Crónica y fotos del concierto de Edu Falaschi + Acid Tree + Light Among Shadows - Sala Boveda (Barcelona), 13 de septiembre de 2018

Edu Falaschi demuestra su calidad en Barcelona a pesar del recortado setlist y la poca asistencia

Datos del Concierto

Bandas:
Edu Falaschi + Acid Tree + Light Among Shadows
 
Fecha: 13 de septiembre de 2018
Lugar: Sala Boveda (Barcelona)
Promotora: Kivents / Chroma Nation
Asistencia aproximada: 50 personas

Fotos

Fotos por Josep M Llovera (iMago Mei)

Tal como comentaba el compañero Xavi Prat en la previa del concierto al cual tuve el placer de asistir, se trataba de una muy buena excusa para rememorar una excelente época dentro de la historia del propio cantante y de Angra, independientemente de la calidad moral del hecho de aprovechar los éxitos pasados para realizar una gira.

Como suele ocurrirme en estos casos, suelo estar varios días antes repasando el material discográfico de la banda a presenciar. Con cierto nerviosismo, no lo voy a negar, estuve todo el día pensando en cómo se desarrollaría el concierto. Me hacía especial ilusión el poder ver al pulpo de Aquiles Priester, ya que lo venía siguiendo a través de las redes.

Después de la ya clásica caravana en las saturadas rondas barcelonesas, consigo llegar a los alrededores de la sala Bóveda un cuarto de hora antes de la anunciada apertura de puertas (19h). No dejo de sorprenderme que sólo nos encontramos cuatro personas, por lo que relacioné la temprana hora con la poca expectación.

Light Among Shadows

Después de esperar durante una hora a que todos los músicos realizaran las pruebas de sonido nos permiten el acceso a la sala. Una vez dentro, Light Among Shadows, la banda encargada de abrir la velada, se encuentra preparada  en el minúsculo espacio libre que queda en el escenario, con lo que apenas pudieron moverse en los 30 minutos que duró su actuación.

Formados en 2010, se trata de una banda andaluza de metal sinfónico con voz femenina. Muy bien ejecutado. Reconozco que no conocía nada de ellos hasta que se publicó la previa del concierto.

Se encontraron con el problema de caldear el ambiente de las apenas 20 personas que nos encontrábamos allí. Se esforzaron en ello constantemente defendiendo a la perfección sus temas e intentando involucrar al personal en las canciones. En mi opinión, se merecen poder realizar más actuaciones por nuestra zona en mejores condiciones.

Acid Tree

Los siguientes en actuar, ocupando el mismo minúsculo espacio, fueron los brasileños Acid Tree. Formados en 2013, su estilo se mueve en el metal progresivo con ramalazos thrash. Continuando con la tónica anterior, desplegaron su potencial llamando constantemente a la participación del público.

En este caso me costó conectar con lo que nos ofrecían. Musicalmente sí me parecieron muy interesantes, pero la voz de Ed Marsen en directo no acabó de convencerme. Tiene un estilo limpio similar a las bandas de pagan o folk metal, pero que en ocasiones se subía demasiado de tono. Aún así lo hicieron de coña. Destaco a su batería Giorgio Karatchuk, un loco a las baquetas que se llevó toda mi atención por sus continuas llamadas al público, su fuerza durante la ejecución de los temas y su fuerte personalidad con cierto punto de locura.

Edu Falaschi

Pasadas dos horas y comprobando con cierta desilusión que el aforo no iba a llegar a la centena ni de coña (aforo máximos de 300 personas), los músicos fueron tomando posiciones mientras sonaba la intro In Excelsis, momento en el cual ya pudimos comprobar que la característica batería de color rojo de Aquiles Priester no iba coronada por el pulpo. Algún comentario a modo de desilusión pude escuchar a mi lado, el cuál quedaría apagado al final del show cuando se colocara su máscara en el último tema.

En el momento de empezar con Nova Era apareció en escena Edu Falaschi, con algunos problemas de sonido que no dejaban escuchar del todo bien su voz. Lo noté en buena forma y los registros altos. En ocasiones durante el concierto los instrumentos sonaban algo saturados. Aún así la entrega fué total y la ejecución de los temas por parte de los músicos que no pertenecieron a Angra fué excepcional.

Edu Falaschi constantemente se dirigía hacia nosotros para hacernos partícipes de las canciones e interactuando con aquellos fans que coreaban todos los temas.

La química y la complicidad entre todos los miembros de la banda era total, con contínuas miradas y bromas, sobretodo entre el ex Angra Fabio Laguna y el guitarrista Diogo Mafra. Al fondo del escenario Aquiles Priester se salía aporreando la batería, es un espectáculo disfrutarlo en directo, lástima que el repertorio programado fuera más corto que en otros conciertos de la gira (si no me equivoco, cinco temas menos) y no pudimos disfrutar de su solo.

Aún con el recorte en el repertorio, algún problema de sonido y la poca afluencia de público, fué un buen concierto en el que pudimos saciar nuestra nostalgia escuchando unos temas emblemáticos porparte de algunos de sus creadores.

En definitiva, un concierto que me supo a poco, marchándome con la idea que no me hubiera importado ir a trabajar al día siguiente con alguna hora de menos en el cuerpo.

Salud y Heavy Metal.

Si te ha gustado el artículo, por favor danos tu apoyo siguiéndonos en Facebook:

Abel Marín

Músico frustrado, escritor bloguero ocasional y amante del metal en su variedad de estilos. Vivo con la esperanza de poder llegar a viejo acudiendo a salas de conciertos y festivales. Sí los rockeros van al infierno, que me guarden sitio y una cervecita.

Salud y Heavy Metal.

Abel Marín
Sobre Abel Marín 11 Artículos
Músico frustrado, escritor bloguero ocasional y amante del metal en su variedad de estilos. Vivo con la esperanza de poder llegar a viejo acudiendo a salas de conciertos y festivales. Sí los rockeros van al infierno, que me guarden sitio y una cervecita. Salud y Heavy Metal.