Entrevista a César Strawberry, vocalista de Def Con Dos: ‘Ante las injusticias, si te plantas y peleas, a veces hasta ganas’

Si hay un personaje dentro del panorama cultural español que ha sufrido de lleno, en primerísima primera persona, esa «democracia ejemplar» que nos rodea, ese es César Strawberry, carismático líder de Def Con Dos, una de las bandas en activo más longevas de la escena metal española.

Hace unas semanas salía a la venta Gilipollas No Tiene Traducción (2020), con el que el grupo celebra 30 años sobre los escenarios, así que aprovechando que están en cuarentena, nos reunimos con César, manteniendo la distancia mínima necesaria que marca el confinamiento, para repasar un poco su trayectoria artística de una forma, todo hay que decirlo, algo escueta.

¡A beber y a follar que son dos días!

 

Hola, César. Muy buenas. ¿Cómo va la cosa?

Bien.

¿Está siendo productivo este confinamiento?

Adaptarse o morir.

¿Cuál es el pensamiento más extraño que te ha asaltado estos días?

Esas cosas no las cuento… jajajaja.

En 1988 veía la luz vuestro Primer Asalto. En 1989, Segundo Asalto y el Tercer Asalto, en 1991. ¿Por qué dejasteis de publicar asaltos, por miedo a perder el combate?

Seguimos llamando “asalto” a cualquier novedad que lance el grupo, independientemente de que lleve un título diferenciado o vaya referido a un nuevo soporte. Es decir, que un asalto puede no ser necesariamente un disco (nuevo o recopilatorio), sino cualquier acción que genere difusión de la actividad de la banda, como la publicación de un libro o de una canción para la banda sonora de un corto que nos mole y dé pie a un nuevo clip currado, o hasta el concepto temático para una nueva gira, como, por ejemplo, lo que fue Alzheimer pal Pueblo en 2015. Asalto es para nosotros cualquier acción que deje constancia del pulso creativo de la banda.

30 años de carrera, que se dice pronto. ¿Qué recuerdos te vienen a la mente cuando miras atrás en el tiempo?

Entre otros, los que he ido plasmando en los tres libros biográficos sobre Def Con Dos publicados hasta la fecha: Freddy Krueger tiene Alzheimer (2011), El Día de los Bestias (2017) e Himnos, Profecías y Canciones Olvidadas – Vol. 1 (2020).

¿Merece la pena el trayecto recorrido?

De haberlo valorado de otro modo, jamás lo hubiésemos recorrido; y seguimos…

El vuestro primer trabajo, pedíais la cabeza de Alfredo García, en una clara referencia al filme de Sam Peckinpah Bring Me the Head of Alfredo García (1974). La película narra la historia de la hija adolescente de un rico hacendado mexicano que se ha quedado embarazada. El padre es, al parecer, Alfredo García, un antiguo colaborador y amigo de la familia, por cuya cabeza se ofrece una recompensa de un millón de dólares. ¿Cómo o de dónde surgió la idea de crear ese tema?

El cine de Peckinpah es un referente en el cine de acción. Y ese punto bizarro que tienen algunas de sus producciones nos es muy afín. Eso está extensamente explicado en nuestro libro Himnos, Profecías y Canciones Olvidadas.

También en ese mismo álbum debut hacéis referencia a A Nightmare on Elm Street (1984) de Wes Craven. ¿Podríamos decir que el cine es una de vuestras principales fuentes de inspiración, o al menos lo era en vuestros inicios como banda?

Como al principio no teníamos mucho que contar, rendir homenajes a las pelis frikis que nos gustaban fue un recurso apañado.

La Matanza Caníbal de los Garrulos Lisérgicos (1993), una de las obras del culto del gore patrio, fue tu primer coqueteo con el Séptimo Arte. ¿Qué recuerdas de aquel rodaje? ¿Te hubiera gustado dedicarte a ello en cuerpo y alma de no haber sido músico? ¿Tienes intención de dirigir algún cortometraje más?

Mi primera vocación fue dedicarme al cine y es lo que me llevó a matricularme en primero de la carrera de Ciencias de la Información, en su rama de Imagen, en 1982. Enseguida me di cuenta de que dedicarse al cine en la España de los 80 era un objetivo inalcanzable para mis circunstancias económicas, por lo que me pasé a Bellas Artes donde había que estudiar mucho menos. A principios de los 90, cuando conocí a Álex de la Iglesia y Toñito Blanco, vi acercarse aquel sueño, pero ya estaba metido de lleno en la música. No fue hasta 2003 cuando por fin logré rodar un corto e incluso anduve cerca de poder rodar un largo. Pero esa fue mi última apuesta seria, y desde entonces he seguido colaborando con realizadores varios, pero solo para hacer canciones para sus cortos. El último ha sido Cinco Reyes, estrenado en 2019, en el que también actúo caracterizado de monstruo demoníaco.

“Salman Rushdie” es el nombre de uno de los temas incluidos en Segundo Asalto. El escritor y ensayista indio-brtitánico se hizo mundialmente famoso a raíz de la publicación de su cuarta novela, Los Versos Satánicos (1988), en la que Mahoma, desesperado por atraer hacia su causa a los habitantes de la Meca, es tentado por Satán para proclamar como revelación divina determinados versículos que, de hecho, eran una perversión de la verdad. Creo que tú, más que nadie en este país, sabe que la libertad de expresión siempre ha estado en entredicho –gobierne quien gobierne-, y que hablar de quién sea o de lo que sea puede ser, cuanto menos, problemático. ¿Merece la pena hablar sin tapujos en la España del siglo XXI?

No solo merece la pena, sino que es perfectamente legal, como reconoció el Tribunal Constitucional al absolverme definitivamente el pasado 25 de febrero, sentando un precedente inequívoco para evitar en adelante persecuciones ilegales como la que sufrí durante los últimos cinco años. Si cedemos ante el miedo, acabamos construyendo nuestra propia celda.

Por cierto, esos anuncios incluidos –para nada encubiertos– entre tema y tema de ese Segundo Asalto, ¿fue algo improvisado?

Sí.

Este año se cumple el XXVº Aniversario del estreno de El Día de la Bestia también de Álex de la Iglesia, una película (y una banda sonora) que ha marcado a toda una generación. Imagino que tras haber colaborado ya en su primer largo, vuestra colaboración estaba podríamos decir que casi cantada. ¿Qué se siente al haber sido el autor de los temas principales de dos de las películas (de culto) más importantes del fantástico nacional?

Una enorme satisfacción.

Por cierto, ¿le has perdonado ya a Álex (de la Iglesia) el hecho de que no te diera ni tan siquiera un pequeño papel en la cinta?

Def Con Dos salimos unos segundos en la peli encarnando al grupo Satánica. Con eso nos basta.

Ese mismo año 1995 veía la luz Alzheimer en el que, entre otras muchas cosas, dejabais claro vuestro amor por una de vuestras principales fuentes de inspiración: los Beastie Boys. ¿Para cuándo otro «Karaoke Def»?

Quedó guay del de 1995. ¿Por qué hacer otro?

Hace ahora ocho años que fallecía MCA. En España es Idiota (2013) le dedicáis al MC neoyorquino el tema “Dios Salve a MCA”. ¿No es algo contradictorio que una banda abiertamente atea divinice a uno de sus ídolos?

Nadie diviniza a nadie, hombre; entiende una metáfora. Es solo un pequeño homenaje a alguien que siempre admiramos mogollón.

Hablando de los Beastie Boys, ¿has tenido oportunidad de leer su autobiografía Beastie Boys Book (2018) o estás esperando a que se estrene el biopic dirigido por Spike Jonze?

Es un libro muy guapo, pero pesa demasiado para mis parámetros de lectura.

“El onanismo y la pornografía son fuentes eternas de sabiduría”. ¿Sigues creyendo a pies juntillas en este alegato?

Ni de coña creemos “a pies juntillas” en todo lo que dicen nuestras propias canciones, aunque… quizás sí en este caso.

Con la publicación de Ultramemia (1996) el metal y el hip hop ya estaban a la par, pasando a ser uno de los abanderados del rap metal estatal, posición esta de la que nadie os ha apeado hasta la fecha. De la misma forma que artistas como Beastie Boys o Run-DMC han marcado vuestros pasos, ¿sois conscientes de hasta qué punto DCD son un referente en el panorama metal estatal?

El año pasado incluso tocamos en el Rock Fest de Barcelona, uno de los mejores festivales de metal a nivel europeo. Siempre es de agradecer que se reconozca tu trabajo.

En 2013 ve la luz España es Idiota, un trabajo bastante más crudo y directo. ¿Hasta qué punto los cambios en la formación influyeron en la evolución de vuestro sonido?

Toda la gente que ha pasado por Def Con Dos en estos 30 años ha dejado su huella emocional, pero pocos han llegado a participar realmente en la elaboración de los contenidos y canciones. Sin embargo, la incorporación de Samuel Barranco y Sagan Ummo en 2017, si ha sido definitiva para garantizar el mantenimiento actual del nivel creativo característico de la banda.

¿Por qué crees que habría que morirse más?

Pregúntale al coronavirus.

En vuestro #trending_distopic (2017) batís el record de colaboraciones: Juan de S.A., ToteKing o Jimmy Barnatán, por citar solo unos ejemplos. Pero me llama especialmente la atención vuestra versión del clásico de Barón Rojo “Resistiré”, en la que colabora el mismísimo Sherpa, si bien hoy en día es la versión del Dúo Dinámico la que lo está petando más. Si en este país la gente hiciera más caso de Barón Rojo que del Dúo Dinámico, ¿las cosas irían mejor?

Cada cual que escuche lo que más le guste, pero que no lo ponga a toda tralla en su balcón, porfa.

Por cierto, ¿cómo se gesta una canción de Def Con Dos? ¿Basta con acudir al kiosco y echarle un ojo a la prensa diaria o hay que hacer algo más de trabajo de campo?

Eso queda bastante bien explicado en el nuevo libro Himnos, Profecías y Canciones Olvidadas.

En vuestra última entrega, Gilipollas No Tiene Traducción (2020), os definís como “el grupo más repugnante de los últimos 30 años”. Obviamente, hay muchas personas que realmente os ven así. ¿Qué ha cambiado en la vida del Cesar Strawberry que concedía entrevistas a La 2 sentado en un retrete al César Strawberry que ha sido forzado a sentarse en el banquillo de los acusados de la Audiencia Nacional?

Ante las injusticias, si te plantas y peleas, a veces hasta ganas.

Según la RAE, un gilipollas es “alguien necio o estúpido”, pero no se dignan a incluir ninguna fotografía. ¿Qué imagen debería acompañar dicha entrada?

Una foto del planeta tierra hecha desde la luna, le iría bastante bien.

El tema “Stop Puritanismo” os ha vuelto a poner en boca de tod@s por cantar en “contra de la criminalización de la libertad sexual en que, curiosamente, parecen estar coincidiendo fuerzas políticas radicalmente antagónicas». El tema generó una gran polémica en las redes sociales cuando vio la luz hace ahora unos meses. ¿Qué es lo que la gente no ha entendido? ¿Crees que, básicamente, las críticas provinieron de personas que no os han escuchado en su vida y que su reacción no hace más que reafirmar precisamente aquello que cantáis?

Cuando te enfrentas a la estupidez humana, si su horda te critica ferozmente y hasta pretende encarcelarte, es que algo estás haciendo bien.

Llevamos desde 1992 manteando sistemáticamente (aunque sin subvenciones de ningún tipo) a Sánchez Dragó, pero el tipo sigue pensando cosas como que “La sanidad pública no debería existir” o afirmando abiertamente –en el libro que escribió junto a otro iluminado como Albert Boadella– que es un pederasta: “En Tokio, un día, me topé con unas lolitas. Pero no eran unas lolitas cualquiera, sino de esas que se visten como zorritas, con los labios pintados, carmín, rímel, tacones, minifalda… tendrán unos trece años. Subí con ellas y las muy putas se pusieron a turnarse, mientras una iba al váter, la otra se me trajinaba”. ¿Qué estamos haciendo mal?

El que hace mal las cosas es él.

Por cierto, el propio Sánchez Dragó declaraba a finales del pasado año que “Cataluña acabará por separarse de España”. ¿Cómo ve y analiza César Strawberry un conflicto socio-político de tal magnitud?

Bastante borroso.

Si no pudieras echarle la culpa de todo a Yoko Ono , ¿a quién o a qué te gustaría culpar?

Todo lo que no sea asumir nuestra propia responsabilidad sobre las cosas que nos pasan y el mundo que tenemos, es lanzar balones fuera.

A colación de la anterior pregunta, es España tenemos la suerte de poder culpar a ETA de todo. Teresa Toda, subdirectora del diario Egin, se pasó seis años en la cárcel acusada de colaborar con el terrorismo por el mero hecho de trabajar en un medio vasco de izquierdas. Junto a Toda hubo otros 47 ciudadanos vascos que acabaron en prisión, y todos ellos tenían algo en común: pertenecían a diversos movimientos políticos, sociales y culturales de Euskal Herria. Realmente, la gente de izquierdas lo tenemos jodido en este país, una “democracia ejemplar” que decía aquél. Teniendo en cuenta que el régimen actual viene viciado de origen a partir de una monarquía impuesta, ¿sería licito afirmar que España dista mucho de ser, no digo ya una democracia ejemplar, sino simplemente una democracia?

La libertad de expresión está para que puedas decir lo que piensas sin temor a ser perseguido. Opina sin miedo, hombre, que es un derecho humano, y si te persiguen por ello, defiende tu inocencia hasta donde haga falta.

En nuestra web tenemos una sección llamada “Canciones perfectas” en la cual analizamos canciones que, a nuestro parecer, rozan la perfección. Si te pidiera que me dijeras una y el porqué, ¿qué tema escogerías?

Tengo por costumbre no responder a cuestionarios del tipo “mejor libro, mejor película, mejor canción”, porque me siento incapaz de sintetizar tanto.

¿Cómo y por qué te gustaría ser recordado?

Sinceramente, prefiero ser olvidado.

Esto es todo. Muchísimas gracias por todo. ¡Ha sido un placer!

Muchas gracias a ti.

Rubén de Haro
Sobre Rubén de Haro 370 Artículos
Tipo peculiar y entrañable criado a medio camino entre Seattle, Sunset Boulevard y las zonas más húmedas de Louisiana. Si coges un mapa, y si cuentas con ciertos conocimientos matemáticos, verás que el resultado es una zona indeterminada entre los estados de Wyoming, South Dakota y Nebraska. Una zona que, por cierto, no he visitado jamás en la vida. No soy nada de fiar y, aunque me gusta “casi todo lo rock/metal”, prefiero las Vans antes que las J'hayber.