Drain – Living Proof

Nuestra Nota


8.75 / 10

Ficha técnica

Publicado el 5 de mayo de 2023
Discográfica: Epitaph Records
 
Componentes:
Sammy Ciaramitaro - Voz
Cody Chávez - Guitarra
Tim Flegal - Batería

Temas

1. Run Your Luck (2:52)
2. FTS (KYS) (2:19)
3. Devil's Itch (2:05)
4. Evil Finds Light (2:07)
5. Imposter (2:28)
6. Intermission (feat. Shakewell) (1:53)
7. Weight of the World (3:16)
8. Watch You Burn (2:35)
9. Good Good Things (Descendents cover) (2:10)
10. Living Proof (3:22)

Multimedia





Escucha y compra

Este disco en Amazon: Drain – Living Proof
Todos los discos de Drain en Amazon


Nueva entrega desde la soleada California, desde Santa Cruz para ser más exactos. Drain, una de las bandas del panorama crossover hardcore más en forma en la actualidad —tal y como demostraron no hace demasiado en el Rebellion Tour 2023 que les llevó por media Europa junto a Madball, H2O o Hazen St.—, lanzaban no hace demasiado su esperado segundo trabajo, Living Proof (2023).

Ya en su debut de 2020 California Cursed, la banda convenció con su enérgico hardcore metálico, profundamente enraizado en el thrash metal de los años 80 de bandas como Slayer que, sin duda, tuvieron un papel importante en la banda sonora juvenil de estos… ¿tres caballeros? Lo pongo entre signos de interrogación pues desconozco si el bajista AJ Hoenigs sigue formando parte de la banda, de la misma manera que desconozco si es él quien toca el bajo en el álbum. Es más, me atrevo a decir que entró a formar parte del lineup de la banda después de que se hubiera grabado ya este álbum, pues no aparece en ninguna foto promocional. Quines coses tu…

Mediados y finales de los 90 fue una época la mar de intensa. Bandas como Rykers, Warzone, Biohazard y Madball empezaron a despuntar. Pero también bandas como Pantera, Prong y Sepultura, vecinas de género, lo petaban bastante. Sin embargo, a principios de la década de 2000, el hilo conductor entre el hardcore y un servidor de ustedes se fue perdiendo poco a poco en favor de otras tonadas más nu. Pero a veces el destino quiere que tengas una segunda oportunidad y hace unos años, no demasiados, que me volvió a picar de nuevo el gusanillo del hardcore, y unos de los grandes culpables de dicha picadura son Drain y su ya mencionado genial álbum debut.

Tenía muchas ganas de hincarle el diente a este Living Proof, lanzado el pasado 5 de mayo. Por los adelantos que pude escuchar —»Evil Finds Light» y «FTS (KYS)»— sabía que no me iban a decepcionar, y efectivamente estamos ante un brillante trabajo. Desde la inicial «Run Your Luck», Living Proof es un estallido salpicado de ritmos explosivos y voces poderosas. Un tesoro repleto de golosinas hardcore. Con piezas como «Devil’s Itch» o la final y canción principal «Living Proof», eres arrastrado hasta el fondo del abismo. En particular, la número cinco, «Imposter», destaca por encima del resto, con un tempo que te hace perder la cabeza, hecho a medida para fans del las ollas y del crowdsurfing.

La banda del tipo más feliciano del hardcore actual, el vocalista Sam Ciaramitaro, muestran saber hacer, simpatía y positivismo a raudales, características estas que resuenan constantemente a lo largo de los 25 minutos escasos que dura este trabajo, por lo que que, técnicamente hablando, estamos ante un EP. Los de Santa Cruz, simplemente, brillan con luz propia. Su actitud, que puede incluso resultar básica para mucha gente, está embadurnada de pesadez e incluso, por momentos, de brutalidad. Al igual que esta configuración básica, los riffs profundos y thrashy también están muy presentes. Así que Drain no son solo hardcore, sino que al final son mucho más que eso. Lo demuestran no solo con su actitud groovy, que por momentos me recuerda a la de bandas como D.R.I., sino también por el coraje que demuestran, que provoca que, una y otra vez, el álbum se salga de lo común con pistas como «Intermission», en la que colabora el rapero Shakewell, o la espléndida versión de Descendents «Good Good Things».

Drain realmente no sorprenden con Living Proof, pues lo retoman donde lo dejaron con California Cursed. Pero no tienen por qué hacerlo, pues su sonido sigue siendo refrescante y actual. Ellos son la balleta que le quita el polvo al hardcore tradicional. Son una avalancha de música 100% satisfactoria. Audaces, descarados y violentamente apasionados. Entre ellos y Turnstile están reescribiendo un género que much@s pretendían enterrar.

Rubén de Haro
Sobre Rubén de Haro 516 Artículos
Tipo peculiar y entrañable criado a medio camino entre Seattle, Sunset Boulevard y las zonas más húmedas de Louisiana. Si coges un mapa, y si cuentas con ciertos conocimientos matemáticos, verás que el resultado es una zona indeterminada entre los estados de Wyoming, South Dakota y Nebraska. Una zona que, por cierto, no he visitado jamás en la vida. No soy nada de fiar y, aunque me gusta “casi todo lo rock/metal”, prefiero las Vans antes que las J'hayber.