Entrevista a Francesco Paoli, líder de Fleshgod Apocalypse

‘Para tocar este tipo de música es necesario ser un poco imprudente’

Los italianos Fleshgod Apocalypse son una banda única dentro del panorama metálico. Primero, porque de Italia no salen muchas bandas de metal extremo que alcancen luego una cierta popularidad. Y segundo, porque estos chicos, si nos tenemos que basar en su propuesta musical, están como una auténtica regadera. Después de volarnos la cabeza con la locura inherente en sus primeros discos y de dar un puñetazo en la mesa con King, ahora los italianos vuelven con Veleno, el disco más controvertido de su carrera por el momento. Hablamos con su líder Francesco Paoli sobre su trayectoria, la música clásica, Italia, los cambios de formación y muchas más cosas.

Español

¡Hola, Francesco! Antes de nada, muchas gracias por contestar estas preguntas para nosotros. ¿Cómo estás? ¿Listo para la temporada de verano?

¡Muy buenas! Estoy genial, gracias. Ahora mismo estamos preparándonos para los festivales de verano. ¡Va a ser genial!

Un disco de Fleshgod Apocalypse es generalmente una alocada, estresante y brutal mezcla de metal progresivo, death metal técnico y metal sinfónico. La primera vez que alguien me introdujo a vuestra música lo hizo con la frase «Escucha esto, ¡esta gente está como una cabra!». Y bueno… ¡lo estábais! (risas) O… ¿tú qué piensas? ¿Cómo decidistéis empezar con una banda así, tocando exactamente este tipo de música?

(risas) ¡Es una bonita introducción a la música de la banda! Bueno, empezar con una banda así o tocar este tipo de música requiere un poco de locura y de imprudencia… es esencial. Aunque el estilo, al menos en nuestro caso, tomó forma gradualmente, desde el primer día teníamos clara la idea de que queríamos hacer algo grande con esta banda. Queríamos crear un sonido personal que incluyera todas nuestras influencias musicales, traspasar límites, ser conocidos y respetados y ser capaces de vivir de nuestro arte. Todas estas ideas son más fuertes que nunca a día de hoy, y nuestra motivación está por el tejado!

Acabáis de publicar Veleno, que es vuestro quinto trabajo de estudio y que llega tres años después del que ha sido probablemente el punto más álgido de vuestra carrera: King. ¿Qué significó ese álbum para vosotros y dónde te gustaría que fuera capaz de llevaros Veleno?

Tienes razón, King fue un éxito por encima de nuestras propias expectativas. Para nosotros representó un paso enorme en términos de composición y producción, y estoy seguro que la gente pudo notarlo. Le gustó a nuestros fans y, además, nos permitió alcanzar una audiencia aún mayor. Creo que Veleno va a ser capaz de llevarnos aún más allá en este sentido. ¡La respuesta que hemos recibido de momento es increíble! Creo que la experiencia y nuestra madurez como compositores ha marcado la diferencia.

Éste es el primer disco que grabáis sin Tommasso ni Cristiano, que habían estado presentes en todos vuestros trabajos de estudio hasta ahora y cuya marcha ha roto lo que parecía ser un line up muy estable. En vez de contratar dos nuevos músicos para ocupar su lugar, para la grabación de este disco tú mismo te has encargado de las voces y de las guitarras además de tus responsabilidades habituales tras el kit de batería. ¿Cómo ha ido lo de trabajar como un trío y el tomar todos estos nuevos roles? ¿Cómo ha sido la energía alrededor de la banda esta vez?

No te voy a mentir: su marcha fue un shock para nosotros. Ellos son grandes músicos y también muy buenos amigos, así que no fue nada fácil. Musicalmente, de todas maneras, siempre hemos sido Francesco Ferrini y yo los que nos hemos encargado de la composición y de los arreglos, así que nada ha cambiado realmente en este sentido. Nos hemos repartido las responsabilidades entre tres personas en vez de cinco, pero a todos nos gusta trabajar duro, así que no ha habido problema.

Honestamente, creo que contratar un nuevo frontman hubiera sido una decisión terrible: él es el portavoz de nuestro mensaje hacia el mundo y es muy complicado que ese rol lo pudiera desempeñar alguien que no haya estado con nosotros desde el principio. Además, antes de pasarme a la batería, yo fui el frontman original de la banda. Por eso decidí volver allí, porque me siento muy cómodo en esa posición. La siento como si fuera mi hábitat natural.

Nuestro nuevo guitarrista Fabio Bartoletti me ayudó a grabar las pistas de guitarra de Veleno. Él es un músico brutalmente talentoso, y su ayuda ha sido preciosa. El cambio de formación, tal y como he dicho, fue totalmente inesperado, pero a la vez nos ha dado una nueva energía, una nueva vida por llamarlo así. Nunca nos habíamos sentido tan fuertes y saludables como ahora.

Además de este importante cambio a nivel de formación, ¿cuáles son las principales novedades que podemos encontrar en este disco en tu opinión? Por ejemplo, la canción «Monnalisa» es muy distinta de lo que habéis hecho hasta ahora, y también hay algún toque gótico y otras cosas bastante inesperadas (como una versión de Rammstein como bonus track, por ejemplo). ¿Qué más ha cambiado, tanto musicalmente como en vuestra aproximación al disco?

Bueno, no nos gusta repetir la misma fórmula una y otra vez, y nuestros fans lo saben bien. Con cada nuevo trabajo queremos experimentar y explorar nuevos caminos. Y Veleno no es diferente en ese sentido. De todas maneras, creo que esta vez hemos forzado nuestros límites aún más allá que antes. No a nivel de tecnicalidad, velocidad y esas cosas, sino como compositores. Probablemente se trata del disco más espontáneo que hemos publicado nunca. Decidimos no poner ningun tipo de corsé a nuestra inspiración, hemos estado escribiendo durante tres años y no nos hemos preocupado demasiado de deadlines o límites temporales. Hemos dejado que nuestra inspiración fluyera libremente, explorando una paleta más amplia de influencias de muchos géneros distintos que amamos y que forman parte de nuestra formación y nuestro entorno.

Somos una banda de death metal, sí, pero nos encanta el metal gótico y nos encanta Rammstein, así que decidimos perseguir nuestra creatividad y dejar que estas influencias entraran también en nuestra música junto a muchos otros. No nos preocupan los géneros, solo la música en sí misma, siempre que sea honesta y esté inspirada.

Quizás es aún temprano para decirlo, pero qué canciones de Veleno crees que tienen más posibilidades de convertirse en nuevos clásicos de Fleshgod Apocalypse? ¿Tienes algun tipo de sensación sobre alguna de ellas?

Quizás es aún temprano, sí, pero la respuesta que hemos tenido sobre el primer single, «Sugar», ha sido sencillamente espectacular. Cuando empezamos a tocarla en directo, la gente se ha vuelto literalmente loca. Y parece que sigue creciendo. Hay otras canciones más típicamente Fleshgod que nuestros fans de siempre estan apreciando especialmente, pero sospecho que algunas de las más inusuales y valientes serán as que se convertirán en nuevos clásicos. Pero ya lo veremos…

Cuando vi la portada del disco me sorprendí bastante porque pensé que no pegaba demasiado con el resto de las portadas. Pero luego pensé en las otras portadas y el hecho es que todas son conceptualmente y visualmente muy distintas entre si. Muchas bandas tienen un estilo muy representativo en este sentido, pero vosotros escogéis cambiar en cada nuevo disco. ¿Por qué y qué es lo que queréis expresar con la portada de Veleno?

Nuestras ansias de experimentación y de intentar nuevas fórmulas no aplica solo a la música, sino también a la imaginería tras ella. Siempre nos ha encantado Travis Smith, creo que es uno de los artistas más visionarios hoy en día, y sencillamente pensamos que su estilo iba a ser perfecto para Veleno. Así como la portada de King era más figurativa, inspirada en los típicos retratos de la realeza en los siglos XVIII y XIX, ésta se inclina hacia el más puro surrealismo. Somos grandes fans de Dalí, Magritte, De Chirico y muchos otros pioneros del arte moderno, que tantas veces está lleno de figuras alienas, atmósferas irreales y símbolos. El simbolismo… ésta es la clave para poder apreciar la portada completamente, ya que cada pequeño detalle se refiere a un concepto específico, o a una canción, del disco. Y como todo el arte, está ampliamente abierto a la interpretación personal. Eso ha sido totalmente intencional, ya que queremos que todo el mundo pueda expresar sus propios sentimientos hacia ella.

Para mí, el elefante representa la carga interior que todos llevamos con nosotros. Su peso causa dolor y sufrimiento a la figura humana situada debajo, e incluso sus patas forman una especie de afilada hoja atravesando el cuerpo del hombre. Pero esa carga y ese dolor nos lo creamos a nosotros mismos, y por eso estan las cuerdas que mantienen el hombre y el elefante atados uno al otros. Es una imagen terrible, a la vez tan poderosa y llena de significado.

¿Cómo funciona el proceso de composición de un disco de Fleshgod Apocalypse?  ¿Las canciones empiezan a través de un riff de guitarra o de un arreglo sinfónico? ¿Cuáles son los pasos que llevan a que una idea se convierta en una canción completa, teniendo en cuenta que vuestra música es particularmente compleja?

En realidad depende de qué parte… a veces empezamos con un riff de guitarra, otras veces cogemos una melodía simple, una progresión de piano o, quizás, un patrón de cuerdas sobre el que construimos todo encima. Es un proceso muy complicado, ya que no ponemos simplemente un instrumento encima del otro, sino que constantemente le damos forma, cambiamos y adaptamos cada una de las partes hasta que funciona como un todo. No es tan sencillo como escribir un riff que funcione por si mismo y luego añadir cuerdas y un piano encima. Los detalles marcan la diferencia, así que intentamos desarrollar el arreglo completo tan pronto una nueva sección está terminada. Y eso requiere de tiempo y de esfuerzo, por supuesto.

El death metal simfónico no parece vivir los mayres ratios de popularidad hoy en día, y tristemente algunas de las últimas giras de bandas del estilo a las que hemos podido asistir han tenido asistencias decepcionantes. No es que nunca se haya acercado a la moda, por supuesto, pero como ves la salud del género a día de hoy?

Bueno, nosotros no lo vemos así. Y estamos muy contentos también en el apartado directo. Claro que nuestro género no está de moda, literalmente hablando, pero para serte honesto tampoco nos importa seguir las modas fáciles. Si lo haces, quizás hay una cierta falta de identidad en tu música. Así que preferimos crear nuestra propia moda.

Es típico preguntar sobre qué bandas os han inflenciado, pero en vuestro caso estoy más interesado en conocer cuáles on vuestras influencias en el terreno de la música clásica. ¿Alguna periodo o compositor que creais que es especialmente presente en la música y en el espíritu de Fleshgod Apocalypse? ¿Habéis estudiado también en conservatorio?

Yo toqué el contrabajo clásico en el pasado, pero ninguno de nosotros siguió un camino puramente académico. Todos somos estudiantes ávidos y hemos pasado años desarrollando nuestras habilidades y aprendiendo sobre harmonia, composición, orquestración y arreglo.

Por supuesto, estamos profundamente influenciados por compositores clásicos de todas las eras, desde Vivaldi a Mozart, Rossini, Wagner o Beethoven. También nos encantan los románticos tardíos como Rachmaninoff, o incluso compositores de películas como John Williams, Bernard Herrmann y Ennio Morricone.

Vuestra carrera como banda empezó hace poco más de diez años. ¿Cuáles han sido los momentos mas álgidos y los más miserables durante este tiempo? ¿Cuáles han sido las mayores dificultades que sientes que habéis tenido que superar y cómo lo habéis hecho?

Oh, hemos tenido muchísimas! Una de los puntos álgidos es bastante reciente: vendimos todas las entradas en nuestro primer show en Nueva York durante nuestra última gira americana. Fue todo un premio después de nueve años girando por ese país.

También hemos pasado por momentos oscuros durante los últimos años. En 2019 nos robaron en Göteborg, en Suecia. Todo nuestro equipo de directo, incluidas guitarras, decoraciones y herramientas desaparecieron en la noche. Fue una experiencia horrible, algo de lo que no queremos ser testimonios nunca más. Y solo hay una forma honesta de superar situaciones así: trabajar aún más duro que antes para conseguir levantarte de nuevo. Hoy en día, confiar en el crowfunding cuando te ocurre algo así se ha convertido en algo bastante popular, incluso entre bandas y músicos profesionales. Pero no creo que eso sea justo. Básicamente, estás explotando tu exposición como artista para pedir dinero y salir fácilmente de tus problemas económicos. La gente común y otro tipo de profesionales no pueden gozar de un lujo así, al menos no a gran escala, así que por qué nos lo merecemos nosotros? ¿Sólo porque somos «famosos»?

Italia, al igual que España, nunca ha sido precisamente una meca para el rock y el metal, aunque vosotros tuvistéis una gran escena prog en los setenta, algunas bandas que han conseguido éxito internacional (siendo Lacuna Coil la pricipal, imagino) y la gloriosa y breve revista Grind Zone en los noventa (que no sé si leías, por cierto). ¿Cómo ha sido el crecer como banda en un país como Italia y como es el circuito y la escena si lo comparas con otros países europeos más metálicamente desarrollados?

Fue mucho más complicado, seguro. Creo que la principal razón es la falta de organización. De hecho, aunque la escena esté llena de gente y la calidad de la músical commo tal también sea alta, necesitas algun tipo de «industria nacional» para que funcione. Sellos, promotores y agentes que puedan dar una exposición poderosa a las bandas son elementos necesarios. En realidad, las pocas bandas que han crecido, han destacado y siguen siendo grandes son aquellas que han desarrollado su carrera en el extranjero desde el principio. Por ejemplo, una banda alemana puede crecer en su país y solo a partír de allí conquistar elmundo. Ellos tienen la estructura para que eso ocurra, pero las bandas italianas no pueden seguir este camino, por desgracia. Nosotros tenemos nuestras habilidades y nuestras particularidades, pero deberíamos ser menos arrogantes y envidiosos, e intentar aprender un poco de ellas. Al final lo que importa es el resultado, y las bandas italianas lo están pasando masl.

La última vez que os vi fue hace algo más de dos años, cuando vinistéis a Barcelona junto a Carach Angren. Esa noche tuvisteis que acortar vuestro show por culpa del dolor que sufrías en tu espalda, y si no recuerdo mal también tuvistéis que cancelar un par de conciertos finales de esa gira por ese mismo motivo. ¿Cómo recuerdas esa gira, que supongo que debió ser especialmente complicada físicamente? ¿Estás totalmente recuperado?

Sí, fue la única vez en mi vida que tuve que cancelar conciertos por razones personales. Ha sido la gira más difícil que he hecho nunca, ya que por desgracia el dolor que empezó en los primeros días nunca se fue y no fui capaz de encontrar una manera de mantenerlo bajo control. Ahora estoy totalmente recuperado y toco la batería también para otros y para Fleshgod Apocalypse en el estudio. Tuve una compresión severa de dos discos vertebrales en mi espalda. Por desgracia, se trata de una dolencia genética en mi familia y necesité una rehabilitación muy intensiva después de ese episodio. Si pienso en esos momentos aún me duele, y abandonar la gira y cancelar conciertos fue una sensación horrible.

Precisamente, esta misma semana estoy también preparando una entrevista con Carach Angren, ya que pronto estarán de vuelta en nuestros escenarios junto a Wolfheart y un par más. ¿Cómo fue la gira con ellos y qué pregunta les harías si tuvieras que ser tú quién entrevistara a la banda?

La gira en sí estuvo muy bien, definitivamente se trataba de un gran paquete. Son una banda llena de talento y estan creciendo rápido, lo que es algo muy positivo para la escena simfónica en general. Seregor, su cantante, es un tío genial, me llevo muy bien con él. En lo referente a la pregunta, no tengo ni idea (risas) No he estado nunca en el lado del entrevistador, así que preguntales si les gusta calentar 🙂

Veo que no tenéis muchos festivales en agenda para este verano, y aún no habéis anunciado fechas para la presentación del disco. ¿Cuáles son vuestros planes para el resto del año?

Estamos planeando una gira europea completa para este otoño, algo de lo que no puedo hablar mucho aún. Además, ya hemos confirmado un par de conciertos en Japón y algunos más en China y en Australia. El año que viene estará bastante ocupado también!

Si pudieras montar una gira con cuatro bandas de tu elección, siendo Fleshgod Apocalypse una de ellas, ¿cuáles escogerías y por qué?

Bien, diría Lacuna Coil, porque también son italianos además de buenos amigos, a Symphony X, una de las mejores bandas en la actualidad, y Cannibal Coprpse, porque son legendarios y nos encantan!

¡Bueno, pues esto es todo! Gracias de nuevo por tu tiempo. Os deseola mejor de las suertes con el nuevo disco, y espero veros pronto en nuestros escenarios.

¡Gracias por la entrevista! ¡Nos vemos pronto!

English

Hi Francesco! First of all, thank you very much for answering these questions for us. How are you going these days? Ready for the summer season?

Hey there! I’m great, thank you. Right now we’re preparing everything for summer festivals. It’s going to be rad!

An album of Fleshgod Apocalypse is generally an insane, anxious and brutal mixture of progressive metal, technical death metal and symphonic metal. First time someone introduced me to your music they did it with the sentence «Listen to this, these people are nuts». And well, you were 😀 . Or… are you? How did you all decide to make a band that would play exactly this type of music?

Eheh, it’s a nice introduction to the band’s music! Well, starting a band like this, or playing this type of music, requires a little bit of craziness and recklessness… it’s essential. Even if the style, at least in our case, took shape gradually, we still had the clear idea of doing something big with the band, since day one. We wanted to create a personal sound, which was including all our musical influences, and also break limits, become a renowned entity and deliver art for a living. These driving forces are stronger then ever now and the motivation is through the roof!

Now you just released «Veleno», which is your fifth album and comes three years after what has probably been the pinnacle of your career so far: «King». What has «King» meant for you and your career and where would you like «Veleno» to take you?

You’re right, “King” was a success beyond our expectations. For us it represented a huge step forward in terms of songwriting and production, and I’m pretty sure people noticed that. It pleased our fans and allowed us to reach a broader audience. I think “Veleno” is going to take us to a further level in that regard. The feedback we’re having is mind-blowing so far! Experience and maturity in composition made the difference.

This is the first album without Tommaso and Cristiano, which have been present in all your studio releases so far and whose departure have broken up what seemed to be a very stable line up so far. Instead of hiring two new musicians to take their place, for the recording of this album you have taken care of the vocals and the guitars besides your usual duties behind the drum kit. How has it been to work this way, as a trio and taking all those new responsibilities? How has the energy surrounding the band been this time around?

I won’t lie: their departure was shocking for us. They were great musicians and friends, so it wasn’t easy at all. Musically speaking though, me and Francesco Ferrini have always taken care of songwriting and arrangements, so nothing really changed. We have split responsibilities between three people instead of five, but we like to work hard so no problem!

Honestly, hiring a new frontman would have been a terrible decision: he’s the spokesman carrying your message towards the world and he couldn’t be someone who hasn’t been part of us from the very beginning. Plus, before switching to drums, I was the very first frontman of the band. That’s why I decided to go back there, because I know what our message is about. And I feel totally at ease there, It feels like my natural habitat.

Actually, our new guitarist Fabio Bartoletti helped me recording the guitar tracks for “Veleno”. He’s an insanely skilled guitar player and his help was precious. The line-up change, as I said, was unexpected and traumatic, but it also gave us new energy, a new life so to speak. We’ve never felt so healthy and strong.

Besides that important change, what are the main new things we can find in this new album in your opinion? For example, the song «Monnalisa» is a bit different of what you have done before, and there are also some gothic bits and other stuff that were a bit unexpected (like a Rammstein cover as a bonus track). What else has changed, both in the music and in your approach to it?

Well, we don’t like to repeat the same formula over and over, and our fans know it well. With every new album, we’ve always loved to experiment, explore new paths… and “Veleno” makes no difference. However, I think this time we pushed our limits even further than ever before. Not on mere technicalities, speed and such, but as composers. It’s probably the most spontaneous album we’ve ever released. We decided not to put any constraint on our inspiration, we’ve been writing over a three years time frame, not worrying too much about schedules and delivery dates. We left our inspiration flow freely, exploring a wider palette of influences from many different genres that we love and are part of our background.

Yes, we are a death metal band, but we love gothic metal and we love Rammstein. Therefore, we decided to follow our creativity and let those inputs in, as well as many others. We were not concerned about genres, but just about the music itself, as long as it’s honest and inspired.

Maybe it is still early to tell, but what songs of Veleno do you think have the hightest chances to become new classics of Fleshgod Apocalypse? Do you have any particular gut feeling about any of them?

Maybe it’s early to say that, but for sure the response we’ve got on the first single, “Sugar», is overwhelming. When we started to play it live, people literally went nuts. And it keeps growing. There are some more typical ‘Fleshgod’ songs that our old fans are appreciating, but I suspect that some of the most unusual, courageous ones will become the new classics. We’ll see…

When I saw the album cover I was pretty surprised, because I thought it didn’t really suit your other album covers. But then I looked at the other album covers and the fact is that they are all conceptually and visually very different from each other. Many bands have a representative style in that way, but you choose to change every time. Why is that, and what do you want to explain with the cover of Veleno?

Our will to experiment and try out new formulas doesn’t concern just our music, but also the imagery behind it. They’re both part of our proposal and meant to be presented as a whole. We’ve always loved Travis Smith, he’s one of the most visionary artists nowadays, so we simply thought his style was perfect for “Veleno”. Whereas the cover art for “King” was more figurative, inspired by typical portraits of sovereigns across the XVIII/XIX Century, this one is leaning towards pure surrealism. We’re big fans of Dalí, Magritte, De Chirico and many other pioneers of modern art, which is so often plenty of alien shapes, unreal atmospheres and symbols. Symbolism… this is the key to fully appreciate this cover, since every small detail on it refers to a specific concept, or song, in the album. And, like all art, is widely open to personal interpretation. This was intentional, since we want everyone to express their own feelings towards it.

For me, the elephant represents the inner burden that everyone is carrying. Its weight is inflicting pain and sufferance to the human figure below, and even its legs are forming a blade piercing through the man’s body. But that burden cursing us is self-inflicted, since there are ropes keeping the man and the elephant tied together. It’s a terrible image, yet so powerful and full of meaning.

How does the process of composition of the music of Fleshgod Apocalypse works? Does it all start from a guitar riffs or from a symphonic arrangement? What are the steps that take an idea to a full song or an album, considering that your music is particularly complex?

It really depends on the part… Sometimes we start from a guitar riff, some other times we take a simple melody, a piano progression or, maybe, a strings pattern and we build everything on top of it. It’s a very complicated process, since we’re not merely putting instrument on top of each other, but we constantly shape, change and adapt every single part until it works as a whole. It’s not as simple as writing a riff that works by itself and adding strings or piano on top of it. Details make the difference, so we try to develop the full arrangement as soon as possible every time a new section comes up. That requires time and effort, of course.

Symphonic death metal doesn’t seem to live the highest populatity ratios there days, and sadly some of the last tours we’ve seen of bands of the style have had some disappointing attendances. Not that it has never been anything close to fashionable, of course, but how do you see the health of the genre these days?

Well, it doesn’t look like that from our point of view. We’re very happy also on the live side. Of course our genre is not ‘trendy’, literally speaking. But, honestly, we don’t care about leaning on easy trends. If you do that, perhaps there’s a lack of identity in your music. We like to create our own trend.

It is typical to ask about which bands have influenced you, but I am more interested in knowing what are your main influences within the classical world. Any particular period or composer that you feel is highly present in the music or the spirit of Fleshgod Apocalypse? Are you also classically trained?

I played classical double bass in the past, but none of us has followed a full ‘academic’ path. But we’re all avid students, and we spent years developing our skills and learning about harmony, composition, orchestration and arrangement. Of course we’re deeply influenced by classical composer of any era, from Vivaldi to Mozart, Rossini, Wagner and Beethoven. We also love late romantics, like Rachmaninoff, or movie score composers such as John Williams, Bernard Herrmann and Ennio Morricone.

You’ve been alive as a band for more than ten years. What have been the highest highs and the lowest lows during this time? What are the biggest difficulties you feel you had to overcome and how did you do it?

Oh we’ve had so many! One of the highlights is quite recent: we sold out our first show in New York City during our last US tour. It was deeply rewarding, after nine years of touring in that country.
We’ve been through dark times as well during the past few years. In 2019 we got robbed in Gothenburg, Sweden. Our live rig, guitars, props and tools got stolen during the night. It was such a horrible experience… something we don’t want to witness ever again. There’s only one honest way to overcome situations like these: work harder than before to get back on your feet. Nowadays, relying on crowdfunding when you have an issue has become pretty popular, even amongst professional bands and musicians. But that’s not fair. You’re basically exploiting your exposure as an artist to beg for money and easily get rid of your financial troubles. Common people or other kinds of professionals can’t afford this luxury, at least not on such a large scale, so… why would you be entitled to do so? Just because you’re “famous”?

Italy, as well as Spain, has never been precisely a mecca for rock and metal, but still you had a strong prog scene in the seventies, you have some bands that made it outside (being Lacuna Coil the most well known, I guess), and you had the glorious and short lived Grind Zone magazine in the nineties (which I don’t know if you were a reader, but I loved it). How has it been to grow as a band in Italy and how is the circuit and the scene if you compare it with some more «metallically» developed european countries?

It is way harder for sure. I guess the main reason is the lack of organization. I mean, even if the scene is pretty crowded and the quality of the music itself is high, you still need a kind of «national industry» to make it work. Labels, promoters, bookers…agents that can give bands a powerful exposure are necessary. In fact, the only few bands that stood out in the past and that are having a significant growth nowadays are the ones that developed their careers abroad since the early days. For instance, a German band can become big in its country and only then conquer the world. They have a structure to make it happen. Italian bands cannot follow this path, unfortunately. We have our own skills and peculiarities, but we should be less arrogant or envious and try to learn a bit from them. In the end, result is what really matters and Italian bands are struggling.

Last time I saw you was a bit more than two years ago, when you came to Barcelona along with Carach Angren. You had to cut the set slightly short because of the pain you were having in your back, and if I remember well you also had to cancel a couple of shows after that one. How do you remember that tour, which I guess was particularly complicated for you physically? Are you fully recovered by now?

Yes, it’s the only one time in my career I had to cancel shows for personal reasons. It was the most difficult tour I had ever done, and unfortunately the pain that started in the first days didn’t leave and I couldn’t find a way to keep it under control. Now I’m totally recovered, and I play drums for others as well, as for FLeshgod Apocalypse in the studio. I had a severe compression of two vertebral disks in my back. Unfortunately it’s genetic in my family and I needed some storming rehab after that episode. If i think of those moments it still hurts, leaving the tour and canceling shows was a terrible feeling.

Precisely, this week I have to also prepare an interview with Carach Angren, as they are soon coming here again (with Wolfheart and a couple more). How was to tour for them and which question would you ask to the band if you had to interview them?

Well, the tour itself was very good, it was definitely a great package. They are a talented band and they’re growing fast, which is a good thing for the whole symphonic scene. Seregor, their singer, is a nice dude, I get along with him well. As for the question I have no idea, ahah, I’ve never been on the side of the interviewer so…ask them if they like to warm up 🙂

I see that you don’t have many festivals booked for the summer, and still you haven’t announced any tour presenting the album. What are your live plans for the rest of the year?

We’re planning a full EU tour for this fall, something I can’t talk about yet. Plus, we already confirmed two shows in Japan and many others across Australia and China. Next year we’ll be pretty busy as well!

If you could put a tour with any four bands you wanted, being Fleshgod Apocalypse one of them, which ones would you choose and why?

Well… I’d say Lacuna Coil, because they’re italians and good friends of us, Symphony X, one of the best bands in the scene right now, and Cannibal Corpse, because they’re legendary and we love them!

Well, that’s all. Thanks again for your time, I wish you the best with the album and I hope to see you soon in our stages.

Thanks to you for the interview! See you soon.

Avatar
Sobre Albert Vila 721 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.