es un guitarrista muy talentoso y tiene un amplio abanico de cosas que ofrecer a nuestra música. De verdad que creo que su entrada supuso un extra para el grupo. Con él todo funciona mejor.

En este Servant the Mind Caggiano solamente se dedica a los solos de guitarra, así que todo el resto de guitarras rítmicas las he grabado yo. Me atrevería a decirte que muchos de los solos que ha grabado Rob en este disco son de lo mejor que ha hecho en toda su carrera.

Una canción que me encanta y creo que debería cerrar cada concierto es “Thank You”. ¿Por qué esta canción ya no la soléis tocar?

Es una canción que solíamos tocar noche tras noche durante muchísimo tiempo, y de repente, nos dio la sensación de que ya era un tema que la gente esperaba que siempre tocásemos, así que decidimos tomarnos un descanso de ella. Piensa que sacamos muchos más discos y que llegas a tener que plantearte qué canciones quitas para poner las nuevas sin tocar los clásicos que todo el mundo quiere escuchar.

Simplemente nos hemos tomado un descanso de “Thank You”. Por alguna razón que no te sabría decir no nos hemos planteado el hecho de volverle a dar cabida en el set list. ¿Quién sabe si la volveremos a incluir o no? Yo estoy seguro que sí ya que es una canción muy divertida, pero claro, hay otras muchas canciones que piden paso… Tengo que decirte que otros fans también me han preguntado por el “Thank You”, y eso significa que la gente quiere que la volvamos a tocar. Les gusta, e incluso a muchos sí que les gustaría que fuera una de esas canciones que quedan fijas como clásicos en el repertorio.

“Thank You” es una canción perteneciente a Guitars Gangsters and Cadillac Blood. Este es mi álbum favorito, en gran parte, porque fue el primero que escuché. ¿Consideras que un poco fue ese disco el que dio un giro a vuestra carrera?

Sí… Definitivamente supuso un cambio a mejor. Es una obra muy especial para Volbeat. Si lo escuchas allí se puede ver el desarrollo como banda, la progresión, el cómo íbamos mejorando cada vez más. A nivel de compositores aquí alcanzamos un poco nuestro sello propio y sonido. Era un disco a un nivel superior a los dos anteriores álbums.

A día de hoy sigue siendo un disco del que mucha gente te dice que es su preferido, y es algo de lo que me siento muy orgulloso. Lo que a mí de verdad me encanta es que tenemos fans de todo tipo y cada uno de ellos tiene su disco favorito. Más allá de los gustos admito que el Guitar Gangster and Cadillac Blood llevó a Volbeat al siguiente nivel, y fue un quemar las naves sin vuelta atrás.

Si tuviera que preguntarte cuál es tu músico favorito… ¿probablemente estaría entre Elvis, Chuck Schuldiner de Death, Johnny Cash, Metallica, Misfits o Mike Ness?

Mmmmm… Todos los que mencionas son muy grandes. Todos ellos me encantan. Pero si tengo que nombrar a uno de entre todos debo reconocer que el que dejó un impacto más profundo en mí sería Elvis Presley.

Es hora de hablar de las bandas danesas: Mercyful Fate, D.A.D, Pretty Maids. ¿Cuál es tu banda danesa favorita?

Sí tengo que escoger una banda danesa lo tengo muy claro: Mercyful Fate.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 1094 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.