Crónica y fotos del Download Festival Madrid - Caja Mágica (Madrid), 30 de junio de 2018

Download Festival Madrid 2018 (III) – Las leyendas Ozzy Osbourne y Judas Priest arrasan en la última jornada

Datos del Concierto

Download Festival Madrid

Bandas:
Judas Priest + Ozzy Osbourne + Volbeat + In This Moment + Angelus Apatrida + Shinedown + Crossfaith + Carcass + ...
 
Fecha: 30 de junio de 2018
Lugar: Caja Mágica (Madrid)
Promotora: Live Nation
Asistencia aproximada: 25000 personas

Fotos

Fotos por Download Festival Madrid

Tristemente, llegó el último día del festival. Nos esperaba una jornada repleta de conciertos; tantos que tuve que planificarme. Mi objetivo principal del día (sí, hay que marcarse metas en la vida) no era otro que el de ver a los Judas Priest dignamente, no pedía más.

Eon arrancó en el stage 4. Igual que en anteriores ocasiones la interminable cola de la entrada no permitió a todo el público llegar a tiempo para la primera actuación. Ese día, además del mal olor, se respiraba en el ambiente mucha ilusión. Se notaba en las camisetas y banderas, destacando especialmente los seguidores de Volbeat, de Ozzy o Judas que llenaban la Caja Mágica.

Los americanos Shinedown tocaron en el estadio 2 en una actuación en la que hablaron demasiado, algo que no desmotivó a sus fieles seguidores, agolpados en las primeras filas. No fueron de mis favoritos… Meltdown y Teething tocaron en los stages pequeños mientras llegaba la actuación de Baroness en el escenario principal, dejándonos temas como “Take my Bones Away”, “Shock Me” o “Isak”.

A continuación, y ya pensando más en los tres grupazos a los que había ido a ver ese día, salieron a escena The Hellacopters, no les conocía mucho y lo cierto es que no estuvieron nada mal. Me gustaron especialmente temas como “The Devil Stole the Beat from the Lord”, “Move Right Out of Here” y “Gotta Get Some Action Now!” Pese a todo me quedo con los japoneses Crossfaith, que actuaban a la misma hora en el stage 4 y trajeron su peculiar metalcore electrónico-dubstep. Su actuación fue una locura… hasta pedían al público que hiciesen un wall of death mientras el teclista hacía crowdsurfing (body surfing).

De nuevo la marea de gente dirigiéndose al stage 1 como alma que lleva el diablo… y es que llegaba el turno de los esperadísimos Volbeat.

Los primeros acordes de “The Devil’s Bleeding Crown” enloquecieron al personal, que no dejó de animar a los daneses durante toda su actuación. Pronto llegaría mi tema preferido, “Lola Montez” que hizo que, hasta los que hacían guardia en el escenario 2 porque esperaban a los metal gods, les vitoreasen desde la lejanía. Siguieron con su estilo rockabilly-metal con éxitos como “Sad Man’s Tongue”, “Dead but Rising” o “16 Dollars” hasta llegar a la esperada “A Warrior’s  Call”, otro temazo más de la banda. Suma y sigue. “For Evigt” sonó como todas las anteriores, excelente. También hicieron alusión al malo olor del recinto, ahí lo dejo… Hubo muchísimos comentarios de asistentes que no les conocían y que quedaron fascinados ante la calidad del grupo y sus canciones. “Black Rose” o “Seal the Deal” sonaron antes del final de la actuación. Volbeat nos dejó con “Still Counting”, otro de mis temas predilectos. Un cierre genial que nos llenó de energía para ver, por fin, a Judas Priest.

Empezó el que para mí fue el mejor concierto de la jornada (que me perdonen los fans de Ozzy). Pese a que la bandera con la que pretendían abrir su actuación se cayó antes del inicio, los Judas, entre vítores y aplausos del respetable, tocaron “Firepower”. Igual que me pasó con Axl Rose, me sorprendió muchísimo el estado de Rob Halford, que no paró durante toda la actuación. Su voz obviamente no era la misma que antaño, pero estuvo increíble. El público no paraba de saltar, estábamos eufóricos con la llegada de “Sinner”, “Lightning Strike” y, por supuesto, con “Turbo Lover”. Sin siquiera parar de mover las cabezas seguimos con “Rising from the Ruins” y la grandiosa “Freewheel Burning”. “Bloodstone” daba paso a tres grandes clásicos. “You’ve Got Another Thing Comin’”, “Hellbent for Leather” en la que Halford entró a lomos de su espectacular Harley y “Painkiller” con los agudos del increíble vocalista.

Y aquí uno de los momentazos de este concierto. Después de que el público pidiese los bises, apareció Glenn Tipton, muy delgado, que fue aclamado por los emocionados fans de Judas Priest. “Metal Gods” “Breaking the Law” y “Living After Midnight” cerraron este pezado de show. Nos quedamos con ganas de muchísimo más (por suerte les volveré a ver en el Rock Fest Barcelona). Una pena que no les pusieran en el stage 1 aunque el sonido fue muy potente en el 2, así que no tengo quejas al respecto.

Y ahora… a correr hacia el estadio principal para ver otra de las grandes actuaciones de la jornada. la de Ozzy Osbourne.

Antes de explicaros el resumen del concierto de Ozzy, quisiera hacer mención especial a In This Moment. No pude verles en directo y me dio mucha rabia. Son un grupo genial con una puesta en escena que no te deja indiferente. Espero que les inviten a próximos festivales, o que vengan de gira por nuestras tierras para poder disfrutarles. Fatal el ponerles en la misma hora que Judas Priest, también fue algo muy comentado por el público.

Seguimos con las leyendas en este festival. Tocaba ver a Ozzy, en mi caso por primera vez. El miedo inicial por el estado del artista se repetía, como en anteriores casos. Pero cómo se nota la veteranía y la experiencia de estos tíos… madre mía… los efectos visuales, nubes artificiales, láseres, la cruz gigante del escenario (que era una pantalla también) fue un acompañamiento de nivel para la banda, que estuvo de diez.

“Back at de Moon” sonó y empezaron los vítores de un público agotado tras los tres días de festival. No considero a Ozzy un gran vocalista y los míticos saltitos sobre el escenario me hacían mucha gracia. Obviamente había visto vídeos de sus conciertos, pero siempre es mejor el directo, claramente. El que me impresionó fue Zakk Wylde a la guitarra. Me dejó a cuadros, como los que llevaba en su falda escocesa. Asimismo, increíbles estuvieron Rob Blasko, Adam Wakeman y el batería Tommy Clufetos, que nos regaló un solo impresionante en la parte final del espectáculo. Ozzy es muy inteligente eligiendo a sus compañeros ya que suplen con creces las carencias del vocalista.

Entre empujones y cánticos del público, sonó “Mr. Crowley”, seguido por la versión de Black Sabbath “Fairies Wear Boots”. Otros temas destacados antes del esperado “War Pigs” fueron “No More Tears” o “Road to Nowhere”. Tras los solos de guitarra de Wylde, en ocasiones tocado con los dientes y el solo de batería, llegó I Don’t Want to Change the World” seguido de más solos de Wylde y Clufetos. Después de “Shot in the Dark” llegaría la más que famosa “Crazy Train” que dio paso a los bises. Con “Mama, I’m Coming Home” y “Paranoid” Ozzy cerraba un gran show que dejó satisfechos a sus seguidores.

L7 tocaba en el stage 2 así que, a ritmo de procesión dado los miles de personas agrupadas allí, llegué para ver a las veteranas del género punk e ir a por algo de beber. Estábamos deshidratados todos y las botellas de agua (sin tapón) volaban. Las L7 tocaron temas como “Pretend We Are Dead” y “Evergalde”.

Para ir terminando la jornada, y el festival, un duelo: Angelus Apatrida en el stage 1 versus Carcass en el 2, que hizo que la gente olvidase su cansancio con temas como ““Keep On Rotting in the Free World” o “Incarnated Solvent Abuse”. Los Angelus Apatrida hicieron lo propio con “Violent Dawn”, “Room 237” y “Domination”, cover de Pantera dedicado al recientemente fallecido Vinnie Paul. Cerraron la noche y su bolo con “You Are the Next” y yo me fui a la cola de los taxis, muerta, pero contenta por haber disfrutado del Download Festival en esta segunda edición. Veremos si el año que viene se pasean por allí grupos como Metallica

Soraya del Angel Moreno
Sobre Soraya del Angel Moreno 17 Artículos
Me gusta la música, me encanta el rock ¡y me vuelve loca el metal! "Hay demasiada maldad en el mundo como para seguir también ese camino" (Dio). Otros dioses que me acompañan: literatura, star wars, anime y todo aquello que me haga (son)reír.