Entrevista a Meltdown

‘Hemos tocado en un cuarto de estar en Suiza en el que no cabían ni los amplis’

Ya que se acerca la temporada de festivales de verano, que mejor que poder hablar un poco con un grupo de nuestra tierra que este año se estrena en el espectacular Resurrection Fest. No todo son Slipknot o Slayer, hay propuestas muy interesantes (dentro y fuera del país) y oye, Meltdown están subiendo como la espuma y en pocos años ha conseguido notoriedad internacional. Quién sabe que les deparará el futuro…

Meltdown nace a mediados del 2013. Lo típico de dos colegas que estudian juntos se juntan para tocar un día la guitarra y esto acaba formando un grupo, ¿es así o bien para variar, la cosa es diferente?

La historia de Meltdown es diferente, ya que ninguno de nosotros ha coincidido en clase ni nada del estilo. Meltdown nació cuando los miembros que crearon el grupo se juntaron en el concierto de presentación del nuevo EP de Cohen junto a YAW en la sala Doka de Donostia, héroes locales que hacían post-hardcore. Nos flipó tanto todo lo que vivimos esa noche que tanto Julen, Amunda y John por un lado, y Bittor e Ionma por otro decidimos hacer un grupo para intentar hacer algo del estilo. Los cinco miembros fuimos al concierto, aunque en grupos separados; nos dimos cuenta de esto más adelante.

Al cabo de poco sacáis vuestro primer trabajo en formato EP, Meltdown (2014). ¿Cómo os sentís después de parir a vuestro primer hijo? Encima la crítica fue buena.

Recordamos la época con mucha ilusión. Al echar la vista atrás y escuchar el Ep, no puedo evitar sentir una mezcla entre nostalgia, ternura y vergüenza ajena; son las primeras canciones que hicimos juntos con 15-18 años, para la mayoría de los miembros fueron nuestros primeros trabajos de la vida. Lo sacamos como pudimos y lo exprimimos al máximo, tocando en todos los sitios que nos dejaban, mandándolo a todos los medios… Fue una época de abrir camino y aprender por nuestra cuenta, muy inocente pero a la vez muy ilusionante.

Dicho trabajo os da un poco/bastante notoriedad y empezáis una serie de conciertos por el País Vasco junto Bellako o Dawn of the Maya. ¿Qué tal la sensación de en solo un año estar ya por vuestra comunidad autónoma abriendo conciertos para grupos de dicho calibre?

Para nosotros fue increíble. En poco tiempo empezamos a abrir conciertos de grupos que eran referencias totales para nosotros como Cohen, YAW, Dawn of the Maya, Bellako… Recuerdo que el mismo año que sacamos el Ep, Rubén de Cohen me habló por Facebook para invitarnos a abrir la presentación de su nuevo disco Rooms mientras estaba en el instituto; me empezaron a temblar las piernas de la emoción, casi lloramos. Al final eramos el mítico grupo de chavales que acababan de aparecer y no paraban de tocar por la zona, esa época tocábamos prácticamente todos los fines de semana, por lo que los promotores y las bandas nos empezaron a llamar. Grandes tiempos.

En 2015 os presentasteis a diferentes concursos de bandas, y aunque ganes o pierdas, tengas la invitación para ir a algún festival o bien “solo” sea regalo monetario, esto hace abrir mucho más mercado y que la gente a nivel estatal os llegue a conocer o al menos digan: Ostras si, estos Meltdown me suenan… ¿Qué concursos recordáis y que experiencias positivas, y negativas por supuesto, nos podríais explicar?

Recuerdo bien la batalla de bandas del Bar Haida de Hernani, entre muchos otros. Sinceramente no me acuerdo de muchos más, pero en esa época lanzamos nuestro single Oxymoron, seguramente nuestro primer tema en conseguir reconocimiento real. Fue una época de transición a algo más maduro, y nos sirvió para preparar el terreno para lo que venía después.

Con I Refuse to Die Here (2016) llega vuestra primera gira estatal, acompañando entre otros a un grupo de mi ciudad, y que supongo debéis conocer bien. Hacer una gira por España es un sueño hecho realidad, más con 3 años justos de formación. ¿Cuál es el secreto de vuestro éxito tan inmediato?

En esto no hay ningún secreto real, la clave es trabajar mucho y lo mejor posible. Fue una gira organizada de forma totalmente DIY. En ésa época empezamos a trabajar en Mogambo, una sala autogestionada de Donostia que confió desde el primer momento en nosotros, y nos dieron la oportunidad de organizar conciertos por nuestra cuenta. Aunque ahora estemos más alejados de la organización, nos enseñaron una nueva forma de funcionar y de ver las cosas, y fue ahí cuando empezamos a ayudar a otras bandas que querían venir de gira: Brothers Till We Die, Cannibal Grandpa, A Reason to Breathe, ANHA… Hicimos muchos amigos que nos devolvieron el favor de ayudarnos a girar por sus ciudades; así es como lo hicimos, apoyándonos entre varias bandas, dando y recibiendo.

Justo después de esa gira, ficháis por Atlas Artist Agency, de Rove y Javi Carry, road manager y baterista de Crisix, respectivamente. ¿Qué os lleva a fichar por ellos, o más bien, cómo acabasteis con ellos? Entiendo que la gira con Crisix tiene mucho que ver…

La “culpa” de que ficháramos por Atlas Artist Agency la tiene Rober de Bellako. Fue la época en la que Bellako giró por todo el estado junto a Crisix, y nosotros éramos parte del cartel de presentación de su nuevo disco en Donostia, dentro de un festival. Bellako no eran parte del cartel esa vez, pero Rober vino de merch guy con los catalanes ese día; les comento que no se perdieran nuestra actuación, que nos tenían que ver. Tras esa noche, fue cuestión de semanas cerrar el acuerdo. Prácticamente se lo debemos a él.

Gracias a esto hacéis vuestra primera (mini) gira por Europa. ¿Qué es lo primero que pensáis cuando os comentan la gran noticia?

En realidad, la gira por Europa la teníamos en camino antes de fichar con Atlas. Hicimos una gira de 8 días de forma totalmente DIY también, trabajando durante 6-7 meses de forma constante para cerrar todo lo respectivo a las fechas, transporte… No hubo gran noticia, construimos por nuestra cuenta todo el tour a base de prueba y error.

El año pasado fue para recordar, sacáis vuestro primer LP From this Day to the Grave (2018) combinado con el sello nacional Art Gates Records y el estadounidense Inminence Records, hacéis otra gira europea, esta vez muy extensa, con aproximadamente 25 fechas. Además, tocáis en vuestro primer festival, nada menos que el Download Fest y para cerrar el año os anuncian para el Resurrection Fest. ¿Nos podéis decir que pacto con el Diablo habéis hecho?

La verdad que es bastante abrumador echar la vista atrás y ver todo lo que hicimos el año pasado. Es el resultado del trabajo bien hecho por nuestra cuenta y por el equipo que nos ha rodeado y nos rodea; de nuevo, en esto no hay ninguna fórmula mágica ni ningún atajo. Muchas veces pensamos que las bandas que crecen de cierta forma están enchufados, sus padres son ricos o han hecho algún tipo de trampa, pero la realidad es que cuanto más trabajo y más tiempo se le dedica a un proyecto, más suerte se tiene y mejores resultados se logran. El pacto lo hemos hecho con nosotros mismos.

¿Cual fue el recorrido hasta acabar con estos sellos discográficos?

Creo que no teníamos ninguna relación con ninguna de ellas anteriormente. El acuerdo con Art Gates Records lo cerró Atlas, pero diría que nació en un intercambio de mails, no lo tengo claro. Con Imminence contactamos nosotros vía mail con una propuesta, y aceptaron.

Este año estuvisteis en el Atlas Fest Vol. III, en la ciudad donde vivo, Igualada. Este bolo lo cubrí (a medias por mi patético estado físico) pero pude ver vuestra magnífica actuación. Os gustó la experiencia de festival underground, con una sala llena a reventar y sudorosa, jajaja. Realmente el Atlas Fest es una auténtica fiesta. Esto en según qué salas más grandes, se pierde un poco el espíritu under.

A nosotros nos encanta tocar en cualquier lado, somos poco exquisitos en ese aspecto. Hemos tocado en un cuarto de estar en Suiza en el que no cabían ni los amplis, bares a ras de suelo sin prácticamente equipo… Los festivales pequeños en sala nos gustan mucho, es genial sentir al público cerca y poder tener esa conexión más directa, cara a cara. Siempre que nos llamen, ahí estaremos.

Acabamos de saber que habéis firmado con Stay Sick Recordings, uno de los actuales sellos suficientemente potentes en EEUU. Esto, esperemos que a medio plazo signifique cruzar el charco, iba a decir pero se tiene que pensar en ir paso a paso, pero he pensado que es una chorrada ya que este de momento no es vuestro caso. ¿Realmente os esperabais ir tan rápido en justo seis años? ¿Quién os recomienda contactar con SSR, o bien son ellos que os vienen a buscar?

Es una pregunta complicada. Si nos hubieses dicho todo lo que íbamos a conseguir hace seis años, seguramente no te hubiéramos creído ni una palabra y hubiésemos mandado esta entrevista a la papelera. Hemos cumplido la gran mayoría de los sueños que teníamos con 15 años, por lo que en ese aspecto estamos súper agradecidos a todo el mundo que nos rodea y nos ha rodeado por hacerlo posible, y orgullosos de nuestro trabajo. Sin embargo, somos muy autocríticos y ambiciosos, y nos gusta fijarnos en grupos que están haciendo las cosas mejor que nosotros; siempre pensamos que se pueden hacer más cosas y mejor, y estamos en ello, pero si miramos a nuestro recorrido, podemos ver que hemos conseguido muchas cosas.

El trato con Stay Sick Recordings tiene una historia bastante larga, pero resumido, salió de un curso impartido por Joey Sturgis (Asking Alexandria, The Devil Wears Prada…) y Tyler Smith (Dangerkids). El manager de Stay Sick nos descubrió a través de ellos, se interesó en el proyecto y tras meses de mails y video llamadas, lo cerramos.

¿Cuáles son vuestras preferencias musicales? Vuestra música es hardcore, post metalcore pero no tiene porqué ser que solo escuchéis este estilo

Cada miembro de la banda es un mundo en este aspecto. Todos tenemos gustos comunes y puntos de encuentro, pero a todos nos gustan cosas muy diferentes a lo que hacemos con la banda. Nos gusta prácticamente todo lo relacionado con el core, pero también escuchamos movidas pop, hip hop, indie, trap, rock 70’s… Escuchamos de todo, lo cual es una maravilla, en mi opinión. Cuantas más influencias y más fuentes por donde beber, mucho mejor.

¿Cómo os preparáis para las giras y conciertos? Hoy en día la gente aún piensa que ser músico es una fiesta continua. Cosa totalmente errónea, hay mucha competitividad, nivel y profesionalidad hoy en día, y si se quiere subir un poco no puedes ir por la vida pasado, como si solía suceder hace como veinte años. Esto es un curro, (aunque muchos ni cobren o ganen para cubrir gastos) ¿Qué opináis al respecto?

Hay un discurso que aflora hoy en día que afirma que los raperos son las nuevas estrellas de rock, y la verdad es que estoy de acuerdo. En mi entorno veo propuestas y modos de funcionar muy profesionales, prácticamente no conozco a ninguna banda que esté apuntando alto que esté en un estado de fiesta continuo, ni nada por el estilo. Girar es duro y necesita mucha preparación, y más aún en circuitos más amateur como los que frecuentamos nosotros a día de hoy. Si cobras decenas de miles por noche, puede que sea posible contratar a agentes y trabajadores que lo lleven todo para ti mientras que tú te dedicas a salir de fiesta y dormir, pero no es el caso en este estilo. La gente es muy profesional.

Supongo que con ganas de tocar en el Resurrection Fest, probablemente, el mejor festival a nivel español, ¿lo tenéis todo hablado y atado con Rove ya?

Tenemos la parte administrativa bastante cerrada y estamos empezando a plantear el concierto. Va a ser algo histórico para nosotros, así que lo haremos lo mejor posible. Ganas a mil.

Hoy en día con tantos grupos y tanta competencia, la gente se fija si ha tocado en algún festival o no, es como el diferencial entre grupo bueno y grupo “menos bueno”, o al menos como currículum sí que se usa, y mucho. Evidentemente allí hay mucho público potencial y ayuda a que puedan conocer más a la banda, pero supongo que preferís giras, aún con el desgate que conlleva…aunque con vuestra juventud, esto aún no lo notáis

Las dos cosas son necesarias, tanto girar como tocar en festivales. Son dos caras de la misma moneda al final, por lo que es complicado renunciar a una cosa a favor de la otra. Sin duda salir de gira es una experiencia increíble, pero un festival como el Resu es también algo muy enriquecedor tanto a nivel “profesional” como personal. Nos quedamos con los dos.

Gracias a SSR os comentan de hacer una gira por EEUU, con que grupos de allí os gustaría ir de gira, y porqué

Imposible ponernos de acuerdo. Pero bueno, si la propuesta viene de Stay Sick Records, me quedo personalmente con Attila –el manager de SSR es su manager también-, Underoath y Knocked Loose. Por pedir que no sea, ¿no?

Os viene SSR. ¿Oye chicos porqué no cambiáis un poco el estilo y hacéis un poco de trap a cambio de vivir holgadamente o seguir con vuestra música actual?

Creo que sería un error hacer algo que no nos representa o que no sea real para nosotros, la banda perdería fuelle y seguramente la cosa acabaría mal. Ojo, a muchos miembros nos gusta el trap, y si le encontrásemos un encaje lógico podríamos tirar, pero no creo que elijamos cambiar el estilo a algo “forzado”. No sería Meltdown.

Nos podrías decir alguna anécdota “chunga” en algún concierto o en la carretera del tipo: Esto no me puede estar pasando a mí o de esta no salgo vivo.

Yo tengo la suerte de no haber vivido esto, pero volviendo del primer concierto que dimos en Francia en la ciudad de Toulouse –también el primer concierto de nuestro bajista Pablo-, la rueda del coche en el que iban Pablo, Julen y Bittor pinchó. La rueda prácticamente reventó y tuvieron que ir a un área de servicio que había por el camino para cambiar la rueda, la cual estaba debajo de todo el equipo. Estaba deshinchada y no había un solo hinchador por el camino, por lo que tuvieron que conducir por el arcén, con todos los coches pitándolos… Siempre se les cambia la cara cuando lo cuentan.

The Wizards, Childrain (donde están de gira europea con Six Feet Under), vosotros mismos y un sinfín de bandas más. Hoy en día hay muchísimo nivel en el País Vasco y encima con aire internacional. ¿Felices por formar parte de esta “época dorada” de la “Basque Country”’

No es por ir de flipado, pero sinceramente creo que siempre hemos tenido bandas y movimientos musicales increíbles en el País Vasco estas últimas décadas. Obviamente, las bandas que has mencionado y muchas más están haciendo propuestas buenísimas y están consiguiendo muchas cosas, pero creo que tampoco es algo nuevo. Desde el Rock Radical Vasco a día de hoy, los sonidos distorsionados siempre han traído cosas muy interesantes por nuestra zona, y eso sin contar otros estilos. Tenemos mucha suerte en ese aspecto.

Pues muchas gracias por todo y mucha suerte en el Resurrection Fest y en vuestro nuevo proyecto con SSR. Esperemos que esto acabe en un gran tándem y os ayude a ascender y llegar a metas más altas. Salud y metal!

Muchas gracias a vosotros, nos vemos por el camino.

Dídac Olivé
Sobre Dídac Olivé 85 Artículos
Soy de esa generación que la “post-pubertad” lo pilló entre el metal primigenio (lo que llamamos ahora old school) y la nueva ola que fue el Nu metal, es decir, pasado mediados de los 90. Me encantan muchos estilos pero sobretodo el rock clásico y evidentemente el metal, este último es una forma de vida y encima me gusta desgranar y reconocer la riqueza de todos sus subgéneros. Uno ya tiene su edad (los mechones blancos en la barba no están por que sí) pero no me cierro para nada a grupos nuevos, eso sí, mientras haya fuerza y calidad, aunque hoy en día hay mucha. Como nacido justo entrados los ochenta también se incluye que soy un friki de cuidado (rol, videojuegos, Star Wars, pelis Gore, literatura fantástica y un largo etc.) vaya que toco de todo un poco. En resumen, espero contagiaros mi pasión metalhead a la vez que disfrutáis de mis aberrantes destripes.