Canciones perfectas: «Nutshell» de Alice in Chains

Subidos a la cresta de la ola tras enamorar a todo el mundo con la tríada perfecta de lanzamientos compuesta por Facelift (1990), Sap EP (1992) y Dirt (1992), Alice in Chains deciden aparcar el rock para componer un nuevo EP en formato acústico. Jar of Flies (1994) no solamente es un EP colosal, es seguramente uno de los mejores EP’s del rock de todos los tiempos. Solo es necesario tirar de hemeroteca para descubrir que éste fue el primer EP de la historia de la música en debutar en el número 1 de la Billboard 200, llegando a vender más de 140.000 copias en su primera semana solo en el mercado de los Estados Unidos y certificado como cuádruple platino por la RIAA. Incluso fue nominado a dos Grammy en 1995.

Escrito y grabado en tan solo una semana en los estudios London Bridge de su Seattle natal, Jar of Flies roza la perfección en todos los aspectos que podemos vislumbrar. Una perfección que ya rozaban con Dirt.

Tras la extensa gira mundial de Alice in Chains en 1993 para presentar Dirt, el despido del bajista Mike Starr durante la misma por su consumo de drogas, y la incorporación del bajista de Ozzy Osbourne Mike Inez, los miembros regresaron a casa en Seattle tras el final de su gira en Lollapalooza y se encontraron con que habían sido desalojados de su residencia tras no poder pagar el alquiler. Sin hogar, la banda se trasladó al London Bridge Studio de Seattle junto al productor Toby Wright, quien reservó los estudios para 10 días.

«Después de tocar música a todo volumen durante un año, llegábamos a casa y lo último que queríamos era poner los amplificadores a tope de inmediato. Ese material lo compusimos en los autobuses y siempre que teníamos tiempo libre. Hicimos Jar of Flies para ver cómo era grabar con Mike Inez. Entramos en el estudio sin canciones escritas, para comprobar la química. Todo encajó. Los sonidos y los tonos eran muy buenos. Pensamos que sería un desperdicio no sacar ese material.»

Comentó el batería Sean Kinney sobre ese momento tan peculiar.

«Nutshell»

El ambiente de Jar of Flies sigue siendo sombrío pero esta vez, su tono es más introspectivo. Cualquier canción ejemplifica a la perfección esta nueva sonoridad de la banda, pero “Nutshell” supera al resto en todo. Vemos a un Jerry desatado con unos arreglos cada vez más detallados. El ambiente es limpio, ni rastro del rasgueo de cuerdas de estilo grunge.

La letra fue escrita por Layne Staley y la música por el trío formado por Mike Inez, Jerry Cantrell y Sean Kinney. El bajista Mike Inez dijo sobre «Nutshell» cuando le preguntaron qué canción le hacía pensar más en Layne Staley tras su muerte:

“Creo que la número 1 para mí es «Nutshell». Layne era muy honesto escribiendo canciones. Y en «Nutshell» lo resumió todo para todo el mundo. Esa canción todavía me emociona cada vez que la toco. Se me saltan las lágrimas y, a veces, cuando tocamos en estadios, ponen un vídeo de Layne. Y miro y me veo a mí y a Jerry (Cantrell, voz y guitarra) y a Sean (Kinney, batería) mirando hacia otro lado. No estamos mirando al público, estamos mirando a Layne, y es genial que todavía exista esa canción para nosotros. Sí, es algo triste.”

Esta balada nunca llegó a ser single y suena muy distinta a sus obras más famosas de esta época, pero caló hondo entre los fans y sigue siendo una de sus canciones más populares. Alice in Chains la tocan en casi todos sus conciertos, y es un maravilloso homenaje al espíritu y la determinación de Staley.

Letra e interpretación

«We chase misprinted lies / Perseguimos mentiras mal impresas
We face the path of time / Nos enfrentamos al camino del tiempo
And yet I fight, and yet I fight / Y sin embargo lucho, y sin embargo lucho
This battle all alone / Esta batalla solo
No one to cry to / Nadie a quien llorar
No place to call home / No hay lugar para llamar hogar

Ooh
Ooh-ooh
Ooh
Ooh-ooh

My gift of self is raped / Mi don de sí mismo es violado
My privacy is raked / Mi privacidad es rastrillada
And yet I find, and yet I find / Y sin embargo, encuentro, sin embargo, encuentro
Repeating in my head / Repitiendo en mi cabeza
If I can’t be my own / Repitiendo en mi cabeza
I’d feel better dead / Me sentiría mejor muerto

Ooh
Ooh-ooh
Ooh
Ooh-ooh»

Como en otras canciones de Alice in Chains, el tema de las drogas es recurrente. Pero esta canción no se limita a la lucha contra la heroína. Staley también revela sus problemas con la fama («perseguimos mentiras mal impresas») y su batalla general con la vida moderna.

La era grunge de los 90 fue en gran medida una reacción a los 80, considerados una década de conformismo, corporativismo sin alma y música de radiofórmula. El espíritu de la juventud de los 90 era negarse a someterse a «la máquina», no tanto en un sentido político como personal y espiritual. Staley lo encarnaba («si no puedo ser yo mismo, me sentiría mejor muerto»). Era Staley en pocas palabras, pero también era el espíritu de los 90 en pocas palabras.

“Nutshell” significa «en una cáscara de nuez», es decir, un apretado resumen de su mundo interior.

Opinión del autor

“Nutshell» adquirió un nuevo significado tras la trágica muerte del cantante Layne Staley . Cuando escuchas esta canción hoy en día, es imposible no pensar en su muerte, y frases como «I’d feel better dead» («Me sentiría mejor muerto») son realmente escalofriantes.

Pese a las connotaciones que podemos atribuir y a la relación que podemos ver entre “Nutshell” y Layne, sobran los motivos para considerar que ésta es una canción perfecta. Tercera canción perfecta que escojo de Alice in Chains tras «Rain When I Die» y «Man in the Box». Una banda perfecta.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 974 Artículos
Rock en todas sus extensiones