Entrevista a Brigi, vocalista y guitarrista de Koma

‘Somos lo que hacemos en el escenario’

Koma están de vuelta con su metal variado y contundente. Los de Pamplona tienen un montón de fechas programadas para actuar por toda la Península y nuestro compañero Juan Mari Sauras se puso en contacto para conocer un poco más sobre la actualidad de la banda y sus planes de futuro así como otros detalles de su carrera de casi 25 años.

SofN: Antes que nada querría darte las gracias por esta entrevista y darte la enhorabuena por vuestra vuelta a los escenarios, que por lo que hemos podido ver ha sido un éxito.

Pues sí, la verdad es que nos ha pillado un poco sorprendidos porque no pensábamos que íbamos a generar esta expectación. Te podías hacer una idea porque el retorno de una banda siempre suele tener un poquito más de acogida pero es que nos ha dado hasta vértigo (risas). Pero nos sentimos muy bien y estamos contentos no, lo siguiente.

SofN: No es para menos. Habéis tenido muchísimos sold outs, varios conciertos consecutivos en las mismas salas para poder atender a toda la demanda, etc. ¿Cuáles serían vuestras impresiones generales, ahora que ya habéis superado el primer tramo de la gira?

Pues por un lado también ha sido un poco putada, porque de haber sabido que existía esta expectación hubiésemos cogido locales un poquito más grandes y en vez de hacer tres shows hubiésemos montado un único concierto. Y mirando también un poco por el fan, porque ¿qué ocurre con esto? Pues que coges una fecha, de repente haces sold out y luego te tienes que adaptar al calendario de la sala que has contratado. E igual por la agenda de la sala no se puede hacer al día siguiente si no tiene libre el día anterior. Y claro, coges el día anterior y para el fan que quiere ver el primer concierto de todos resulta molesto, mirándolo desde esa perspectiva. Y para nosotros también lo es. Hubiese sido más fácil hacer un único concierto en un local más grande y ya está, en vez de estar tres días en el mismo sitio. Aunque por otro lado también tiene su encanto, ¿eh? (risas). En cuanto a las impresiones pues lo que te decía antes, estamos muy contentos. No llegábamos a tener miedo, pero sí que estábamos alerta pensando en cómo iba a ser nuestro sonido seis años después. O en si mi voz estaría bien o si nuestro estado de forma sería el adecuado. Y la verdad es que nos encontramos muy bien y estamos muy a gusto.

SofN: Lo único malo que parece haber pasado en todos estos conciertos es la lesión que tuviste durante el primer bolo en Madrid. Espero que ya te encuentres plenamente recuperado de eso.

Sí. El problema más grave que tenía fue que me dio una trombosis en una vena debido al desgarro que tuve en el gemelo. Y eso tiene un tratamiento un poco delicado la verdad. Pero bueno la semana pasada ya me miraron y estoy perfecto. En Villena estuve saltando, bueno como una gacela iba a decir pero yo soy más parecido a un gorila que a una gacela (risas). Así que ya estoy bien sí. Fue una putada porque además me dio en el primer concierto de Madrid durante la quinta o en la sexta canción, pero bueno hemos podido llevarlo adelante y gracias a todo un poco no hemos tenido que suspender ningún concierto de la gira.

Me alegro mucho de que ya estés recuperado. Ahora dais comienzo a lo que sería la segunda fase de la gira, donde de la vorágine de las primeras fechas pasáis a unos meses un poco más relajados y centrados en los festivales. ¿Planeáis introducir alguna novedad respecto a lo ya visto? ¿Algún adelanto del material que podamos esperar de Koma? ¿Cómo encaráis esta nueva etapa?

No porque lo del disco lo vamos a ir viendo según avanza la gira, según veamos cómo nos encontramos y según lo que apetezca. Sí que tenemos en mente grabar un disco pero lo primero que vamos a hacer será parar y luego ya veremos. Con esta gira tiraremos hasta noviembre o así de este año y después pararemos. Y entonces a ver qué hacemos. Respecto al tour sí puedo decirte es que es muy diferente. Fíjate tú que estamos tocando dos horas en las salas un poco como prueba para ver qué tal estamos, y lo hemos solventado bien. Y en los festivales, que son más batalleros, pues tienes la mitad de tiempo. El otro día en Villena estaba tan sugestionado con que se nos iba a pasar súper rápido que se me hizo hasta larga la hora que estuvimos ahí arriba (risas). También hay que entender lo que es un festival, porque al tener menos tiempo sales más a saco y dosificas menos. Y como acabo de salir de la lesión y he estado muy paradito una temporada hubo momentos en Villena en que sí lo noté. Pero esto es algo que pasa de cara para dentro, la gente no suele darse cuenta.

SofN: Y hablando de la caña con la que enfocáis los directos, ¿sentís algún tipo de presión debido a lo que supone vuestro retorno? Me refiero a la sensación de que “tenéis que estar a la altura” de lo que vuestros seguidores esperan de vosotros.

No, más bien todo lo contrario porque llevamos otra estrategia, otra forma de plantear la gira. Estamos más tranquilos en el sentido de que nos está saliendo todo rodado. Nos están llamando para tocar y todo está siendo muy fácil. Y tampoco nos agobiamos por el público porque nunca hemos tenido presión ni a la hora de sacar un disco ni de hacer cualquier otra cosa. Los Koma somos lo que somos, somos lo que hacemos en el escenario y hacemos primero lo que nos gusta a nosotros. Y si luego gusta al resto de la gente pues nos parece muy bien pero nosotros somos muy consecuentes con lo que hacemos y lo que queremos es defender eso en directo. Nosotros no hacemos ningún teatro. Si gusta bien, y si no gusta pues nada.

SofN: Y habéis vuelto con este disco recopilatorio de temas regrabados que es La Fiera Nunca Duerme. ¿Por qué no regresar con algo de material nuevo que sirviese de adelanto? ¿Qué criterio seguisteis para seleccionar las canciones que incluye el álbum?

Si te digo la verdad fue porque no nos dio tiempo a preparar un disco nuevo cuando nos reunimos, aunque lo lógico hubiese sido preparar material original y plantear la gira con él. Pero también nos parecía mal volver sin ofrecer nada. Así que se nos ocurrió grabar un recopilatorio con una serie de temas que más o menos nos gustaban a todos y que elegimos por muchos motivos distintos, rescatándolos y dándoles un sonido más actual.

SofN: Sí, eso es algo que se nota en el disco…

Eso es. También era una prueba para nosotros, para medirnos y ver en qué estado estábamos y cuál era nuestro sonido después de 6 años, así como poder ofrecer al público lo que somos ahora. Una declaración de intenciones de cara a los directos.

SofN: ¿Sería este disco también una buena puerta de entrada aquellos fans más jóvenes que no os conocieron antes de vuestro parón, y a través de la cual pueden hacerse una mejor idea de lo que se encontrarán con vosotros?

Sí, también podría estar encaminado por ahí. Hacer un recopilatorio es una manera de ofrecer algo para las nuevas generaciones para que escuchen lo que hemos estado haciendo durante toda la carrera de Koma. En los conciertos estamos viendo gente muy joven y andamos flipando también con eso. Primero están los que tienen nuestra edad, que esos se quedan atrás del todo (risas). Luego gente un poco más joven en la mitad y en las primeras filas lo que estamos viendo carne fresca que digo yo y hostia, eso es una buena señal para la banda.

PSofN: ues sí, yo con mis 25 años me planté en el concierto que disteis en Zaragoza y puedo dar fe de ello.

SofN: Ahí va, ¿tú tienes 25 años? Pues ahí lo tienes, un claro ejemplo de lo que decía (risas). ¿Y ya nos conocías de antes?

SofN: Pues sí. Si no recuerdo mal, yo os conocí con el disco de Sakeo, así que imagínate.

Joder (risas). ¿Y nos viste en Zaragoza dices?

SofN: Sí, cuando vinisteis aquí en noviembre.

Pues mira el concierto de Zaragoza estuvimos a punto de suspenderlo y fue el bolo en el que peor me encontré. Porque se me juntó el desgarro del gemelo y la trombosis, con una bronquitis y por la mañana al viajar hacia Zaragoza me dio una lumbalgia en el lado derecho. Flipa. Estaba en el escenario que no me podía ni mover.

SofN: Joder. Pues desde abajo no se notaba tanto.

Pues ese es uno de los días que peor he estado en mi vida, que lo sepas (risas).

SofN: Hostia. Sabía que Zaragoza era una ciudad difícil para los conciertos, pero no que llegásemos a ese nivel (risas).

Pues sí, estuvimos a punto de suspenderlo. Pero nada, casualidades de la vida y que se me juntaron muchas cosas. En fin, achaques de la edad, ya te irán dando a ti también (risas).

SofN: Bueno, por ahora no espero eso (risas). La Fiera Nunca Duerme tiene un tracklist muy ecléctico que reúne temas de toda vuestra carrera, pero que han sufrido diversos cambios. ¿Por qué decidisteis transformar dichos cortes?

Los miembros del grupo somos muy eclécticos escuchando música y nos gusta reflejar eso en la discografía de la banda. Siempre buscamos tocar muchos palos dentro del Metal haciendo guiños al tango, a la salsa o a los pasacalles para darle variedad al disco. No soy de coger un riff y un ritmo machacón pues a la larga resulta muy monótono y nosotros no queremos pecar de eso. Nos gusta que escuches el disco con mucha facilidad, te gusten más o menos las canciones, y que suene muy variado.

SofN: Sí, yo creo que ese ha sido siempre uno de vuestros grandes aciertos como grupo: el ser capaces de sacar discazos que entraban de manera muy directa pero que nunca resultaban monótonos, sino que siempre conseguían mantenerte entretenido.

Exactamente, todo eso intencionado. En esta gira estamos intentando replicar eso por ejemplo haciendo colaboraciones con agrupaciones de metales o con un grupo de txalapartaris, aunque tú eso te lo perdiste en Zaragoza porque coincidió que en ese bolo que no podían venir. Y a la gente más metalera eso o el hacer un par de temas acústicos parece que le sobra y te critican, pero para gustos los colores como digo yo. Buscamos que haya cambios de ritmo en el show, que haya variedad y que sea para todos los públicos, dentro de nuestras limitaciones claro.

SofN: Yo creo que eso funciona muy bien. Antes que tener una piedra monolítica, que haya variedad y diversión. Y al que no le guste pues él sabrá.

Pues sí. En el momento de las acústicas que se salgan a echar un cigarro y ya está (risas).

SofN: Después de haber ganado experiencia como productor durante vuestro periodo de inactividad, has sido tú quien se ha encargado de sacar adelante el disco. ¿Resulta distinto respecto a trabajar con material ajeno? ¿Te obliga esta posición a ser más juicioso o severo con tu propio trabajo?

No porque tenía el sonido bastante claro, aunque sí he tenido presión con este disco debido a una serie de problemas ocurridos durante la grabación. Yo estaba con la voz un poco jodida y dado que se acercaba la fecha para terminarlo he tenido que grabar el disco sin estar al 100% contento con la producción, por lo que lo he pasado un poco mal en ese sentido. Pero bueno, sí es cierto que me dedico a hacer producciones desde hace ya tiempo y me he hecho con un home-studio bastante majillo en casa. Todo esto fue culpa del Drogas, que me dijo “tú vas a producir discos, ya verás”. Y me la lio. Me dio una patada en el culo para que me comprase un equipo, me ayudó y me enseñó alguna cosilla porque él tenía también algunos conocimientos de cómo iba esto de Pro Tools y ahí estoy desde entonces. Me ofrecí para producir el disco de Koma, a los demás les pareció bien y al final me he liado con todo: lo he grabado, lo he editado, lo he mezclado, lo he masterizado, he hecho todo lo que acaba en –ado. Me he metido en un berenjenal bueno (risas).

SofN: Parece que por un lado le debes al Drogas una cerveza para agradecerle esto pero por otro parece que te ha metido en un follón.

Sí, pero yo también tengo mi derecho de admisión y aunque he hecho cosas para El Drogas o muchos grupos locales de aquí de Pamplona lo hago con mucha manga ancha y mucha tranquilidad. Hay gente que me contacta para grabar y si no me viene bien les digo que no. Lo hago muy esporádicamente.

SofN: También has realizado colaboraciones con muchos grupos noveles, además de grandes bandas de aquí. Formaciones para las que tu presencia puede suponer un pequeño impulso. ¿Te gusta ayudar a las bandas jóvenes a salir adelante?

Sí, claro que me gusta ayudarles. Aunque creo que con colaboraciones no se ayuda nada en absoluto. A la gente le da igual que cante Bruce Dickinson, si la canción no mola no mola. Debo decirte también que ahora apenas hago colaboraciones porque ya se ha convertido en una rutina. Todo el mundo le pide colaboraciones a todo el mundo y ha llegado a un punto en el que no me gusta nada. Hay discos que de diez canciones que tienen siete son colaboraciones y yo les pregunto a los grupos “¿pero cantáis en alguna vosotros?”. No sé, se ha perdido el norte con estas modas, por decirlo de alguna manera. Y fíjate que yo he pecado de lo mismo, porque en nuestro disco también he tirado de algunos invitados, pero ha sido un poco a la tremenda. Y por darle alguna particularidad no hemos puesto ni en los créditos quién colabora. Por eso y por introducir una especie de juego en el disco para que la gente adivine por sí misma quién canta en cada canción. Pero ya te digo que no soy partidario en general de las colaboraciones. A mí me gusta escuchar un disco de una banda y que lo cante ella y ya está. En directo ya es otra historia. Que vengan invitados es otra cosa porque el show en directo no tiene nada que ver. Es una fiesta con fuegos artificiales, invitados, enanos, payasos y todo el circo (risas).

SofN: Bienvenidas sean en ese caso. Aunque he de decir que en algunos casos sí que se notaba mucho quién cantaba qué. La voz de Evaristo por ejemplo no se puede esconder (risas).

Aaaah yo no digo nada. No sé si es Evaristo o Juanito Valderrama (risas).

SofN: Vale pues que continúe el misterio pues. Durante los seis años que Koma ha estado en silencio, los miembros del grupo habéis seguido moviéndoos: tú trabajaste con El Drogas como batería y productor, Natxo y Rafa formaron Sakeo, etc. ¿Os han aportado estas aventuras alguna experiencia que hayáis podido aplicar en vuestro reencuentro?

Si sigues tocando sigues cogiendo tablas, así que sí. Y también que nos ha hecho ver desde otra perspectiva lo que era Koma. El trabajo que habíamos hecho estaba ahí latente y nos íbamos dando cuenta de que era una pena que estuviese sin explotar. Lo vimos todo con más claridad y por eso nos juntamos un día frente a un chuletón y unas botellas de vino y dijimos “venga, vamos a coger esto y vamos a explotarlo porque tenemos muchas ganas y creemos que merece la pena”. Y así ha sido.

SofN: Imagino que entre chuletones y vinos las ideas siempre fluyen mejor (risas).

Ni te lo imaginas. Con un chuletón y vino eres el mejor del mundo. Hasta te salen idiomas y todo.

SofN: Pero aun así han sido seis años. Y en varias entrevistas habéis comentado que todos vivís muy cerca, que os veíais con frecuencia, que la gente siempre os pedía que volvieseis, etc. ¿No hubo ningún momento en que pensáseis que ya era hora de volver a esto?

La verdad es que no porque también arrastrábamos un desgaste bastante importante. Koma era una banda que trabajaba mucho porque vivíamos de esto claro, y nos hacía falta. Y hubo mucho desgaste por ello, aparte de que teníamos opiniones diferentes sobre qué estrategia seguir. Algunos pensaban que teníamos que seguir tocando y otros pensábamos que igual era el momento de parar, recargar pilas y preparar algo nuevo con tranquilidad. Y esas diferencias nos llevaron a dejar aparcada la banda.

SofN: Pero eso ocurrió cuando Koma estaba en lo más alto. Es decir, erais uno de los grupos más importantes del panorama nacional. ¿El éxito no lo es todo?

No, ni siquiera piensas en eso. Esto es un ejemplo un poco gilipollas, pero el caso es que si llevas 20 años en un matrimonio da igual que tu mujer esté muy buena. Si no os lleváis bien se acaba y punto. Pues Koma igual. Por mucho que estés en la cima o donde sea nunca miras eso. Las cosas funcionan o no funcionan y ya está. Hay que parar, arreglar lo que esté roto, poner piezas nuevas y seguir adelante.

SofN: ¿Y esta nueva etapa os la vais a intentar tomar con más calma para acabar quemándoos de nuevo?

El ritmo que llevamos ahora no tiene nada que ver con el que manteníamos antes. Ahora la gente tiene sus curros y sus historias, y llevamos lo de Koma como “en segundo plano”. Para nosotros sigue siendo lo más importante pero ya no tenemos esa presión de antes. Ahora vamos con mucha tranquilidad, tocamos donde nos ofrecen algo que nos interese y donde nos apetezca. Y así todo viene muy rodado. Y por eso te digo que tiraremos una temporada y pararemos, porque vemos que es una estrategia muy buena para la salud de la banda.

SofN: Creo que si le preguntásemos a la gente del mundillo qué es lo que ha pasado en la escena durante estos seis años que vosotros habéis estado ausentes, la mayor parte de la gente diría que poca cosa. Los grandes nombres, los que llaman para los festivales, salvo alguna excepción como Desakato siguen siendo los mismos. ¿Qué significa para la escena nacional vuestro regreso? ¿Sentís que vuestro lugar aún estaba ahí, sin ocupar?

Sí. Con la expectación que se ha generado parece que la gente nos ha dado impulso y todo. Pero sí que me da pena que en estos seis años no haya salido una banda de renombre. El otro día hablamos Kutxi y yo de este tema. Estábamos haciendo un recado los dos y dijimos “Joder macho, ¿te das cuenta de que ahora no hay bandas nuevas, de que seguimos estando los mismos?”. Y es que Marea también se van a liar la manta en breve. Egoístamente nos parece de puta madre que estemos nosotros, pero nos da mogollón de pena que no haya bandas emergentes. La verdad es que está mucho más complicado todo. Ahora para tocar en una sala tienes que pagar, es la hostia.

SofN: El último show que tuvisteis antes de esta entrevista fue el F*ck Censorship de Villena que me comentabas antes. Un evento que protestaba contra este pico de actividad represiva que ha habido en los últimos años y que casi coincidió con vuestra ausencia. ¿Crees que podríais haber llegado a tener algún problema relacionado con la libertad de expresión, siendo como es Koma un grupo que nunca se ha mordido la lengua?

Sí, claro que sí. Seguro que su se pusiesen a mirar las letras podrían encontrar algo, porque por cualquier estupidez te llevan a juicio. Pero las letras de Koma las hace Rafa y siempre tiene un poco de tacto a la hora de decir las cosas con cierta ambigüedad. Así que creo que no somos un grupo que pueda estar en el punto de mira de este fascismo que lleva en este país tantos años. Y tristemente también hemos visto que nuestras letras no pasan de moda y por lo visto no van a pasar nunca de moda, según está el país. Ni las de Koma, ni las de Soziedad Alkoholika, ni las de Narco, ni las del Drogas, ni las de Evaristo ni nada vamos. Totalmente de actualidad están.

SofN: Dejando de lado el pasado y centrándonos en el futuro, ¿qué pueden esperar los fans de Koma a partir de ahora?

Pues no sé qué decirte la verdad. Koma es un grupo que sale de cara a tocar. Lo que más nos gusta es estar en los escenarios e intentamos transmitir eso al público. ¿Qué vamos a ofrecer? Pues intentaremos darle una vuelta de tuerca al show a medida que avanza el año y si se nos ocurre algún tema nuevo o algo para el disco nuevo pues probablemente hagamos una base, pero todo esto que te estoy diciendo son palabras que se lleva el viento. Me estoy aventurando para poder decirte algo.

SofN: De acuerdo, pues si te parece bien lo dejamos aquí. Muchas gracias por todo. Os deseamos lo mejor para esta nueva etapa y nos veremos en los escenarios.

Muchas gracias a ti, majo. Un abrazo y agur.

Avatar
Sobre Juan Mari Sauras 42 Artículos
Buscador incansable de experiencias que abran las puertas a nuevos mundos. Nunca hay suficientes libros o música, la frontera de la imaginación siempre puede ir más allá. Obsesionado con los lobos, la noche, lo gótico y demás estereotipos de joven incomprendido. Defensor de los pogos como estilo de vida.