Diamond Head – Lightning to the Nations: 40 años de un pilar maestro de la NWOBHM

Ficha técnica

Publicado el 3 de octubre de 1980
Discográfica: Happy Face Records
 
Componentes:
Sean Harris - Voz
Brian Tatler - Guitarra
Colin Kimberley - Bajo
Duncan Scott - Batería

Temas

1. Lightning to the Nations (4:14)
2. The Prince (6:13)
3. Sucking My Love (9:32)
4. Am I Evil? (7:44)
5. Sweet and Innocent (3:13)
6. It's Electric (3:37)
7. Helpless (6:48)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Diamond Head – Lightning to the Nations: 40 años de un pilar maestro de la NWOBHM
Todos los discos de Diamond Head en Amazon


1980, año de nacimiento de la New Wave of British Heavy Metal. Un puñado de bandas jóvenes revitalizaba el género cambiando la influencia del blues presente en los grupos de la primera ola como Black Sabbath o Deep Purple por la del punk, resultando en canciones más rápidas y energéticas. Este cambio dio lugar a uno de los estilos predecesores del metal extremo, influenciando los componentes de la primera ola de thrash e incluso las de death y black metal posteriormente.

Todos hemos escuchado a Iron Maiden, Motörhead, Saxon o Venom, pero la lista de bandas que formaron este movimiento es larga, e incluye nombres de culto como Tank, Blitzkrieg, Girlschool, Tygers of Pan Tang, Angel Witch o los protagonistas de hoy: Diamond Head. Estos últimos editarían hace hoy 40 años Lighning to the Nations, uno de los discos clave de la NWOBHM.

Parece increíble que cuatro chavales de ni siquiera 20 años sin una técnica demasiado pulida parieran este discazo. Siete pistas llenas de caña y momentos memorables, y ni una de relleno, todas son imprescindibles. Abren imponentemente con la canción título, llena de energía des del minuto uno, con riffs y fraseos elaborados e ideas interesantes. Destaca la potente voz de Sean Harris, seguramente el aspecto más reconocible del disco. Hace piruetas arriba y abajo como quiere, totalmente sobrado.

En «The Prince» tenemos la primera indicación de que no estamos delante de unos genios de la composición. Entra con un buen riff, pero el solo inicial choca de frente con los sintetizadores presentes en la intro, creando una disonancia más propia de Rings of Saturn. Una vez pasado el mal trago, el resto de la canción es espectacular. Una estrofa fuerte, unas líneas de bajo muy curradas y la batería punki de Duncan Scott dando caña. Por no hablar de la sección funk en el minuto 3:16 y la siguiente parte que invita a corear la melodía de guitarra.

¡Sorpresa en la tercera! ¿A quién se le ocurre meter una canción de nueve minutos cuando justo empezamos? Pues en este caso funciona. Aun conteniendo una parte intermedia bastante larga y tirando a progresiva (se nota la influencia de Led Zeppelin y Rush) a «Sucking My Love» le falta poco para hacerse corta. El riff principal es muy efectivo y esta vez los solos encajan de maravilla.

«Am I Evil?», espera, ¿esto no era de Metallica? Seguramente la mayoría de gente que acaba conociendo a Diamond Head lo hace a través de las versiones que grabaron los de San Francisco en su disco Garage Inc. (1998). Nada menos que cuatro cortes de este Lightning to the Nations aparecieron ahí, normal teniendo en cuenta que Lars Ulrich era un auténtico fanboy de la banda. Viajó de San Francisco a Londres para verles tocar y llegó a vivir con ellos de gorra unas semanas, antes de regresar y formar Metallica. Gracias a los royalties de esas versiones, el guitarrista Brian Tatler pudo comprarse una casa y básicamente dejar de trabajar.

Pero bueno, no nos liemos. «Am I Evil?» es con razón la canción más conocida de Diamond Head, con una intro que recuerda a los Black Sabbath más siniestros, uno de los riffs más icónicos de la historia del metal y un solo catártico. La letra relata una historia de venganza que va muy de acuerdo con la instrumentación.

«Sweet and Innocent» llega creando un buen contraste. Es mucho más alegre y juguetona con su compás a 6:8 sin dejar de ser heavy. Goza de un bajo potente y la verdad es que da muchas ganas de moverse. Siguen de buen rollo con «It’s Electric», con un aire muy a lo Deep Purple y un solo de guitarra impresionante. Parece que han dejado para el final las canciones con más gancho, pues esta y la última «Helpless» tienen estribillos muy recordables y efectivos. Este cierre es estelar: te golpean con verdaderos riffazos, punteos veloces y una batería cañera. También resulta obvio en este caso la influencia que tuvo esta gente sobre los estilos que surgieron después, con ese sonido claramente protothrasher.

Así acaba Lightning to the Nations, un disco difícilmente mejorable a pesar de la producción relativamente cruda que tiene, que por otra parte le da ese carácter tan especial. En la actualidad, Diamond Head siguen en activo, siendo Brian Tatler el único miembro fundador que queda. Durante su carrera han sacado ocho discos de estudio, superado dos separaciones y sufrido bastantes cambios en su alineación. Aunque han venido varias veces por aquí en los últimos años, aún no he tenido la oportunidad de verles en directo, pero no dudaré en hacerlo a la que pueda, a ver cómo defienden estos clásicos después de tanto tiempo.

Avatar
Sobre Aleix Besolí 70 Artículos
Hey, has llegado al final del artículo, ¡gracias! Me metí en esto del metal a los 14 años, y de concierto en concierto he ido descubriendo las bandas nacionales e internacionales que forman parte de este mundillo. Ahora aporto mi grano de arena a Science of Noise contando lo que pasa en los eventos de la zona y algunas novedades discográficas. También toco la guitarra y el bajo en algunos grupos de la escena local. Tengo los huevos pelaos de tocar en el Ceferino.