Entrevista a Elena Nieto de Yawners: ‘La seguridad y el vértigo están bastante equilibrados en mi balanza’

La nueva oleada indie rock nacional tiene diamantes en bruto como Yawners, la banda de Elena Nieto cuenta con un potencial admirable y el número de fans y seguidores aumenta tanto como su repercusión en la escena no solo nacional, sino también internacional.

Hace unas semanas pasó por Barcelona y Girona y aprovechamos su pasada por nuestras tierras para charlar con una simpática Elena.

Primero quiero felicitarte por la increíble trayectoria de Yawners en tan poco tiempo de existencia. ¿Qué tal estás?

¡Muchas gracias! Pues estoy bien, ahora viviendo un momento de incertidumbre pues estoy en medio de la gira de presentación del disco, en marzo y abril teníamos varios conciertos. Hemos tenido que cancelar o aplazar parte de la gira. Estoy en plan… ¿qué pasa? Aunque mirando el lado positivo de las cosas, pues ahora estoy teniendo bastante tiempo para escribir nuevas canciones y para pensarme bien las cosas. No hay mal que por bien no venga.

En poco tiempo tu carrera al mando de Yawners ha crecido a pasos agigantados. De debutar hace escasos años, a girar por toda España e incluso por el extranjero. Suponiendo que la suerte no existe, todo ello es el resultado de un trabajo bien hecho. ¿Qué es más fuerte en tu subconsciente, el vértigo o la seguridad?

Bueno, creo que en mi subconsciente existen y conviven ambas cosas, tanto el vértigo como la seguridad. Yo llevo ya con Yawners creando canciones y desarrollando el proyecto casi cinco años, entonces poco a poco la seguridad me la he ido ganando. También he dado muchísimos conciertos. Tengo claro lo que quiero hacer y es lo que hago.

Pero por otro lado el vértigo siempre está allí. Ahora con el disco han salido cosas super guays. Por ejemplo, el pasado 6 de marzo se publicó el disco con una discográfica nueva en Japón. Cosas de estas que no te esperas y molan muchísimo y si que dan vértigo. Así que supongo que la cosa está bastante equilibrada entre vértigo y seguridad. Jajaja.

Just Calm Down (2019) fue un pelotazo por vuestra parte. Citáis como influencias a bandas como Weezer, Pavement o incluso Japandroids. ¿Cómo surgió la idea de crear Yawners y por que motivo se escogió el formato dúo?

Yo empecé con Oliver, un amigo mio en Salamanca. Los dos teníamos otros grupos allí en Salamanca, yo tocaba entonces en un local auto gestionado que ya ni existe, una pena porqué allí se hacían cosas muy interesantes. Oliver también formaba parte de esa escena, nos hicimos amigos y decidimos crear una banda más. Esa es la explicación del formato dúo, éramos dos amigos que decidimos hacer una banda entre nosotros dos.

Curiosamente vuestra canción más famosa ha sido “La Escalera”. Personalmente prefiero la versión de Yawners cantando en inglés. Tiene mucho carácter. “La Escalera” me recuerda a la banda Los Fresones Rebeldes. Es la única canción interpretada en castellano. Viendo el recibimiento del público, ¿vas a componer más canciones en castellano o seguirás haciéndolo en inglés?

Pues como te comentaba al principio de la entrevista, como ahora tengo mucho tiempo libre me he liado a componer nuevas canciones. También te diré que estoy componiendo indistintamente tanto en inglés como en castellano. Todavía no tengo muy claro cual será el rumbo que emprenderé para este segundo disco pero el material que estoy haciendo ahora mismo es un poco indistinto en ambas lenguas así que bueno… a ver que pasa.

Más de 123.000 reproducciones de “La Escalera” en Spotify en tan solo unos meses. ¿Cómo se te queda el cuerpo cuándo ves estas cifras?

¡Uau, sí! Lo de Spotify está muy guay. Sobretodo porqué puedes mirar de donde vienen las reproducciones, de que países, de que ciudades… y me encanta ver como gran parte de las reproducciones vengan de otros países. En Spotify no mucho pero en Apple Music Japón es mi número 1 en cuanto a reproducciones, ¡esto es flipante!

Habéis tocado en varios festivales nacionales como el Vida Fest, Canela Party, las fiestas de La Mercè en Barcelona, Tomavistas,… también en los Países Bajos, Alemania y Estados Unidos. Seguro que en este tiempo has acumulado experiencias y anécdotas curiosas que nos encantaría conocer. ¿Qué te ha pasado que merezca ser compartido con tus seguidores?

Si, estos últimos años he tocado en un montón de sitios, tanto en España como fuera y claro, jolín, nos han pasado cantidad de cosa, algunas más graciosas que otras, jaja. En general estoy super agradecida de haber tenido todas estas oportunidades.

Por ejemplo, se me ocurre contarte que cuando fuimos el año pasado a Estados Unidos, allí tocamos en Texas. A parte de tocar hasta siete veces en la ciudad de Austin, uno de los conciertos que hicimos en ese estado fue en pueblo que estaba como a una hora y media de Austin y fue un choque flipante. Una cosa es tocar en una ciudad tan grande y cosmopolita como Austin, no sé cuanta gente vive allí pero un montón, luego irte a un pequeño pueblo en el que montaban un festival para la gente de la zona fue increíble. Nos trataron super bien y claro, allí había gente que trabajaba en el campo, gente con el sombrero de cowboy… casi ni entendíamos su inglés de lo cerrado que era, jajaja. Fue una experiencia guapísima.

También has compartido escenario con bandas de muchos estilos y tamaños, has conocido multitud de artistas. ¿Alguien te ha decepcionado? Y, por el contrario, ¿alguien que pensabas que sería un borde te ha sorprendido para bien?

No creo ni que nadie me haya decepcionado ni que nadie me haya sorprendido para bien. En el fondo tu vas a tocar con mucha gente, conoces a grupos que personalmente no conocías… por norma general suele molar. Habrá gente con la que congenies más y de allí surgen amistades. Yo estoy muy contenta con las amistades que he hecho tocando en muchos sitios. El poder compartir experiencias y conocer a gente con la que acabas descubriendo que tienes mogollón de cosas en común. También creo que se vende un poco la idea de que todos los grupos tienen que ser amigos entre ellos y que todo es fiesta y cháchara… pero no, con alguna gente congeniaras más y con otra gente menos, como todo en esta vida.

Estás con la gente de La Castanya. ¿Cómo es vuestra relación y hasta qué punto dejan libertad de movimientos a Yawners?

Sí, mi sello y mi management es La Castanya, y además yo trabajo en las oficinas de La Castanya, jajaja. Entonces bueno, estoy muy al tanto de lo que pasa con el grupo, ya que estoy en contacto directo con la oficina, como es normal. Y esto es guay, al final tengo una especie de sensación de control sobre lo que pasa con mi proyecto más grande que a lo mejor otro grupo, que tiene su manager en otra ciudad o bien que no tiene tanto flujo de información sobre las cosas.

Ahora que el disco ya ha envejecido, por así decirlo. ¿Te sientes totalmente orgullosa de él o cambiarias algo del resultado final?

Sí, me siento muy orgullosa del disco pues todo el feedback que he tenido ha sido súper chulo, tanto en España como fuera. Muchos medios internacionales se han hecho eco y han habido críticas guays. Yo creo que una vez sacas un disco no debes sentirte mal por nada. Lo que has hecho lo has hecho por algo y ya está. En mi caso es así. Estoy orgullosa y contenta y tengo muchas ganas de ir a por el segundo disco.

Hace unas semanas pasaste nuevamente por Catalunya con una doble cita en Barcelona y Girona. ¿Qué me dices de esos dos conciertos?

El de Barcelona fue súper guay, se agotaron las entradas, la gente voló por los aires literalmente, cantaron mucho. Fue muy divertido y estoy súper agradecida a la gente que se entregan a tope y se lo pasan tan bien, que en fondo es lo más importante. Para mí, como artista sobre el escenario, lo mejor es ver al público disfrutando al máximo.

El de Girona fue un poco “a ver qué pasa” y fue súper guay. Tocamos en el Ateneu Popular de Salt y vino un montón de gente, nos trataron súper bien. Muy bien. Espero volver pronto.

¿Qué sueños realistas tienes como artista, como banda?

Me encantaría seguir girando por sitios a los que no he estado. Me gustaría ir a Japón con la excusa de que ha salido el disco allí con una discográfica. Me gustaría… no lo sé, estar contenta con mi segundo disco y que todo vaya bien y poder enseñarlo al público. ¡Tampoco pido mucho!

Y ya para cerrar, si tuvieras que escoger una canción de Yawners para presentarte frente a la gente que no os conoce, ¿cuál sería y por qué?

Elegiría… mmm… creo que una canción bastante representativa podría ser “The Friend Song”, la primera del disco. ¿Por qué? Es en inglés, como la mayoría de canciones de Yawners, porqué es bastante simple pero concisa y porqué es muy happy, que es algo que me gusta mantener en lo que hago.

Bueno Elena, un verdadero placer. Nos vemos pronto.

¡¡Igualmente y gracias!!

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 324 Artículos
Rock en todas sus extensiones