Dead Kennedys – Fresh Fruit for Rotting Vegetables: 40 años del debut impecabe de los punks californianos

Ficha técnica

Publicado el 2 de septiembre de 1980
Discográfica: Cherry Red Records
 
Componentes:
Jello Biafra - Voz
East Bay Ray - Guitarra
Klaus Flouride - Bajo, coros
Bruce "Ted" Slesinger - Batería

Temas

1. Kill the Poor (3:07)
2. Forward to Death (1:23)
3. When Ya Get Drafted (1:23)
4. Let's Lynch the Landlord (2:13)
5. Drug Me (1:56)
6. Your Emotions (1:20)
7. Chemical Warfare (2:55)
8. California Über Alles (3:03)
9. I Kill Children (2:04)
10. Stealing People's Mail (1:34)
11. Funland at the Beach (1:49)
12. Ill in the Head (2:46)
13. Holiday in Cambodia (4:37)
14. Viva Las Vegas (Elvis Presley cover) (2:42)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Dead Kennedys – Fresh Fruit for Rotting Vegetables: 40 años del debut impecabe de los punks californianos
Todos los discos de Dead Kennedys en Amazon


Ya hacía tiempo que no escuchaba este pedazo de disco de principio a fin. Una pieza clave dentro de la historia del punk de una de las bandas más importantes del género. Después de Ramones y Sex Pistols, la siguiente banda que suele aparecer en el imaginario de la gente son los Dead Kennedys.

Empezando por el nombre, los Dead Kennedys eran expertos en el arte de provocar y crear polémica. Hubo protestas por uno de sus conciertos concierto en los Mabuhay Gardens de San Francisco que caía en el 15 aniversario del asesinato del presidente JFK. Mucha gente pensaba que el nombre era una mofa a la familia Kennedy, pero como dijo su guitarrista East Bay Ray:

“We actually respect the Kennedy family… When JFK was assassinated, when Martin Luther King was assassinated, when RFK was assassinated, the American Dream was assassinated… Our name is actually homage to the American Dream.”

Algo parecido pasaría con el tema que abre Fresh Fruit for Rotting Vegetables. “Kill the Poor” satiriza con el exterminio de los pobres para reducir el desempleo, la criminalidad y las ayudas sociales. Obviamente, se estaban riendo de los políticos que incitan a odiar a las clases bajas, pero no faltaron los que se tomaron la letra literalmente. A partir de aquí, no dan cuartel.

Siguen sin ningún respiro con dos canciones de poco más de un minuto. “Forward to Death” y “When Ya Get Drafted” son más frenéticas, rozando el hardcore a falta de un poco más de rabia y distorsión. Los muchos riffs surferos que van apareciendo le dan un toque festivo e interesante a la música de los Dead Kennedys. Klaus Flouride proporciona unas líneas de bajo que también aportan mucho a este sonido, complementándose con la guitarra. Un buen ejemplo lo tenemos en “Let’s Lynch the Landlord”.

“Drug Me” se acelera de nuevo con el carismático Jello Biafra cantando a toda pastilla, una guitarra furiosa y unos sintetizadores que si vas colocado seguramente te induzcan a la paranoia. Una joya del hardcore primigenio. Temazo tras temazo, la movida “Your Emotions” y el humor negro de “Chemical Warfare” preceden a “California Über Alles”, uno de sus mayores éxitos. En ella imaginan al entonces gobernador de California Jerry Brown, al frente de una dictadura hippie:

“I am Governor Jerry Brown
My aura smiles and never frowns
Soon, I will be president
Carter power will soon go away
I will be Führer one day
I will command all of you
Your kids will meditate in school

Zen fascists will control you
One-hundred percent natural
You will jog for the master race
And always wear the happy face.”

Ya llevamos más de la mitad del álbum, y es que a pesar de contener 14 pistas, se pasa volando ya que muy pocas superan los tres minutos de duración. Otra dosis de humor negro con “I Kill Children” y “Funland at the Beach”, con la más inocente “Stealing People’s Mail” en medio. No sobra ni una, Fresh Fruit for Rotting Vegetables es consistente de principio a fin, lleno de buenos riffs e ideas pegadizas que mantienen la atención del oyente. En “Ill in the Head” se refleja la esquizofrenia de su compositor, el guitarrista Carlos Cadona, más conocido por su mote «6025», que dejaría la banda antes que se publicase este trabajo pero contribuyendo con un par de sus canciones. La guitarra y el bajo transmiten muy bien esa sensación de inestabilidad y perdición, experimentando con sonidos más propios del avant-garde y el math-rock que vendrían después.

Dejan lo mejor para el final. El temazo por excelencia del grupo es también el single principal de este disco: “Holiday in Cambodia”. Una canción puramente surf rock que arremete con ironía contra los niños de papá que dicen entender el sufrimiento de los menos afortunados que ellos sin saber realmente de lo que están hablando. Algunos incluso alardean de ciertos valores rojizos, desconociendo la brutalidad de algunos regímenes como el de Pol Pot en Camboya:

“So, you’ve been to school for a year or two
And you know you’ve seen it all
In daddy’s car, thinkin’ you’ll go far
Back east, your type don’t crawl
Play ethnicky jazz to parade your snazz
On your five-grand stereo
Braggin’ that you know how the niggers feel cold
And the slums got so much soul

Now you can go where people are one
Now you can go where they get things done
What you need, my son
What you need, my son

Is a holiday in Cambodia
Where people dress in black
A holiday in Cambodia
Where you’ll kiss ass or crack.”

Todo esto con un tono alegre y fiestero, creando un contraste bastante interesante. Para acabar tenemos una versión muy alocada del “Viva Las Vegas” del mismísimo Elvis. Cambian ligeramente alguna frase para darle más vidilla y de paso meterse con el Rey del Rock por su abuso de anfetaminas en sus años menos gloriosos.

He aquí la opera prima y la más conocida de Dead Kennedys, que a día de hoy siguen en activo sin Jello Biafra, después de varios conflictos sobre pagos de royalties y demás disputas variadas. Parece que raramente vienen por aquí, solo he podido encontrar un concierto suyo en Barcelona en 2002, ¡a ver si alguna promotora se anima a traerlos de vuelta!

Avatar
Sobre Aleix Besolí 74 Artículos
Hey, has llegado al final del artículo, ¡gracias! Me metí en esto del metal a los 14 años, y de concierto en concierto he ido descubriendo las bandas nacionales e internacionales que forman parte de este mundillo. Ahora aporto mi grano de arena a Science of Noise contando lo que pasa en los eventos de la zona y algunas novedades discográficas. También toco la guitarra y el bajo en algunos grupos de la escena local. Tengo los huevos pelaos de tocar en el Ceferino.