Canciones perfectas: «Plug in Baby» de MUSE

Muse

Me resulta curioso tirar de hemeroteca y ver que solamente hay un artículo en la revista dedicado a Muse. Una de las bandas más trascendentes del rock alternativo de los últimos años y, sin duda, una de las más grandes de la actualidad.

Este 2021, los ingleses están de celebración con el 20 Aniversario de Origin of Symmetry y este viernes 5 de marzo celebran el primer pelotazo serio de la banda. El single “Plug in Baby” veía la luz y desde entonces todo cambió para ellos.

Origin of Symmetry

El segundo disco de Muse aterrizó en 2001 tras unas largas giras de presentación de su debut Showbiz (1999). La banda se había establecido firmemente como una de las nuevas bandas de rock más prometedoras y de más rápido crecimiento de Europa. Su álbum debut, Showbiz había alcanzado el puesto 29 en las listas de éxitos del Reino Unido, y dos de sus sencillos habían llegado al top 40. Si bien los críticos vieron el lanzamiento como un derivado de los grupos de rock más modernos de la época, vieron potencial en el grupo.

Con esto, en el transcurso del segundo año de la gira Showbiz, comenzaron a debutar en directo nuevas canciones. Si bien algunos de estos se quedarían en el camino, como el intenso corte acústico «Nature_1» y el lúgubre de dance-rock «Shrinking Universe», muchos de ellos se incluirían en su próximo lanzamiento. Disco que pronto se consideraría la obra maestra de la banda.

Pese a tener un estilo continuitista, este álbum está más orientado a los riffs y es un poco más oscuro que su predecesor ya que contiene varias canciones en que usan piano u órgano. Origin of Symmetry fue pensado como un álbum de estilo rockmás progresivo y con diferentes estilos vocales. La ambición detrás del álbum era mostrar el rock más duro y hacer más hincapié en los elementos excéntricos de la banda.

Artwork

En una entrevista de 2001, Matthew Bellamy declaró que el icónico artwork de Origin of Symmetry es

«una colección del trabajo de 14 artistas a los que se les ha dado el mismo título, por lo que, aunque cada pieza tiene un estilo radicalmente diferente, tienes la sensación de que hay alguna forma de continuidad a través de las percepciones de diferentes personas sobre el mismo tema».

«Plug in Baby»

La estructura de «Plug In Baby» es de rock electrónico escrita en si menor. Está impulsado por la guitarra y se mueve a un ritmo rápido de 135 bpm. El riff de guitarra se basa en gran medida en la escala armónica de si menor, con algunas alteraciones. Similar a «Showbiz», la canción comienza con un ritmo simple y se construye, antes de llegar al clímax con una nota vocal muy alta.

El rango vocal de Bellamy abarca desde C♯3 hasta F♯5, uno de los rangos más amplios en una canción de Muse. Posee un reconocible riff de guitarra como obertura del tema y que se utiliza como puente tras el estribillo.

Aunque forma parte del álbum Origin Of Symmetry, la canción fue grabada en versiones demo con anterioridad. De hecho tenemos constancia de ella ya en 1997. Fue tocada en varios conciertos antes de la salida del disco.

Al parecer, la banda estaba consumiendo hongos alucinógenos cuando lo grabaron. La demo de estudio de 1997 de «Plug In Baby» carecía del riff principal de la canción, aunque había numerosas similitudes en la letra y la estructura de la canción. «Plug In Baby» iba a ser regrabada bajo los deseos del sello Maverick para coincidir con una gira por Estados Unidos promocionando Origin of Symmetry. Como Maverick deseaba que Matt bajara el tono del falsete de la canción, Muse dejó el sello y «Plug In Baby», así como el resto del álbum, permanecieron inéditos en los Estados Unidos. Se desconoce si Muse volvió a grabar «Plug In Baby» y si esta versión todavía existe.

La canción se convirtió en el sencillo de la banda con las listas de éxitos más altos en el Reino Unido cuando alcanzó el número 11 en la lista de singles del Reino Unido, hasta que fue superada por «Time Is Running Out», que alcanzó el número 8 en 2003. Hoy, «Plug In Baby» es considerada una de las canciones más notables de Muse y ha aparecido en los álbumes en vivo Hullabaloo Soundtrack (2002), HAARP (2008) y Live at Rome Olympic Stadium (2013).

En la canción podemos encontrar al trío principal de artistas más unos músicos acompañantes. Matthew Bellamy se encarga de las voces, guitarra, piano y teclados. Chris Wolstenholme bajo y segundas voces. Dominic Howard de la batería y efectos de percusión.  En cuanto a los invitados, tenemos a Jacqueline Norrie y Sara Herbert, ambos con violin, Clare Finnimore la viola y Caroline Lavelle el cello.

“Plug in Baby» arranca con un sonido de guitarra chirriante similar al cierre de la canción anterior, pero este mucho más electrónico que metálico. Éste sonido nos permite tomar tiempo para caer rendidos al riff principal de la canción. Un riff interpretado por Bellamy y ahora icónico, secundado por ráfagas de impecable bajo de Wolstenholme.

En cuanto a la batería, Howard mantiene un ritmo frenético, que impulsa a la sección de cuerda a ir más ligeros o Howard les pilla. Cuando aparecen las voces, la guitarra se desvanece pero tanto el bajo como la batería no se inmutan ni por un segundo. La voz de Bellamy suena amenazadora y se pueden escuchar sintetizadores de fondo durante esta parte del verso.

El bajo, aunque no es tan agresivo como en los versos, continúa impulsando la canción durante el coro en el que Bellamy se desgañita a pulmón. Después de este estribillo, el riff principal se toca una vez más, aunque esta vez Bellamy continúa gimiendo sobre él, construyéndose gradualmente hasta convertirse en un grito poderoso y culminante. La guitarra, el bajo y la batería continúan durante unos segundos sin él antes de reducirse a la estática de la guitarra, que comienza a sonar cada vez más como un amplificador roto a medida que la canción llega a su fin.

Temática y Letra

Según Howard:

«Esa canción trata sobre poner emoción en algo que no tiene alma, como el osito de peluche de un niño o una computadora. Y también cómo sería si pudiéramos diseñar genéticamente cachorros que nunca envejecen».

Según Bellamy:

 «Creo que el coro probablemente se esté refiriendo a algún tipo de analogía del estilo de vida de las giras, de lo que se siente estar en el escenario tocando o lo que sea, pero como diciendo que en realidad, estoy dispuesto a sacrificar todo en mi vida personal por tocar música «.

Debido a las múltiples, y a menudo contradictorias, interpretaciones del significado de la canción, los fans generalmente la interpretan subjetivamente.

La letra, superficialmente, parece hablar sobre una ruptura amoroso. Una nota de despedida con la que el cantante cierra una relación de la que parece quejarse: «I’ve exposed your lies, baby» (he descubierto tus mentiras).

El estribillo, que irrumpe con fuerza guitarrera, nos introduce el tema de ciencia ficción.

«My plug in baby

crucifies my enemies

when I’m tired of giving»

(Mi chica cableada – crucifica a mis enemigos – cuando estoy cansado de seguir dando)

Esa chica cableada (o enchufada) bien pudiera tratarse de la guitarra del cantante y, por extensión, de una alegoría de la música. Bajo esta interpretación, el mensaje vendría a ser que aún le queda su arte, que le permanece fiel, frente a las veleidades femeninas. Sin embargo, las versiones anteriores de la canción mostraban mayor concreción. Según el propio cantante, Matt Bellamy, «Plug In Baby» era una exploración de las futuras posibilidades humanas y en especial de la realidad virtual, con su lado bueno y su lado malo.

Bajo este prisma, reinterpretamos la estrofa del estribillo. Frente a las relaciones entre humanos, que muchas veces son decepcionantes, corremos el riesgo de refugiarnos en un mundo virtual, en apariencia reconfortante y fiable, pero también insuficiente y vacío. Así lo dice la segunda estrofa del mismo estribillo:

«My plug in baby

in unbroken virgin realities

is tired of living»

«Mi chica cableada está cansada de vivir en indemnes realidades virginales.»

Al respecto, Bellamy, en 2018, relató que el tema «Plug In Baby» cuenta acerca del camino que el mundo puede transitar gracias a los adelantos de la tecnología, aunque, de forma curiosa, el nombre del tema fue tomado de un catálogo de productos del hogar llamado Argos, en el cual había un producto llamativo.

“Era como un monitor de bebé y se llamaba Plug in Baby. Vimos eso, pensamos que ese es un gran nombre para una canción”.

Videoclip

El video presenta una actuación de la banda en un dormitorio, junto con fotos de chicas con un tubo transformado y partes del cuerpo sintéticas al estilo de un tentáculo. La idea original involucraba la actuación de la banda, pero con miembros robóticos moviéndose a su alrededor, sugiriendo una máquina sexual mecánica.

En otras escenas aparecen también chicas sufriendo pequeñas descargas y molestias al interaccionar con aparatos eléctricos y que incluso parecen evidenciar estar siendo controladas. En apariencia, las chicas biónicas que rodean al grupo son perfectas, bellísimas, y se muestran sumisas, casi complacientes.

Sin embargo, la secuencia en la que se disuelven en nada más que un montón de cables, o esa sugerencia de que no poseen alma, iniciativa, nos deja entrever la segunda lectura. Se trata de una relación vacía, sin intereses ni desafíos.

El final, avanza un paso más en esta visión, cuando al terminar de tocar, vemos al cantante permanecer estático, en una pose de marioneta, insinuando que nosotros mismos corremos el riesgo de vaciar nuestra personalidad fiando demasiado en estas realidades artificiales.

El videoclip fue dirigido por Howard Greenhalgh y en él,  Matthew Bellamy usó una guitarra JT-Res.

Opinión personal sobre «Plug in Baby»

Muse es una de las bandas más originales y poderosas de los últimos lustros. Tienen en su catálogo canciones monumentales y es posible que la primera de ellas fuese este “Plug in Baby”. Una canción dinámica y con la capacidad de despertar un estadio entero. Una canción obligada en todas sus noches y una de las canciones favoritas de los fans de la banda.

Quizás para muchos de los lectores, Muse no tiene suficiente caché como para poder encumbrar alguna de sus canciones en éste concepto de perfecto. Pero personalmente creo que el rock de estadios es tan válido creando perfección como lo es una banda más compleja de rock progresivo. Siempe he considerado a Muse los Queen del siglo XXI, y hoy en día sigo pensando en ello.

Banda tan increíble como original, algo excéntrica pero siempre arriesgada y novedosa. Muse merecen estar aquí y “Plug in Baby” es una de sus mejores rolas.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 439 Artículos
Rock en todas sus extensiones