Crónica y fotos del Worship the Death - Sala Upload (Barcelona), 18 de enero de 2020

El Worship the Death nos trae la esencia oscura del CEW en pequeño formato

Datos del Concierto

Worship the Death

Bandas:
Old Blood + Necroracle + Carmina Funebria
 
Fecha: 18 de enero de 2020
Lugar: Sala Upload (Barcelona)
Promotora: Elias Ferreres
Asistencia aproximada: 150 personas

Fotos

Fotos por Jaume Estrada

Cuando nos llegó la noticia que Chroma Nation dejaba de existir como marca lo primero fue pensar que la ciudad Condal se iba a quedar huérfana de esas propuestas tan oscuras y alejadas de los circuitos más comerciales ya que habíamos sido testigos de varias ediciones del CEW y otros eventos montados por la promotora. Pero la verdad que tras charlar un poco con Elias Ferreres, la mente pensante detrás del proyecto, nos indicó que seguiría más o menos igual pero con otra filosofía. La verdad que volver a la sala Upload para presenciar los rituales que nos tenían preparados fue una grata experiencia.

Además, llevaba muchos días sin ir a un concierto y esto es raro en mí, pero no pasé un final de año muy bueno y no tenía ni el cuerpo ni las ganas. Y bien, al día siguiente era mi cumpleaños así que no hubo mejor forma de celebrarlo.

Como viene siendo habitual los horarios se retrasaron un poco pero no se resintió nada fluyendo todo a la perfección como siempre son los eventos montados en esta sala y aunque tenga muchos detractores que no encuentren su sonido muy bueno, creo que ha mejorado bastante y no solo se trata tanto de la sala sino también de los propios grupos que actúan en ella. Vamos al turrón.

Carmina Funebria

Tenía curiosidad por ver en directo a Carmina Funebria, un proyecto de dark ambient/noise/drone que sinceramente no es un estilo que me llame mucho la atención o que me ponga en casa habitualmente pero siempre es bueno ver cosas diferentes y salir de la zona de confort. Hace ya un tiempo pude ver a Nigra Sum teloneando a Celeste siendo lo más parecido a lo que nos ocupa en esta ocasión.

Habían preparado una mesa en el centro del escenario que estaba ocupada por un ordenador, un par de mesas de mezclas, velas e incienso que perfumó toda la sala con una agradable fragancia. Su único integrante se puso a toquetear los diversos potenciometros de las mesas y empezó la liturgia. Sumergidos en una intro perpetua nos dejamos llevar por esos sonidos atmosféricos y tenebrosos, aunque bueno, hubo algún sector que no guardó las formas y a veces se escuchaba más a la gente hablar que la «música» en sí, una lástima.

En un pasaje sacó una especie de guitarra con la que amenizó un poco los ambientes que había creado y la verdad creí que dotaría a la composición de algo más de dinamismo y no fue así. Podría haberle sacado mucho más jugo ya que el sonido de la guitarra, con una reverb muy potente, daba para ello y para más.

En la parte final entró un ritmo de timbales bastante tribal que hizo la escucha un poco más amena. Tras unos 30 minutos se despidió del público recibiendo una pequeña pero calurosa ovación y aplausos. Pude hablar con amigos y conocidos y las opiniones eran muy variadas. Yo lo encontré curioso e interesante.

Necroracle

No voy a mentir y es que si tenía interés por este evento era para dar apoyo a Elias y sobre todo por ver de nuevo (la tercera ya) a Necroracle, un proyecto musical más que interesante ya no solo por su música si no por su puesta en escena y ese halo de misterio que les envuelve, algo que hoy día ha quedado en el olvido y a golpe de click sabemos incluso que ropa interior lleva nuestro artista favorito. En fin.

Calaveras, huesos, velas, incienso con una fragancia incluso más penetrante y mejor que antes (según me contaron se trata de una receta exclusiva para ellos hecha por Occvlta) ya que eso olía como droga de la buena, jajaja.

De momento cuentan con un único trabajo que interpretaron entero pero en esta ocasión también nos ofrecieron un par de adelantos de lo nuevo que están haciendo. Empezaron como ya es típico con «Through the Eyes of Death» con esa intro de aires ritualísticos para dar paso a esa oscura mezcla de death/black metal que tan bien saben hacer. Densos, potentes y con las ideas muy claras fueron desgranando sus angustiosos pasajes. Me quedé flipado de nuevo con la potencia vocal y presencia escénica de su cantante M. y la siempre solvente batería de S. que sonó atronadora.

«Revelations» fue la siguiente, un torbellino de brutalidad hecho música con esas partes lentas y opresivas que tiene como protagonistas las guitarras de C. y K. aunque sí tengo que decir que una de ellas estaba a bastante más volumen que la otra, cosas del técnico o de ellos, no lo sé. Por suerte el bajo de J. estaba allí para poner un poco de orden.

Pasamos tras un pequeño descanso al primer episodio nuevo con «V.E.M I» que aunque siguió la estela de su anterior material si que se notó una evolución y énfasis en el oscurantismo al igual que con «V.E.M II». Siguiendo con su liturgia nos ofrecieron los dos cortes que faltaban de su Ep MMXVIII (2018) mientras ellos seguían a lo suyo embadurnados con cenizas, sangre y a saber que más. Una grata experiencia volver a verles en acción.

Setlist Necroracle:

Through the Eyes of Death
Revelations
V.E.M I
Shrines from Beyond
V.E.M II
Towers of Silence

Old Blood

Hace ya unos cuantos años pude ver a Old Blood en directo en Reus y ya me parecieron un tanto repetitivos pero bueno, en esencia los grupos pueden evolucionar e ir hacia otros derroteros, dinamizar un poco sus composiciones aunque en este caso no fue así. El grupo, dirigido por Draco sonó potente y frío como debe ser el black metal pero tras unas cuantas canciones el hastío se apoderó de mí y de algunos más. Hay que ser muy fan del grupo o del género para poder disfrutar de su propuesta y sí además sumamos que tuvieron ciertos problemas de coordinación en algún momento pues…

Necroracle dejaron el listón muy alto y no debe ser fácil subirse al escenario tras la descarga de sus compañeros pero bien, ni cortos ni perezosos, ataviados con su parafernalia de pinchos y corpse paint estuvieron sumidos en una persistente oscuridad solo rota por su logo proyectado al fondo. Empezaron a desgranar su repertorio siendo «Alone in the Return» la encargada de empezar la liturgia.

Interpretaron su disco Ancestor (2018) casi en su totalidad y alterando muy poco su orden. Analizando su discografía que consta de varias demos, splits y algún que otro Ep en sus 15 años de carrera, no hay mucha variedad de canciones y se podría decir que Ancestor es un recopilatorio de todo su material anterior con mejor sonido.

Raw black metal con mucha carga de ocultismo, ritos antiguos enmarcados en tiempos medievales es lo que ofrecen con ciertas similitudes a los primeros trabajos de grupos como ImmortalMayhemTaake Kampfar pero les falta un poco más de dinamismo ya que sus canciones se basan en un riff principal y a partir de allí cuentan con alguna variación pero más bien pocas.

Una canción que me gustó bastante fue «The Last Sacrifice» que me recordó a un bosque frío y sombrío con esas melodías tan bien incorporadas aunque plana en su desarrollo. Otra canción destacable fue «Lucifer’s Court» moviéndose por los mismos derroteros pero con algo más de frescura. Cerraron con «Cult of Death» un concierto correcto, aburrido en algunos tramos pero que en general gustó. No soy muy fan de este estilo en concreto pero hay que reconocer su buena labor y todos los años que llevan batallando en este mundo de la música extrema.

Setlist Old Blood:

Alone in the Return
A Sword in the Darkness
The Last Sacrifice
Funeral Rites
Heretic Supremacy
Damned
Lucifer’s Court
Solstice Fire
Cult of Death

Robert Garcia
Sobre Robert Garcia 357 Artículos
Death, thrash, djent, dark, progresivo, doom, black, experimental, jazz, clásica, electrónica... La música me mantiene vivo, es una droga que da sentido a este extraño sueño llamado vida. Músico autodidacta, guitarrista, cantante y enfermo de escuchar y escuchar música sin parar.