Crown Lands – Fearless

Nuestra Nota


9 / 10

Ficha técnica

Publicado el 31 de marzo de 2023
Discográfica: Spinefarm Records / Universal Music Canada / Ontario Creates
 
Componentes:
Cody Bowles – Voz, batería, flauta
Kevin Comeau – Guitarra, bajo, teclados

Temas

1. Starlifter: Fearless Pt. 2 (18:22)
2. Dreamer of the Dawn (4:03)
3. The Shadow (3:44)
4. Right Way Back (3:51)
5. Context: Fearless Pt. 1 (7:49)
6. Reflections (5:43)
7. Penny (3:42)
8. Lady of the Lake (5:06)
9. Citadel (5:52)

Multimedia





Escucha y compra

Este disco en Amazon: Crown Lands – Fearless
Todos los discos de Crown Lands en Amazon


La primera impresión que tienes cuando escuchas un tema de Crown Lands a nivel instrumental es que el espíritu de Rush sigue ahí vivo y sigue editando material inédito. Luego aparece la voz de su vocalista, Cody Bowles, y tienes la sensación de que un joven Robert Plant colaboró en su día con Rush, grabando algunos temas que ahora están saliendo a la luz. Acto seguido te das cuenta de que no debes ser la primera persona que ha experimentado sensaciones similares y lo constatas con detalles tan curiosos como que Crown Lands ha realizado gira junto a Greta Van Fleet, otra banda estrechamente influenciada por Led Zeppelin. Puestos ya en situación estilísticamente hablando, es momento de presentar un poco más a la banda canadiense Crown Lands. Lo primero que llama la atención es que se trata de un dúo. Tan solo dos músicos, Cody Bowles a las voces y batería, y Kevin Comeau a la guitarra, bajo y teclados, son capaces de encargarse de todos los aspectos instrumentales. Y ojo que en directo sorprendentemente también es así. Crown Lands no descuidan en absoluto este importante aspecto y en sus actuaciones en vivo se organizan de la forma más eficiente posible sin músicos de apoyo adicionales ni pistas pregrabadas. Kevin Comeau lleva una guitarra/bajo de doble mástil, controlando las transiciones de uno a otro con una pedalera Taurus, amparado tras su teclado al cual recurre cuando es necesario, mientras que Cody Bowles canta mientras toca la batería a un nivel más que notable. Todo un espectáculo de lujo verlos en acción. En cuanto a las temáticas asociadas a esta banda, siendo Cody Bowles medio descendiente de una tribu indígena canadiense, los Mi’kmaq, e identificándose asimismo dentro del género Two-Spirit (alguien quien encarna a la vez el espíritu femenino y el masculino), es fácil imaginarse que son precisamente esas temáticas coloniales vs indígenas parte de su inspiración, aunque un componente futurista y de ciencia ficción también aparece a menudo en ellas, formando un combinado de lo más inusual, siempre con un trasfondo político/social reivindicativo en el que se tratan de denunciar situaciones de injusticia de diversa índole.

Tal y como comentábamos al inicio, podemos notar muchas similitudes a la compleja ejecución de la música de sus compatriotas Rush (no en vano han trabajado con tres de sus productores: Terry Brown, Nick Raskulinecz y David Bottrill en la actualidad), así como influencias de Yes, Pink Floyd, King Crimson, Vangelis o Genesis, por lo que ya os podéis imaginar el nivel de virtuosismo que gasta la banda. Con semejantes ingredientes, hay ganas de averiguar qué nos depara este Fearless, segundo trabajo de la banda, así que, ¡vamos a ello!

“Starlifter: Fearless Pt. 2” es el tema escogido para iniciar de una forma muy épica este viaje. Una epopeya de más de 18 minutos, con nueve tramos diferenciados, que nos muestra a qué liga pretende jugar Crown Lands en la actualidad. Y aunque es evidente las influencias de Rush en el mismo, por momentos también me parece estar escuchando a The Who. Tal y como indica su título, nos encontramos con una continuación de “Context: Fearless Pt. 1”, tema que aparece más adelante en el álbum pero que cronológicamente hablando es anterior, pues apareció como sencillo hace dos años. Fearless es el protagonista de este relato de ciencia ficción que pretende trasladar de alguna manera la eterna historia de la dominación colonialista a un momento futuro en el que la invasión nos llega desde el espacio exterior. Fearless decide plantar cara y liderar la revuelta en contra de tal dominación, si al final lo consigue lo dejo en manos de tu interpretación, pero a mí me da que no hay final feliz, a imagen y semejanza de lo que históricamente ha sucedido en nuestro planeta en tantas ocasiones anteriores. Si ya hay epicidad en las aventuras de Fearless, imaginaos la música que lo acompaña. Cientos de paisajes sonoros nos llevan arriba y abajo en este trepidante viaje en el que se persigue trasladarnos a ese contexto futurista, no escatimando en recursos instrumentales, donde destacan especialmente unos sintetizadores muy en la onda Vangelis para resaltar esas sonoridades espaciales. Que la complejidad de este tema no te haga desistir en la continuación de la escucha del álbum, lo que viene a continuación no es ni de largo tan denso (quizás exceptuando “Context: Fearless Pt. 1”, que vuelve a tirar de epicidad progresiva, aunque un poco más asequible). Una buena prueba de ello nos llega con el siguiente “Dreamer of the Dawn”, que, en comparación al anterior tema, nos parece de lo más ligero y positivista posible. Con su estribillo feliciano que rápidamente se instala en tu cerebro, casi olvidamos todo ese vaivén emocional anterior y nos instalamos en una comodidad auditiva absoluta de lo más agradable. “The Shadow” es un medio tiempo co-escrito con el productor de este trabajo, David Bottrill, en el que Cody Bowles nos muestra la versatilidad de su voz, tirando de exigentes agudos en sus estribillos y trayéndonos reminiscencias de otra banda compatriota, Triumph.

Tras este oasis de paz, nos adentramos en un animado “Right Way Back”, el segundo de los temas rescatados del 2021 (no olvidemos que en plena pandemia muchas bandas se dedicaron a lanzar música de una manera un tanto inusual). Crown Lands no duda en citar a Genesis como influencia principal de este tema que nos vuelve a enganchar con su trepidante ritmo, una voz procesada como novedad y unos teclados futuristas que encajan a la perfección con la esencia temática imperante en el álbum. “Context: Fearless Pt. 1”, tal y como ya hemos mencionado antes, es un tema que apareció hace dos años como tributo explícito a la banda Rush y que han decido rescatar en este nuevo trabajo. Con una duración un poco inferior a los ocho minutos, consta de diez partes en los que el tema “Red Barchetta” de esta idolatrada banda nos viene a la memoria en muchísimas ocasiones. Crown Lands nunca han ocultado su admiración por la banda Rush como fuente de inspiración. De hecho, gracias a esta abierta confesión, han conseguido llamar la atención de los mismísimos Rush, cuyo guitarrista, Alex Lifeson, los ha llamado para realizar alguna colaboración en directo. Si la segunda parte de este tema cumplía a rajatabla con todos los preceptos más clásicos del progresivo de los 70/80, aquí nos encontramos en la misma tesitura, pero con una estructura más definida, hay estribillos y pasajes instrumentales que se van repitiendo, facilitando la comprensión del mismo para toda aquella persona no tan acostumbrado a la complejidad del estilo. “Reflections” nos cuenta las vicisitudes de Crown Lands como banda, cómo en un momento oscuro de sus vidas decidieron separarse y cómo consiguieron superar sus desavenencias, reencontrándose de nuevo no solo para sumar, sino multiplicar (tal y como nos cuenta la canción:

«We’ll recognise each other’s soul again»

“Penny” es una de las sorpresas de Fearless, una pieza instrumental acústica que sirve de homenaje a la difunta abuela de Kevin Comeau y que nos muestra la maestría de este artista con las seis cuerdas. Vamos llegando al final con una de las piezas claves de este álbum y uno de sus primeros sencillos, “Lady of the Lake”, una bonita balada de tintes folk que condensa lo bueno y mejor que nos puede ofrecer Crown Lands. Hay pasajes acústicos, eléctricos, una voz que enamora, un precioso interludio instrumental, en fin, una maravilla de tema que pone la piel de gallina. “Citadel” nos despide en este viaje sonoro en forma de power ballad, llevados de la mano de un sugerente piano que sirve de base para que Cody Bowles pueda lucirse de nuevo con su forma de interpretar vocalmente y contar historias. Este tema trata de ensalzar a todas aquellas personas que luchan por defender su tierra frente a las grandes corporaciones que tan solo abogan por explotarlas. Un delicado final con mensaje, como sucede tantas otras veces durante todo el álbum, ofreciéndonos pinceladas de todos aquellos temas que preocupan a Crown Lands.

Como conclusión final diríamos que “Fearless” nos muestra una clara evolución de Crown Lands hacia el progresivo respecto a sus trabajos anteriores, que ya apuntaban en esa dirección, pero no de una manera tan desacomplejada. Crown Lands recoge el testigo del progresivo original de los 70/80, actualizándolo para resultar atractivo e imprimiendo en él nuevos elementos de cosecha propia. Su estrecha conexión con la naturaleza y los ritos ancestrales derivados de sus orígenes, así como su fascinación por la ciencia ficción hacen de Fearless una propuesta atrevida a tener en cuenta.

Crown Lands abogan por hacer llegar su concepción particular de la música prog no tan solo a un selecto público sino expandirlo más allá, incluso generacionalmente hablando. Su sueño sería poder causar en las nuevas generaciones lo que ellos experimentaron escuchando a Rush en su día cuando tan solo eran unos críos, en definitiva, unas enormes ganas de continuar con su legado. Está por ver el encaje de esas expectativas con la realidad.

Vislumbro mucho talento tras el nombre de Crown Lands y si las cosas no se tuercen, pueden dar mucho que hablar. Tanto Kevin como Cody no alcanzan los 30 años de edad, si ya están a un gran nivel en la actualidad tanto en ejecución instrumental como compositiva, y tal y como ellos comentan, rebosantes de creatividad, ¿de qué serán capaces en un futuro no lejano?

Avatar
Sobre Susana Masanés 81 Artículos
Aficionada a la música y los viajes, aunque no sabría decidir en qué orden. Cuando los combino, ¡lo más! Amante de aprender cosas de allá donde vaya, soy un poco la suma de los lugares que he visitado y las experiencias vividas. Daría la vuelta al mundo de concierto en concierto si de mi dependiera, pero las limitaciones terrenales me mantienen aquí y ahora, así que, ¡a sacarle el máximo partido!