Entrevista a Johan Längqvist, vocalista de Candlemass: ‘Uno no puede estar 32 años sin estar en contacto con la música, subirse a un escenario y que funcione. No es tan fácil’

Todo un personaje… La verdad es que hablar con el primer vocalista de Candlemass no es tarea fácil pues es como ese familiar hippy que hay en todas las familias, feliz, despreocupado y en su mundo. Parece mentira que un tipo al que le interesaba poco el material que le ofrecieron en su día los novatos Candlemass llegara a poner su voz de heavy metal tradicional en un disco de riffs sabbathianos y que el mundo del metal diera un vuelco: con él nació el doom metal tal y como lo conocemos.

Tras 32 años de ausencia volvió a Candlemass con quienes llego a grabar el seminal Epicus Doomicus Metallicus, pero es que Johan no formaba ni parte de la banda… Él iba a lo suyo. Simplemente se lo ofrecieron y se esmeró en buscar melodías a los riffs de Leif Edling. Johan empieza la entrevista como puro trámite y se va animando hasta soltarse de verdad… No fue fácil, pero conseguimos sacarle algunas perlas a un tipo realmente difícil de entrevistar.

 

Hola, Johan. Tenéis un nuevo álbum llamado Sweet Evil Sun y de alguna manera parece un regreso a las raíces de Candlemass. El sonido es mejor que el de vuestros primeros álbumes, pero creo que todavía tenéis vuestro propio sonido y el sabor clásico de la banda. ¿Lo ves de esta manera?

Ok, muchas gracias… La ambición principal de este disco era la de ir un poco hacia atrás. Ya sabes, Leif Edling es un gran fan de todo ese material antiguo y del sonido de la vieja escuela. Ha estado trabajando mucho con esta idea. Así que te diría que lo que me dices es verdad (risas).

¿Este álbum es especial para ti y para la banda? Lo digo porque es un disco que aparece una vez terminado el confinamiento, no podíais tocar y bueno, ahora hace poco que estáis con Napalm Records.

No sé si el grupo había trabajado ya antes con Napalm Records antes del disco The Door to Doom, luego hicimos un EP llamado The Pendulum y ahora aparece este Sweet Evil Sun por lo que para mí es mi tercera vez con Napalm.

El primer sencillo es “Scandinavian Gods” y me huelo que el tema va a ser un clásico. ¿Estaba claro que esta canción tenía que ser el primer sencillo?

La decisión fue un poco más del sello discográfico. Tuvieron muy claro que “Scandinavian Gods” tenía que ser el primer single. Hablaron mucho con Leif sobre esta posibilidad, así que sí, elegimos este tema como primer avance del disco. Para nosotros estaba bien (risas).

El título es muy interesante y conecta con Candlemass, y, además, ¡el videoclip es muy bueno!

Sí, es muy bueno, y de hecho el nombre del chico o de la chica que hizo los videoclips hay que reconocerle el mérito. Todos los que ha hecho son muy buenos.

Mi tema favorito es “Sweet Evil Sun” porque es el sonido clásico, pero de alguna manera… creo que el estribillo es melódico y pegadizo.

Sí, pero encontrarás muy buenas melodías en la mayoría del material de Candlemass… y hay ingredientes importantes en todas y cada una de las canciones. Y sí, “Sweet Evil Sun” es una composición muy buena, pero todas las otras también lo son. Sí… es una gran canción, ¡dame más preguntas! (Risas).

Veo que no tienes ninguna de favorita…

No… Y es que el disco es todavía muy nuevo. Afortunadamente Leif es un compositor excepcional. Con él no he hecho nunca una mala canción, ni con Candlemass, pero esa es mi opinión personal. Y es muy bueno para mí puesto que sería algo muy duro lo de tener canciones malas. Pero teniendo un gran compositor en el grupo es algo que no me preocupa. Yo doy lo mejor que puedo de mí en todos los discos que hago.

Me encanta el riff de “Crucified”. ¿Crees que es un posible nuevo single?

Sí, y es que Leif es un tipo único a la hora de conseguir esos riffs que definen a Candlemass. Y como bien dices es una especie de sonido propio. Es un gran creador de riffs también.

En la canción «When Death Sighs» hay un hermoso dúo con Jennie-Ann Smith de Avatarium. En el doom metal siempre es buena idea potenciar la música con voces femeninas. ¿no es así?

Sí, con Jennie-Ann, sí. Yo por mi parte ya conocía a Marcus Jidell y a Jennie desde hace un montón de años atrás. Nos conocimos por primera vez hará 10 o 15 años atrás. Hemos sido amigos durante muchos años. La conozco muy bien pero no sabía que iba a cantar en esta canción, que fue de las primeras que compusimos. Pero conozco a la gente de Avatarium y estoy muy feliz de que haya participado. Ha hecho un trabajo enorme y encaja a la perfección con lo que es la canción.

Vale… estaba pensando ahora una cosa: si tienes la oportunidad de elegir a alguien para hacer un dueto vocal… ¿quién sería el elegido o la elegida?

Mmmmm… hay una vocalista que me encanta, pero ahora no me viene su nombre. La cabeza… ¡Jesús! A veces pierdo las palabras que quiero utilizar… ¡Ah sí! Alissa White-Gluz de Arch Enemy, la vocalista que posee unos growls tan potentes. Es muy buena y en mi opinión canta de una forma espectacular. Si te digo la verdad no estoy muy puesto en las bandas que cantan en guturales, pero ella lo hace de una forma genial.

Suena interesante ese dueto…

(Risas), sí, suena muy interesante. No soy vocalista de hacer growls, pero podríamos combinar bien ambas voces. En cuanto a este estilo que rasga la garganta ella lo hace muy bien. En fin, luego está claro que me encantaría hacer algún dueto con alguno de mis ídolos, de esos que sigues desde que eres un niño. Y te diría a Rob Halford de Judas Priest, a Geoff Tate de Queensrÿche. De verdad que eso sería espectacular. También estaría bien hacer un dueto con alguna vocalista femenina.

Este es tu segundo álbum después de su regreso con la banda y en el álbum The Door to Doom Tony Iommi, el maestro del riff tocó en una de las canciones. ¿Tuviste la oportunidad de conocerlo?

Desgraciadamente no… En mi humilde opinión es otro de los grandes maestros del riff. No pude quedar con él y conocerle, pero juraría que Leif le ha podido conocer y han quedado en una o dos ocasiones. La verdad es que esta es una bonita historia pues nadie llegó a pensar ni por asomo que Tony Iommi llegaría a tocar en un disco nuestro, pero Leif fue muy insistente, le escribió varias veces, a su agente… y al final accedió. Pero yo pienso que a Iommi le gustan Candlemass, estoy seguro de ello.

Es que creo que Leif continuó esa herencia, esos riffs y los llevó a otro nivel y estoy seguro que eso no le pasó desapercibido a Iommi. Y creo que es por eso que participó en vuestro disco. Es que yo también supondría eso de que no estaría interesado a no ser que supiese de vosotros…

Sí, y es que Leif es un fanático total de Black Sabbath desde que empezaron como grupo. Fue alucinante y estoy muy feliz tanto por mí como por Leif. Es un icono del mundo del heavy metal y le tuvimos en nuestro disco. Es genial.

Bueno… y llegamos a la gran pregunta. De entrada, te digo que he sido muy afortunado pues he podido ver a Candemass con casi todos sus vocalistas, y todos son excepcionales, pero… después de 32 años, Johan volvió a Candlemass. ¿Qué hiciste estos últimos 32 años?

(Risas) Bueno, quizá es por esto que ahora la cosa nos funcione tan bien… El caso es que durante todos estos años he estado involucrado en el mundillo musical de una forma u otra. Eso ha sido una constante durante toda mi vida. He estado componiendo canciones y tocando con grupos, pero no para grandes audiencias como lo hago ahora, con Candlemass.

Y bueno… tengo una familia numerosa con muchos hijos y ahora tengo muchísimos nietos. Y es que muchas veces la vida se te entromete entre tus sueños y lo que deseas hacer. Afortunadamente sigo trabajando en ello, y en diferentes partes del mundo, hay gente que sigue queriendo escuchar mi voz. Me siento bendecido por ello.

Fue una bonita sorpresa: Johan Längqvist vuelve a Candlemass tras 32 años…

Sí (risas). Bueno… digamos que anduve haciendo cosas con otras bandas. Me ofrecían cantar o participar en diferentes proyectos durante todos estos años. He estado involucrado en el mundillo de la música y ahora en mi casa tengo mi propio estudio. No es que sea muy grande, pero me permite componer y trabajar en mi material propio.

El haber estado en conexión siempre con el mundo musical es la razón por la que a día de hoy todo sigue funcionando a un gran nivel. Uno no puede estar 32 años sin estar en contacto con la música y que al volver funcione. No puedes subirte a un escenario tras tanto tiempo y ser parte de una banda. No es tan fácil…

Se suele decir que el Big 4 del doom metal eran Candlemass, Trouble, Pentagram y Saint Vitus. ¿Cuál es tu favorita de estas otras tres bandas? ¿Alguna vez has asistido a sus shows?

Bueno… yo es que no he estado muy familiarizado con estas bandas. Yo soy parte de Candlemass y a mí me encanta lo que Candlemass están haciendo ahora mismo. Todas las canciones son impresionantes y todo su catálogo es genial. Pero no soy esa clase de tío que lo escucha todo, no soy un nerd como se suele decir. Yo tengo mis viejos discos y los sigo escuchando. Sí que escucho a otras bandas, pero si te soy honesto, no este tipo de grupos. Soy más de componer mis propias canciones y de estar una hora larga en Youtube buscando grupos que me gusten.

Cuando cantaste en Epicus Doomicus Metalicus en 1985 no estabas en la banda, pero cantabas las canciones. Todas esas canciones eran increíbles y tu voz de barítono-operístico era algo nuevo y allí nació un nuevo tipo de metal: el doom metal. Yo no sé si eres consciente de hasta qué punto este disco cambió las cosas porque he hecho entrevistas con bandas de black metal y me lo citan como una de las influencias definitivas. Y te hablo de gente como Fenriz de Darkthrone. Y quiero recalcar que lo realmente innovador que hay en este disco es tu voz en este tipo de música…

Puede ser… en ese momento yo estaba mucho más metido en la corriente más netamente heavy metal de grupos como Judas Priest, Rainbow y… Black Sabbath, por supuesto. La primera vez que escuché las canciones de Candlemass pensé que tenía que conseguir algo que las hiciera más vivas. Tenía que encontrar muchas melodías si lo que tienes que hacer es cantar sobre afinaciones bajas en riffs constantes de canciones muy largas. ¿Entiendes lo que te digo?

Sí, sí, totalmente…

Tener un riff con un acorde constante durante tanto rato… Eso necesita, en mi opinión, de encontrar unas líneas vocales muy buenas. Eso hará que funcione y esté vivo. Recuerdo que esa era una de las cosas que tuve en mente cuando me pidieron que cantase en ese disco. Las melodías son muy importantes. Incluso si tiras de Re menor y hay 40 segundos o así…

Vale… Entonces tu estabas más enfocado al estilo de heavy metal clásico tipo Judas Priest… Así que después de ese disco ellos continuaron y tú seguiste con tus cosas.

No del todo… es que yo en esos tiempos ya tenía a mi propia banda. Esa fue la razón principal por la que no continué con Candlemass. Lo hablamos en su momento, pero en esos días mi corazón estaba en mi propio grupo y tuve que decirles la verdad a los Candlemass: “Tíos, tengo mi grupo y escribo mis propias canciones y eso es lo que quiero hacer”. Lo hablamos, y me dijeron que igualmente querían sacar el disco a pesar de ello. Y así es como salió Epicus Doomicus Metallicus.

Después de Epicus Doomicus Metallicus la banda contó con varios cantantes como Messiah Marcolin, Thomas Vikström y Robert Lowe. ¿Cuál es tu favorito?

Sí, sí, sí, sí… pero para mí lo más importante es que la canción sea buena. Les he podido conocer a todos excepto a Messiah Marcolin, cosa que espero que suceda algún día… Todos los cantantes que han pasado por Candlemass son grandes vocalistas. Y canto muchas canciones que las han cantado otras cantantes.

Hacemos muchas canciones antiguas de otros cantantes. Son grandes canciones con unas grandes voces y me encanta cantarlas. Intento hacerlo lo mejor que puedo con todas ellas. No sé si me has podido escuchar cantando alguna de estas canciones cuando nos has visto (risas).

Es que la lista es impresionante. Yo desde mi humilde opinión ya te digo ahora que me encantaría un concierto en Wacken de dos horas en el que tocarais todo el Epicus Doomicus Metallicus, material nuevo y que luego pasasen a cantar todos los antiguos vocalistas con sus temas.

(Muchas risas) Nunca sabes lo que te puede deparar el futuro… Pero puedo decirte que no tendría problema alguno en hacerlo… Les conozco a casi todos y son gente maravillosa.

Una de mis canciones favoritas de Candlemass es “At the Gallows End”. ¿Qué canciones de Candlemass cantadas por otros cantantes son tus favoritas para cantar?

Pues mira… me encantan “The Well of Souls”, “Mirror Mirror”, “At the Gallows End”… En fin, es que hay muchas que me gustan. Y mira… la verdad es que hablamos mucho sobre las canciones que vamos a tocar cuando preparamos un set list entre todos. El resto de la banda quiere que me sienta cómodo con todas las canciones que interpretamos. Y es que, como te decía antes… Candlemass tiene un número enorme de canciones buenas en su discografía. Eso no supone un problema cuando formas parte de Candlemass.

¿Cuál es el primer disco que compraste con tu propio dinero?

(Risas) Ostras… de eso hace ya mucho tiempo… Actualmente pones el Spotify y ya puedes escuchar lo que quieras. Te diría que muy posiblemente fuera uno de los discos de Black Sabbath. Posiblemente el Tyr con Tony Martin. Pero no estaría seguro de ello pues hace ya tanto tiempo…

Hora de hablar de canciones perfectas: ¿Cuál es tu opinión sobre “The Never-Ending Story” (Giorgio Moroder)?

Sí, conozco la película (canta el estribillo de la canción). ¡Lymal era el tío que cantaba esa canción! Esa canción no tuvo un gran impacto en mi persona (risas). Te diría que fue una gran canción de pop y poco más.

Vale, pues dime cuál es tu canción favorita…

Mmmmm… te podría dar muchísimas. Te diría “Anno Mundi” de Black Sabbath, el “The Sentinel” de Judas Priest, “Eyes of the World” de Rainbow, y claro… “Heaven and Hell” de Black Sabbath con Dio. Hay muchas canciones antiguas que me encantan…

Ya que me citas a Rainbow te digo que hace tres días entrevisté a Joe Lynn Turner.

(Risas) Bien… Desgraciadamente no te diría que sea uno de mis vocalistas favoritos, pero siempre me ha parecido un gran cantante. A mí me gustan otro tipo de vocalistas.

Vale, tiempo para hablar de tus próximos planes: ¿Hay gira u os esperáis para los festivales de verano?

Pues nos quedan tres conciertos para hacer antes de que termine el año y luego lo que queremos es tocar en muchos festivales de verano el año próximo a pesar de que no hemos cerrado nada todavía. Y muy posiblemente volveremos a Estados Unidos otra vez. Hay muchas fechas en las que tocar el próximo 2023. Queremos tocar muchísimo el año que viene. Haremos lo que nos ofrezcan y si hay posibilidad de tocar dos horas lo haremos sin problemas.

Gracias, Johan, ha sido un placer hablar contigo.

Lo mismo digo, Jordi. Ha sido muy divertido hablar contigo. Gracias.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 1094 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.