Entrevista a Arkadius Antonik, vocalista y guitarrista de Suidakra: ‘Todavía no me he encontrado a ninguna banda de la que te pueda decir que suene en un 80% como Suidakra’

Fotografía: Nicole Volz

Suidakra lleva años peleando y todo gira un poco alrededor de su gran líder Arkadius Antonik. Están de enhorabuena ya que Wolfbite (2021) es uno de sus mejores trabajos hasta la fecha, par un grupo que empezó entrada ya la década de los 90. Esta vez Arkadius ha trabajado junto a Kris Verwimp y la cosa es conceptual con la historia de Alaric.

¿Es posible clasificar al grupo en un estilo concreto? Folk, death metal, black metal, viking metal… Uno de los grandes logros del grupo es haber creado un estilo que no se parece al de otras bandas. Arkadius nos recibe en un sofá de YouTuber y con un fundo con motivos de HR. Giger de fondo. Una entrevista cómoda, relajada y larga. Da gusto charlar con gente como Arkadius.

Hola, Arkadius. Después de todos estos años y de 15 discos, ¿cómo se consigue editar un disco tan bueno como Wolfbite? Creo que estamos frente a uno de los mejores discos de Suidakra hasta la fecha. ¿Piensas lo mismo?

Sí, podría subrayar tu afirmación porque estuve componiendo desde el principio y ya entonces tenía muy buenas vibraciones con Wolfbite ya que considero que posee la fuerza de nuestros primeros discos. Es mucho más agresivo y heavy. Hay en el disco toda la experiencia que arrastramos desde que empezamos. Hemos ido aprendiendo a medida que íbamos sacando álbumes. Personalmente creo que en el disco está toda la fuerza de Suidakra. Así que estoy de acuerdo contigo. Para mí es un de los mejores discos que hemos sacado. Y de lejos…

Parece que los temas principales del nuevo álbum son el lobo y la esclavitud. También podemos ver la temática del lobo en vuestro primer álbum titulado «Lupin Essence», así que puedo imaginarme que el lobo es un símbolo importante para la banda. ¿No es así?

Yo no te diría que es un símbolo importante para el grupo, es más algo natural. Cuando empezamos con nuestro primer trabajo Lupine Essence ya estaba este tema ya que es un mito universal. Todo lo que rodea al lobo es muy atrayente y te da mucho espacio abierto para la interpretación, pero tampoco te diría que sea algo muy importante para el grupo. En este disco contamos nuestro proyecto que se basa en Realms of Odoric: the second Age. De eso va el disco y se basa en el protagonista principal que se llama Alaric Wolfbite, que es quien tiene que luchar contra el lobo, y es un chico que empieza siendo un esclavo. Ese es nuestro protagonista, y de ahí viene el título del álbum. Más allá de esto a mí me encanta el lobo como concepto e incluso el hombre-lobo en las películas. Siempre tiene algo de místico.

Hablemos del otro tema: la esclavitud. Hay látigos y cadenas al comienzo de la primera canción. ¿Hubo la introducción perfecta para el álbum y para “A Life in Chains”? ¿Es la esclavitud otro tema principal del disco?

Wolfbite es un disco conceptual sobre Alaric, hijo de Odoric. Él es el principal protagonista de “The Second Age”. Es una historia creada por Kris Verwimp, quien también ha estado trabajando en el artwork del booklet.The Second Story va sobre su esclavitud, desde un principio, siendo él un chico joven. Él va creciendo y lucha contra el lobo, por lo que la esclavitud es una parte de la historia solo… y en el principio. Con esos sonidos creíamos que podíamos subrayar el hecho de la esclavitud. Es por eso que hay samplers en el inicio con látigos, gritos y cadenas. Es una buena introducción para el disco. Son recursos de cuenta-historias más que otra cosa. Eso siempre es un punto importante para nosotros.

¿Por qué elegiste “Resurgence” como primer single?

Durante mucho tiempo estuvimos pensando en cuál de los temas era el más adecuado ya que para el fan, lo que sería ese primer single de adelanto, resulta muy importante. De la primera canción él o ella sacan la primera impresión del disco, y consideramos que “Resurgence” era el perfecto balance entre todas las influencias que contiene Wolbite. Allí hay elementos folk, guitarras heavies, esa parte intermedia, voces limpias, growls… y también a varios músicos invitados, que en el fondo, también forman parte del álbum, como puede ser el violín, la flauta o las gaitas. Todo esto lo encierra esta composición, todo está presente en “Resurgence”. Al tener un corte como este nos hizo que la decisión fuera un poco más fácil para nosotros. Esta representa al disco mejor que ninguna otra canción.

Estaría de acuerdo… Bien, en “Dracanian Slave” podemos ver una voz femenina y un enfoque más melódico, si bien en la canción, más tarde, parece una especie de llamada a las armas. Esta composición representa otro lado de Suidakra (más folkie y melódico). ¿Lo ves de esta manera?

Teníamos muy claro que habría un tema en el que aparecería una voz femenina, una guerrera llamada Cargin. Yo tenía esa idea de hacer un dueto con mi voz rasgada y la femenina, así que decidimos volver a contar con Tina pues con ella ya hemos contado en otros muchos discos previos. Sinceramente, a mí no me gustan especialmente esas vocalistas operísticas tan en boga que hay actualmente en la escena. Prefiero una voz femenina mucho más heavy. Y te diría que la voz de Tina tiene pelotas (o ovarios). Hace un trabajo excelente y eso encaja perfectamente con lo que hacemos. Era perfecto hacer ese dueto con ella. El personaje femenino de la historia queda muy bien representado en esta canción, basado en la mitología celta. Y sí, puede haber quedado un poco más folkie que los otros temas. Yo quería crear esa atmósfera tan folk combinada con mi personaje.

Luego, en un polo mas opuesto, tenemos a “Faoladh” que tiene ritmos cambiantes, velocidad y gruñidos de black metal-death metal. Probablemente es una de mis favoritas del álbum. ¿Qué nos puedes contar de esta canción?

(Risas) Sí, es un poco difícil de pronunciar el título. “Faoladh” es un poco confusa a la hora de pronunciarla pues viene del gaélico. Aquí se cuenta la historia del lobo, concretamente la batalla entre el lobo y Aleric. Todo es muy agresivo y rápido pues la acción se sucede. Pensé que sería genial el componerla tan rápida y con ese final más folk con Marcel en la voz, pero es un tema especialmente rápido y agresivo puesto que representa la batalla entre el lobo y nuestro protagonista.

En “The Inner Wolf” hay algunas influencias de Running Wild en los riffs de guitarra. A mi me lo han recordado muchísimo.

(Risas) Vale… podría ser. Soy muy fan de Running Wild. Mis discos favoritos son Death or Glory y Blazon Stone, pero si te soy honesto, cuando yo componía en ningún momento llegué a pensar en los riffs y el material de Running Wild. Quizá las influencias afloran y puedas notarlas en las melodías y en el cómo se tocan esas melodías. No eres el primer periodista que me lo dice esta vez, por cierto.

Pero yo lo veo especialmente en esta canción en el riff, y bueno, también sé que tocabais una canción de Running Wild en vivo…

Claro, no puedo negarte que han sido una gran influencia en nosotros, especialmente en los comienzos de Suidakra. Me encantan Running Wild, especialmente todo el material de sus primeros discos. Me encanta como trabajaban las melodías, los acercamientos a los estribillos y la combinación de speed metal con la melodía. Es por eso que tocamos esa canción en su día. La grabamos para un tributo a Running Wild. Ahora no recuerdo cuál era exactamente la que tocamos ya que podíamos elegir entre tres… Lo que sí es seguro es que era del disco Death or Glory.

No importa (risas), a mi también me encantan todos los primeros discos de Running Wild… Me es difícil llegar a describir cómo suena Suidakra pero veo que la banda prefiere ser etiquetada como death metal celta. Y… probablemente sea la mejor etiqueta posible. ¿Preferís esto que el metal battle o metal vikingo? La verdad es que son estilos que se acercan pero que no son suficientes para definir o que hacéis.

Oh… No fue realmente una decisión muy pensada… Lidiamos mucho con todo ese tipo de intentos de clasificarnos ya desde nuestros primeros días. Ya a finales de los 90 nos definíamos como folk black death o folk melodic death black metal que es una categoría que nunca ha existido… pero en el fondo vendría a ser eso un poco. Eso desde mi punto de vista no ha cambiado. Seguimos componiendo melodic death metal, hay también pequeñas influencias del black metal, luego obviamente, hay folk. En fin, están todas estas etiquetas y un poco te intentan definir en lo musical porque a los periodistas les es más fácil el poder etiquetarte. Luego, desde el 200 al 2004 todo ese rollo pagano tuvo una subida importante y pudimos girar con gente como Ensiferum o bandas así. Luego los sellos empezaron a vernos como a una banda celta, y si te soy honesto, voy a estar de acuerdo con todas estas etiquetas ya que no hay una etiqueta perfecta o concreta en la que puedas meter a Suidakra ya que poseemos muchísimas influencias. Si tú me dices que somos una banda de death metal melódico te daré la razón, y si nos consideras black metal pues también te lo admitiré… incluso si me dices que somos death metal. Es muy complicado etiquetarnos (risas).

Ayer estaba tratando de recordar grupos que pudieran tener un sonido más parecido al de Suidakra y me fue realmente complicado. En vuestro estilo puedo encontrar rastros de Amon Amarth o de los primeros Finntroll. Y hay una banda de Barcelona con la que has tocado que se llaman Northland que, probablemente, son las que más se acercan a vuestro sonido. ¿Cuáles son las bandas que podrían sonar como Suidakra?

Pues me es muy difícil de decirte alguna… Me ha pasado lo mismo que a ti. Sí que hay algunos grupos más melódicos que están cerca de nosotros, pero luego no derivan hacia esos sonidos tan folk que nosotros tenemos. Y es que claro, tampoco nos podemos considerar una banda de folk metal. Tampoco somos del rollo pagano. Y ya que mencionas a Northland te diría que sí que tenemos muchas similitudes. Les conozco y me encantan. Hemos compartido muchos momentos juntos y lo hemos pasada genial con ellos tocando por España, y sí, se parecen a nosotros. Tienen esa parte tan heavy y luego la combinan con el folk, pero tampoco lo focalizan todo en ese estilo. Son tan metal como folk… En conclusión, me es muy difícil encontrar a algún grupo que se parezca a Suidakra. Todavía no me he encontrado a ninguna banda de la que te pueda decir que suene en un 80% como Suidakra.

Pues que sea tan difícil encontrar a otra banda similar me parece que es algo muy grande…

Absolutamente de acuerdo. Desde mi punto de vista como músico y compositor es algo muy bueno, pero para el punto de vista de los sellos discográficos les supone un problema. Ellos necesitan una comparación posible y poderte comparar con otras bandas exitosas, pues esto hace más fácil el poderte vender el producto de cara al marketing y la promoción. Siempre fue un gran problema para Suidakra, pero después de tantos años de carrera la gente ya sabe a lo que se enfrenta con nosotros.

En 2005 publicaste una versión del “Moonlight Shadow” de Mike Oldfield con Tina Stable cantando. Amo todo tipo de metal, pero también creo que esta canción es mágica. ¿Por qué elegiste “Moonlight Shadow”?

(Risas) La respuesta es muy simple para mí: porque nos encanta la canción original. Queríamos hacerle un tributo a Mike Oldfield. A mi siempre me han encantado las canciones de Oldfield y el “Moonlight Shadow” es una de mis favoritas ya que me recuerda a mis tiempos de juventud, cuando escuchaba esta canción. La razón por la que hicimos esta versión en 2005 fue porque empezábamos la colaboración con Tina Stable y queríamos probarla. Fue su primera participación con nosotros. En ese disco no escribimos una canción especialmente para ella como sí hemos hecho en otros. Básicamente porque no sabíamos si iba a funcionar o no. Y lo hicimos con una versión y como bonus track. Teníamos la idea y fuimos a por la canción. Siempre había tenido en mente el de hacer una versión del “Moonlight Shadow”, y la hicimos un poco más heavy que la original. También tuve bastante suerte ya que el batería que teníamos en esa época también le gustaba Mike Oldfield. Por lo que no hubo quejas (risas).

Es jodido cuando quieres hacer una canción y al resto del grupo no les gusta el tema…

Sí… A veces puedes tener una idea, se la planteas al resto de la banda y no les gusta… Es cuando piensas: “¡mierda!”. Si no les gusta la canción no vas a poder hacerla. Y de verdad que no siempre tiene que ser un tema muy conocido. Nosotros en Eternal Defiance hicimos una versión de Bruce Springsteen: “Mrs. McGrath”. En este tema hay una marcadísima influencia del folk irlandés, ¡y no es muy famosa! Cuando uno habla de Bruce Springsteen no le viene precisamente esta canción a la mente, pero Lars vino con la idea de hacerla, y yo no la había escuchado antes. Cuando la escuché por vez primera pensé: “¡Waaaawww, encaja perfectamente!”, y decidimos que lo mejor era que la cantase Tina Stable.

Algo que me encanta es que el nombre de la banda: Suidakra, ¡es tu nombre! Deletreado al revés podemos leer Arkadius. Esto es muy original pero no funciona con otros nombres. Sé que Midge Ure de Ultravox fue el mismo caso. Midge es Jim pronunciado de derecha a izquierda. ¿Lo sabías?

Desconozco a Ultravox y Midge Ure, pero me parece una idea muy buena. Lo de SuidakraArkadius es una historia muy divertida porque estaba planeado desde un inicio que yo fuera el líder de la banda, e incluso el cantante. Cuando decidimos llamar al grupo Suidakra, de verdad que no tenía absolutamente ninguna conexión ni conmigo ni con mi nombre, sencillamente nos gustaba como sonaba el nombre de Suidakracomo nombre de grupo de heavy metal. Estábamos buscando algo molón para el grupo y luego nos dimos cuenta de que yo era el único miembro original y que era mi nombre del revés. Yo al principio no era ni el vocalista del grupo. Sencillamente nos llamábamos a nosotros mismos Suidakra. Nos dimos cuenta luego y es algo muy divertido, que a la vez nos ha funcionado.

Echando un vistazo a tus estadísticas, parece que la canción más reproducida de Suidakra es «Wartunes» del disco The Arcanum. ¿Es esta canción el mayor clásico de la carrera de Suidakra?

Debería decirte que sí que lo es. Esta composición nos acompaña desde que sacamos nuestro disco The Arcanum en el año 2000. Allí ya quedó claro que esa canción era algo muy especial para nosotros. A todo el mundo le encantaba y me toca admitir que desde que sacamos el disco The Arcanum no ha habido ni un solo concierto realizado en el que no se tocase “Wartunes”. Obviamente cuando sacamos el disco, en los directos, colocábamos la canción al principio o en medio del set, pero a medida que la tocábamos vimos que era de las más queridas, así que la pusimos como canción de despedida, la ultima de todas: el gran momento del show. Y lo mejor de todo es que después de tantas veces que la tocamos me encanta seguirla tocando. Para nada me da palo tocarla, y eso que conozco alguna banda que está un poco harta de tocar alguno de sus grandes clásicos, pero eso no sucede con “Wartunes”. Me sigue pareciendo una canción muy poderosa, llena de energía y que me encanta tocar y escuchar. También otra de nuestras clásicas es “The IXth Legion”, que fue el primer tema del que hicimos un vídeo, está también al nivel de “Wartunes” y es otra de las más queridas. Con este tema es un poco diferente ya que para mi es un corte muy exigente. Tengo que cambiar de voces limpias a growls y es una composición que posee muchos cambios, lo que para mi es muy duro. Cuando la termino estoy exhausto, por lo que no es como “Wartunes”, esa me da un extra de poder. Cuando termino de tocar “The IXth Legion” me alegro de habérmela sacado de encima. A la gente le encanta que la toquemos, pero no lo hacemos en todos los conciertos, es algo mas puntual.

El año pasado, Suidakra reeditó “Lupus Essence” en una hermosa caja en la que podemos encontrar algunos regalos interesantes para los fans. ¿Por qué este boxset especial de Lupus Essence? 

Es muy fácil de explicar puesto que la palabra que lo resume todo es que yo soy un “fan” más de heavy metaly también soy coleccionista. Y no solamente de cosas relacionadas con la música puesto que también soy coleccionista de películas en blue-ray y sé perfectamente cómo se siente uno cuando en sus manos tiene algo especial. Y algo especial puede ser un pack que contiene objetos relacionados con el disco que son poco frecuentes. Algo que vaya más allá del CD, que abras el cofre y que puedas descubrir material sorprendente. Siempre quisimos hacer algo para Lupine Essence, pero básicamente si lo volvimos a lanzar fue porque llevaba ya mucho tiempo descatalogado. Los fans nos lo pedían así que tuve la idea de darle a nuestros seguidores lo máximo posible. No quiero ser la típica banda que te ofrece un CD y ya está. Se paga mucho por un disco y quería algo especial que nos diferenciara de la mayoría de grupos que cada mes sacan disco. Quiero darle a la gente lo máximo por el importe que paga por nuestro CD. Sin estos fans no podríamos sacar todo este material.

Te entiendo perfectamente y te voy a mostrar mi habitación de discos, revistas y películas.

¡Madre mía, es alucinante! (risas). Vale, veo entonces que entiendes perfectamente de lo que hablo. ¡Jesús! ¡Es realmente impresionante!

He visto que has tocado ocho veces en Wacken y algunas de mis amistades me han dicho que el mejor lugar para ver Suidakra es el WET Stage en Wacken. ¿Te sientes allí como en casa?

Sí, un poco es como tocar en casa ya que la primera vez que tocamos allí fue en 1998 y recuerdo perfectamente las sensaciones que tuvimos al llegar en la zona de acampada del festival. Luego vimos esos dos escenarios enormes y alucinamos. Estábamos descubriendo un planeta nuevo de heavy metal. Durante toda la carrera de Suidakra el Wacken ha estado siempre allí y ha contado con nosotros. Tocamos en 2005, 2007… Por alguna razón estamos muy conectados con Wacken. Cada vez que tocamos allí les digo a los chicos que espero que disfruten mucho del concierto ya que muy probablemente sea la última vez que lo hagamos ya que hemos tocado allí muchísimas veces. Pero luego recibo otra llamada de la gente de Wackenpidiéndome si podemos tocar allí. Es genial, ¡claro que queremos tocar! Luego terminamos y les vuelvo a decir a los chicos: “espero que hagáis disfrutado puesto que seguro que será nuestra última vez”… pero nos vuelven a llamar. Es muy divertido, de verdad, es como volver a casa. Y va más allá de ser músicos y tocar puesto que los años que no tocamos vamos allí como público. Nos encanta la atmósfera que se respira en ese festival y conocemos a muchísima gente allí: otros músicos, periodistas… y un poco es como un encuentro familiar. Lo mejor de todo es girar durante todo el año, conocer gente de todas partes de Europa y luego encontrártelos a todos en Wacken. Eso es genial. Están todos allí y puedes hablar otra vez con todos ellos. Es una pasada.

Mi primer Wacken fue en 1999 y he ido allí hasta 16 ocasiones.

¡Jesús!

Dejé de ir allí cuando tuve mi hijo…

Puedo entenderte perfectamente, me ha pasado lo mismo a mí (risas).

¿Es cierto que en algunos Wackens tocaste allí porque otra banda tuvo que cancelar?

Sí, es cierto, esto nos ha ocurrido dos veces. La primera de ellas fue todo muy fácil para los organizadores pues ya les dijimos que estaríamos allí como público. Juraría que fue un año en el que no pudo tocar Vader. Tenían que tocar en el WET Stage y tuvieron que cancelar por alguna cosa que ahora no recuerdo. Holga me llamó y me pidió que, ya que veníamos, que llevásemos los instrumentos con nosotros. Dos veces fuimos sin la intención de tocar allí. En esa primera vez no hubo ni tiempo para anunciarnos en el cartel. Fue dos días antes de que empezara el festival.

Es hora de hablar de vuestras versiones en vivo. Te he visto tocar «The One Piece Puzzle» de Skyclad. ¿Son ellos una influencia importante para vosotros? 

¡Ostras! Llevas puesta una camiseta del Prince of the Poverty Line. Sí que son una gran influencia. Voy a ser totalmente honesto contigo: Marcel, nuestro segundo guitarra y cantante es un enorme fan de Skyclad, pero especialmente de la etapa con Martin Walkyer. Martin es una gran influencia para él, pero no solamente como vocalista, también como letrista. Su forma de escribir es increíblemente poética y ejerció una inmensa influencia en Marcel. Marcel fue quien me introdujo al mundo de Skyclad y quien sugirió que tocásemos el “The One Piece Puzzle”. Yo en esos tiempos estaba mucho más metido en el death, el black y en Blind Guardian. Me iba todo lo épico, él estaba totalmente por Skyclad. Me enseñó la canción, me encantó y la hicimos. Fue la última canción de The Arcanum. Lo mejor de todo es que pudimos tocar con Skyclad en algunos conciertos, y como tributo hacia ellos la tocamos. No es un tema que solamos tocar a menudo, pero a ellos les encantó que lo hiciéramos. Luego Martin tocó en Wacken un año con Sabbat. Él estaba en las tiendas que estaban detrás del escenario. Allí hay unas pantallas y puedes seguir los conciertos. Allí tocamos y nos dio por tocar el “The One Piece Puzzle”. Después del concierto vino y me dijo que la próxima vez podíamos compartir escenario juntos, que colaboraríamos. Eso sería genial. Sigo amando la canción, a Skyclad y a Martin Walkyer. La forma con la que élescribe es impresionante pues nunca es directo, sus letras dan para un largo análisis, es muy poético y perfecto.

A mi me encanta cuando juega con los contrarios o utiliza dobles negaciones… El solo hecho de crear títulos como pueden ser “Construyendo una ruina”, “Declaración de indiferencia” o “El puzle de una pieza” ya son maravillosos.

Absolutamente, así es Martin

Quiero preguntarte también sobre el truco de directo que siempre quisiste hacer sobre un escenario, pero nunca has llegado a hacer.

Mmmmm… Te contaré que una vez tocamos en la India y contábamos con un arsenal de pirotecnia exagerado y el escenario era enorme. Parecía el escenario de Metallica. Era un concierto para estudiantes puesto que tocábamos en una universidad y los chicos y las chicas estaban separados. Todos empezaron a gritar como locos y me sentí como el jodido James Hetfield. No podía ni darme cuenta de lo que sucedía allí abajo con el sonido de los inmensos cañones que había allí. Era una especie de barco pirata, pero… eso sucedió solo una vez. De verdad que es algo que echo de menos, pero es complicado de llevar. Todo ese material es muy caro y tienes que añadir el coste de los viajes. Si llevas pirotecnia también tienes que llevarte a los expertos y técnicos para que lo lleven a cabo. Te diré que el fuego y los petardos casan perfectamente con nuestra propuesta. Hay muchos momentos en nuestra música que puedes subrayarlos con explosiones o con luces. Intentamos hacerlo lo mejor que podemos con el presupuesto con el que contamos. Nos miramos mucho el tema de las luces en directo… 

Es hora de hablar de Arkadius como músico. ¿Cuántos instrumentos puedes tocar? ¿Cuándo empezaste a tocarlos?

Yo empecé como guitarrista. Luego en mi viaje musical me encontré con que debía aprender a tocar otros instrumentos puesto que no había posibilidad que otros lo hiciesen. La gente iba abandonando así que me encontré tocando un poco la batería, el bajo, el acordeón. También puedo tocar un poco el violín, pero es realmente difícil. Luego todo tipo de percusiones y el banjo. Todo tipo de instrumentos de cuerda y el piano. Todas las partes orquestales las toco con el piano. Incluso la mandolina, ya te digo que todo lo que tenga cuerda no es algo que me suponga mucha dificultad. Cuando dominas un instrumento no es muy difícil empezar con otro similar. Pero el gran reto es empezar a dominar un instrumento bien desde el principio (risas).

En todas las entrevistas pregunto cuál es el primer álbum que compraste con tu propio dinero. ¿Cual fue tu caso?

Pues lo recuerdo perfectamente: fue el Arise de Sepultura. Sigo siendo un enamorado del material de Sepultura, aunque no de lo más nuevo. Soy más fan de la era de Max Cavalera. Adoro el Roots, pero también soy muy fan del Beneath the Remains y el Arise. En esos días yo era un chaval, y no tenía mucho dinero. Era lo que me daban mis padres. Eran tiempos en los que grabábamos casetes y nos los pasábamos entre los amigos. Así es como yo descubrí muchos grupos y discos. Posiblemente me dieron dinero por un cumpleaños y pude comprarme el Arise de Sepultura. Ese fue mi primer disco en CD. Lo mejor de todo es que el booklet de ese disco no era de los finos, era muy completo, y puedo decirte que incluso recuerdo el olor que desprendía ese libreto (risas). Joder, todavía puedo recordar ese olor de imprenta. Es que lo de antes es muy diferente a lo que sucede hoy en día. Ahora los fans de heavy metal escuchan Spotify y los MP3’s, pero no pueden llegar a entender lo que suponía sentarte a escuchar un disco y seguir con el libreto las letras. Las escuchabas, las traducías… ¡y no había Google! No había diccionarios online. Tenías que sumergirte en eso, y esa experiencia era muy completa. Iba todo más allá de la música, se creaba un vínculo muy poderoso con el grupo.

Puedo entenderte puesto que yo también recuerdo el olor de ciertos discos muy especiales.

¡Genial! Es por eso que te decía que me gusta hacer unos boxsets muy completos. La idea es la de crear esa pequeña experiencia con el fan. Es ir más allá del disco o del MP3, lo cual está muy bien, pero no deja de ser una vía rápida para escuchar y consumir. Es implicar todos los sentidos en la música. Cuando puedes tocar algo, olerlo, verlo y escucharlo… eso es lo que me gusta a mi. Eso es lo que yo entiendo por discos conceptuales. Tienes que trabajar el artwork del libreto. Todas estas sensaciones es lo que hacen para mi un disco especial. Es por todos estos juegos de sentidos que sigo recordando todos esos discos que escuchaba en mi juventud. Implicaba toda una experiencia.

Finalmente, estoy trabajando en un informe especial sobre «canciones perfectas» y me toca preguntarte sobre ellas, a ver si las ves “perfectas”:

«Spinning Jenny» (Skyclad): Vale… las conozco casi todas de Skyclad por lo que para mi toda canción de Skyclad es casi perfecta. Y lo bueno es que son muy diferentes entre ellas, pero todas son perfectas para mi. Te diré que “Spinning Jenny” es perfecta, sí.

“Mourning Palace” (Dimmu Borgir): ¡Oh! Totalmente de acuerdo. Con esa canción yo descubrí a Dimmu Borgir. Esa canción es perfecta. Lo mejor de todo es que yo compré ese disco en vinilo. Cuando lo escuchaba en los 90 pensaba: “Waaawww, los teclados son jodidamente buenos”. Me encantaba el black metal, pero reconozco que Dimmu Borgir llevaron el estilo hasta otro nivel. Recuerdo verles tocando en un concierto junto a Dissection e In Flames en los tiempos de The Jester Race y Dimmu Borgir eran los primeros en tocar, lo cual me parece muy gracioso ahora. Tocaban “Mourning Palace”. A mi me encanta esa melodía (la canta). Es perfecta: es el black metal épico en su mejor momento. 

«Child in Time» (Deep Purple): Vale… para mí los Deep Purple son de mis favoritos. Cuando yo era un crío me tocaba escuchar a Deep Purple a todas horas ya que mi padre era un gran fan de ellos. Descubría al grupo de niño y casi conozco todos sus temas, por lo que no te podría decir una canción concreta como perfecta o como favorita. Joder… tengo que decirte, que sí, que “Child in Time” es perfecta.

«Dancing with the Moonlit Knight» (Genesis): Bien… por alguna razón que desconozco, y siendo totalmente honesto contigo… no estoy muy metido en Genesis. Te diría que conozco solo un par y son de las más conocidas “I Can Dance” y “Land of Confusion”, y eso es todo… (risas). Marcel es un gran fan de Genesis. No soy ni capaz de ver las diferencias entre la era de Peter Gabriel y la de Phil Collins aunque sé que la gran mayoría de fans optan por los tiempos de Peter Gabriel, pero tampoco soy muy fan de él. Lo siento, no tengo mucho apego hacia Genesis. No podría decirte si es perfecto o no.

Vale, y si tengo que preguntarte qué canción es para ti perfecta ¿cuál me dirías?

Pues lo tengo muy claro: “Spirit Crusher” de Death. Fue su último disco (The Sound of Perseverance) y te diría que todas esas canciones son perfectas. A nivel de sonido, a nivel técnico, la producción, el feeling que transmiten… Es que va todo más allá de lo que uno puede entender como música progresiva. A veces el estilo te puede cansar… Pero ese disco, desde que empieza hasta que termina es muy especial y es algo que nunca había llegado a experimentar antes. Fíjate en el estribillo de “Spirit Crusher” (la canta). Cuando suena me pone la piel de gallina… Es la canción perfecta si tenemos que hablar de música extrema. Deberíais escribir sobre esta canción, ¡absolutamente!

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 716 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.