Entrevista a Ignasi Padrós, vocalista y guitarrista de Sons of Med: ‘Escuchar The Dark Side of the Moon me cambió la forma de entender la música’

Posiblemente pocos conozcan a Sons of Med. He de decir que me encontraba en la misma situación hasta el pasado mes de febrero, ya que tuvieron la difícil papeleta de iniciar la fiesta surfera de Los Tiki Phantoms. La joven y prometedora banda barcelonesa se mueve enérgica y alegremente entre el rock alternativo y el blues rock, como podréis comprobar en su reciente primer EP On Route (2019), contando ya con una base de fieles seguidores que va en aumento y que ha agotado las entradas en varias de las salas de la reciente gira, antes que la fatídica situación que vivimos llevara a cancelar toda previsión. 

Contactamos con su cantante y guitarrista Ignasi Padrós, para conocer un poco más a la banda y todo lo que les rodea.

Hola, Ignasi. ¿Qué tal va todo? Espero que tú y los tuyos os encontréis perfectamente.

¡Hola! Por suerte sí, esperamos que estéis bien y gracias por contar con nosotros, estos días no están siendo fáciles.

Os descubrí el pasado mes de febrero abriendo para Los Tiki Phantoms, sorprendiéndome gratamente la personalidad que transmitís en directo. Viendo ahora que fue el último concierto antes del inicio del confinamiento, ¿hubierais cambiado algo de aquella noche? 

La verdad es que fue una noche muy especial para nosotros. Los Tiki Phantoms se enrollaron mucho llamándonos y bueno, ¿qué decir de estrenarnos en templo? Todo salió a pedir de boca, pero siempre se puede mejorar y uno extrae muchas conclusiones y nuevas ideas para el directo

Para los que no os conozcan, ¿puedes explicarnos la formación y la historia de la banda?

¡Claro! El grupo nació de la amistad que entablamos Kamy (batería) y yo en la universidad por allá 2017. Nuestra formación era escasita pero nos hacía mucha ilusión, así que engañamos a Víctor y la formación se cerró con la entrada de Dudu (bajista). Por esa época solíamos tocar rock más bien psicodélico muy vieja escuela. Con la marcha de Dudu llegó la entrada de Carlos (bajista) a principios de 2019. Ahí todo se puso en su sitio, encontramos nuestro sonido y empezó todo a rodar.

A pesar de llevar poco tiempo como formación, la empatía hacia los fieles seguidores hizo que agotaran las entradas en varias salas. ¿Qué crees que aporta vuestra música a la gente? ¿Qué tipo de mensajes os llegan después de vuestros conciertos?

Nuestra idea es que Sons Of Med sea como una descarga energética que sea fácil de contagiar. La gente se lo pasa bien en el directo y nos gusta pensar que establecemos una conexión guay en los directos. Desde que publicamos el EP hemos notado un interés mayor por lo que agradecemos el recibimiento, eso nos da fuerzas para seguir trabajando.

Lamentablemente, hace poco vuestro guitarrista Víctor decidió abandonar la banda, siendo el segundo cambio en el seno del grupo ¿Cómo afrontáis este cambio? ¿Era algo meditado desde hace tiempo?

La marcha de Víctor fue un poco un palo porque llevábamos mucho tiempo juntos, pero respetamos su decisión. Nosotros seguimos estando muy unidos y más ilusionados que nunca, con una gira por delante y más proyectos que iremos desvelando en redes.

Escuchando vuestro EP se aprecian influencias americanas como el blues y el rock sureño mezclado en un estilo alternativo. Tratándose de estilos musicales nada habituales, tristemente, en los jóvenes de hoy en día, ¿qué influencias musicales habéis obtenido? ¿Cómo llegáis a ellas?

Como bien dices es una pena que las influencias de estos estilos musicales se hayan perdido tanto. Nosotros hemos mamado jazz, blues y rock de los 60 desde pequeños, supongo que como la mayoría, por nuestros padres. Carlos viene de una vertiente más de los 90, Kamy del jazz y yo del blues y del rock, pero siempre hemos encontrado intereses comunes en el sonido clásico. Por ejemplo, nos flipan Jimi Hendrix, Led Zeppelin o Cream y bluesmen como Stevie Ray Vaughan o BB King.

Ahora que llevabais una buena dinámica de conciertos y con una notable aceptación, ¿qué supone para vosotros la cancelación, o en el mejor de los casos, el aplazamiento de los conciertos?

La industria musical en general se ha visto muy afectada y está costando que el gobierno tome parte en ello. A nosotros se nos ha cancelado la mayor parte de la gira de presentación, pero trabajamos a tope para reubicar la mayor cantidad de fechas que podamos. Nos hace mucha ilusión esta gira por la península y tanto nosotros como Xavi, nuestro manager, lucharemos para que así sea.

Afortunadamente surgen iniciativas, aunque no tiene nada que ver con la experiencia “real”, de tocar en directo a través de streaming. ¿Cómo valoras estas iniciativas? ¿Crees que esto animará a consumir la música de los artistas y la posterior asistencia a los conciertos?

Sólo tenemos palabras de agradecimiento a todos aquellos festivales, salas y plataformas de música que intentan promocionar y dar voz a artistas en este confinamiento. Es guay podernos entretener entre nosotros, y ahora más que nunca es necesario que los consumidores tomen parte y apoyen al máximo sus bandas locales y la cultura en general, ya puede ser comprando entradas, merchan, escuchándonos e incluso compartiéndonos. En cuanto todo esto termine vamos a poner el mundo del revés, estamos preparados para llevarlo a lo más alto.

Ahora que se observa la vida a través de las ventanas o desde pantallas de dispositivos, ¿hace que las canciones que puedan surgir sean más intimistas?

En mi caso seguro. La reflexión de la cuarentena hace que repases todo lo vivido y te replantees muchas cosas. Tienes tiempo de pensar en tí mismo y las composiciones se más vuelven introspectivas y pausadas que antes.

Últimamente estás bastante activo en las redes haciendo una interpretación de los temas que componen vuestro EP, On Route (2019), además de una bonita y curiosa iniciativa al pasarlas a máquina de escribir, algo inusual hoy en día. ¿Qué te lleva a lanzar esta iniciativa?

Desde hace relativamente poco le he cogido el gustillo a escribir un poco. Justo antes del confinamiento compré la máquina para poderme entretener y se nos ocurrió escribir las letras del EP, que pronto colgaremos en Bandcamp junto al merchandising.

También habéis comenzado a recomendar en Instagram lo que habéis llamado “Discos en cuarentena”, siendo tu primera elección el The Dark Side of the Moon de Pink Floyd. ¿Qué supuso este disco en tu vida o en tu influencia como músico?

Lo más gracioso de todo es que a mí, cuando lo descubrí, no me gustaba Pink Floyd. En ese momento tenía la mente muy cerrada. Escuchar este disco me cambió la forma de pensar pero sobre todo de entender la música. Es una experiencia cognitiva increíble y se la recomiendo a todo el mundo. Para mí, la mejor obra del rock que se ha hecho.

En nuestra revista tenemos una sección llamada “Canciones perfectas” en la que cada uno expone y analiza la canción que cree bajo esa etiqueta. ¿Cuál es para ti la canción perfecta de Pink Floyd?

Carlos me ha dicho que “Money”, pero claro él es bajista. Es una elección muy difícil para mí, pero creo que me quedo con “Breathe”, el tema de apertura de The Dark Side of the Moon.

¿Qué bandas contemporáneas podrías decir que han podido influir en vuestras composiciones?

En una vertiente más rock podríamos decir que Kaleo y The Black Keys, pero con la evolución que hemos tenido estamos abriendo el abanico y podemos citar nombres como Núria Graham, Tame Impala, The Murlocs o incluso Markus King.

No todo es música. ¿Alguna lectura en la que estés inmerso? ¿Qué autores y géneros sueles leer?

La verdad es que estoy un poco monotema estos días. Me he montado un estudio casero y estoy produciendo mucho. Ahora estoy leyendo una biografía de Led Zeppelin bastante guay, pero personalmente me flipa la novela histórica, la fantasía y a veces un poco de filosofía política también. Me gustan autores como Edward Rutherforth y Noah Gordon y soy fan de Harry Potter.

Muchas gracias por tu atención. Si quieres decir algo más a nuestros lectores, adelante.

Muchas gracias a vosotros, ha sido un placer poder contar un poco de nosotros en un medio tan guay y ya con historia como es Science of Noise. ¡Esperamos podernos ver pronto por los escenarios! Un abrazo de parte de todos.

Gracias por todo y hasta pronto.

Abel Marín
Sobre Abel Marín 138 Artículos
Músico frustrado, escritor bloguero ocasional y amante del metal en su variedad de estilos. Vivo con la esperanza de poder llegar a viejo acudiendo a salas de conciertos y festivales. Si los rockeros van al infierno, que me guarden sitio y una cervecita. Salud y Heavy Metal.