Disturbed – Divisive

Nuestra Nota


8.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 18 de noviembre de 2022
Discográfica: Reprise Records
 
Componentes:
David Draiman - Voz
Dan Donegan - Guitarra, teclados
John Moyer - Bajo, coros
Mike Wengren - Batería, coros

Temas

1. Hey You (4:29)
2. Bad Man (3:22)
3. Divisive (3:59)
4. Unstoppable (3:58)
5. Love to Hate (3:37)
6. Feeding the Fire (4:19)
7. Don't Tell Me (feat. Ann Wilson) (4:32)
8. Take Back Your Life (2:58)
9. Part of Me (3:54)
10. Won't Back Down (2:52)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Disturbed – Divisive
Todos los discos de Disturbed en Amazon


«La guerra tribal partisana se ha convertido en parte de nuestra existencia habitual en la actualidad. Es una gran batalla de las camarillas. La idea general del disco es ser una llamada de atención para todos. Sin embargo, la música es la mejor cura para lo que nos aqueja. Si tan solo todos se acercaran y la usaran. No hay mejor ambiente para olvidarse de toda esta mierda que la música en directo. Podemos estar juntos y darnos cuenta de que tenemos más en común que no. Reconoced lo que está sucediendo y hagamos un cambio para mejor.»

Divisive es el octavo disco de Disturbed. En él, Draiman y los suyos analizan el comportamiento de la sociedad actual y usan su música para hacer una llamada de atención. ¿Funcionará? Es evidente que no, la sociedad actual no se caracteriza principalmente por prestar atención a nada… pero es interesante y de agradecer que personas con voz la intenten usar en este aspecto.

Disturbed son una de las bandas más importantes dentro de lo que podemos considerar el metal moderno. Pese a llevar ya dos décadas en activo, para muchos sigue siendo una banda algo desconocida. Es curioso como ciertas bandas enormes en los Estados Unidos sigan teniendo presencia algo residual en España. “Algo he escuchado de ellos…” o “Sí, me suenan pero creo que no les he escuchado nunca”, hasta incluso “¿Son aquellos metalcore, no?”.

Comprendo que Disturbed no han sido nunca una banda de fácil acceso y entiendo que, para intentar abrir más su abanico de seguidores, la banda de Chicago publicara Evolution (2018), su disco más rompedor y a la vez más odiado. Las distorsiones y los breaks se convertían en intentos de himnos de corte más lento de rock/metal alternativo. Sin ser un disco malo, fue criticado como ninguno, pero funcionó, Disturbed ganó nuevos fans.

Y ahora regresan con Divisive. La primera duda de cualquier fan sería: ¿siguen innovando o regresan a sus raíces? Vamos a descubrirlo. Bienvenidos al mundo de David Draiman y sus Distrubed. Si el artwork da pistas (normalmente eso es así), recuperamos el viejo estilo de la banda, con ese ser de aspecto espectral, encadenado, intentando librarse de esas cadenas opresoras. Para ello resquebraja su ser mostrando su fuego interior. Poético, sí. Ese resquebrajamiento sería este concepto de Divisive, el título del disco.

Los tres anticipos publicados previamente también nos ayudaron a crear una idea del disco en general. El primero de ellos fue “Hey You”. El sencillo de cinco minutos comienza con riffs que inmediatamente gritan “Indestructible”. Draiman canaliza sus angustiosos y ásperos registros vocales que definieron el sonido inicial de Distrubed y que aparentemente parecen regresar. La canción está repleta de la afinación característica de la era temprana de la banda con riffs constantes al frente, y aunque Draiman vuelve a un coro vocal limpio, funciona absolutamente con el ritmo de la pista. El puente realmente resume parte de la infancia cruda de esta banda de la que el mundo se enamoró.

El segundo single fue “Unstoppable”. La canción de cuatro minutos comienza con un ritmo decente y Draiman continúa con una voz más áspera. La batería refleja de manera similar la era de 2008 con un cierto estilo de mezcla que es increíblemente nostálgico. Disturbed retiene esta energía en todo momento, incluso en el estribillo ligeramente más melódico, permaneciendo decentemente pesado. Dos temazos de dos. Va bien encaminado el regreso de la banda.

Y el tercer y último anticipo fue “Divisive”, la canción que da título al disco. Se trata de una canción menos estridente que las dos previas pero con un riff pesado sobre el que Draiman arroja solemnemente la crítica social. Sobre ella, Draiman comentó:

“La canción principal y el título en sí son indicativos del estado increíblemente jodido en el que vivimos. Se trata de cómo la hiperpolaridad ha influido en todo lo que la gente hace en la vida. La gente es adicta a la indignación. Son adictos a encontrar la próxima cosa que los enfade para poder hablar de ello en las redes sociales. Todo lo negativo recibió una inyección de esteroides.”

Más allá de los tres anticipos, Divisive cuenta con muchas otras piezas más que recomendables. “Bad Man” nos trae otra vez a los mejores Disturbed con una mezcla de riff y batería brutal, un solo muy pesado pero melódico de Dan Donegan y una gran interpretación de voces de David.

En “Love to Hate” siguen con la fórmula triunfadora, canción pesada con estribillo melódico accesible. “Feeding the Fire” es una pieza más lenta, oscura y también pesada. Muy apta que ayuda a bajar las revoluciones acumuladas hasta ese momento. En “Don’t Tell Me” nos topamos con la inconfundible voz de Ann Wilson, cantante y compositora de Heart. Se trata de un gran duo de voces entre David y Ann y, aunque la canción no tiene el impacto del resto de canciones del disco, es muy cómoda y disfrutable. Y ojito al solo de guitarra que esconde.

Entrando en el tramo final del disco, “Take Back Your Life” repite fórmula pero toda ella es muy melódica, lejos de sus mejores momentos. “Part of Me” cumple sin ilusionar ni aportar nada significativo. I llegamos al cierre con “Won’t Back Down”, otra canción estándar sin mucho brillo. Una pena que en esta recta final veamos como Divisive se descompone por falta de ideas.

En líneas generales, Divisive supera con creces la mayoría de discos de Distrubed. Sin llegar al nivel de impacto de The Sickness (2000), eso sería pedir demasiado. Pero la sensación de que estamos frente al resurgir o incluso al mejor momento de la banda en 20 años es una constante a medida que escuchas el disco. Tiene sus momentos flojos, sobre todo en su segunda mitad, pero aún así, el resultado final es totalmente satisfactorio.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 685 Artículos
Rock en todas sus extensiones