Crónica y fotos del concierto de Yes - Sala Paral·lel 62 (Barcelona), 3 de mayo de 2024

De vuelta a los 70: Yes rememoran su larga historia en Barcelona

Datos del Concierto

Bandas:
Yes
 
Fecha: 3 de mayo de 2024
Lugar: Sala Paral·lel 62 (Barcelona)
Promotora: Get Rock
Asistencia aproximada: 1.000 personas

Fotos

Fotos por Aleix Besolí

Ilustre visita la del viernes pasado en el corazón del Paral·lel. Recibíamos a unas leyendas vivas del rock progresivo, una de esas bandas que sorprende que puedan seguir en activo después de tantos años, y más con la calidad del espectáculo que dieron. Hablamos, cómo no, de Yes, que se ven envueltos en esta gira llamada The Classic Tales of Yes. Después de tener que aplazar varias veces estas fechas europeas, por fin les pudimos recibir en Barcelona.

Con los años, la formación de la banda ha cambiado muchas veces, así que vale la pena recordar los miembros actuales. El mítico Steve Howe lidera a la guitarra y es el único miembro que sigue desde la época clásica de la banda. Como es de esperar, le acompañan grandes músicos con trayectorias notorias dentro del género. Jon Davison (Glass Hammer) a la voz, guitarra acústica y percusiones, Geoff Downes (The Buggles, Asia) a los teclados, Jay Schellen (Hurricane, Asia) a la batería, y el productor Billy Sherwood, que ocupa la posición de bajista desde la muerte de Chris Squire en 2015.

Paral·lel 62 se vestía de gala para la ocasión, con todas las gradas llenas, aunque en la pista acabó quedando algo de espacio. Como detalle, en el vestíbulo teníamos una exposición del artista Roger Dean, creador de muchas de las portadas de los discos de Yes, y en particular de Mirror to the Sky (2023), último trabajo de Howe y compañía.

Bien puntuales hacían aparición en un escenario sin muchas florituras. Solo había un amplio telón blanco sobre el que se proyectarían una variedad de luces y patrones durante el show. La gran batería y la tarima llena de teclados en segundo plano hacían el resto. El bueno de Downes estaba completamente rodeado y frecuentemente tocaría las teclas de dos distintos a la vez con los brazos extendidos, todo un funambulista.

Empezaban sin rodeos con «Machine Messiah», primera pista de Drama (1980) y una gran apertura para un concierto, con esa intro más dura y esas voces dobladas que nos dan la bienvenida. Vaya un hit de prog rock, con esas líneas sinuosas de teclados, guitarra y bajo que bailan entre ellas en la parte intermedia.

El optimismo característico de Yes brillaba con la calmada «It Will Be a Good Day (The River)», donde la voz toma protagonismo apoyada por los suaves fraseos de guitarra. Davison hace un trabajo asombroso, realmente se parece mucho al Jon Anderson de los discos en cuanto a tono y timbre. Sumándole las segundas voces de Sherwood, que armonizaban a la perfección, eso era un deleite absoluto.

La cosa se ponía rocknrollera con «Going for the One», que puso a más de uno a mover el esqueleto. Para esta pieza, Howe tocaba un lapsteel, y esa sería solo la primera vez que cambiaría de instrumento. De hecho, casi para cada tema había alguno nuevo, ya fueran diferentes guitarras eléctricas, acústicas o hasta un laúd, por no hablar de la extensa colección de bajos que lucía Sherwood.

Viajábamos al 71 con la bluesera y hippie «I’ve Seen All Good People», y su versión de «America» de Simon & Garfunkel, de cual interpretaron la parte instrumental, con un Howes rutilante a la guitarra. ¡Increíble como toca a sus 77 años! Con «Time and a Word» volvían los Yes más relajantes, auténtica y bellísima música de fumados. Eran los 70, y no podía faltar un alegato animalista como «Don’t Kill the Whale», un single de solo tres minutos (muy corto según los estándares de la banda) pero con partes muy interesantes también.

Howe sacaba la acústica para empezar «Turn of The Century» en dueto con Davison, a los que se unirían progresivamente el resto de instrumentos. Con este tema tan manso acababa la primera hora de concierto, tras la cual había un receso de 20 minutos. Algo poco habitual en los bolos que solemos cubrir por aquí, pero que vino bien para encarar una segunda parte cargada de emociones.

Entre vítores, el quinteto volvía a salir por todo lo alto con «South Side of the Sky» de Fragile (1971), uno de sus álbumes más aclamados. Sin duda un temarral muy completo que aún el rock progresivo y la psicodélia de forma magistral, con partes de virtuosismo guitarrero y otras con coros preciosos a tres voces.

Con el single «Cut From the Stars» nos mostraban la versión más actual de la banda, antes de adentrarse en Tales from Topographic Oceans (1973). En 2023 hacía 50 años de la salida de este disco, y en esta gira lo recuerdan de forma especial. El álbum en cuestión consiste de cuatro piezas de 20 minutos cada una (sí, café para los muy cafeteros, de esas que te tienes que esperar al minuto 14 para que se pongan guapas). Pues bién, en directo se han currado un medley con las partes más destacadas de cada una que nos llevó en un viaje astral que ni un chupito de ayahuasca.

Salían del escenario, pero estaba claro que quedaba algún bis. No se demoraron en regresar con su mayor éxito convertido en meme de internet en la pasada década: el genial «Roundabout» puso a bailar a la sala entera con ese bajo trepidante y los rápidos detalles de guitarra y teclado. Alucinante.

Quedaba una última sorpresa, un «Starship Trooper» que cerraba una noche redonda con una dosis más de nostalgia setentera. Casi diez minutos de canción a base de guitarra sin distorsión que recorre diferentes pasajes, como esa parte intermedia que imita a un saltarín banjo de bluegrass o la rueda de acordes que encara el final con un subidón apoteósico.

Noche para el recuerdo repasando el legado de una banda clave para la música progresiva. Es un privilegio poder ver en directo a grupos como este a las alturas a las que estamos. Yes fue fundado en 1968, y sea con la formación que sea, siguen sacando discos y llevando su música por el mundo. Es algo que me vuela la cabeza, como tener una máquina del tiempo sobre el escenario. Y a juzgar por el excelente estado de forma de Steve Howe, no parece que tengan intención de parar pronto.

Setlist:

Set 1:
Machine Messiah
It Will Be a Good Day (The River)
Going for the One
I’ve Seen All Good People
America (Simon & Garfunkel cover)
Time and a Word
Don’t Kill the Whale
Turn of the Century

Set 2:
South Side of the Sky
Cut From the Stars
The Revealing Science of God (Dance of the Dawn) / The Remembering (High the Memory) / Leaves of Green / Ritual (Nous sommes du soleil)

Roundabout
Starship Trooper

Aleix Besolí
Sobre Aleix Besolí 351 Artículos
Hey, has llegado al final del artículo, ¡gracias! Me metí en esto del metal a los 14 años, y de concierto en concierto he ido descubriendo las bandas nacionales e internacionales que forman parte de este mundillo. Ahora aporto mi grano de arena a Science of Noise contando lo que pasa en los eventos de la zona y algunas novedades discográficas. También toco la guitarra y el bajo en algunos grupos de la escena local. Tengo los huevos pelaos de tocar en el Ceferino.